Desde desayunos hasta las primeras copas de la noche, ubicado en pleno núcleo de la capital y en un ambiente idea, en La Primera se disfruta de una cocina de sabor con hits como su arroz de verduras, los buñuelos de bacalao o el flan de Alex. La mejor apertura de 2016.

descripción completa de La Primera

Ordenar por:

relevancia fecha

03/11/2016

El nuevo éxito del creador de Cañadío y La Maruca

Cena diario - noviembre 2016

En el Grassy de Gran Vía 1, uno de los edificios más emblemáticos de la Capital, acaba de abrir sus puertas LA PRIMERA, el cuarto restaurante de Paco Quirós en Madrid, tras Cañadío, La Maruca y La Bien Aparecida.

Ocupa la primera planta del edificio que antes albergó otros restaurantes como Gula Gula o Atalanta. Al local se accede por unas escaleras, tiene una barra circular a la entrada con mesas altas, y a continuación el comedor con unas impresionantes vistas de Gran Vía, Alcalá y La Cibeles. Decorado sobriamente en tonos grises, destaca lo confortables que son las sillas y las mesas y la excelente insonorización.

Carta de cocina de mercado que incluye una selección de los grandes éxitos del grupo, desde las rabas hasta la tarta de queso, todo muy apetecible. Aunque la carta no lo ponga expresamente de prácticamente todos los platos se puede pedir medias raciones.

Nosotros pedimos:

- Media de pastel de queso de cabra con trufa. Cremosidad con el sabor característico del hongo, muy rico.

- Media de croquetas de lacón, 4 unidades, fritura ligera e interior casi líquido.

- Media de alcachofas. Confitadas, con un toque de plancha y sal maldón. Excepcionales.

De segundos:

- Puntelete tratado como risotto. Acompañado de setas y parmesano rallado. Perfecto punto de la pasta y sabrosura, para comerse tres platos.

- Merluza a la "mernière" rellena de salmón. Pues eso saborazo del pescado y a mojar pan en la salsa, un no parar...

Finiquitamos compartiendo un flan, cremoso, delicioso, que marcará un antes y un después como pasó con su tarta de queso. Sólo digo que lo probéis.

En cuanto al vino, carta amplia y más bien clásica, a precios muy contenidos. Pedimos un Mencía de la Ribera Sacra "Caneiro", que estaba para hacerle la ola.

Con dos medios gin tonics de parte de la casa, pagamos menos de 40 € por cabeza. Nos pareció, hoy por hoy una de las mejores relaciones calidad precio de la Capital. Ah, el servicio excelente, marca de la casa.

Pues nos ha encantado. Nos ha recordado al primer Lakasa, cuando estaba en Raimundo Fernández Villaverde. Una de las mejores aperturas del año. 5 estrellas de libro.

1Falces

¿Cuál es la diferencia con La Bien Aparecida?

hace 8 meses

Avelio

La calidad del producto es similar, pero en La Primera las platos son más sencillos, y lógicamente los precios son más reducidos, similares a La Maruca. En LBA tienen un cocinero de Michelín y eso hay que pagarlo amigo.

hace 8 meses

1Falces

¿Y hay barra explorable o sólo reserva y mesa?

hace 8 meses

Avelio

Confirmo que hay barra explorable, y horario muuuy amplio, desde desayunos hasta bien entrada la noche

hace 8 meses

1Falces

Gracias! Habrá que.

hace 8 meses

LeSamp

Secundo el Habráque

hace 8 meses

Alexo

Buena reseña.... idem de idem

hace 8 meses

Miss Migas

Quedada 11870era en La Primera, lo veo!

hace 8 meses

Avelio

Yo también lo veo Miss!

hace 8 meses

bokimon

eso si 3.75 por una coca cola o 4.20 por la caña y 5.40 por 1 l de agua mineral!!!!!!!!

hace 4 meses

Avelio

Hay que beber vino chavales, os lo tengo dicho pero no me hacéis ni caso ;-)

hace 4 meses

bokimon

jjajajajajaaaa o pedir jarras de agua tambien

hace 4 meses

nindiola

No aprenden Avelio, no aprenden.

hace 4 meses

1Falces

La copa de corimbo rondaba los 5,50 - 6€, si no recuerdo mal. Así que con vino tampoco se libra uno.

hace 4 meses

09/01/2017

Cocina, sala, precios y ubicacion. Llamado a triunfar.

8-1-2017. Mediodía.

----------------------------
12-11-2016. Mediodía.

Primera visita, de una serie que promete ser larga, a este nuevo local de ese empresario cántabro, que calladamente y como el que no quiere la cosa, va abriendo locales y a base de una estupenda cocina, una sala muy cuidada, unas instalaciones mas que agradables, y unos niveles de precios dentro de lo razonable, va sumando llenazos cada día y consiguiendo un publico fiel que disfruta y mucho, en cualquiera de sus locales.

Este ultimo local, ademas de lo antedicho, juega a su favor con una ubicación muy céntrica y cómoda, ademas de unas vistas mas que interesantes y un nivel de precios muy contenido. Todo apunta a que esta destinado a un espectro de clientela muy amplio, aprovechando lo céntrico de su ubicación.

Para ello, presenta una oferta gastro donde, ademas de platos propios, se pueden degustar diferentes propuestas del resto de los locales del grupo.

En el capitulo bebercio, su oferta es corta, pero variada, no tiene novedades pero es fácil encontrar alguna referencia que complazca a la clientela. Nosotros nos hemos decantado por una referencia ya conocida, un Micaela, con uvas Albariño y Riesling, elaborado en Cantabria, con crianza sobre sus lias, que dan como resultado un vino equilibrado, agradable, y que ha maridado muy correctamente la comanda que entre cuatro comensales nos hemos metido entre pecho y espalda.

- Alcachofas a la plancha. Muy buen producto, muy tiernas. Para repetir y recomendar.

- Pimientos rellenos de hongos y langostinos. Buen sabor, buena salsa. Otro para recomendar.

- Rabas de Santander. Al igual que en los otros locales, sin grasa residual, es un empezar y no parar.

- Albondigas de bonito. No están mal, se dejan comer, pero las recordaba con mas potencia de sabor.

- Escalopines de ternera, rellenos de jamon y queso. Plato consistente por el relleno, con acompañamiento de setas y parmentier de patata.

- Arroz seco con verduras y setas al horno. Plato muy recomendable. Intensidad de sabor, un sabor que te engancha desde el primer grano de arroz, y que te hace maldecir cuando se acaba. Hay que volver para repetir.

- Tarta de queso de Cañadio. Como era previsible, igual que en su origen, simplemnte deliciosa. De las que no te cansas de comer.

- Flan de Alex (Bodegas del Riojano). Por textura, se acerca a una panacotta, por sabor a un flan de los de toda la vida. Después de hacerlo degustado entiendo la definición que propuso un critico: "El flan que quiso ser panacotta". Un postre para repetir y recomendar.

Cafes con hielo, sin petit four, ponen punto final a una de las comidas mas agradables de los últimos tiempos, aunque también hay que decir, que en esa calificación de la comida, tiene mucho que ver la excelente compañía de la que hemos disfrutado.

Miss Migas

Pues tenéis que probar la menestra...

hace 7 meses

Gath

Apuntado para la próxima visita, junto con otras propuestas muy sugerentes.

hace 7 meses

19/01/2017

La cuarta de Paco Quirós

4/11/16

Por méritos propios los restaurantes del señor Quirós se han ganado estar entre mis favoritos de la capital, su cocina es sencilla y honesta, sabores auténticos ajenos a modas y florituras.
Considerando el ritmo de aperturas (hace exactamente un año La Bien Aparecida que se sumaban a los míticos Cañadio y La Maruca) , parece que la formula Cañadio funciona: locales agradables, servicio eficiente, carta sencilla y una RCP muy buena.

La Pr1mera creo que es una evolución de la estrategia conquistadora de Quirós, saliendo del barrio de Salamanca y ubicandose en plena Gran Vía, movimiento arriesgado, a la vez que acertado. El local, la decoración y la luz invitan a quedarse.

En la carta se ha innovado poco, reuniendo los “ blockbusters" del grupo, con algún plato nuevo. De casi todo se pueden pedir medias raciones, e incluso unidades, lo cual me encanta, invita a querer probar todo y seguir pidiendo.

Abrimos boca con 1/2 de PASTEL DE QUESO Y TRUFA, uno de nuestros favoritos de Cañadio, el queso crema, con el aceite de trufa, las mermeladas y los acompañantes hace un juego de sabores y texturas muy agradable.

1/2 ALCACHOFAS A LA PLANCHA, llego algo templada de temperatura, pero estas alcachofas confitadas, están tan tiernas que se deshacen solas.

1/2 PIMIENTOS RELLENOS, pimientitos más bien, ya que son bastante pequeños. El plato se resultó muy plano, viene con una rica salsa que casi no pudimos mojar.

*Aquí tenemos el mayor fallo de la casa, el servicio va muy acelerado, te meten los platos a toda pastilla y como te despistes, en el momento que ven el plato casi vacío te lo levantan, parecen entrenados para un “pit stop” de Formula 1.

HUEVOS CON MORCILLA, con su patata paja y una rica morcilla con toques dulces. Buenos, aunque la ración es algo escasa.

**Desde que entramos en el restaurante, nos sentaron, elegimos vino y nos tomaron comanda había pasado poco mas de media hora y ya solo nos quedaba un plato.

1/2 MERLUZA MEUNIER, sin duda alguna el plato que más me gustó. El plato contiene merluza, salmón, mejillón y langostino, todo ligado con el fondo de la mantequilla, a priori nunca hubiera dicho que el plato me fuera a gustar por el popurrí de ingredientes, pero la mezcla de sabores esta totalmente equilibrado, resultó un plato delicado.

Como nos quedamos con hambre pedimos unos 1/2 PUNTATELE TRATADO COMO RISOTTO, una pasta con forma granos de arroz, muy lograda, condimentada con setas y una buena ralladura de parmigiano.

Un punto a favor del restaurante es que tienen la que para mi es la mejor tarta del mundo, la tarta de queso de Cañadio, aquí no hay que reservarla, aunque creo que para disfrutar este manjar en su pleno esplendor tiene que ser poco después de haber salido del horno.

Eso sí, si algo tenia claro al venir a La Pr1mera era el postre, tenía que probar el FLAN DE ALEX, está espectacular, tanto en sabor como en textura, pero no es un flan al uso, tiene una textura mucho más suave y untuosa. Hay que pedirlo si o si, a mas de uno nos recordó al de Asturianos.

Del apartado liquido me gustó:

1- Su carta de vino. Oferta justa y variada (conocidas DO nacionales e internacionales) con unos precios comedidos, nosotros nos decantamos por un Petit Chablis a 25€

2- La posibilidad de pedir medias copas de GinTonic, sí, aquí hacen medias hasta con las copas, ¡que gran acierto!

En total salimos a algo mas de 40€ p.p, lo que viene siendo el ticket medio del grupo.
Nos gustó la experiencia, pero de momento no va a ser "la primera” opción del grupo Cañadio.

Adreid.

Servir medias copas me parece una genialidad!

hace 7 meses

03/11/2016

Adorable Cocina Burguesa

La cocina del sabor tiende a desaparecer. No me refiero a la del sabor del producto (que también) sino a la de las salsas sedosas y elegantes, a la de la combinación de ingredientes que pueden parecer antagónicos pero que cuando se integran con inteligencia funcionan maravillosamente, a la del uso de las frituras ligeras y crocantes, realizadas en aceites limpios y a temperaturas adecuadas, o a la del dulce final con postre, de sabor intenso pero siempre elegante.
Una cocina que parece encerrada en los manuales de cocina de antaño. Un Patrimonio en peligro de extinción que las nuevas generaciones, en general, dudo conozcan y/o disfruten suficientemente.
Paco Quirós demuestra que esa cocina, actualizada y puesta al día, sigue viva en sus restaurantes. Y ahora vuelve a demostrarlo con la reciente apertura de este "La Primera".
Sus buñuelos de bacalao son un prodigio de sabor y ligereza. Pura filigrana.
El pastel de cabracho, no por archiconocido, está menos sabroso, perfecto de jugosidad y sabor.
La menestra de verduras aúna texturas al dente con la untuosidad de la crema realizada con parte de esas mismas verduras.
La patatas rellenas de rabo son más previsibles pero igualmente finas.
La merluza y el salmón se integran -gracias a una deliciosa menière en la que se intuye un sutil fumé- con mejillones y gambas.
Todo se armoniza. Todo se conjunta. Los ingredientes, la materia prima, son de una calidad irreprochable pero el protagonismo es para la Cocina, que lo transforma en platos elegantes, deliciosos casi siempre. La antítesis de la llamada Cocina de Producto.
Una recomendación final: ya sé que todos somos muy fan de la tarta de queso de Paco Quirós pero no se vayan sin probar el flan al caramelo, una textura híper cremosa con un sabor láctico bestial.

Miss Migas

Magnífica reseña Codigo Foodie, desde luego a La Primera hemos ir... Bueno, algunos ya tenemos que "volver".

hace 8 meses

Codigo Foodie

Seguro!!!

hace 8 meses

26/02/2017

Que bien se come cuando se come bien

Si ya has visitado los otros locales del grupo no te vas a llevar ninguna sorpresa, ni falta que hace, a la primera se va a comer bien, a cocina de producto bien elaborada, con excelente servicio y en un local muy agradable, una formula que funciona y no necesita ser cambiada.

Viernes noche y estaba hasta arriba, te atiende una amable chica abajo, como no teníamos reserva fuimos a la barra, aunque nos acabaron haciendo sitio en una mesa con vistas a la gran vía, el servicio de este sitio es una maravilla, de cocina:

Ensaladilla: como siempre, de las mejores de Madrid.

Pimientos rojos asados: fue recomendación del Maitre, y que maravilla, diría que los mejores que he probado.

Rabas: las clásicas rabas marca de la casa, calidad.

Crema de queso con trufa: suave, rica y ligera.

Arroz seco con setas: adictivo, estupendo punto y sabor.

tar tar de novillo: bastante rico.

Callos: espectaculares, según Scout, que es la experta en este plato, en un top 5 de callos.

Como veréis nos pusimos hasta arriba de comer, todo bueno, regado con buen vino y sales de aquí por menos de 50 y la sensación de haber comido como un marqués, el local es muy chulo y el servicio es de 10, por calidad precio uno de los mejores de Madrid, y además en un sitio al que puedes llevar a comer al más conservador culinariamente hablando y vais a salir contentos él y tú.

08/01/2017

LO NUEVO DE LOS QUIRÓS

En cuanto hace poco más de un mes conocí la cocina de los Quirós en Cañadío, el buque insignia del grupo, supe que estaba abocada a sucumbir a la tentación de sus hermanos, y que mejor que continuar la exploración gastronómica de esta casa que su nuevo retoño, La Primera.

Los astros se alinearon y la ocasión estaba servida, comida familiar y musical infantil regalo de Reyes para las más pequeñas de los dos clanes familiares y para las más mayores, las abuelas todoterreno de las susodichas. Los anfitriones, los tíos de las criaturas e hijos de las abuelas, encantados con la experiencia.

La ubicación de La Primera es perfecta, no podría ser mejor, además, una no puede dejar de recordar aquellas veladas tan formidables en el Gula Gula, referencia de los espectáculos de drag queen durante bastantes años.

El local es amplio, con grandes ventanales, acogedor e informal, con mesas sin mantel, vajilla y cubertería desigual y servilletas tipo paño de cocina, pero a la vez tiene un toque elegante y refinado con sus bancos mullidos con cojines que te envuelven.

Barra desahogada a la entrada y mesas a ambos lados separadas por enormes plantas naturales y unas vistas, en la zona central al fondo del local, supongo que fantásticas, ya que en los laterales las vistas no son tan llamativas.

Seis personas, cuatro adultos y dos niñas de seis años.

Para ellas un entrante de croquetas de lacón y huevo (12€) y unas rabas de Santander (17€) para compartir. Las rabas las pudimos probar, muy ricas, sobre todo por su sabor, que te traslada irremediablemente a los veranos de Santander; las croquetas fue imposible probarlas, les encantaron, las devoraron sin ningún miramiento hacia sus pobres tíos y abuelas y creo que esto es la mejor prueba de que estaban riquísimas.

De entrantes para los adultos, unos buñuelos de brandada de bacalao (12,50€) muy ricos, aunque quizás con un pelín de exceso de aceite, aunque lo digo yo que soy un poco delicada con las frituras, así es que quizás mi opinión no sirva de referencia.

Y verduras guisadas (16€), de una calidad extraordinaria, cada vez valoro más este producto bien cocinado. Las acompañan con una loncha de buen jamón y una salsita de guisantes para mojar pan hasta que dejas limpio el plato. Para compartir cuatro personas sabe a poco, la ración es más bien justa.

De platos principales tomamos:
Arroz secos con verduras (18€), que sirven en una cazuela de hierro para conservar el calor, gran idea, tuvimos la suerte de probarlo todos, refrendo las opiniones con respecto a este plato, sencillamente espectacular, mi madre es una amante del arroz y disfrutó muchísimo.

Callos a la montañesa (16€), ya el aspecto del plato habla por sí solo. Otro plato del que mi suegra es una gran seguidora, otro gran acierto.

Mi pareja optó por las albóndigas de bonito (18€) y de nuevo, otro gran acierto, también las probé y estaban buenísimas, con un gran sabor al pescado y una salsa con fundamento de las de no parar de mojar.

Mi plato quizás fue el más anodino, merluza Meunier (22€), rellena de salmón y acompañada de unos mejillones y dos gambas, estaba rica, pero no me emocionó. Ración escasa comparada con el resto de los platos.

Para las peques una hamburguesa de carne “La Primera” (15€) para compartir que les emplataron cortada por la mitad individualmente. No se la comieron bien, la verdad, la hamburguesa era demasiado gorda para ellas y les resultaba muy difícil comerla, así es que acabamos destripándola en varios trozos y al final sólo la carne, aunque tenía una pinta estupenda recién servida y constato que la carne estaba muy buena.

Los adultos acompañamos la comida con un Menade ecológico (17€) uva verdejo que me encanta y una copa de tinto Rioja Sierra Cantabria (4€). Para las niñas 2 botellas de Solán de Cabras (2,70€/u).

De postre tres tartas de queso, idénticas a la de Cañadío, para compartir los seis (7€/u). Tenía muchas ganas de que la probaran y a pesar de que a mis sobrinas no les cautivó, a los adultos les fascinó.

Pan 1,50€ por persona, más un café solo (2,50€) y una manzanilla (3,50€), 208,90€ cuenta total.

A pesar de que el disfrute no fue completo porque no estamos acostumbrados a salir a comer con niños, la comida fue muy agradable y divertida y en general, gustó todo mucho. Lo único que no me gusta en absoluto del grupo son los precios en bebidas (agua en este caso) y cafés, me parece un exceso. Aún así intentaré conocer la otra mitad de los restaurantes de Quirós e incluso volveré a visitar este para disfrutarlo con más tranquilidad.

07/11/2016

EN LA MISMA LINEA DE CAÑADÍO Y LA MARUCA. LOCAL CHULO

Cena Viernes Noviembre 2016

Tercer día de apertura y el local llenó las mesas como si de sus hermanos más veteranos, Cañadío, La Maruca y LBA, se tratara.
La ubicación quizá no es la más favorable para conseguir clientela "a puerta fría", pero seguramente sea suficiente, para llenar, el prestigio y saber hacer de esta casa... al contrario que el proyecto precedente en este mismo local.
Una vez dentro, el local en altura es sumamente agradable y las ventanas ofrecen unas vistas privilegiadas de la Gran Vía madrileña. Diría que, en cómputo general, es el mejor local de los 4, a pesar de que en LBA los interiores quizá sean de mayor nivel.

La carta no va a sorprender a aquellos que conozcan Cañadío y La Maruca. Eso es lo malo, pero también lo bueno. Lo malo es que no vas a encontrar una nueva y estimulante propuesta, lo bueno es que tienes la garantía de una fórmula de éxito más que testada.

RABAS DE SANTANDER. Esto es lo típico que es "imposible" que en Madrid esté tan bueno como cuando te las hacen en la misma orilla del mar, pero estas son de lo mejorcito en la capi. Uno de los imprescindibles de la casa.

PUDING DE CABRACHO 1981. Otro clásico de la casa que no defrauda.

ALCACHOFAS A LA PLANCHA Y PUNTO. Muy buenas. No son las mejores que haya comido pero a muy buen nivel.

BUÑUELOS DE BACALAO "CAÑADÍO". Y vamos con otro clásico, en el que no encuentras trozos de pescado, pero sí muchísimo sabor a bacalao. Otro imprescindible.

CROQUETAS DE LACON Y HUEVO COCIDO. Muy bien hechas, muy cremosas, aunque el sabor no me llamó tanto la atención. Lo habría cambiado por un plato de pescado o carne.

HUEVOS FRITOS CON FOIE Y PATATAS PANADERA. Un plato sin mucho misterio y de muy buen resultado. ¿Es posible que no estén deliciosos unos buenos huevos de corral fritos, con trozos de buen boletus en temporada?. Nos los enseñaron antes de ofrecerse a "romperlos".

PUNTALETE TRATADO COMO RISOTTO. Muy bueno. Sabor intenso al queso y a las verduras.

TARTA DE QUESO DE CAÑADIO (7€). Qué decir de esta tarta. Me pareció algo más fría y más cuajada por el centro que en Cañadió, por lo demás no hay disculpa para no pedirla, salvo que ya la hayas probado anteriormente.

EL FLAN DE ALEX (7€). Recomendación muy acertada de mis queridos Avelios. Una locura de flan que casi podría ser una panna cotta. No sé decir si es de nata, de queso o de otra cosa, pero sí que es de una "suavidad" excepcional, ligerísimo y muy bueno. Perfecto si quieres acabar con algo que no resulte pesado. Si esperas un flan con mucho sabor e intenso no lo pidas.

Buen pan, y en abundancia, de diferentes tipos. A 1,5€ el cubierto un regalo.

BEBIDA. Aguas, cañas, Refrescos, botellas de Tomás Postigo y Mauro (muy bueno este último) y algunos cafés. El café está bueno, sin más.

PRECIO. Con dos copazos muy bien puestos por cabeza la cosa quedó en 55€ por cabeza. Excelente relación calidad precio como siempre.

ATENCION. Buena. Se notaron algunos pequeños detalles fruto del rodaje y la reciente apertura. Las raciones, de las que pedimos 2, llegar una primero y la segunda un rato después, algún despiste, algún camarero acelerado que se lleva los platos antes de poder acabar lo último, lo más rico, con lo que fastidia esto. Por lo demás rápidos, eficientes y agradables como acostumbran.

ME GUSTA:
- El local. Una mesita de las del fondo dando a las ventanas hacia Cibeles es MUY TOP. Aunque el resto, todas, dan la talla con creces.
- La "relación calidad-precio-experiencia" de la casa.
- El trato.

NO ME GUSTA:
- Aparcar por la zona.

Helen Holms

Me encantan tus recomendaciones Sergiete!!!! Últimamente no paras!!

hace 8 meses

17/11/2016

Otro éxito de los de Cañadío... y van...

Hay que tener cierta edad para recordar el local del GulaGula, uno de los míticos restaurantes gays de Madrid. En su lugar pero completamente redecorado con un increible gusto, los de Cañadío y La Maruca han vuelto a arriesgarse con un restaurante de raíces cántabras, excelente materia prima, cocciones en su punto, platos de toda la vida maravillosamente ejecutados. El local es un veoveo divertido y luminoso, con manteles y servilletas de tela. La carta es muy completa de la que pobé las verduras y las alcachofas, buenísimas, y una tajada de merluza increible. Los pescados, como no podía ser de otra manera, los bordan, y me quedé con ganas de probar unas rabas que tenian una pinta increible y que olían... uff deben ser placer de dioses!!

El flan es IMPRESCINDIBLE, si en Cañadío no haya que dejar de probar la tarta de queso y en Maruca el flan de queso, en Primera sin duda hay que hacer sitio al flan. Y no lo pidan para compartir porque tendrán que pedir un segundo

Precio medio alto, en torno a los 40-60€

07/02/2017

Un gustazo de sitio.

Sábado a mediodía, local lleno y todo funciona como un reloj. Servicio muy atento y amable. Platos con mucho sabor y la pincelada justa de originalidad. El pincho de tortilla es un MUST.

Comentario aparte la RCP de la que todo el mundo habla: el servicio de pan a 1.5€ tiene sentido en un restaurante de este tipo, además está rico. Pase. La caña de Mahou a 4.2€ no tiene sentido, no way. Este detalle lo aleja de la quinta estrella.

1Falces

Lo del precio de las bebidas debe venir por el asesoramiento de alguien que ha hecho un máster. Cabrea menos, dejando el tique medio en la misma horquilla, pagar 1€ más por plato que las cañas a 4,20€.

hace 5 meses

dagger

exacto!

hace 5 meses

nindiola

Me decia un dueño de restaurantes (tiene varios en Madrid, seguro que has ido a alguno), que el donde más le gana es en la cerveza que tiene un margen astronomico, pero ojo él no tiene este desmadre de caña a precio de langostinos

hace 5 meses

nindiola

Desde mi punto de vista, ese "abuso" (cada uno pone el precio que le da la gana, por supuesto) no es que aleje la quinta estrella, es que me aleja a mi. MIra que hay sitios en MAdrid!!!

hace 5 meses

Sergiete

Yo alguna vez he oído que el producto que más margen deja, al menos porcentualmente hablando, es el café. Tiene sentido, al estilo de la caña. Materia prima muy barata y muy pocos medios y trabajo para servirlo.
Si vas a cenar, y no a cañas,al final lo importante creo que es el precio total del conjunto.

hace 5 meses

Javier B.

Claramente es un abuso, sobre todo porque no hay correlación con el precio del vino (Ramo Bilbao 16€ pej.). Esta claro, que a esos precios el margen es gigante. Pero por lo general, el mayor es cuando te quedas a tomar la copa. Los cafés tienen margen, pero poco beneficio, incluso hay sitios donde no dan ese servicio.

hace 5 meses

10/11/2016

Aperturas controladas :-)

Última apertura en Madrid de Paco Quirós que con el Cañadío, la Bien Aparecida y la Maruca ya acertó previamente en Madrid.

SERVICIO, con una semana solo de rodaje, estaba perfectamente coordinado, se notaba que había una persona con experiencia, por cada 2 ó 3 camareros nuevos, así que desde que avisaron abajo que subiamos, hasta la persona que nos recibió y llevó a la mesa arriba, como los camareros que nos atendieron, fue todo a su ritmo, perfectamente. No esperamos por ningún plato, estuvieron pendientes de si nos faltaba vino...

LOCAL, muy bien distribuido, con una barra en la entrada a la derecha, mesas amplias y con espacio entre ellas. La decoración es estilo a las últimas aperturas en Madrid, con mucha planta imitando un poco un ambiente selvático (estilo Amazónico, Habanera...)

COMIDA, pedimos todo entrantes a compartir, soy más fan de los entrantes en todos los restaurantes del grupo que de segundos, porque por ejemplo los buñuelos y la ensaladilla son básicos, dificil de encontrar tan buenos en otros sitios.

- Tartar de aguacate, acostumbrada al tartar de salmón y aguacate, esta combinación es mejor, una capa de queso de untar suave, con el aguacate debajo y un aliño,
- Ensalada de jamón y foie, quizás lo que menos nos encantó, rollitos de jamón con ensalada dentro y el foie por encima en virutas.
- Ensaladilla, no soy objetiva, porque siempre me encantó
- Tarta de queso, aunque también hay que probar el flan (no les quedaba) es la segunda mejor opción, ¡ojo! si te gusta la tarta de queso poco hecha, que tiene un sabor y textura un poco más fuerte.

Tres platos ligeros, botella de vino, postre y copa para 2, unos 70 €, lo único que eché en falta fueron los platos de pan, que las mesas sin mantel les hace falta un plato de pan.

27/01/2017

Un seguro de sabor

El grupo Cañadio es seguro de sabor...y por consiguiente de éxito. Reconozco que hace mucho tiempo tuve una muy mala experiencia en La Maruca y pensé "quizá esto sea una moda pasajera", otro día fui a Cañadio (al de Madrid, que el de Santander ya lo conocía) y mi impresión cambió de golpe, con la visita de ayer a La Primera, se ratifican esas buena sensaciones.

La primera, es un lugar muy especial y con una decoración espectacular, a la altura de su localización (Gran Vía 1, ahí es ná)...pero lo que más destaca es la comida y eso es un acierto, hartos de los sitios monos y ya, Paco Quirós ha sabido hacer un perfecto balance, tener un lugar "mono" en el que se coma cojonudamente jeje.

Cuando vas con amigos a cenar (perdonen las fotos, precisamente son peores de lo habitual por ese mismo motivo jeje), quieres lugares con este tipo de cartas, creadas en gran parte para picar, con variedad y como es habitual en el grupo...con recetas de marcado acento cántabro (y sin leísmo). Picamos unas ricas anchoas con pimientos asados (14,50), buenas pero no mejores que unas san filippo que puedes comprar en el Gourmet, mejores los pimientos asados aunque escasos por mucho que fuera un pequeño acompañamiento. Riquísimas las albóndigas de bonito (18 euros), muy tiernas, nada secas (a veces ocurre con el bonito) y con una especie de salsa americana repleta de sabor que nos hizo pedir más pan para mojar. A continuación probamos un tartar de novilla con patatas (16 euros), de nuevo el acompañamiento de las patatas no da ni para coger unas pocas si compartes, el tartar estaba rico pero claro al lado de la salsa anterior el nivel estaba altísimo. Por último un arroz seco para quitarse el sombrero, lleno de sabor, con el grano durito (como a mí me gusta), alcachofas, setas...¡ay me está entrando un hambre recordándolo! Por último, dejen hueco señores, porque la tarta de queso es de llorar y repetir, la mejor que yo he probado en Madrid, sin ninguna duda. Una cena redonda regada con un buen godello, solo pienso en volver y probar el resto de la carta con calma. Grupo Cañadio, un seguro de sabor.

Buena y completa carta de vinos, con precios no prohibitivos.

Local: 7,5

Comida: 7,5

Bodega: 6

Servicio: 6,5

RCP: 6

Precio medio: 40 euros pp

Síganme, no se corten y vean todas las críticas, valoraciones y documentos gráficos en lamandarinavaliente.wordpress.com o a través de Twitter en @lamandarinaval

13/01/2017

La Maruca 2.

Y otra vez Domingo, y otra vez buscamos reserva de última hora y encontramos mesa aquí. Sumar restaurantes al grupo con servicios de varios turnos implica encontrar mesa de manera mas sencilla.

Este restaurante es la cuarta apuesta de Paco Quirós en la capital después de Cañadío, La Maruca y La Bien Aparecida. Todos ellos han cosechado éxito y buenas críticas, ya que sigue una fórmula que garantiza éxito: Buena comida y buena relación calidad precio, unido a buenos locales.

En los cuatro restaurantes se come de manera similar, además la mayoría de los platos de la carta se repiten entre los distintos establecimientos. La fórmula original es Cañadío, un sitio sin pretensiones con una carta muy apetitosa. El producto sencillo y bien elaborado.
El mejor local de los cuatro por situación y disposición es La Maruca. Fue el sitio de moda y es complicado encontrar mesa sin antelación. La carta es la mas sencilla de todas y por ello quizá la menos sorprendente (aunque el nivel es muy bueno igualmente), pero también tiene los precios mas comedidos. Además es el mejor para picar o tomar algo por la tarde a ser posible sentado en frente de la maravillosa chimenea. Por todo ello el público es mas joven de media.
En La Bien Aparecida es donde creo mejor se come, en disputa con Cañadío. La particularidad que tiene es una carta donde hay platos que se salen de la sencillez de la fórmula original y, por tanto, resultan diferentes a lo visto anteriormente, a pesar de que se sigue la línea habitual del grupo.
Por último La Primera, lugar que nos ocupa. El mayor atractivo que tiene es el local en si mismo, ya que no aporta nada nuevo con respecto a los anteriores. La carta prácticamente es una copia de la de La Maruca, pero mas cara. Solo gana por los postres.

Hay que aplaudir las nuevas iniciativas en general y apreciar el mérito que tiene Paco Quirós en particular, aunque quizá por todas las buenas tardes que nos ha hecho disfrutar esperaba mas de esta nueva apuesta. Realmente la nueva incorporación no presenta ninguna novedad y en ocasiones me ha recordado al grupo de restaurantes que forma Public, Bazaar, La Gloria de montera... Da igual que vayas a uno que a otro que parecen el mismo.

La decoración en este caso es vintage, con mesas de madera tipo años 50, suelo enmoquetado y una gran barra conjunta al comedor, pero sin ningún tipo de dudas el mayor atractivo del local son las vistas hacia la Gran Vía y Alcalá. Desconozco si tienen horario continuo, pero tomar una copa de tarde en los sillones del fondo con el local vacío y luz tenue tiene que ser un placer.

El servicio está bien formado y controlan el servicio de manera eficaz, demasiado incluso, ya que la sucesión de platos es excesivamente rápida. En una hora ya te han despachado.
No se si disponen de aparcacoches pero por si acaso es mejor dejar el coche en casa ya que es una zona bastante mala para aparcar.

Como he dicho antes, la carta es prácticamente gemela a la de La Maruca, con muy pocas incorporaciones. Es sencilla, apetecible y se pueden pedir medias raciones de todo, sin embargo, la carta de vinos me parece que no está al nivel de su cocina. Se basa en referencias muy conocidas y sobre todo económicas, pero hecho en falta mas variedad.

Empezamos por 1/2 ENSALADILLA RUSA excelente. Estilo a La Maruca, o sea, en el top de Madrid. Patata perfectamente cocida, buena mayonesa, bastante atún y buen punto salado que aportan las huevas y picante de las piparras.

Seguimos con 1/2 ración de PIMIENTOS RELLENOS DE HONGOS Y LANGOSTINOS correctos, y a continuación 1/2 de PATATAS RELLENAS DE RABO DE TORO que no voy a decir que están malas, pero creo que son prescindibles con respecto a lo demás.

De plato principal optamos, en primer lugar, por 1/2 ración de CORDERO AL HORNO DESHUESADO con patatas panaderas. Buen sabor, tierno y un fondo sabroso. Recomendable.

Y en segundo lugar 1/2 ESCALOPÍN DE TERNERA RELLENO DE JAMÓN Y QUESO. Una variante del flamenquín de toda la vida. Correcto.

Lo mejor son los postres, de sobresaliente, y es que quizá el grupo tenga el mejor conjunto de postres de la capital. En primer lugar tomamos la archiconocida TARTA DE QUESO, la de Cañadío, de la cual podemos decir sin temor a equivocarnos que es la mejor de Madrid. Sin mas. En segundo lugar "EL FLAN DE ALEX", un flan con una textura muy sedosa que engancha. Obligatorios los dos, y si hay hueco no descartaría pedir mas postres.

El precio de esto fue 38€ por persona sin vino. Precio estándar del grupo excepto La Maruca, que es el mas económico.

06/12/2016

Bien sí, pero permítame un par de consejos

Entras y una encantadora chica te recoge abrigos y demás con una sonrisa digna de Hollywood.
Hay hasta 3 turnos de cenas, el nuestro a las 22.45 pero tiene hasta las 23.30, así que calculad el ritmo y la cantidad de gente que pasa por ahí.
La carta, diferente al Cañadío pero guarda algunos imprescindibles como las Antxoas con pimientos (igual de ricos), las rabas, la tarta de queso...
Probamos esas Antxoas, unos pimientos rellenos de hongos y langostinos espectaculares, el steak de novillo rico rico y unos escalopines rellenos de jamón y queso con una salsa brutal.
En cuanto a postres, quédate con la conocida tarta de queso, el brownie, bien.
La carta de vinos, muy parecida a Cañadio, algo menos extensa, pero con lo necesario.
Tomás Postigo 14 cayó.
Hasta ahí, como veis, todo bien, muy bien.
Dos mejorables: echo de menos un mantel, eso de que se queden migas encima de la mes en un restaurante que al final sales por 50-60€ por persona... Y lo más importante: el ritmo del servicio, tanto en servir los platos, como el corretear del ejército de camareros que te contagia y te hace acelerar más de lo necesario.
En cuanto al servicio en sí, en la atención, es buena, comenzando como he dicho por la recepción, siguiendo por la persona que te recibe al pie de las escaleras.
La decoración está bien, curiosos los baños.

Me gustó, volveré,eso sí, advirtiendo que con calma, que esos plátazos se merecen pausa y disfrute.

24/03/2017

Cañadio style

Cena marzo 2017

Lleno a reventar un jueves

Mismo magnifico local, mismo servicio distante

Probamos el Tartar de aguacate (demasiado queso) y las alcachofas (riquisinas)

Volvió a ser un éxito el jarrete

No entiendo lo de las bebiidas: botella 18 euros, vino 6 euros

La vida sigue igual, de bien
----------------------
Cena diciembre 2016

Yo tambien he ido a este sitio y... esta muy bien, pero tiene sus fallitos.

El local no puede ser mejor: segurata en la puerta, dos chicas en planta calle de recepcion recogiendo abrigos, barra mas que maja para tomar unos vinos, gran iluminacion y mobiliario perfecto me recordaba mucho al ten con ten) .... vamos, que se han dejado una pasta en montarlo. Y sobre todo las memorables vistas desde alguna de las mesas (pedid la mesa 3, la del chaflan, cuando reserveis)

El servicio es lo que nunca me ha gustado de este grupo: no llega a ser el pasotismo de La Maruca, pero es frio y distante (lo salvo el camarero asignado, muy majete, pero el maitre parecia que le debiamos algun favor...)

En cuanto a la comida:
- Entrantes: Ensaladilla (a mi no me convencio), pastel de cabracho (buen concepto, pero le sobra nata y le falta el cabracho) y una de las estrellas de la noche: las rabas, cuyo unico fallo son los 17 € que cuesta una no muy abundante racion
- Principales: Huevos con morcilla (demasiado "pulido" con ese pure de morcilla para un plato que debe ser por naturaleza mas basto), hamburguesa de bonito (muy recomendable), bonito con algas (tambien merecedor de pedirl)o y la estrella de la noche: el jarrete. No le encontre ningun fallo salvo que para cenar es un poco fuerte
- Postres: Aqui si que se salen, pues el flan estaba de muerte, pero la tarta de queso... No se deberia morir nadie sin haber probado esta tarta

De bebercio, Contino reserva. Pues eso: Rioja con el que nunca fallas.

Extra point: Invitacion de botella de cava al finalizar la cena

Total cuenta: 45 € por cabeza. Mas que buena RCP por el conjunto

Gran sitio y altamente recomendable. Afinando algun plato y el servicio se me va a 5 stars.

1Falces

Coincidimos: la ensaladilla me pareció barroca y los huevos con morcilla sin mordida alguna, una sensación extraña. Me quedo con el tema desayunos aquí, sin ninguna duda.

hace 6 meses

27/01/2017

Sitio chulo y en zona preciosa de Madrid

Enero 2017:
He vuelto y esta vez he salido más satisfecha. La mesa era más cómoda y la sobremesa se alargó. Los entrantes fueron croquetas (super cremosas), buñuelos de bacalao (riquísimos) y ensaladilla rusa (un clásico).
Despues pedimos 3 hamburguesas de vacuno (carne rica y buen tamaño) y una de atún (viene sin pan, si tienes apetito deberás pedir algo más).
De postre brownie, los he comido mejores (pequeño y caro 7€) y tarta de queso ( muy rica).
Servicio super amable. Zona preciosa, centro de Madrid.
Aceptan vales de empresa. Pagamos 33€/persona.
Es facil encontrar caras famosas.

---------------
Dic 2016:
El sitio está chulo. Sin embargo mi primera vez no fue 100% satisfactoria.
Puede que fuera porque mi tartar vacuno era pequeñísimo o porque nos sentaron en una mesa alta con taburetes, en mi opinión no muy cómoda.
Sin embargo, el resto de comensales quedó satisfecho con su elección: merluza, hamburguesa y albóndigas de bonito. Para empezar unas croquetas, alcachofas y ensaladilla rusa.
De postre tarta de limón y brownie (también muy pequeño).
Salimos por 30€