Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina creativa en Madrid

La Otra Casa - CERRADO

Nos gusta la buena mesa y sentirnos como en casa, por eso hemos diseñado un local de ambiente relajado donde disfrutar de platos auténticos basados en las materias primas para que nuestros amigos y clientes disfruten con nosotros de buenos momentos. Buscamos una cocina elaborada y económica con productos de tempor...

Ordenar por:

relevancia fecha

06/09/2016

volviendo a lo básico

Está claro que para muchas cosas el tiempo de la tontería se acabó.
En este restaurante entras y parece que no andaban sobrados de medios económicos para montarlo: el suelo está deteriorado, las mesas están compuestas con lo justo (servilletas de papel y un mantel descojonante),el camarero va en vaqueros en plan mú colegui, y en las paredes han colgado todos los cuadros, dibujos, etc, que han conseguido en rastrillos y algunos amigos artistas; unas lamparitas compuestas con gracia, etc.
Puese tratarse de un estilo decorativo que yo no entiendo muy bien,pero da la impresión de falta de medios económicos.
A continuación llega la comida, y entonces luce la importancia de lo básico.
Cocina muy bien elaborada, de modernidad contenida, suculenta y muy bien resuelta.
Y sobre todo los precios.Es descacharrante comer así por menos de 20 euros.Resulta de todas todas baratísimo para la calidad de lo que se ofrece.
Cocina muy seria a pesar de que el ambiente resulte tan desenfadado-básico.

13/10/2015

Calidad pero mejorable

Fui con dos amigos a este local que tenía fichado desde hacía tiempo, decoración agradable sin ser gentrificado ni tampoco cutroso: un híbrido interesante en el corazón de Lavapiés.

A favor:

Buen servicio, el encargado es un tipo amable y atento que da las explicaciones precisas y te pregunta con sinceridad si te ha gustado.
El local.
Platos como el arroz con verduras, los chipirones rellenos de butifarra o el pez mantequilla a la plancha.

En contra:
Raciones algo pequeñas
Lentitud: más de diez minutos hasta que nos hicieron caso y nos bebimos casi la primera botella hasta que llegaron los primeros platos
Esa jugada francesa de ofrecer vinos que no bajan de los 17 euros.

Compartiendo todo, 32 euros por persona (dos botellas de vino)

29/07/2015

Un restaurante agradable con tapas bien presentadas.

Éramos tres para picar algo de noche y nos encontramos de pronto en esta Otra Casa llena de buenas promesas.

Como positivo destacaré las deliciosas croquetas (bien crujentes por fuera y cremosas por dentro) y los postres de piña colada, mousse de yogur de almendras y wasabi (ambos de sutiles sabores y nada pesados) y unas trufas. Y también la diligente atención de sala (aunque fueron un poco cicateros con el aire acondicionado).

Como negativo mencionaré la escasez de la ración de pulpo a la brasa ofrecida por 16 euros fuera de carta (y que estaba muy buena) y las patatas rellenas, muy bien presentadas pero poco rellenas.
Bebimos dos cervezas y un agua.
El precio correcto (unos 15€ por persona) aunque no salimos hartos.
Sería deseable una carta algo más amplia, si bien las propuestas que había eran bien sugerentes.

En resumen: habré de volver para confirmar las promesas.

10/02/2015

Realmente la otra casa

Buen sitio para comer por el centro sin que te sientas turista y realmente como en casa, tanto por el estilo del sitio,como por la comida y el trato de los camareros.

Fuimos un fin de semana por lo que no probamos el menú y comimos de carta. Como punto positivo para empezar, posibilidad de pedir medias raciones.

La carta no tiene muchos platos pero te dan ganas de probarlos todos. Nosotros nos decidimos por:

- Media de ceviche de corvina (7,5 €). Bastante rico.
- 4 croquetas (1,1 € unidad) de leche fresca de oveja. Muy recomendables.
- Media de pulpo a la brasa (9,4 €). Un poco duro, no volvería a pedirlo.
- Media de gnocchi con pecorino trufado (6,3 €). El plato que más me gustó, muy bien hechos y con muy buen sabor.
- Media de alitas de pollo (5 €), acompañadas por una salsa de pico de gallo que le daba un buen toque.
- De postre una piña colada (4,5 €). Un vasito con piña en diferentes texturas que estaba realmente bueno.

Con dos copas de vino la cuenta fue de 43,8 € para dos personas.

Lo dicho,un sitio muy recomendable.

spider72

Joé que variado no? cebiche, pasta, alitas...¿tienes alguna fotillo?

11 de febrero de 2015

Lou co

Es lo bueno de las medias raciones!! :)
Fotos no tengo, me lo apunto para la proxima visita.

11 de febrero de 2015

15/03/2015

Una re-visita decepcionante

La Otra Casa era uno de nuestros sitios preferidos en Lavapiés, por su buena relación calidad-precio y su ambiente acogedor, pero nos ha decepcionado en nuestra última visita (hace ya un tiempo que no íbamos).

En primer lugar, nos sorprendió que hayan quitado las opciones de menú a 15 y 17 €, uno de los principales valores añadidos del sitio. Ahora solo se puede pedir de carta, lo que supone un considerable sobreprecio para unas raciones que, estando buenas, son algo escasas.

Pero encima el servicio tuvo un día nefasto: esperas interminables, nos avisan de que varios platos se habían acabado un buen rato después de haberlos pedido, traen las hamburguesas frías, se equivocan en la cuenta...

Esperamos que haya sido un mal día y que recuperen una opción tan interesante como la del menú de tres platos, porque la verdad es que nos hemos quedado bastante chof después de esta última visita...

16/07/2015

Eso es, la otra casa

Comimos a buen precio en el sótano, el local es bonito y los camareros agradables, pero lo sorprendente es que me pusieron un gazpacho que sabe exactamente igual que el de mi madre. Lágrimas como puños.

23/05/2013

Cocina espectacular a precio imbatible.

Pocos lugares hay en Madrid que tengan un concepto tan acertado para combatir la crisis y atraer clientes. Platos originales, de sabores cuidados, bien cocinados, a precios sorprendentes. Puedes pedir casi todos los platos además en media ración con lo que es fácil probar muchos platos distintos. El servicio además es cercano y encantador, sin dejar de ser amables a pesar del trote de gente que pasa por el local. No me sorprende que la comunidad de 11870 le haya dado las 5 estrellas y declarado de lo mejor. Eso sí, es un local pequeño, conviene reservar. Cenas por unos 15-20 euros.

Mantelitos de tela. Servilletas de papel.

Con El Morro Fino

Este será nuestro próximo fichaje ;)

2 de julio de 2013

Ms_Gourmet

pues que pena que lo que yo me encontré ayer cuando fui, no tiene nada que ver con los comentarios por los que me guié. Restaurante acogedor, sí... a pesar de que las mesas están un poquito cojas. Se me hizo muy extraño tener que esperar 20 minutos a que me trajeran la carta porque estaban usándola otras mesas. Y no sé qué le pasaría ayer al cocinero / organización/ previsión, para que tardara tanto no , lo siguiente, en salir los platos. De lo poco que pudimos catar, debo decir que escaso, muy escasito, las ensaladas...brillan por su escasa proporción. En fin, que me llevé un chasco increible y no sigo escribiendo porque aún tengo un cabreo monumental y no me gusta escribir dejándome llevar por el cabreo que una intenta ser objetiva y cabreada es difícil. El resultado fue terminar de cenar en Bombay, restaurante Indio en Tirso de Molina.

7 de junio de 2014

Ms_Gourmet

pues sí, iremos de nuevo a ver si confirmamos los buenos comentarios.

7 de junio de 2014

10/04/2014

Muy agradable y riquísimo.

Por fin he podido pasarme a probar el menú de mediodía. Al principio es un poco lío lo de los 3 o 4 platos, sobre todo porque te dan ganas de probar todos. Consejo: no te saltes los postres, son espectaculares.

El local es muy agradable, si bien había muy poco gente (jueves a mediodía) la música acompañaba a la conversación y te permitía desconectar.

El servicio muy atento y de ayuda de cara a aconsejarte qué platos elegir.

Pedimos menestra y ceviche de primero, muy ricos, y hamburguesa de rabo de toro y chipirones de segundo. Ambos espectaculares.

Ojo, no es un menú barato, con cafés y un par de cañas sales a 20 por cabeza.

Me queda pendiente venir a cenar de carta, y nos han comentado que van a meter un menú degustación con raciones más pequeñas de muchos platos así que habrá que estar atento.

Perfecto para comida de negocios tranquila o para cenar con buena compañía.

28/01/2014

Nos gusta comer bien y, si además de esto, lo hacemos dentro de un menú diario, nos damos por muy satisfechos.

En La otra casa tienen una carta abierta muy dinámica con menú incluso los fines de semana, que puede ser normal de 3 platos ó de 3 platos con postre: pulpo con aceite de rúcula, papa rellena de morcilla, lomo bajo con patatas incluso un típico cocido madrileño son algunos de los platos que saboreamos en nuestra visita

Sin duda, una buena opción para comer bien, tranquilamente y salir de allí satisfecho.

Puedes leer el post completo aquí: conelmorrofino.com/2013/12/30/la-otra-casa

21/06/2015

Rica cocina creativa, sencillo pero bien puesto y precio excelente (20€/pax). Lavapiés / Antón Martín

Buenísimas las croquetas de leche de oveja y jamón. Buen ambiente. 20€/pax

12/07/2014

Ni fu ni fa

O no supimos elegir los platos más acertados de este lugar o bien esperábamos más a tenor de los comentarios de esta web.
Si bien los platos son originales, las cantidades se nos antojaron muy justitas, en algunos casos como las ensaladas difíciles de compartir.
Bien es cierto que los precios son más ajustados que la media de Madrid, pero salir con hambre de un restaurante no es buen síntoma.
El trato, decoración, música y pan, excelentes.

19/05/2014

Rico y confortable

Me gustó el sitio. Los camareros muy agradables. Además, como en el piso de abajo no había nadie, nos dejaron bajar a la perra.

Pedimos tres menús degustación (en los que eliges un primero, un segundo y un principal de la carta) para compartir. En total probamos:

-Las croquetas, muy ricas, un 8.
-La Gilda, bien. Un 7.
-El ceviche de pulpo, rico. Otro 7.

-Las ensalada de burratina bien, un 7.
-La ensalada de falafel, buenísima. Un 8.
-La vieira rica, un 7.

-La hamburguesa de rabo de toro con puré de patata, de la que pedimos dos, más normalita. Un 6.
-Los chipirones muy ricos. Un 8.

Probamos los tres postres que había (no recuerdo los nombres :-( y los tres bien, sin destacar ninguno.

Al final con una botella de vino, dos cañas, cafés y un chupito pagamos 100 euros. El menú se supone que son 21, pero sin bebida ni cafés.

Satisfechos. Tal vez yo la que más. Y sí que lo recomiendo.

08/04/2013

Gran relación calidad-precio

Después del comenatario de @gordolobo tenía unas ganas de tremendas de ir, y la verdad es que la experiencia ha estado francamente bien.
El funcionamiento básico es el siguiente: tienes una carta o una serie de menús que, en función del precio, te incluyen más o menos platos. Como un menú del día, pero todos los días de la semana, incluso por la noche, .
Nosotros nos decantamos por el menú de cuatro platos:
- Tiraditos. Era la alternativa a las espumas de gin tonics. Estaban riquísimos. De hecho les sugerimos que lo añadiesen a la carta.
- Ceviche. Muy bueno también, aunque los quicos estaban como muy secos.
- Los raviolis rellenos de manitas de cerdo, tampoco estaban nada mal.
- Espencat. Una especie de escalivada. Si no llega a ser por el queso de cabra me hubiese parecido un plato más bien sosete.
- Lasagna de rabo de toro. Es un plato contundente, quizá demasiado, pero si te gusta el rabo de toro pero odias la textura, pruébalo, está francamente bueno.
- Presa ibérica. Quizá el plato más desconcertante de la noche. La carne estaba buena y en su punto, pero tenía un toque de canela que no acabó de gustarme. Si hubiesen dejado la canela solo en la salsa no hubiese estado nada mal.
Y respecto a los postres, tanto el banoffi de plátano como el crumble de manzana estaban bien.
El tamaño de las raciones no estaba mal, no son enormes, pero para cenar me parecieron más que suficientes. Todo acompañado de una botella de cava (nada ostentoso, alrededor de 12€).
Total unos sorprendentes 25€/px.
Muy muy recomendable.

EandradA

Parece que lo que te ha convencido ha sido el precio porque con respecto a los platos, casi todos tienen pegas.

8 de abril de 2013

JJPerez

No, ni mucho menos, pero me he destacado el precio porque para la variedad, y la calidad, de los platos que incluye un menú me pareció que estaba bastante ajustado.
Volviendo a los platos, que quizá no fuí lo bastante claro en el comentario. En mayor o menor medida me gustaron todos, incluso la presa y la lasagna. De hecho creía que había quedado claro que lo tres primeros platos son intachables, porque lo de los quicos, si te fijas en la foto, es testimonial (era un comentario más para ellos que para el resto). Y el Espencat, mezclando las verduras y el queso, estaba bueno, es decir, el plato está bien si sabes cómo comerlo. Si a esto sumas que, como también ponía, los postres tampoco estan mal (y siento no ser más efusivo pero el dulce no es lo mio) tienes una opinión positiva del 75% del menú.
Que los otros dos platos tienen, desde mi punto de vista, sus cosas... si, pero el balance general es muy positivo (4/5) y si tengo ocasión volveré.

9 de abril de 2013

05/01/2014

Apartamento cuco y céntrico. Una ganga ideal para estancias cortas.

Si se hiciera un guía de restaurantes similar a Supervinos (amazon.es/Los-Supervinos-2014-vinos-supermercado/dp/8415070365), creo que La Otra Casa entraría seguro. Aun siendo Madrid más cara que otra ciudades españolas, cada vez hay más sitios donde cocinan con mimo a un precio ajustado. Se puede elegir menú de 3 (16 euros) o 4 (19 euros) platos. Todos los platos tienen un toque distintivo, buena calidad de los ingredientes, y se emplastan con gracia. Sólo nos decepcionó un entrante a base de patata y morcilla, que tenía demasiado de lo primero. Cierto que las raciones son escasas para mis estándares, o eran que ahora estoy intentando comer menos y más sano.

El local se me hace atractivo, con esas magníficas cristaleras y espejos que dan la sensación de estar un piso más alto, y acogedor, gracias a la decoración y disposición de las mesas. Aunque entiendo que también pueda resultar pelín agobiante. La decoración del local, con tanto cuadro, es un tanto recargada, aunque mola perder la vista en todos ellos. El servicio fue amable y razonablemente rápido.