Restaurante La Montería

La Montería ha cumplido hoy medio siglo, agradecemos el apoyo y la confianza que nos habeis dado. Nos encantaría invitaros a disfrutar un buen vino o una cerveza bien fresquita, muchisimas gracias por estos años.

Ordenar por:

relevancia fecha

10/03/2013

Poco a poco nos va ganando, aunque no hace nada por ello porque casi nunca se puede entrar y cuando entras, no tienes espacio ni para pinchar un poco de tus raciones. Quizás por eso han empezado a hacer una obra, que parece que va a una reforma total. Veremos cómo reaparece, de capacidad, de disposición del local y esperemos que con los mismos platos, que son muy buenos, aunque quizás un poco pesados por exceso de elaboración la mayoría.

moviedo

Han hecho una rehabilitación relámpago (38 días, dicen) y el resultado ha sido muy positivo: todo más blanco, con sensación de limpieza. La carta no ha sufrido cambios, pero sigue igual de apetitosa. Yo no había llegado a estrenar el comedor y al hacerlo he podido apreciar el excelente servicio. Por lo que a lo principal respecta, los platos con salsa son los más logrados, aunque dejen un punto de hartazgo. Pero el punto es perfecto. También tomamos un rodaballo con verduras que estaba muy bien.
Mejora aún más. ¡Adelante!: para mí, La Montería y La Castella superan a los archihablados Laredo y Arzábal.

13 de mayo de 2013

31/08/2012

Hijos del Agobio lo descubrió en marzo de 2007

El mejor tapeo de Madrid

A mi gusto uno de los sitios con más encanto de Madrid, no por antiguo ni por la decoración, sino por lo bien que se come y lo agradable que es el servicio.

El encargado es un figura. Cuando digo tapeo me refiero a raciones, en Madrid no existen tapas, es un mito urbano.

Es especialmente recomendable el venado, el rabo de toro y el atún rojo con samorejo. Ojo, está siempre hasta la bola de gente

Actualización. El arroz meloso con rape; cómo explicarlo, se me saltaron las lágrimas, ¡qué cosa más deliciosa!.

Actualización de la actualización. Bar de referencia en Madrid de racioneo, en ningún sitio he comido mejor, a un precio ajustado ni me he sentido tan cómodo por el trato y la simpatía del personal que trabaja. Antes he enumerado una serie de platos, pero la verdad es que da igual lo que pidas, o está bueno o está buenísimo. Es mi vara de medir de los demás bares de racioneo de Madrid. Infinidad de veces he salido de locales pensando... "Pa qué innovo me tenía que haber ido a la Montería."

13/08/2012

Para las raras ocasiones en que no está lleno

Para los aficionados al tapeo, como el que suscribe, La Montería tiene un problema que no es baladí: Entrar. Son muchas las veces que pasamos y pocas las que recalamos pues su éxito lo hace complicado, no es cuestión de estar como en un vagón de metro en hora punta intentando comerse algo que requiere de dos manos (un tigre) y beber un vino.

La otra noche el mes de agosto nos hizo un hueco y pudimos deleitarnos con un rabo de toro deshuesado, unas delicias de merluza y, como no, dos tigres (Muy ilustrativa la pantalla de TV a modo de carta aunque tenga poco encanto)

Me llamo la atención que su Rioja crianza de la casa, un decente Hacienda Grimón, costara a 1,80€ la copa, a ver si toman nota los hosteleros madrileños.

Total que por algo más de 40€, varios vinos incluidos, nos fuimos tan ricamente cenados con el raro placer añadido de haberlo hecho sentados en banquetas y sin agobios de gente.

19/02/2013

Es la tercera vez que voy y todas han sido un éxito. La última vez fue con mi Peña Gastronómica dejo aquí un link con la reseña en nuestro blog:

colegasdevaldeon.es/2013/02/la-monteria

22/03/2012

Buena taberna, buena RCP

Hace unas semanas tuve la oportunidad de ir por primera vez a este restaurante, el cual me habían recomendado distintas personas. La Montería se ubica al noreste del Retiro, zona especialmente fecunda en cuanto a tabernas de renombre se refiere (Taberna Laredo, Arzabal, la Catapa...). La primera impresión que causa el restaurante es de un local sin demasiadas pretensiones, tanto en el exterior como en su siempre concurrida barra. Atravesando el local, llegas al salón principal que presenta un aspecto más formal si bien el espacio entre mesas es algo justo. Sin ninguna pretensión, es un lugar en el que te encuentras cómodo. El servicio fue más que correcto, con ganas de agradar pero sin llegar a ser empalagoso. En la carta, sobre todo en los segundos, predominan los platos de caza. Ante nuestra indecisión a la hora de hacer la comanda, la ayuda del maitre fue muy útil, ya que nos recomendó probar varias medias raciones individuales para degustar más variedad de lo que ofrecía la casa. Tal y como he mencionado en anteriores posts, me parece un gran acierto este formato, ya que resulta de gran comodidad. En esta ocasión eramos dos comensales.

- Como primer entrante compartimos las Gambas Gabardina Invertidas (11,90€), que resultó ser el plato más flojo de la noche. El tempura demasiado grueso y grasiento escondía en exceso el sabor de la gamba.

- El segundo entrante fueron los Boletus con Huevo Trufado (12,80€), excelentes. La proporción de los tres ingredientes estaba en su justa medida.

- Continuamos el ágape con un Rabo de Toro Deshuesado con Patatas (14,50€). Buenísimo. Las patatas estaban impregnadas de la salsa del guiso y la carne era pura mantequilla.

- Por último llego el plato estrella, la Presa de Bellota al Queso (15,60€). Contrariamente a lo que ocurre habitualmente, el queso no robaba todo el protagonismo a la carne. Un gran acierto.

Semejante festín merecía ser acompañado de un gran vino como El Puntido (36€).

La cuenta final ascendió a 48€/persona.

El precio de esta cena viene condicionado por el vino. Con una elección más comedida, la cuenta final hubiera reflejado la excelente relación calidad/precio de este establecimiento.

En definitiva, una taberna todoterreno con la que siempre quedas bien.

Más restaurantes en guiaumami.com y en twitter @GuiaUmami

13/09/2012

Sitio emblemático, pero muy lleno...

La Montería es un sitio de los míticos de Lope de Rueda. Todo está muy bueno, la verdad, desde la caza a las cosas más innovadoras. El problema que tiene es que para tapear no es nada cómodo. El local es muy estrecho y siempre está hasta arriba. Siempre que paso echo un vistazo, y si no hay mucha gente entro, pero si está lleno hay mil opciones por la zona que están muy bien.

09/03/2014

Muy buen tapeo por el Retiro.

Montería = tigre. Muy buenos los huevos trufados con boletus.

25/01/2012

TABERNA MUY CORRECTA (TANTO EN CALIDAD COMO EN PRECIO)

Siguiendo con las tabernillas de esa zona (Arzabal, Laredo) y un poco harto de comida sofisticada o japonesa, fui a este sitio en busca de comida tradicional pero de gran calidad y más o menos eso es lo que encontré.

El comerdor es enano, por lo que o reservas o ni de coña tienes mesa.

El ambiente está cargado por lo que si eres no fumador lo puedes pasar un poco mal.

El servicio es algo lento ya que para las 5 mesas que hay prácticamente sólo había un camarero.

La decoración es normal, nada cutre pero no te esperes nada del otro mundo.

Respecto a la comdia, están muy muy ricas las gambas invertidas. No se las puede llamar gambas a la gabardina xq no se parecen en nada. Estos son langostinos totalmente fritos que te los comes con cabeza, que por cierto es donde más sabor se concentra.

Las láminas de foie y mango normal, un plato que no merece la pena pedir ya que te lo haces en tu casa cualqueir día en 1 minuto.

El salmorejo sí estaba muy muy bueno.

De segundos, la perdiz estaba rica. Yo me la esperaba más estilo escabechada con la carne suave y jugosa pero no es así. Viene con una espesa y deliciosa salsa y la carne de la perdiz viene blanca estilo pollo.

El rape con cremoso de arroz estaba rico aunque el arroz dejaba mucho que desear. De hecho, salvo en el Quenco de Pepa nunca he comido un arroz que no sea SOS y que esté delicioso. El rape poco hecho, como me gusta.

El hojaldre de perdiz estaba muy bueno.

No tanto el hojaldre de presa ibérica.

Los postres, la crema/helado de queso estaba delicioso (aunque le sobran las ciruelas asquerosas), y las natillas no dejan de ser danone, o casi.

Vinos a muy buenos precios.

Todo, con 2 de vino, entre 4, a unos 46 euros por barba. Precio correcto.

Un buen sitio para ir y comer bien.

29/11/2011

Muy bueno

Tres veces he estado en La Montería - dos en barra y una en el pequeño comedor- , y todas me gustó, si bien es verdad que prefiero la barra a la mesa en ese bar.
Lugar con buen ambiente, siempre hasta arriba, y a veces hasta complicado con hacerse un hueco en la barra, pero cuando se logra, llega lo bueno: la comida.
Como bien dice abajo "Hijos del Agobio", raciones que no tapas, pero estupendas en todo caso.
La ventresca con pimientos asados está de muerte, el boletus con huevo trufado exquisito, el rissoto con hongos espectacular, y lo mejor para mi, el atún rojo con salmorejo. Grande!
Lo recomiendo, sobre todo si va a la barra; el comedor es algo insulso.

26/08/2013

Mahoudrid te recomenda: La Montería

Especializado en espléndidos platos de caza (jabalí, venado, lomo de corzo), este establecimiento acaba de cumplir su primer siglo de edad, lo que bien merece ser celebrado con alguno de los mencionados platos estrella, o también con una buena ración de tigres -mejillones rellenos-, que aquí son un clásico inevitable. Las gambas en gabardina y la ensalada de perdiz son igualmente obligados. Más moderno desde la obra realizada en 2003, todo está supervisado por el gerente del lugar, Miguel Angel Román. Y si lo prefieres su concurrida barra ofrece también un tapeo y unas raciones de altura.

20/06/2011

Una pena

local mítico en el barrio de retiro, no creo que haya nadie del barrio que no lo conozca por una u otra cosa.
pequeño local con encanto, barra larga y estrecha, que abre a un comedor de colores y luces sobrias y acogedoras. servicio correcto, a pesar de que los días que están muy llenos (siempre), se echa de menos a alguién fuera de barra para comandas, y no tener que empujar en la barra como si estuvieramos en un garito. la gente de sala correcta también, y las veces que he ido, en tiempos adecuados.
desde luego para mí ha sido un sitio clave para tomarme unas cervezas o unos vinitos acompañados de los grandiosos tigres, o de cualquier otra especialidad de la casa. a destacar su solomillo de jabalí al romero, aunque cualquier caza que os toméis no os va a defraudar. con una carta de vinos aceptable, la relación calidad precio es más que buena.

hace meses, que ni yo, ni mi pareja, pisamos este sitio, por mucho que me pese, porque me encantaba. esto a raiz, de ver como uno de los encargados de la barra, en un último turno por la noche, vaciaba el contenido de las copas de vino sobrante de los clientes, a una botella de vino medio empezada....lamentable....estoy seguro que son cientos los trucos existentes en hostelería para reducir aún más los costes, pero por favor, al menos ahorrarme el verlo. desde entonces, no he vuelto, por la simple razón, que por desgracia pienso, que si en barra es así, en cocina prefiero no imaginar.
espero que esto cambie pronto, y que no ocurra nunca más ni por delante ni a espaldas de los clientes, porque fama y éxito tienen la suficiente, como para estar con esas cosas.

sanz sanz

Hola Alex, me extraña lo que comentas.
Como bien dices es un local mitico y que no hay nadie que no lo conozca. Estarás conmigo que la gente que lo frecuenta sabe al igual que tu que es lo que se come y lo que se bebe y si algo no gusta dejan de ir. Por lo que me extraña que rellenen una botella de vino con los sobrantes de las copas, la gente lo notaria y dejariaan de ir, y no tiene pinta de estar vacio. A parte de la fata de encesidad de hacer eso por la tirada de vino que tiene al mes.
Un saludo

8 de julio de 2011

alex navascues

sanz sanz, capuleto; respeto vuestra opinión, y entiendo vuestra sorpresa, os aseguro que la mía fue bastante mayor...
lejos de lo que insinuas capuleto, está crítica no destructiva por otro lado, no es más que un toque de atención, y si con ello logro que no vuelva a ocurrir, habremos ganado todos.
nadie está exentos de errores y este hecho podría considerarse
como algo aislado, sin embargo, los mejores no se lo pueden permitir, de ahí mi crítica.
un saludo a los dos,

26 de julio de 2011

sanz sanz

es que sigo dudando que ocurriera y deberias rectificarte en publico

5 de abril de 2012

alex navascues

sanz sanz, sigue dudando lo que quieras. no pienso rectificar algo que no solo vi yo, sino que vio también mi pareja.
en cualquier caso, como dije hace ya tiempo, ofende que dudes de mi honradez.

un saludo,

12 de noviembre de 2012

21/09/2011

Excelente RCP

Qué se puede decir de un local que lleva tantos años en la cresta de la ola... La fidelización que consigue de sus clientes, entre los cuales me apunto, se debe a una mezcla perfecta entre producto, servicio y precio.

Por destacar algo de su mimada carta el atún rojo son salmorejo, el risotto con boletus y los callos. De su bodega, lo mas destacable es que no te la clavan con los precios. Y del personal, no se pude destacar a nadie, todos son grandísimos profesionales. Y de su conjunto, la excelente Relación/Calidad/Precio

La barra animadísima, a veces a reventar. El pequeño comedor, perfecto para comidas de negocio y cenas de ocio.

Un placer ir, volver y repetir.

22/12/2009

Estupenda cocina escondida detrás de un bar

Ni el exterior ni el bar de la entrada te hacen sospechar que se trata de un sitio tan estupendo. Parece una casa de comidas sin más.

Cuando entras al fondo, a la sala, te encuentras un ambiente distinto, con una luz suave y bien puesto. Las mesas quizá algo juntas y al final cuando se llena la sala puede ser algo ruidoso, pero un sitio agradable en cualquier caso. Puede ser un problema si te se sienta un fumador al lado (es todo fumador), pero es uno de esos sitios para comer bien, una comida de mercado casera y bien cocinada con un servicio amable que se toma el tiempo para escucharte y atenderte bien. La cocina es tradicional pero con toques de modernidad, como en las lonchas de foie con mango o las gambas en gabardina (que se comen enteras). Comer sale por unos 50 euros.

Manteles y servilletas de tela.

22/12/2009

para comer bien por el Retiro

hay sitios que desconoces y que cuando los descubres sientes un enorme placer porque llegas a un lugar donde comer es un gusto, te atienden estupendamente, la carta de vinos es generosa, con propuestas interesantes. Si te dejas aconsejar podrás apreciar un Mendoza de Alicante rico. Aunque sea caro sientes que la relación calidad/precio está bastante bien ajustada

pues eso es la montería. un pequeño restaurante por el barrio del Retiro, con pocas mesas, mucha amabilidad y donde se come estupendamente bien. Las gambas invertidas es un plato fabuloso: gambas completamente rebozadas en las que te comes la pieza entera, cabeza incluida ;-) Superado el primer shock, reconozco que están deliciosas. Salen mejor los pescados que la carne (al menos la mía estaba un poco dura) pero vamos, que muy bien.

Hay que reservar con tiempo porque el espacio es pequeño y la demanda mucha. No tienen zona de no fumadores :(