En pleno barrio de Arguelles, a unos metros del Corte Ingles, nos encontramos este restaurante asturiano de cocina casera cargada de tradición: Cocido madrileño, fabada, pote ...

Ordenar por:

relevancia fecha

27/03/2018

La montaña Madrid, especialidad fabada y cachopo

Resumen
VISITADO: Enero de 2018
PRECIO: €€ (menos de 25€ por persona sin bebidas)
AMBIENTE: Informal donde predominan los grupos tanto familiares como de amigos
DISTINCIONES: Relacion satisfacción precio; Recomendado

La montaña ubicada al lado del mismísimo metro de Argüelles ofrece cocina tradicional asturiana donde destacan la fabada y el cachopo.
El local está en un punto intermedio en cuanto al confort, ya que no se le puede considerar cutre como sucede en otros muchos asturianos de Madrid, pero tampoco podemos decir que tenga ningún lujo.

Las dos veces que he estado yo, las mesas han sido amplías, el servicio amable, los tiempos de espera correctos y no demasiado ruido a pesar de estar lleno el local.

El 95% de los comensales se decide por su fabada y por sus premiados cachopos y aunque tienes bastantes platos en la carta, si no eliges estos es posible que comas más caro y peor…. pero tú decides.

Precio:
─ La nota de esta comida fue de 30€ por persona todo incluido y de 22€ por persona sin incluir las bebidas (vino, agua, cafés, cervezas, refrescos, copas…).

Platos:
─ Fabada. Muy buena. Pedimos 3 raciones lo que significa que cada plato de fabada lo repartimos entre 2. No son raciones tan grandes como en otros asturianos pero desde luego no las podemos considerar pequeñas. La ración me parece adecuada para dos personas que luego quieren tomar un plato principal. También puedo decir que yo mismo sería capaz de tomarmela entera sin ningún esfuerzo.
─ Cachopos. Excelentes. En esta ocasión pedimos los dos que tienen en carta el de paleta ibérica y el de cecina. Los dos buenísimos pero los comensales decidimos por unanimidad que cuando volvamos pediremos el de cecina que nos gustó más, el de cecina. Ración contundente que se acompaña de unas patatas fritas caseras, muy buenas.

Postres:
─ De ahí pasamos a los postres y que pedimos tarta de queso, milhojas de crema, tarrina de tiramisú y arroz con leche. Para mí el plato ganador con diferencia fue la tarta de queso por lo que al final pedimos una segunda ración.

21/06/2016

El cachopo, la fabada, la sidra y el menú del día

Suelen poner aperitivos ricos como empanada, tortilla de patatas huevos rellenos de atún, ensaladilla y alguna cosa más.

Me encantan sus platos de cuchara: la fabada, buenísima y el pote asturiano, las lentejas, la sopa de pescado y la de cocido. También muy buenos la ropa vieja, el salmorejo, la ensalada con queso de cabra, las croquetas y el pastel de puerros para primer plato.

De plato fuerte, pescados y carnes muy ricos. El cachopo está buenísimo, también los cachopines, el codillo asado con puré de patatas, el cogote de merluza, el bacalao a la plancha, los dados de pitxin rebozados, los calamares en su tinta y el entrecot al cabrales. Ah, y cocido los miércoles.

De postre: el arroz con leche con costra, muy bueno y la manzana asada riquísima. También, flan de huevo, tarta de queso y hojaldre con crema pastelera.

19/10/2015

Cachopo

Muy rico el cachopo, sobre todo el de cecina. Lo ponen con patatas y pimientos asados.
No es tamaño pantagruelico, es largo pero fino, muy jugoso. Se lo puede comer uno bien.
Buenos entrantes y bien de precio. Comida de grupo veinticinco por cabeza con algún postre y entrante.
Tienen bacalao a la dorada!
Esa tortilla crea adicción, como dice el camarero ;-)

02/04/2013

Genial

Hoy me ha sorprendido este restaurante, cuando pensaba que un menú barato tendría que ser, necesariamente simple, escaso o de poco agrado. Para nada lo que ofrece este restaurante: comida muy bien elaborada y rica, abundante y con un excelente trato, con educación y buen gusto. Una relación calidad-precio excelente, sin duda.

13/10/2013

Casa de comidas clásica con muy buen trato

Muy buen trato y buenos guisos; para comer de cuchara.

13/03/2009

Excelente Casa de Comidas

Una de esas casas de comidas de toda la vida en la que uno redescubre el amor por la buena cocina. Aquí aprendí yo a amar la comida, estaba al lado de mi antigua casa y venía a menudo, siempre me han tratado con la cordialidad más atenta del mundo. Muchos restaurantes de estrellas y tenedores ya podrian aprender de aquí. A mediodía suele estar lleno y no toman reservas, conviene ir pronto. Por la noche está más tranquilo y sueles tener mesa sin problema.

La comida son platos tranquilizadoramente reconocibles: sopa de pescado, revuelto, callos, pote asturiano, fabada asturiana, lomo de buey, merluza de pincho, etc. La carta no es muy largo pero en pocos sitios tienen tan buena materia prima, cocinada con tanta honestidad y saber hacer. Siempre me resulta difícil elegir, me gusta todo. Al final acabo eligiendo siempre platos de cuchara (potes, cremas, sopas). De postre es obligatoria la tarta de queso, la mejor de madrid. El menú del día son sólo 12,50 euros, comer a la carta sale por unos 20-25 euros.

Manteles y servilletas de tela.

05/10/2010

Cría fama...

Al igual que Antonio, después de visitar esta casa de comidas el pasado viernes a mediodía, creo que las opiniones que había leído sobre ella son muy benévolas. Y yo no voy a opinar sobre la decoración del local, que considero un aspecto secundario. Quizás el menú del día (12,5 €) merezca la pena, pero no así comer a la carta: resulta muy caro y la calidad es muy discutible. Yo fui con tres amigos el pasado viernes, 1 y pagamos ¡más de 170 €! por: 1.- unas raciones al centro —bastante escasas, por cierto— de pastel de espárragos (insípida), croquetas (normalitas) y "pixín" (rape) frito (¡a 22 euracos!, y encima el pixín de lo más vulgar), 2.- 4 platos de verdinas con carabineros (las verdinas, más bien secas y poco sabrosas; llegué a pensar que eran de bote, aunque no sé si se comercializan en conserva, la verdad…), y 3.- una ración de tarta de queso para compartir entre todos (demasiado dulce; la dejamos casi entera). Es cierto que pedimos dos botellas de un crianza 2007 de Pago de los Capellanes, a 25 € la botella (precio, creo, razonable), pero eso no justifica los ciento veintipico eurazos que nos cobraron. En fin, avisados quedáis. Yo, desde luego, no repetiré.

03/10/2010

No entiendo que veen en este restaurante. Hay poca variedad de platos, la decoracion es minimalista pero sin estilo con solamente algunas fotografias de Asturias, la comida es igual a que cualquier uno come en cualquier restaurante de toda la vida...
Decoracción: Ventanas no optimizadas, paredes poco decoradas, luz regular
Comida: regular. Los postres son de supermercado o sin sabor
Camareros: simpáticos
Precio: más caro que el previsto

13/11/2008

Casa de comidas

Casi en la esq con Alberto Aguilera, esta casa sirve muy buenos platos de cuchara a precios bastante ajustados. Si es entrediario, el mejor menú de la zona.

Uno de los nuestros

11/09/2007

Excelentes pucheros

Los pucheros son la estrella de la casa. Voy muy a menudo en comidas de negocios - a todos los guiris que llevo les apasiona -. Las lentejas, las fabes con almejas, los callos, todos los guisotes son espectaculares. En los pescados bajan algo más.

El único problema es que habitualmente no reservan.

Por cierto, el servicio además es muy simpático. Camareros de los de toda la vida, sin pretensiones ni actitud de estarte haciendo un favor.

Normalmente tienen buenos riojas además como vino de la casa.

Muy recomendable.

09/09/2007

Fernando Encinar lo descubrió en septiembre de 2007

Una casa de comidas estupenda‚ por el Corte Inglés de Princesa

Conozco La Montaña desde hace muchos años. Está justo enfrente el Cortefiel que hace esquina‚ y a escasos 20 metros del Corte Inglés de Princesa. Es un restaurante pequeño‚ extraordinariamente bien atendido por unos camareros de siempre‚ eficaces‚ simpáticos y rápidos. La cocina‚ al final de la segunda sala en alto‚ es vista y puedes ver trajinar a los cocineros de acá para allá.
Me gusta ir a mediodía. Tiene uno de esos menús imbatibles y por poco dinero comes generosa y estupendamente: Cocina tradicional‚ de la tierra‚ guisada con cariño y platos riquísimos y preparados de forma casera. De postre una de las mejores tartas de queso de Madrid.