Situados en el centro cultural privado Círculo de Bellas Artes, en uno de los edificios más emblemáticos del Madrid del siglo XIX y de la calle Alcalá, a escasos minutos de la Plaza de Cibeles. Puedes elegir entre el salón interior con su decoración de época o la terraza exterior de verano para disfrutar de nuestra...

Ordenar por:

relevancia fecha

26/12/2017

Todo muy bien, pero excesivamente caro a mi parecer. Por eso baja puntos.

07/08/2011

Lamentable servicio

El servicio de esta cafetería es desesperadamente lento e ineficaz, indigno de una institución de la relevancia del Círculo, que no entiendo como lo permite.

No es falta de personal (hay mil camareros). Es simplemente dejadez y falta de profesionalidad que he constatado más de una vez.
Volveré al Círculo una y mil veces pero evitaré esta cafetería. Una verdadera pena.

13/02/2010

con menús los sábados

Merecen la pena los menús: 18,5 euros y 21,5 euros, incluyendo bebida, postre, café y pan.
Es un sitio muy " señorial" con techos altos, muy agradable gracias a sus grandes ventanales. También tiene una zona de mesas con sofá.
Hemos estado un sábado para comer y no ha habido problemas.

después de comer me hubiera gustado subir a la terraza, pero el ascensor estaba estropeado :(

En principio no parecía ambiente con humos, pero no sé si se permitía fumar,

en la carta no me he fijado, pero de otras veces creo recordar que es pelín cara.

30/01/2010

Para no volver

Al menos en invierno, para entrar a la cafetería es necesario previamente entrar al edificio del Círculo de Bellas Artes, por lo que te cobran 1 €.
El trato en la cafetería fue bastante lamentable, nada más servirnos nos exigieron de malas formas que pagáramos de inmediato, como si pensaran que nos íbamos a largar sin pagar.
Los chocolates a 3.5 € y los cafés y tés a 2 €. Si pides un té con leche y lo quieres tipo English Breakfast o Earl Grey, ya es un "té especial" y te cobran 4 €.

01/11/2010

Apariencias.

Un sitio realmente hermoso. Pero no para comer. El servicio es escaso y malo.

Necesitabamos dos sillas para poder sentarnos y la camarera nos dijo que nos siervieramos nosotros mismos. Pero, ni mis biceps ni los de mi acompante pueden levantar esa monstruosidad. En fin.

Esperamos a que se vaciara otra mesa. Y tardamos una media hora en que nos atendieran.

No vuelvo.

23/09/2008

Muy chulo

Merece la pena pasar un día a comer. La cocina cierra más tarde que muchos de los restaurantes de la zona. Puedes entrar a las 4 y pico.
Recomendable para menú del día. Se come muy bien con tremendas vistas a la calle Alcalá a través de los enormes ventanales.
También tienen terraza en la calle

15/06/2009

ideal para cualquier acontecimiento

La pecera es un restaurante tan especial, que es adecuado para cualquier acontecimiento.

11/07/2008

Comer en el Círculo de Bellas Artes

Un salón profusamente decorado que sigue las líneas de las estancias de más arriba, los manteles y servilletas de tela, el servicio atento y la variedad de menús lo hacen muy aconsejable, además de ser un sitio de cultura dónde se respira tranquilidad.

El menú del día normal o para celíacos (11,5€) el especial, un poco más. Creo que la calidad es bastante aceptable y que si, además quieres disfrutar de la calle, en verano tienes terracita (el servicio es un poco más caro) con ventiladores.

18/09/2007

Categoria: Asqueroso - Disgusting

Ni el día soleado‚ ni la buena compañía consiguieron mitigar la desastrosa experiencia de comer en LA TERRAZA DE LA PECERA.
Deberían cuidar‚ al menos un poquito‚ el servicio que tienen ya que el camarero que tomó la comanda‚ además de comer chicle con la boca abierta cual tunel de metro‚ no tenía NI IDEA de la composición de cada plato.
Tome primero unos cogollos con nueces: Estaban oxidados y llenos de agua‚ las nueces blandas y la cecina simplemente "apestaba"
El frasco del aceite para aderezarlo tenía un cadaver de mosca‚ supongo que para añadir un toque exótico.
El frasco del vinagre marca "Rafael Salgado" era ¿¿¿transparente??? Uff qué pena que un sitio que se supone normalito rellene los botes hasta del vinagre; da que pensar.
El segundo plato‚ el cual llegó a la mesa 15 minutos después que el de mi acompañante‚ era simplemente ASQUEROSO. Un solomillo de buey que olía sospechosamente fuerte‚ rebosante de aceite quemado y patatas que intentaban no ahogarse en un chutney terrible.
Mi acompañante tuvo una experiencia terrorífica también: Paella mixta NARANJA‚ no exagero se atrevió a coger un cangrejo con los dedos y se le quedaron amarillos hasta el día siguiente !!!. Su segundo plato "lenguado al horno" estaba cocido y apestaba y sabía a ajo una barbaridad‚ supongo que para tapar el hecho de que no era ni por asomo fresco‚ si tan siquiera lo hubieran pescado con las carpas del retiro !!!
En definitiva‚ vomitivo y el trato sorprende por su mala educación.