Restaurante La Montería

La Montería ha cumplido hoy medio siglo, agradecemos el apoyo y la confianza que nos habeis dado. Nos encantaría invitaros a disfrutar un buen vino o una cerveza bien fresquita, muchisimas gracias por estos años.

Ordenar por:

relevancia fecha

20/06/2011

Una pena

local mítico en el barrio de retiro, no creo que haya nadie del barrio que no lo conozca por una u otra cosa.
pequeño local con encanto, barra larga y estrecha, que abre a un comedor de colores y luces sobrias y acogedoras. servicio correcto, a pesar de que los días que están muy llenos (siempre), se echa de menos a alguién fuera de barra para comandas, y no tener que empujar en la barra como si estuvieramos en un garito. la gente de sala correcta también, y las veces que he ido, en tiempos adecuados.
desde luego para mí ha sido un sitio clave para tomarme unas cervezas o unos vinitos acompañados de los grandiosos tigres, o de cualquier otra especialidad de la casa. a destacar su solomillo de jabalí al romero, aunque cualquier caza que os toméis no os va a defraudar. con una carta de vinos aceptable, la relación calidad precio es más que buena.

hace meses, que ni yo, ni mi pareja, pisamos este sitio, por mucho que me pese, porque me encantaba. esto a raiz, de ver como uno de los encargados de la barra, en un último turno por la noche, vaciaba el contenido de las copas de vino sobrante de los clientes, a una botella de vino medio empezada....lamentable....estoy seguro que son cientos los trucos existentes en hostelería para reducir aún más los costes, pero por favor, al menos ahorrarme el verlo. desde entonces, no he vuelto, por la simple razón, que por desgracia pienso, que si en barra es así, en cocina prefiero no imaginar.
espero que esto cambie pronto, y que no ocurra nunca más ni por delante ni a espaldas de los clientes, porque fama y éxito tienen la suficiente, como para estar con esas cosas.

sanz sanz

Hola Alex, me extraña lo que comentas.
Como bien dices es un local mitico y que no hay nadie que no lo conozca. Estarás conmigo que la gente que lo frecuenta sabe al igual que tu que es lo que se come y lo que se bebe y si algo no gusta dejan de ir. Por lo que me extraña que rellenen una botella de vino con los sobrantes de las copas, la gente lo notaria y dejariaan de ir, y no tiene pinta de estar vacio. A parte de la fata de encesidad de hacer eso por la tirada de vino que tiene al mes.
Un saludo

8 de julio de 2011

alex navascues

sanz sanz, capuleto; respeto vuestra opinión, y entiendo vuestra sorpresa, os aseguro que la mía fue bastante mayor...
lejos de lo que insinuas capuleto, está crítica no destructiva por otro lado, no es más que un toque de atención, y si con ello logro que no vuelva a ocurrir, habremos ganado todos.
nadie está exentos de errores y este hecho podría considerarse
como algo aislado, sin embargo, los mejores no se lo pueden permitir, de ahí mi crítica.
un saludo a los dos,

26 de julio de 2011

sanz sanz

es que sigo dudando que ocurriera y deberias rectificarte en publico

5 de abril de 2012

alex navascues

sanz sanz, sigue dudando lo que quieras. no pienso rectificar algo que no solo vi yo, sino que vio también mi pareja.
en cualquier caso, como dije hace ya tiempo, ofende que dudes de mi honradez.

un saludo,

12 de noviembre de 2012

26/06/2010

Un tanto decepcionante

Relación calidad precio regulín, sin duda no buena.
Fuimos atraídos por las opiniones 11870, tal vez por ello nos decepcionó más.
De aperitivos boquerones fritos (bien), pimientos de padrón (buenos, no excelentes), cazón en adobo (bien).
El lugar pequeño (unas 9 mesas) y ruidoso, decoración correcta, sin más.
Me quería dejar aconsejar en los vinos, como recomendaba otra opinión: imposible: no se dignaron pese a preguntarles, parecían con prisa y eso que éramos la primera de las 9 mesas.

Espárragos verdes en tempura: mal. Creo que un japonés se nos echaría al cuello ofendido por denominar tempura a tal reboce semiaceitoso.
Salmorejo: muy bueno.
Atún rojo: sabor interesante, el acierto del semicrudo le da un toque especial.
Rape con arroz meloso: el rape, a la plancha, razonablemente fresco, si bien un pelín de excesiva plancha, que apaga su sabor; además, algo soso (odio la sal excesiva, pero su punto de sal es necesario). En cuanto al arroz "meloso": no, no, no!, meloso es otra cosa, en este caso el arroz estaba estilo "arroz con leche", un grano superhinchado, mal. En cuanto al sabor, esperaba algo más.
Postres: crema de queso: buena.

Pan: variado, apariencia atractiva, pero un tanto seco. Por cierto: lo terminé pero nadie me preguntó si quería más.
El servicio: "desaparecidos en combate", atención únicamente para servirte el siguiente plato, y eso que llegamos los primeros.
En resumen: Por 90 y pico euros (con vino de 19E) existen mejores alternativas, sin duda.
Entre las 2 y las 3 estrellas, dada la ausente amabilidad (ojo: no bordes, simplemente "distantes", en todos los sentidos) de los camareros, me inclino por 2 estrellas.