Un espacio que desde los noventa sigue cautivando a jóvenes y no tan jóvenes. Una carta muy asequible donde priman las tapas, pequeñas pero creadas para compartir.

Ordenar por:

relevancia fecha

11/07/2016

La Musa es "La Bomba" y "el Bao"

Como viene siendo habitual, cada viernes al salir de la oficina buscamos dónde reponer energías y desconectar y con ese fin en esta ocasión nos trasladamos hasta el restaurante la Musa de Malasaña.
Hace ya tiempo que un amigo nos dijo que la comida estaba rica y era un sitio chulo para tapear, si bien es cierto que la referencia en concreto la hizo sobre el otro local que tienen en la Latina, aunque el primero de ellos “el original” es el de Malasaña sito en la misma calle Manuela Malasaña nº 18.

Para nosotros el principal reclamo es que tienen la cocina abierta todo el día, pero al final lo que inclinó la balanza favorablemente fue el hecho de haber leído muy buenas reseñas.
La comida, al estar su carta basada fundamentalmente en el formato tapa, no deja de ser un picoteo por lo que no esperéis acabar atiborrados pero la relación calidad-precio y la elaboración de los platos lo convierten en un destino muy recomendable.
Para beber para variar nos decidimos por una botella de cava brut nature que nos trajeron en una curiosa “ice bag”, puede que sea bastante habitual pero en nuestro caso era la primera vez que veíamos el invento.

Lo primero que tomamos fue la “ensalada caprese de búfala y pesto”. El tomate estaba muy bueno.

Después nos trajeron el “Carpaccio roll de ternera con parmesano, rúcula y tomate cherry”, una forma bastante original de presentar el convencional carpaccio. No obstante, no terminó de convencernos ya que en el relleno abundaba la rúcula en exceso y en conjunto resultaba un poco seco. Preferimos la presentación tradicional.

En tercer lugar llegaron las empanadillas japonesas, otro de los platos sobre el que habíamos leído criticas muy favorables y que para nuestra sorpresa nos dejó bastante indiferentes, fue el que menos nos gustó.

A las empanadillas les siguió un sorprendente “Pan bao relleno de langostinos” que contra todo pronóstico consiguió desbancar al que habíamos tomado reciente en Tandem. Delicioso.

Pero para nosotros la mejor tapa sin lugar a dudas fue (y valga el juego de palabras) la “bomba”, patata rellena de carne. Muy sabrosa y con un rebozado súper crujiente.

Terminamos la comida con el “Taco de ropa vieja con cilantro”. Muy rico y del que hay que destacar que sirven con la salsa aparte por si a alguien no le gusta el picante.

El personal fue agradable y diligente, siendo destacable la rapidez con que sacaban los platos pues aunque era una hora tardía, el local estaba prácticamente lleno.
Pero lo mejor de todo fue el precio que no llegó a 24 euros por persona, un precio excepcional si se contemplan todas las cosas que probamos.

Se trata de un sitio muy recomendable para un tapeo informal, sobre todo si lo que buscas es comer bien y que no te saquen los cuartos.

21/08/2016

Tapas y platillos ricos en local moderno y a buen precio

Agosto 2016

06/09/2016

Buena opción

Paseando por Malasaña vimos este sitio y nos apeteció entrar. Decidimos tomar un brunch y me pareció excelente. Era a media mañana y no había mucha gente, la decoración del lugar es agradable, al igual que la música escogida. Son detalles que ayudan a crear un buen ambiente.

19/12/2015

En Malasaña. Uno de los sitios modernos del barrio. Pero sin haberse vendido a modas a pesar de los años que lleva abierto. Un valor seguro.

28/04/2015

Justete, para pasar un rato con amigos

Llevo una semana de grandes comilonas y buscábamos un local donde poder tomar algo mas ligero y relajarnos y charlar un rato. Al llegar el sitio estaba hasta arriba, pero la espera se paso rato tomándonos una Paulaner de barril bien tirada.

Al sentarnos el camarero nos supo aconsejar bien en la comida que pedir ya que la cantidad estuvo bien, demasiado incluso, pero bien, buena atención.

Cuando fue llegando la comida es cuando nos quedamos más fríos. Lo primero que probé fue la tempura. En este punto debería dar un aviso para quien no me conozca, vivo en Japón, así que quizá sea demasiado tiquismiquis con la tempura, pero allá va mi crítica: Fue la peor tempura que he comido en mi vida. El rebozado se asemejaba al de los calamares que me ponían en el comedor de mi colegio, eso no es, ni será jamás un rebozado de tempura. Las verduras han de estar frescas y crujientes a pesar de haber sido fritas ya que es algo rápido, no obstante no era el caso. Así pues mi consejo HUID DE LA TEMPURA!

El resto de platos eran correctos, salvo dos excepciones. Una buena y una mala. Empezaré con la buena para no parecer que solo doy palos. El mortero. El mortero es un guacamole al que le han dado una vuelta. Te traen en un mortero los ingredientes a forma de ensalada y tu lo machacas en el mortero y queda un guacamole muy fresco y rico, la idea me encantó, sin duda fue mi plato preferido. Lo malo fue el sushi, de nuevo quizá el vivir donde vivo quizá afecte pero el resto de comensales tampoco estuvieron contentos. Unos rollos de no se que con no se cuantos sabían a arroz con cosas y sésamo, de nuevo no creo que se pueda llamar sushi a eso. Pero ya el colmo del insulto culinario me pareció le panmaki algo así. Se trata de un maki "rollo" que en lugar de arroz lleva pan y que deja en pañales al "León come gamba".

Aun y con todo le doy 3 estrellas, el sitio me gusto. De precio es correcto con 2 cervezas y algo de postre compartido (no hago mención a ellos porque fueron normalitos) salimos a 18 euros por cabeza. El ambiente era algo agradable, música estilo chill out relajada aunque a veces un poco alta para mi gusto, pero un buen lugar donde encontrarte con tus amigos para una cena distendida. Volvería? Pues si alguien lo propusiera no me importaría pero habiendo tantos y tan buenos restaurantes en Madrid preferiría ir probando otros.

Moraleja: No pidáis nada que tenga origen japonés ;)

06/02/2015

Puntuación 8

Gran sitio que no conocía en un uno de los barrios más castizos de la capital de España.

Nos sentamos en una mesa larga donde puedes compartir cena con personas completamente anónimas. El servicio joven y muy atento.

Tomamos croquetas de jamón y boletus. Las de jamón de las mejores que he probado compitiendo a cara de perro con las de Casa Mono. Crocantes y nada grasientas. Las de boletus menos de mi gusto.

Añadimos al repertorio unas empanadillas japonesas. El nombre realmente te cautiva. Muy ricas la verdad con su salsita de soja. Algo para mojar como un buen hummus con una receta especial. Además en vez de utilizar el pan de pita, eran como una especie de doritos muy tostados. Genial estos dos platos.

Para terminar un cucurucho de rabas. Estaban como rebozadas a lo bestia pero muy sabrosas.

Lo acompañamos con un vino Rueda que no se nos subió a la cabeza.

50 pavos, sin mantel y una servilleta de tela de cuadritos pequeña pero suficiente.

Este sitio es casi tan bueno como mi querido 29 Fanegas. Lo recomiendo y seré un visitante asiduo.

03/11/2014

Original

Estuvimos cenando el sabado 1 de noviembre de 2014 y la carta me pareció muy original, hay un poco de todo, wok, nachos, california roll, hamburguesas, hummus..etc
Muy variado, muy bien presentado, y muy animado.
El hummus de berenjena muy rico, las empanadillas japonesas buenísimas, los california roll normales pero con un toque diferente estaban bien; el chili de ternera muy rico también.
Para repetir y probar más cosas de la carta.

25/02/2013

Platos originales y encanto

Sitio más bien pequeño en una calle estupenda, Manuela Malasaña.
El local está bien, fantástica la idea de los baños. Los platos son originales, los que he probado estaban ricos. Muy bueno el dip de crema de berberechos con chips de plátano.
La opción "degustación de tapas" es buena idea, para dos o tres personas, aunque creo que son platos un pelín más pequeños que los normales.
Y, como debe ser, hay más de un tipo de cerveza, casi todas mainstream, pero con opciones interesantes.
Repetiré.

19/08/2014

Tapeo creativo, por ejemplo

Sitio recomendable en su dia. Son raciones de comida de diseño, pero igualmente sabrosas y suculentas. Es tipo bar, camareros por doquier.

17/06/2013

Comida normal, pero bastante barata y en un sitio de moda.

Restaurante moderno y sencillo, en el que la comida tiene una calidad razonable a un precio fantástico. El servicio no es gran cosa, pero mejor que en Lateral, lo que hace de La Musa un más que digno sustituto. Eso sí, la próxima vez -que la habrá-, evitaré los postres. Y os aconsejo reservar o ir a horas tempranas.

Si queréis ver más y con fotos: lascenasdeingrid.com/2013/06/17/la-musa-malasana

02/11/2012

Este sitio antes estaba mas o menos bien. Comida de batalla con pretensiones de sofisticación (más que nada por la presentación, la verdad), pero ahora se les ha ido la olla. Los precios son los mismos, pero las raciones son ridículas. Con deciros que nos trajeron una ración con tres croquetas que nos pensamos que era la tapa de las tres cañas que habíamos pedido...
Siempre está lleno. No lo entiendo, debe ser por la falta de oferta gastronómica que tenemos en el barrio, que aquí nada más que viene la gente a beber... garrafón.