La Parrilla

Ordenar por:

relevancia fecha

30/07/2012

Tramposillos

Coincido con algunos de los comentarios. Sitio sobrevalorado. Fuimos una vez y no volveremos por un detalle feo. Cuando nos dijeron los pescados que podían ofrecernos sólo mencionaron los más caros. Luego, cuando entraron paisanos y conocidos, observamos como para ellos también había en la carta sardinas y bocartes. Nos sentimos un poco engañados y la factura fue excesiva para lo comido. Se lo dejamos libre para sus altezas reales, o como se diga eso en protocolo de tasca oscura

jose

Hola quería comentar que en 21 años nunca se a vendido una sardina en este local ni en carta ni fuera de ella, que hay esta para verlo, es el problema de hoy que todos somos críticos profesionales sin preparación ni información, respeto si no te gusta pero ni mentiras ni insultos tramposillo, un saludo a todos y a seguir poco a poco con nuestro humilde trabajo esperando hacerlo lo mejor posible y con la mejor calidad

30 de mayo de 2014

dicky

Jose, 30 años de mi profesión como periodista, con estudios en Comunicación y Gestión de Empresas y escribiendo en muchos medios de comunicación
de temas como economía, cultura, sociedad y gastronomía creo me capacitan para criticar lo que veo.

Pero sobre todo, creo que lo me da derecho a emitir una crítica es pagar lo que como. Y eso que cuento fue lo que vi y viví. Te aconsejo, si me lo permites, que hagas una mejor gestión de las críticas que recibes. Una crítica es un tesoro aunque sea mala.

Por cada cliente que critica hay diez que no lo hacen y que quizás no vuelvan si han visto algo que no les ha gustado.

Me reafirmo en mi opinión.

Eso fue lo que vi ese día y, quizás lo que yo llamo sardinas fueran parrochas, no lo se, pero si no lo eran, se le parecían. No lo recuerdo bien porque eso fue hace más de dos años y desde entonces no he vuelto a ese local pese a que frecuento Ribadesella, dale una vuelta y piensa el porqué.

En definitiva, que lo que más me molestó fue el doble trato para el paisano y para el foriatu. Un cordial saludo. ver comentario completo

30 de mayo de 2014

jose

Hola buenos días Dicky, como ya te dije respeto tu opinión y acepto tú critica, Pero yo creo que desde mi más absoluta ignorancia escribir un articulo o noticia insultando y sin contrastar las informaciones no es muy profesional por muchos años que se lleve haciendo, mirame a mi que con 26 años sigo aprendiendo y no consigo agradar a toda la gente, de paso quiero pedir disculpas a todo aquel que pueda estar ofendido por mis comentarios, y me gustaría conocerte para en una segunda oportunidad nos podemos juzgar de otra manera y así poder a lo mejor sorprenderte con sabores y calidad de nuestra casa que humildemente intentamos hacer lo mejor posible cada día otra vez lo siento un saludo Jose

30 de mayo de 2014

05/11/2012

buen pescado!

fui con un poco de miedo por los comentarios que se leen por ahi de que es carisimo y te sajan. De acuerdo que pedimos a ciegas sin saber lo que nos cobrarian por el pescado, del resto si habia carta con precios. El precio luego resulto razonable, 24 euros la racion ( buena racion ) de una lubina de escandalo. Asi que todo depende de tu bolsillo.
Bien!

09/09/2011

Pescados excelentes en un sitio que va de tasca

La Parrilla es el restaurante de pescados y mariscos más conocido de Ribadesella. Lo suelen frecuentar la gente más guapa y pudiente de la zona y adquirió una especial notoriedad cuando fue el elegido para cenar por los Príncipes, en el inicio de su relacion, con gran repercusión mediática, Hola incluido.

Se trata de un locar alargado, al inicio la parrilla detrás de barra, que no da servicio, y algunas mesas y posteriormente el salón propiamente dicho. Todo el recinto rezuma un buscado aspecto de tasca marinera, paredes forradas de madera oscura, techos bajos, banquetas en vez de sillas, algunos cuadros con las típicos recortes de prensa y sobresaliendo por tamaño una gran lámina con el retrato del Príncipe Felipe: marketing manda.

Es entendible que se quiera mantener ese aspecto, pero no es de recibo que los aseos sean una auténtica pocilga, pequeños, sucios, agua y otros líquidos en el suelo y baldosas rotas. No pudimos evitar imaginar a los Príncipes usando aquellos cubículos, seguro que vinieron con sus necesidades hechas.

Éramos cuatro comensales todos viejos conocedores del lugar. Antes de empezar la casa nos obsequió con unas rodajas de chorizo picante y pan. Estaba bueno, pero no parece el aperitivo más idóneo para encarar unas viandas de suave sabor como son mariscos y pescados.

Sabedores de donde sueltan el estacazo obviamos pedir marisco del "caro" nos conformamos con un par de raciones de navajas a 8€ ración. Como la casa sólo tiene maricos y moluscos como entrantes, es casi el único plato elegible para iniciar la comida. Estaban normalitas.

Y de segundo dos grandes lubinas para los cuatro. Salvajes, frescas, en perfecto punto de plancha. En resumen: extraordinarias (27€ por ración)

Por aquello de que uno de los mejores vinos blancos es el vino tinto, pedimos un Viña Alberdi crianza a 20€. (bueno, nos tomamos dos, para que engañar)

Todo los anterior, con cafés y sin copa nos costó 45€ por persona incluida propina.

A la parrilla se puede ir en plan de tirar la casa por la ventana, y tenga por seguro que podrá hacerlo, o a tomar un excelente pescado a la plancha. En este último caso podrá tomar de los mejores pescados de Asturias a precio muy razonable.

Y recuerde, vaya al baño justo antes.

16/05/2011

Sobrevalorado

A mí me parece que el sitio está sobre valorado, y no se relaciona el precio que te cobran con el local donde estás. Oscuro, lleno de olores, pegado a la parrilla y sentado en bancas corridas. Un sitio ensebre está bien, si lo notas en la cartera.

dgp + seguir 357 sitios, 23 seguidores

02/08/2008

dgp lo descubrió en agosto de 2008

pescado del puerto

Este es el restaurante para comer pescado más famoso de Ribadesella. La decoración del local demasiado rural para el precio y está en la zona más fea de Ribadesella (ahora la están recuperando), pero la materia prima es buena. Precio medio-alto. Visitada por los Príncipes de Asturias cuando vienen por aquí.