Restaurante La Montería

La Montería ha cumplido hoy medio siglo, agradecemos el apoyo y la confianza que nos habeis dado. Nos encantaría invitaros a disfrutar un buen vino o una cerveza bien fresquita, muchisimas gracias por estos años.

Ordenar por:

relevancia fecha

14/12/2016

Mi barra favorita de Madrid.

La montería me trae buenos recuerdos, me evoca a buen rollo y buena comida, me recuerda a un bar abarrotado y a tres tíos tras la barra haciéndose con todo el bar.

Visita obligada al menos una vez al mes, y es que yo aquí me siento como en casa, es el ejemplo de las tres B's a la enésima ponencia.
Se come de escándalo, actualizan periódicamente la carta, te lo pasas de fábula solo de ver el movimiento de los camareros detrás de la barra, y es imposible salir de allí sin una sonrisa.

Su atún es espectacular, el pastel de perdiz, el benado, el rabo de toro.... y un largo etc

20/09/2016

La Montería es uno de esos sitios especiales donde todo lo que pidas está excelente

La Montería es uno de esos sitios especiales donde todo lo que pidas está excelente; siempre da gusto volver por lo bien que te trata Uge. De todos los sitios del blog, es donde más hemos ido. Normalmente solemos ir para tomar algo en la zona de barra (hasta los topes los fines de semana), pero esta vez decidimos ir al comedor (muy recomendable reservar antes).

Pedimos siete entrantes, todos muy buenos, buñuelos de bacalao y tabule de piña, donde destacaba el rebozado del bacalao y el contraste que marcaba el tabule, muy rico, tal vez le faltaba un poco más de sabor. Un pulpo frito con puré de boniato, que se deshacía literalmente en la boca, parecían calamares de la suavidad, con un rebozado excepcional, el puré de boniato que le acompaña muy rico. Fuera de carta nos aconsejaron un lomo de ventresca de bonito al lemon grass, impresionante, la salsa es brutal, y la ventresca de bonito de primera calidad. También pedimos lomo de atún rojo Bluefind con brotes y soja, que es uno de los platos estrella; no puedes ir a La Montería y no pedirlo, muy bueno. Para acabar con el pescado, ventresca de atún rojo Bluefind con alioli de ajo negro, excepcional. Luego seguimos con un risotto de setas silvestres, el punto del arroz estaba muy bien logrado, y las setas con mucho sabor. Por último, cerramos los entrantes con otro plato estrella de La Montería, no puedes ir a La Montería y no pedir al menos un plato de caza, ragout de venado con patatas fritas en brunoise, la carne muy tierna y el sabor de salsa con vino es espectacular, dan ganas de que no se acabe nunca, pedimos que viniera con patatas fritas en brunoise (en cuadrados) en vez de arroz basmati, a nuestro gusto le pega más.

Como platos principales, pedimos un solomillo de ternera a su manera con salsa de pimienta, el sabor y punto de la carne genial, el punto de los espárragos trigueros muy logrado, entraría dentro del top de mejores solomillos que hemos probado. Y otro plato de caza, solomillo de venado con vino y foie mi cuit, textura de la carne magnífica, sabor de la salsa al vino brutal, y el foie mi cuit le daba un realce genial; iba acompañado de manzana crujiente con canela, muy muy buena; y una uchuva (Physalis peruviana) que daba un contraste de sabor genial.

Acompañamos la comida con un rioja Marqués de Murrieta reserva 2010, muy bueno.

Para rematar, como postre pedimos los buñuelos de chocolate, para mi gusto el postre estrella de La Montería, toda una explosión de sabor en la boca.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:
zampurreando.com/2015/12/19/la-monteria

Miss Migas

Esos buñuelos de chocolate son la leche, los recuerdo con amor.

20 de septiembre de 2016

04/06/2016

Pequeña gran sorpresa

Local pequeño, la barra imposible de gente y detrás una diminuta sala con nueve mesas. Espacio pequeño y sin luz natural, pero bonito, simple, limpio y agradable.

Mesas con manteles blancos de hilo y bonita cristalería y vajilla. El trato es muy profesional y atento.

Buenos detalles desde el comienzo. Medio plato de fritura variada como aperitivo, buena oferta de pan y servicio de los entrantes en platos individuales. Excelentes puntillitas. Uno de los mejores risotos de setas que jamás he probado. Muy bueno y abundante el Morillo de atún. La Raya con mantequilla un escándalo. Solomillo perfecto de punto y muy sabroso. Y los postres exquisitos. Petit fours y un vino dulce de invitacion completaron la comida.

Sin duda trabajan con un excelente producto, muy bien trabajado y acompañado de un servicio excelente.

Es para volver sin dudarlo.

Al salir casi no podíamos cruzar el bar porque la zona de barra estaba llena hasta decir basta. El único pero.

06/02/2016

epic barra

He estado en La Montería varias veces y me acabo de dar cuenta de que no la tengo en agenda. ¡Fallo gordo!

Es un sitio para atornillarse a la barra y que te sirvan lo que sea, porque sabes que va a estar bueno. Siempre me acuerdo del tartar de atún que probé aquí hace cienes de años que se me cayeron las bragas al suelo

Servicio super pro siempre.

Admito que nunca he pasado de la barra y me falta probar el restaurante. Pero la barra ya me colma.

Pena que no pueda ir todo lo que quisiera.

Miss Migas

Yo he estado en el restaurante unas cuantas veces (y tampoco lo tengo guardado!) y creo que es mejor opción la barra, aunque esté abarrotada normalmente...

5 de febrero de 2016

Comelomano

Te aconsejo que pruebes el restaurante también. He comido varias veces y tiene una RCP muy buena. Ademas tienen platos buenísimos como las gambas invertidas, la caza y el atun. La barra es un imprescindible de la zona.El problema ahora, es elegir entre tanto imprescindible por la zona.

6 de febrero de 2016

01/03/2015

Un sitio fundamental

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/02/07/la-monteria-madrid

"De entrantes, una ensalada de tomate con jamón ibérico y parmesano. ¡Qué tomates señor! ¡Y en esta época! Todavía los estoy saboreando. Parmesano y jamón siempre son bien, pero unos tomates. Mi vida por un tomate. Luego, unas setas con trufa negra, ¿qué tendrá la trufa que siendo tan poca cosa deja siempre ese gusto tan sensual? Pensad que ha sido un gorrino en muchos casos quien la ha encontrado, y que no deja de ser un pedrolo negro. Escuchad, da gusto la trufa.

En los segundos, variedad. Yo me incliné por morrillo de atún con salmorejo de pimientos. Ahí tienen la foto, desenfocada, tener delante la pieza me hacía perder el pulso. Unos trozos sabrosos, se deshacían con mirarlos, en su punto de sal, deliciosos, con ese salmorejo tan delicado, pero con tanta personalidad que hacía relamerse. Hay momentos en los que un hombre se enfrenta a un plato brillante y entonces ¿qué hacemos? Comer despacio, más despacio, para saborear más, para que el momento no pase nunca. Dicen que hay carrillada de jabalí a veces, pero no siempre, por lo que se ha de estar atentos para encontrar la oportunidad de pedirla. La caza es especialidad del lugar, ojo a próximas visitas.

Entre anécdotas de nuestras hazañas fueron cayendo los platos, estas comidas de camaradería tienen su importancia, se ha de hacer piña y disfrutarlo comiendo. Postres, todos escogimos. Había unos buñuelos de chocolate con una pinta tremenda, pero yo me lancé a por una crema de queso con coulis de ciruela. Tengo un problema con los postres, estoy en guerra abierta con el azúcar pero cuando voy fuera y me los encuentro, no me resisto. La repostería artesanal es mi perdición. Aunque había tablas de quesos, que siempre son un excelente postre, y que apunto para la próxima.

Una comida excelente, en un sitio de calidad, todo a cuarenta euros por cabeza. Muy competitivo, muy recomendable."

17/03/2015

producto, buena cocina, servicio, vino....

Después de tres visitas en los últimos 6 meses, pasa a la categoría de favoritos cuando lo que buscas es cocina tradicional con un puntito de renovación. Sólo he ido a la parte de restaurante, no a la barra, que por lo que he visto siempre está llena y no es muy grande. En el restaurante, pocas mesas, pequeñas y un poco juntas. Decoración sobria, pero elegante, y muy buen servicio de mesa: manteles, copas, platos... todo de muy buen nivel. Y el servicio se desvive por agradar!

en cuanto a la comida, de gran nivel con recetas clásicas: muy bien la fritura (especialmente las gambas, imprescindibles), el salmorejo es muuuy bueno, los callos también... y bordan tanto los platos de caza como los pescados, normalmente fuera de carta pero con bastantes opciones, especialmente el atún. Mención aparte para la bodega: muchas referencias, muy buenas y te aconsejan muy bien. Los postres también están muy bien, sobre todo los buñuelos...

sale por unos 40 a 50, en función del vino, pero creo que lo vale de sobra.

19/08/2014

Directo al Top 1 de barras. Buen producto y mejor servicio.

Esto es lo que pasa cuando aúnas calidad en el producto y un equipo de camareros que realmente disfrutan con su trabajo (o al menos lo parece).

Sitio con solera, yo recuerdo haber probado aquí mi primer mejillón tigre cuando los teléfonos eran de disco y el walkman era más modenno que las google glass.

Ahora la decoración es mucho más moderna: barra blanca inmaculada, tabueretes de madera clara...pero en su día creo recordarlo con su barra clasica y sus cornamentas (de adorno, ojo) en la pared.

Media entrada, imagino que fuera del desierto agosteño estará más petado que el metro de Tokio.

Nuestra opción:

Media de atún con salmorejo. De los mejores que he probado. Se deshace en la boca, solo marcado a la plancha y guardando todo el frescor.

Ortiguillas. Perfectas de cantidad y de fritura.

Risotto. El acabose. Un plato considerable con el arroz en su perfecto punto.

Dos postres: uno pedido (torrija) y otro invitado.

Total con 154 copas de vino tinto + 2 de vino dulce : 50 euros.

Servicio enrollado, simpático, atento...no sé qué más añadir.

Conclusión: este clásico de Madrid va directo a mi Top 1 de barras, y aunque las comparaciones son odiosas y cada sitio tiene su encanto, creo que supera a Cañadío y a Laredo.

Me queda probar la opción mesa y mantel.

volga

154 COPAS DE VINO TINTO?!! XD

19 de agosto de 2014

acme

De mesa está muy bien también, no obstante es algo incómodo para algo formal porque es enano, las mesas están muy juntas y hace un kena de la hoxtia

19 de agosto de 2014

Sr Rodriguez

Buena barra. No vamos más a menudo porque el local es un poco kk y me resulta incómodo, pero buen sitio

19 de agosto de 2014

spider72

Victor: tranquilo era una simple figura literaria, fueron unas 8 o así que ya está bien

19 de agosto de 2014

spider72

Acme: pues paso entonces. Es la misma carta?

19 de agosto de 2014

volga

Ya me imaginaba. Me consta que vas fuerte a los sitios, pero 154 me parecería ir demasiado fuerte.

19 de agosto de 2014

acme

La carta tiene más cosas pero ortiguillas, salmorejo y arroces tendrás.

19 de agosto de 2014

Miss Migas

La comida de Reyes de mi prole ha sido aquí desde hace por lo menos diez años y siempre fenomenal. Tienen unos buñuelos de chocolate espectaculares!!!!

22 de agosto de 2014

spider72

Me lo anoto para la vuelta...estuve a punto de pedirlos...

28 de agosto de 2014

17/06/2014

Tapeo de calidad por zona Retiro

me encanto todo lo que tome... especial mencion al atun con salmorejo que nos pusieron, estaba de muerte.
Boquerones fritos y no se que mas pedi...

Cañas bien tiradas en copa, camareros de toda la vida, que se acuerdan de todo lo que pides sin necesidad de apuntar y super eficaces...

lo unico malo es que estaba a reventar y cenamos apretujados de pie en la barra... pero como todo por la zona, Laredo, Arzabal, etc.

25/03/2014

Salmorejoooo

Me gusta cenar de picoteo en la barra. Salmorejo espectacular.
------
Revisión octubre 2013
Esta vez en el restaurante y con reserva. Menos mal porque la barra estaba de bote en bote!
De entrada salmorejo para compartir; me gustan mucho estos sitios que te dan todas las facilidades del mundo para compartir los platos y te lo sacan incluso ya emplatados en mitades.
De segundos ragout de venado con arroz, sencillamente espectacular, y solomillo de venado al vino con foie. Se nota a lo que veníamos verdad?
Con dos copitas de ribera cada uno, agua y café a unos 30 euros persona. Me parece una relación calidad-precio buenísima teniendo en cuenta el servicio y la atención.
Dos detalles buenísimos, nos tomamos una caña en la barra y al pasar a la mesa se lo comentamos al camarero y nos dijo que estábamos invitados, eso es un profesional!!!
El segundo detalle fue que pensábamos pedir una ración de cazón también para compartir y nos dijo la chica que igual era mucho y que ya nos sacaba una tapilla. Sencillamente genial, porque efectivamente si que habría sido demasiada comida.
--------
Revisión marzo 2014
Cena entre semana 4 personas. Tras dos cañitas en la barra con su correspondiente aperitivo, decidimos rematar en mesa con unas zamburiñas, tartar de atún y rabo de toro deshuesado. Todo riquísimo.Triunfamos con nuestros amigos! Es un sitio estupendo para quedar bien sin dejarte demasiado dinero y encima siempre está muy animado si decides quedarte en la barra.
----
Again marzo 2014
Es que no me canso... Eugenio un crack. Ayer en la barra: salmorejo, unas monterías (invitación de la casa) y media de adobo. Qué contentos nos fuimos para casita!
----
Otra vez marzo de 2014... upsss voy a tener que dejar de actualizarlo.
Ayer, aparte del consabido salmorejo, tomamos fuera de carta sepionets y morrillo de atún rojo, ambas cosas espectaculares.

acme

Cuando llegue al época del salmorejo no se que vas a tomar :)

25 de marzo de 2014

24/03/2014

De mis preferidos en Madrid

La calidad de la materia prima excepcional, el personal es único (y de siempre) y el propietario un auténtico crack de la cocina, y excepcional persona.
No te cansas de repetir. Nosotros normalmente cenamos en barra pidiendo platos de carta, presentación muy cuidada y platos muy completos. Precio super razonable para la calidad que ofrecen. Algunos de nuestros favoritos son arroz meloso con merluza, tataki de atún, huevos trufados, salmorejo,...
Siempre nos gustará más que Laredo, Arzábal, La Castela (todos buenísimos pero Laredo se ha subido a la parra con los precios y les falta algo que La Montería tiene).

05/09/2014

Cinco estrellas en comida. El sitio quizá un poco pequeño y algo ruidoso si hay mucha gente (creo que siempre)

Pero sólo por disfrutar de la comida merece la pena. Servicio sobresaliente

15/01/2013

SENCILLAMENTE FABULOSO.

Siguiendo la ruta de los restaurantes de la zona, probamos este fin de semana La Montería. Y de nuevo, tengo que añadir otro genial restaurante a mi lista de favoritos.

En cuánto a decoración es bastante austero y frío, nada comparable a su vecino Laredo. Pero en cuánto pruebas el primer plato, se te olvida completamente.

Te ofrecen varios tipos de pan: centeno, chapata y candeal (cuando llegamos ya no quedaba más que uno de centeno), y un aperitivo de fritura muy muy bueno.

Como nos ocurre habitualmente, al llamarnos la atención tantos platos, consultamos si podíamos pedir medias raciones. La Srta que nos atendió nos indicó (bastante seca), que en la zona del restaurante no era posible.
Mal empezamos... con la buena pinta que tenía casi todo...

Tras decidirnos, nos toma nota un chico bastante más amable y al ver todos los platos que nos apetecía probar, nos sugiere pedir medias raciones de algunos de ellos. Por si acaso, no preguntamos más… Pero me queda la duda si finalmente será posible pedir medias raciones (Por si el restaurante toma nota de las sugerencias, lo recomendaría encarecidamente!!).

Pedimos varios platos, todos para compartir:

-Salmorejo cordobés. Muy bueno.
-Boletus con huevos trufados. Excelente!!.
-Adobo (1/2 ración). Ummmmmm…..
-Setas silvestres. Estaba bueno, pero no fue lo que más nos gustó.
-Cremoso de arroz y queso (1/2 ración). En mi opinión, plato estrella, imperdonable no probarlo!!.
-Rabo de toro deshuesado (1/2). Quizá lo que menos nos gustó.

Y tras esta fabulosa comida, no podíamos marcharnos sin probar algún postre:

- Torrija con helado de vainilla: muyy buena.
- Crema de queso: Creo que es uno de los postres más exquisitos que he probado en mi vida!!.

Todo lo mencionado, un par de copas de cava y agua: 42€ persona. Servicio atento y muy amable.

Creo que es difícil pedir más… Estoy segura que volveremos a menudo.

17/11/2012

gran descubrimiento

lo tenía como pendiente y ha sido uno de los descubrimientos de la temporada.

servicio, calidad, precio... todo muy bueno

Fuimos 2 y nos sentamos en el restaurante. Nos pedimos 2 raciones y un plato principal, todo para compartir. La sorpresa fue que nos sirvieron cada ración separadas en 2 platos, cambiando los cubiertos en cada plato. Un detalle que nos encantó.

El atún rojo con salmorejo es el mejor plato de atún que he probado nunca. Exquisito, hecho por abajo y crudo por arriba... lo comería todos los días. Luego nos sirvieron boletus con huevo trufado, muy muy rico, y por último mollejas de lechal con patatas fritas cortadas en cubos pequeños.

Muy recomendable, pienso repetir.

31/08/2012

Hijos del Agobio lo descubrió en marzo de 2007

El mejor tapeo de Madrid

A mi gusto uno de los sitios con más encanto de Madrid, no por antiguo ni por la decoración, sino por lo bien que se come y lo agradable que es el servicio.

El encargado es un figura. Cuando digo tapeo me refiero a raciones, en Madrid no existen tapas, es un mito urbano.

Es especialmente recomendable el venado, el rabo de toro y el atún rojo con samorejo. Ojo, está siempre hasta la bola de gente

Actualización. El arroz meloso con rape; cómo explicarlo, se me saltaron las lágrimas, ¡qué cosa más deliciosa!.

Actualización de la actualización. Bar de referencia en Madrid de racioneo, en ningún sitio he comido mejor, a un precio ajustado ni me he sentido tan cómodo por el trato y la simpatía del personal que trabaja. Antes he enumerado una serie de platos, pero la verdad es que da igual lo que pidas, o está bueno o está buenísimo. Es mi vara de medir de los demás bares de racioneo de Madrid. Infinidad de veces he salido de locales pensando... "Pa qué innovo me tenía que haber ido a la Montería."

21/09/2011

Excelente RCP

Qué se puede decir de un local que lleva tantos años en la cresta de la ola... La fidelización que consigue de sus clientes, entre los cuales me apunto, se debe a una mezcla perfecta entre producto, servicio y precio.

Por destacar algo de su mimada carta el atún rojo son salmorejo, el risotto con boletus y los callos. De su bodega, lo mas destacable es que no te la clavan con los precios. Y del personal, no se pude destacar a nadie, todos son grandísimos profesionales. Y de su conjunto, la excelente Relación/Calidad/Precio

La barra animadísima, a veces a reventar. El pequeño comedor, perfecto para comidas de negocio y cenas de ocio.

Un placer ir, volver y repetir.