Sorprende por su entrada, que parece de bar convencional. Es uno de esos pequeños restaurantes sin pretensiones, situados cerca de un mercado, en los que intuyes que los desay...

06/10/2012

Un descubrimiento

Sorprende por su entrada, que parece de bar convencional. Es uno de esos pequeños restaurantes sin pretensiones, situados cerca de un mercado, en los que intuyes que los desayunos de cuchillo y tenedor deben ser de esos que quitan el hipo.
El local parece como si intentase mantener lo mejor de la tradición (reza en sus tarjetas: "desde 1912") pero dotado de la funcionalidad actual. El blanco predomina, paredes alicatadas en blanco hasta media altura, contrastadas con sillas rojas funcionales y bancos de madera. Techos vistos, entre vigas y cables.
La carta es breve pero correctísima. Éramos tres comensales y compartimos una esqueixada de bacalao magnífica, con rúcula, piñones y un tomate rallado natural excelente. De segundo, dos optamos por el cochinillo confitado con bolets (una delicia) y uno por el turbot acompañado por alcachofas, no menos delicioso.
... opinión completa »

11/02/2013

Grande.
Merece la pena una visita (o varias). hemos ido a probar el menú del mediodía. Es un local pequeño, sin muchos artificios, lleno de gente y con cola. El menú 14 euros. De primero unos spaguetis a la boloñesa, con un huevo escalfado, excelente.
De segundo unas tiras de ternera muy poco hechas y muy bien aderezadas acompañadas de una tortilla de patatas im-pre-sio-nan-te.
Mi acompañante ha pedido una ensalada que tenía muy buena pinta y de segundo bacalao. Lo he probado y me ha parecido buenísimo.
Para redondear, los postres, un helado de pistacho y una tarta de manzana, han hecho que saliéramos más que satisfechos
Cocina catalana muy bien preparada y cocinada. La materia prima es de primera, El servicio : joven y muy atento.
Una gozada,

06/09/2012

Excelente calidad/precio

Me encanta este sitio. No he probado el menu que hacen entre semana aun, pero la carte del finde (he comido ahi un par de sabados) es un lujo. Enfrente del Mercado de la Libertat en Gracia.

30/10/2013

Hoy he tenido la suerte de comer con la "madre intelectual" de este blog, que cual Dom Cobb en "Incepcion", metió la idea en mi cabeza. Ante tal acontecimiento, hemos visitado La Pubilla, un restaurante que apenas lleva abierto desde este agosto y esta teniendo mucho éxito. La formula se repite, al igual que en Nuvola Cafe, Topik o Quatro, jovenes cocineros como Alexis Peñalver, que ha trabajado en Akelarre, Casa Calvet o Casa Juliana, abandonan la alta cocina para ofrecer comida más sencilla y asequible. Según ellos, como reza en su puerta, ofrecen "Cocina casera de mercado que hace cantar a los angeles", y es que con las manos de Alexis y con el producto de el recientemente remodelado Mercat de la Llibertat que tienen justo enfrente, hacen maravillas.
El local pequeño local es austero y funcional, con una barra al principio y la sala al final con las mesas muy juntas.

Leer el articulo completo en gastrofiliav20.wordpress.com/2010/12/15/la-pubilla

17/10/2013

el restaurante La Pubilla es ahora mismo uno de los mejores sitios para comer un delicioso menú a buen precio.
Las ventajas de tener un restaurante de cocina de mercado al pie del Mercat de la Llibertat del barrio de Gràcia son lógicas: la calidad de la materia prima está asegurada. Lo que sorprende a propios y a extraños es que cada ingrediente está al servicio de unos platos sin pretensiones pero que cumplen todas las expectativas.
Verduras, legumbres, cereales, carnes y pescados de primera mezclados con criterio para potenciar todos sus sabores, cosa que ya muy pocos pueden decir con la cabeza bien alta. Hace tiempo que aquí apostaron por recuperar el concepto de casa de comidas de toda la vida. Olvídate de la ornamentación que suple las carencias de los platos: La Pubilla es como quien va religiosamente una vez a la
... opinión completa »

29/01/2013

Recomendación de El País

Los platos del menú diario que cocina de Alexis Peñalver en su pequeño restaurante del barrio barcelonés de Gràcia dependen directamente de los ingredientes que le ofrezca el mercado de la Llibertat, situado al otro lado de la calle. Cocina catalana tradicional revisitada y desayunos de tenedor. Los arroces de los jueves crean adicción.

19/10/2010

Gastronauta lo descubrió en octubre de 2010

Casero, casero

Restaurante casero casero al lado del mercado de la Llibertat en Gracia (al lado de Gal.la Placídia), es muy pequeño pero lo cuidan mucho y la materia prima está de muerte, y con precios moderados

17/12/2011

bona cuina, servei ràpid i atent, encara que una mica descarat.