Calle del Doctor Castelo, 19, Madrid

<m> Ibiza 9

+34 918 31 18 42

cerrado hasta 12h

mar a sáb: 12-16h / 17-23:30h, dom: 12-16h

Situado en lo que llaman "la milla de oro de la gastronomía madrileña". Se trata de un pequeño restaurante-taberna con cocina de producto española e internacional con toques de creatividad. Aquí puedes venir a disfrutar del lado más canalla y tabernero del local, en su barra, o en un plan más íntimo, en el comedor.

Ordenar por:

relevancia fecha

27/12/2016

dos platos de palmar de buenos y el resto sobresaliente, buena RCP

Espectacular primera visita a La Raquetista, un 5 estrellas de manual. Con dos platos de lágrimas (para bien) y el resto notables altos. Buena RCP en cuanto a comida, cara la bebida algunos vinos muy overpriced (infusión a 2.75€) y un detalle algo feo como cobrarte el pan a 1.9€. Local enano en una de las zona de oro en cuanto a comida puramente se refiere (sin postureo como Jorge Juan). Local muy pequeño, con un comedor para apenas 20 comensales. Un barra también pequeñita que estaba a reventar. Que ‘facil’ es petar los sitios cuando se hacen las cosas bien. De comer pedimos:
-Torreznos, fundamental pedirlos, los mejores que he probado.
-Ensaladilla rusa (8.5€): muy bien, pero un plato con poco trasfondo.
-Sardinas marinadas con escalibada y chipotle (10€): muy buenas, buen tamaño.
-Risotto de setas con tuétano (16€): gran plato también.
y ahora las dos estrellas de la noche: los canelones de pularda con PX y trufa (16€), increíble la salsa de px, el relleno y la combinación de todo. Otro must es el Rabo de vaca al curry massaman (16€), ni te traen cuchillo, se deshace con cuchara, salsa de morirse, textura, todo impresionante.
De postre una torrija buena, buen sabor, pero la textura de la torrija algo harinosa, el caramelo quemado muy bien. Con vino y cañas salimos a 32€ y muy saciados. Servicio atento y amable. Volveremos.

LeSamp

que ganas de ir por favorrrrrrrrrrrr, pero no encuentro sitio nunca :'(

27 de diciembre de 2016

gastrolola

Yo también estoy deseandito, cae el próximo fijo

27 de diciembre de 2016

Miss Migas

Os lo recomiendo yo también, esos torreznos son de pecado =) Eso sí, es enano el sitio así que reservad! Y sino...barra.

27 de diciembre de 2016

Sergiete

Ufff ¡dos veces he cancelado reserva aquí! :(

29 de diciembre de 2016

29/06/2017

Lugar agradable e interesante cocina. Para repetir.

Junio-2017

La Raquetista es otro de los establecimientos que pueblan una de las zonas mas emblemáticas, en lo que a restauración se refiere, de la capital.

El buen hacer de este lugar, junto al de otros muchos, explica el desarrollo gastronómico que tiene el barrio de Retiro, una de las zonas de mayor crecimiento, en cantidad y calidad, de la oferta de restauración en la capital.

Sus propietarios, los hermanos Aparicio, que también lo son de otro establecimiento muy conocido en la capital, Cachivache, abrieron este local a finales del 2015, y desde entonces el éxito y el reconocimiento les ha ido acompañando.

Para nombrar este local, los hermanos Aparicio, Javier en cocina y Paco en sala - que compagina con Cachivache-, decidieron hacer un homenaje a su abuela, persona que practicaba el juego de frontón con raqueta, de ahí el nombre La Raquetista.

Pueden leer la reseña completa en comercongusto.es/la-raquetista

-------------------

16-01-2016. Mediodía.

Primera visita, y no será la ultima, a este restaurante abierto no hace mucho tiempo en la zona de Retiro y que goza de buenas opiniones tanto entre los profesionales como entre los aficionados a las cosas del comer.

Por ubicación, y teniendo en cuenta la amplia competencia existente en la zona, tiene que hacer muy bien las cosas, y viendo que está funcionando muy muy bien, denota que esa máxima la está cumpliendo. De hecho, tanto en barra como en sala, lleno absoluto. Eso ya es un buen signo.

Las zonas, tanto la zona de barra como la sala, no son amplias, pero, hablando de la sala, es agradable, bien dispuesta y bien atendida; lástima que todavía existen personas que no saben comportarse en un espacio publico y tienden a elevar en demasía el tono de voz y hace, por momentos, un ambiente no muy agradable. A ello contribuye la algarabía que procede de la barra. No se pide que un camarero esté pidiendo silencio o bajar el tono de voz a la clientela, pero si todos pusiéramos un poquito de nuestra parte, la sensación global subiría muchos enteros.

Excelente compañía en la mesa, como siempre, con la charla y las risas se acrecienta el disfrute.

Curiosa y original la presentación de la carta de vinos, sobre un botella tipo Magnum, rodeándola a modo de etiqueta, la lista de vinos disponibles. De ella, a sugerencia de la compañía, nos inclinamos por un vino extremeño, que no conocía, Habla de ti, un sauvignon blanc, muy agradable y del queacabo de descubrir que es un vino premiado.

Comienza el disfrute con un paté de hígado coronado con unas lagrimas de crema de mango, que le aportan un contraste muy agradable, aunque si no hubiera estado, tampoco hubiera sido grave, el paté por si solo estaba como para repetir.

Su versión de las patatas bravas. Se sirven separadas, patatas por un lado y un cuenco con su salsa por otro. La patata perfecta, de tamaño y textura, la salsa, para el que escribe, no pasa al top particular, la primera sensación en boca, es un choque de pimentón, de excesivo pimentón, ligeramente picante, no es mala salsa, pero no me termina de convencer.

Torreznos. A la vista, la primera impresión, me transporta a Soria, concretamente al Mesón Castellano de la plaza del Ayuntamiento, la textura en boca, me reafirma la impresión, son idénticos, están muy buenos.

Alcachofas confitadas y rellenas de crema de castañas. Perfecta la alcachofa, tierna y muy jugosa, buen contrapunto el aportado por la crema de castañas. Buen plato.

Buñuelos de bacalao sobre salsa vizcaína. Una pena el exceso de sal del buñuelo que impide calificarle de excelente. Muy bien de textura y fritura, pero ese exceso estropea el plato.

Verdinas con rape y langostinos. La verdad es que no he apreciado el rape, si en cambio, un exceso de azafrán y unas verdinas muy harinosas. No pasa a mi top particular.

Garbanzos con butifarra negra, chantarella y foie. Plato afamado y muy demandado por la clientela, y después de haberlo disfrutado, no me extraña esa fama, garbanzos muy bien cocinados, un sabor potente, recio, sabroso, adictivo, al terminar el plato, solo me restaría golpear la mesa con la cuchara , gritando: Otra, otra,otra, ,...

Con los postres, en cambio, y en mi modesta opinión, baja el nivel, ni la manzana asada con brownie blanco con crema de regaliz y yogurt (rica la manzana pero sin ninguna ligazón de los componentes entre si ), ni la torrija de sobao consiguen alcanzar el nivel de los platos anteriores.

Cafes con hielo, sin petit four ni chupitos, ponen punto final a la primera visita a este local, que nos deja buenas sensaciones, por cocina, por atención y por su nivel de precios (115,30€/3 pax, todo lo ingerido).

spider72

jejejeje. A mi este sitio me mueve más a barra. La sala es muy muy pequeña. La próxima vez, el curry. Después del de Sudestada, es de los mejores. Reconocido hasta por el mismo Estanis.

18 de enero de 2016

14/05/2017

Más leña al fuego del retiro

28/2/2016

Cena en barra, estrenando el premio metropoli 2016 a la "Mejor bar de tapas o enoteca".
Me alegra que un sitio con a penas 6 meses de vida sea galardonado, máxime cuando nada más entrar por la puerta tratan de agradarte y hacerte sentir como en casa.

El local no ha sufrido ningún tipo de modificación respecto a lo que en su día fue Cesar Anca.
Variada carta de vinos con unas 10 referencias entre blancos y tintos. Posibilidad de hacer medias raciones de varios platos de la carta.

De todo lo que pedimos lo que más nos gustó fueron los BUÑUELOS DE BACALAO, EL RABO DE VACA AL CURRY MASSAMAN y LA TARTA DE QUESO (la experta en reposteria del equipo fresandco dice que puede competir con la de Cañadio por ser la mejor de Madrid, un servidor da su visto bueno al apunte, es espectacular).
Menos me gusto la OSTRA VALENCIANA CON UVA DE MAR Y LIMA, pero no por culpa de La Raquetista, más bien porque el bicho era enorme y sufro para terminarme el bocado de mar. Tampoco nos emocionó el RAVIOLI DE CALABAZA ASADA acompañada de una salsa de queso idiazabal y avellana, la pasta muy bien ejecutada pero resultó ser muy plano de sabor.

En total con 6 copas de vino + 1 copa vino dulce (Casta Diva) salimos a 65€ entre dos, excelente RCP que hará que volvamos muy pronto.

22/01/2017

PARA DISFRUTAR

Los hermanos Aparicio sacan nota alta con su segundo restaurante en la zona de Retiro, con competidores de altura en el panorama tabernario del Madrid bien.

Visitamos Cachivache hace ya tiempo y no veía el momento de descubrir su nuevo proyecto de cocina tradicional, de producto de temporada, pero con toques renovados.

Por fin se dio la ocasión perfecta y el pasado domingo 15 de enero de 2017 tras visita museística, reservé para cuatro personas. Día invernal, perfecto para buenas viandas y guisos con fundamento.

La zona de barra estaba a rebosar, no más de diez minutos de espera hasta que la mesa estuvo preparada. Comedor minúsculo con cuatro mesas bien vestidas. Ambiente sosegado y acogedor.

Servicio amable, profesional y eficiente.

De aperitivo, un escabeche templado de morcillo para ir entonando el cuerpo. Rico.
De entrantes para compartir:

Los imprescindibles torreznos (6,50€) que había que probar sí o sí. A mí no me gustan, debo confesar mi remilgo con los productos con demasiada grasa, mi estómago se pone en guardia y no hay quien lo amanse…! Pero disfrute viendo las caras de satisfacción del resto de los comensales.

Al tiempo, ensaladilla rusa de bonito (8,50€), plato del que tampoco soy especialmente fan, pero la caté y debo decir que estaba buenísima y así lo corroboraron el resto, tan sólo creo que podrían mejorar en la presentación, me parece un poco viejuna con los colines alrededor formando un sol, aunque quizás sea esa la intención.

Para finalizar lo entrantes el plato caliente, buñuelos de bacalao (10€). También estaban muy buenos, pero los de la Primera que aún tenía en mi memoria, los superan.

Con los platos principales las buenas sensaciones se confirmaron y creo que son con los que La Raquetista se luce y entra en la liga de los grandes del panorama tabernario:

Garbanzos con butifarra negra, setas y foie (14€) Legumbre “al dente”, yo la prefiero más blandita, pero sólo es por ponerle un pero, plato generoso muy rico.

Lasaña de carrilleras (16€). Mi amiga dudaba entre este y los canelones de pularda, el jefe de sala le recomendó la lasaña, los canelones no los probamos, quedan pendientes, pero la lasaña estaba para llorar de la emoción, eso sí, plato contundente.

Fuera de carta, lengua en escabeche (12€) que mi pareja no pudo dejar de pedir, le chifla. No le defraudó, también la probé y aunque no soy experta en este producto, me pareció buenísima.

Y mi plato no podía ser otro que el rabo de vaca al curry Massaman (16€). Lo tenía claro desde el principio, no podía dejar pasar la ocasión de probar uno de los platos más famosos de la carta, incluso a pesar del pichón fuera de carta que me tentó muy mucho pero al que no sucumbí. No me arrepentí, coincido plenamente con todas las alabanzas a este platazo, es imprescindible.

Al terminar, mis acompañantes comentaron que compartir los platos principales hubiera sido mejor opción ya que la generosidad de las raciones y su contundencia puede cansar un poco el paladar. Sin estar en desacuerdo con ellos, yo sigo prefiriendo un plato para mi sola de ese excepcional rabo al curry.

Acompañamos el comercio con una botella de Mestizaje (19€) muy carnoso y afrutado que maridó bien con toda la comanda.

Todavía nos atrevimos con una tarta de queso fresco y frutos rojos (6€) para compartir los cuatro y redondear con un toque dulce la excelente comida.

Botella Solan de Cabras (2,20€), cafés solo y cortado con precios módicos (1,60€/u) y servicio de pan rústico 1,90€/pax.

Como estábamos felices nos vinimos arriba y rematamos la faena con un par de whiskys. Si los descontamos de la comanda, la cuenta final se quedó en 121€ los cuatro, 30€ por persona. No se puede pedir más, RCP maravillosa.

Taberna moderna para disfrutar con una cocina rica, con fundamento y con mucho cariño. Pasa a mi lista de favoritos, repetiré.

18/09/2017

Miss Migas lo descubrió en septiembre de 2015

Cocina tradicional de guiso y suculencia con toques extranjeros. Muy bien

Agosto 2017

Barra + cerveza con tapa + torreznos muy pero que muy top. Lee más sobre sus torreznos y otros: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20170913/ruta-de-torrezn...

----

Junio 2016

Me ha gustado más todavía si cabe



Enero 2016

Buen lugar La Raquetista, grandes sensaciones.

Sr Rodriguez

Donde estaba Cesar Anca. Parece que el sustituto duró poco

18 de septiembre de 2015

spider72

Huy!!!!! no fastidies....

18 de septiembre de 2015

17/03/2017

PEQUEÑA GRAN BARRA

Cena Sábado Marzo 2017

Tras más de un intento y reserva abortados por fin consigo poner un pie en esta casa, eso sí, plantándome allí a las 20:00pm... sino nanai.
El pequeño comedor completo, como era de esperar, y ninguna cancelación de última hora. La barra ya estaba a medio gas a esas horas y nos hacemos con la mesa alta de la esquina y, esperando a unos amigos hago tiempo con un vinito, tapa, vinito, tapa,...

Vinitos Valtravieso y tapas... Tapa de QUESO en cubitos con picos. Queso del bueno, del bien curado y sabor intenso, nada de tonterías. Tapa de OLIVAS, PEPINILLOS Y CEBOLLITAS ENCURTIDOS. Tapa de CHORIZO. GAMBAS COCIDAS, que para ser de tapa muy bien...

MILHOJAS DE TOMATE, AGUACATE, REQUESÓN Y SARDINA. Bastante bueno pero prescindible, viendo el resto de la oferta de este sitio, incluso para cosas ligeras. No creo que sea el plato a pedir en este sitio y está lejos del milhojas de tomate con ventresca de La Castela/Castelados.
Después de avisarnos de que para compartir era algo más complicado el camarero tuvo la paciencia de dividir el plato meticulosamente y dedicando un buen rato. Un 10 para él.

CREMA DE PATATA CON ERIZO. Muy bueno. El toque de sabor del erizo con la crema va fenomenal, un plato muy conseguido. Pedimos 2 para compartir y los dividieron por persona. Otro detalle por su parte de esos que se agradecen.

TORREZNOS. Pasa a mi TOP dentro del torrezno clásico. Imprescindible. Me encantan también los de Taberna&Media allí cerquita, pero se salen un poco de lo que entiendo por torrezno clásico.

RABO DE VACA AL CURRY MASSAMAN. Solo el no caer en la tentación de llamar toro a la vaca ya debería ser un plus, pero es que este plato no lo necesita, es una delicia, un plato redondo en todos los sentidos. Rabo deshuesado tierno, salsa deliciosa, chalotas, ...
Lo acompaña un arroz blanco en su punto, suelto, perfecto.
(Esto lo comentas y la gente se descojona, como si todas las variedades de arroz fueran iguales, como si hacerlo en su punto y que quede suelto fuera lo habitual en este país... )

PASTEL DE CHOCOLATE, GALLETAS Y DULCE DE LECHE, CON HELADO DE AVELLANA. No soy especialmente chocolatero, y pienso que en la mayoría de sitios el postre de chocolate suele ser el peor, precisamente por la abundancia de chocolateros que cualquier cosa con chocolate les triunfa, pero es que con este nombre se veía venir, y efectivamente cumplió expectativas, para repetir sin duda.

BORRACHO DE LIMA-LIMON, TÉ MATCHA, Y CHOCOLATE BLANCO CON ESPIRULINA. Muy bueno y con un toque refrescante que complementa muy bien con el otro postre.

BEBIDA. Hubo vinos a raudales, acabamos pidiendo botella y también agua.

ATENCIÓN. La atención fue extraordinariamente buena desde el primer minuto, más de 11 que de 10, y estando apretujados en una mesa alta junto a la barra. Así da gusto.

PRECIO. Sin contar los copazos de después, en mesa alta, con vino a raudales y compartiendo todo, la cosa se quedó en 22€ por cabeza.
Siguiendo la estela (o a la cabeza) de su hermano el Cachivache mantienen una relación calidad precio realmente buena.
Los copazos muy bien puestos a 8€.

ME GUSTA:
- La carta del sitio y los fueras de carta son sumamente apetecibles. Dan ganas de volver pronto a probar más cosas.
- La relación calidad-precio.
- La atención.

NO ME GUSTA:
- Aparcar por la zona.
- Lo difícil que es reservar o encontrar hueco.

04/04/2017

Excelsos guisos a pie de barra !!

La Raquetista es el nuevo restaurante abierto recientemente por los hermanos Aparicio, que contaban ya con otro restaurante en la capital, Cachivache. Este pequeño local esconde sin pretensiones una propuesta sencilla, pero a la vez mágica.

Taberna de tapas, vinos y cocina española que acaba de abrir en la milla de las tabernas. Doctor Castelo se ha convertido en la mejor calle de Madrid para ir de tapas.
El sitio es pequeño y muy cuco. Con una ambiente elegante y selecto. La comida nos sorprendió mucho ya que la calidad, la presentación, la cocina innovadora y el trato fue exquisito. Brutal el guiso de garbanzos con butifarra negra, setas y foie.

Camareros profesionales, magnífica relación calidad precio con medias raciones de todo y el dueño atento a los detalles redondean el conjunto. Te vas con la sensación de haber comido muy bien. El personal es atento, rápido y muy agradable. Un 10, y directo a nuestro Top Barras de Madrid.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:
zampurreando.com/2016/11/28/la-raquetista

07/07/2017

top en guisoteos con óptima RCP

Ya había probado Cachivache, de los mismos dueños, pero tenía pendiente esta Raquetista, ubicada en Doctor Castelo, terrible calle y alrededores para los amantes del buen yantar (uno no sabe donde parar o, a lo peor, trata de parar en todos).

La visita a la Raquetista no defraudó en absoluto. Del mismo palo que su primo Cachivache, aunque aquí se respira otro ambiente un poco más formal (será el barrio y su público). De cocina, algunos platos de comparten (los obligatorios y exquisitos torreznos) y otros son exclusivos.

En una comanda de varios platos para compartir entre 6 personas, probamos un poo de todo. Donde destacan para mi es en los platos donde la base es el guiso: los callos y unos garbanzos con butifarra, setas u foie fueron lo mejor, seguidos muy de cerca de un arroz meloso de cigalas (fuera de carta) y el rabo de vaca al curry massaman. Muy buenos pero no tan brutales, lasaña de carrilleras, steak-tartar de búfalo (fuera de carta, corte de picante), buñuelos de bacalao. Aparte dejo los tremendos torreznos mencionados arriba, que son un fijo y son de obligada inclusión en comanda según entras al local.
Los postres me dejaron un poco más frío. Probamos tres postres para compartir. Un bizcoche con helado de te matcha y una movida verde llamada espirulina, que directamente no me gustó, una torrija de sobao y una tarta de queso con frutos rojos que estaban buenos pero no era la locura. En resumen, la parte dulce me resultó menos destacable que la salada.

Con vino (1 botella de Rio Negro muy rico), algunas birras y aguas, y algunos cafés, salimos a 32 pavos por persona. Excelente RCP para mi.

La única pega es lo canijo que es el local y obliga a reservar si o si.

Para volver muchas veces (queda mucha carta que cortar)

11/09/2017

Gran Materia Prima

Un sitio recomendable, no muy grande pero agradable a la vista.
Respecto a la comida, es indudable que trabajan con muy buenas materias primas.

Tomamos torreznos y ensaladilla para compartir (los torreznos muy ricos, crujientes, nada grasosos...; la ensaladilla buena, pero no excepcional).
De segundo pedí Rabo de vaca con salsa masama...Impresionante, carne jugosa, no hace falta ni el cuchillo para cortar, y la salsa divina, un poco dificil de definir (sabe a curry, con un poco de picantillo, pero rico rico...no extravagante, que hasta a mi padre que es muy clásico, le gustaría).
Y como me gusta probarlo todo, también caté el Tartar de atún rojo de mi acompañante. Exquisito, bien cortado y aliñado. Y sobre todo, un atún de gran calidad. Lo acompañan con salsa de wasawi (no puedo opinar, porque no lo tomé, porque no me gusta), y unos panecillos finitos ricos.

De postre, la tarta de queso curado (jugoso, no muy dulce, recomendable). Y tarta de chocolate, no recuerdo el nombre. Personalmente quizás un poco dulce y mezcla de sabores con mucho contraste (chocolate con pimienta, cacahuete y mango..), para mi paladar.

Trato muy atento y eficiente.
Tendré que volver a probar el resto de la carta. Os lo recomiendo!!

08/07/2016

Clásicos, guiños internacionales y algún viejunismo. Ha venido a quedarse. (opinión de barra)

En la zona de Ibiza-Doctor Castelo hay mucho nivel en tabernas y barras, así que quien entra de nuevas a competir, o está al nivel o poco puede hacer, por mucha demanda que haya.

Y en el caso de La Raquetista hay nivel de sobra. Nivel en cocina y oficio de los camareros.

Local muy pequeño, solo barra y apenas 6 mesas en la parte de dentro, pero muy aprovechado con los recursos de ganar espacio de un interiorismo muy industrial. Igual se me ha hecho algo fría, me falta algún punto cálido de decoración, que te recuerde que estas en una taberna castiza (perdón, neo-castiza) pero bueno.

Como inciso, no entiendo demasiado el nombre del local. Por lo visto La Raquetista viene en honor a la abuela de los dueños, pero luego no hay nada en el local que lo refuerce, al menos en la barra. Ni fotos de la abuela, ni una triste raqueta colgada. De todos modos, coincide que 'raqueta' es una de mis palabras favoritas del castellano, por su sonido, así que estoy bastante a favor del nombre. Suena bien, y engancha.

A las 20.30 de un martes de verano nos pasamos por ahí y tenían completo el comedor, y la zona de barra ya tenía ocupación (A lo largo de la cena la zona de barra se llenó mucho). Por suerte quedaba una mesa alta en un rincón lateral y ahí nos hicimos fuertes. Sorprendente que la mesa alta tuviera mantel y servilleta de tela.

Pedimos unos dobles de mahou bien tirados, que nos acompañaron con un aperitivo que me pareció el colmo de lo viejuno y trasnochado: unos huevos rellenos de bonito, sin rastro de mejora sobre la receta que se hacía allá por los ochenta. Reconozco que me asusté un poco y temí que este fuera un sitio "demasiado" clásico.

Pero ojeando la carta (una carta distinta para barra que para comedor, por lo que tengo entendido), ya vi que era una mezcla de propuestas clásicas de taberna con otras con guiños a cocinas internacionales o modernidades, así que fuimos a probar un poco de todo.

Lo primero, y IM-PRES-CIN-DIBLE, sus torreznos. A partir de ahora los voy a tener como referente con los que comparar a cualquier torrezno que entre en mi boca. Jugosos, hechos a baja temperatura, pero totalmente canónicos, con su piel crujiente. Te sirven torreznos alternados con sus cortecitas. Una gozada.

Luego nos dio por probar unas tartaletas de puerro, queso y bacon. Nos sonó también a bastante viejuno, el típico canapé de boda, pero esperábamos que fuera una reinvención, o una vuelta moderna o mejorada. Pues no, son unas tartaletas clásicas, bien hechas pero de un aburrido que no es normal. Obviables.

Dejamos el neocasticismo a un lado para probar propuestas internacionales. Empezamos con media ración (2 tacos) de tacos mexicanos de caballa ahumada. Muy buenos, y eso que son tremendamente sencillos, solo una base de guacamole, pico de gallo y lima, y luego el pescado. Pero la tortilla de maiz estaba buena y el bocado sabía suave y funcionaba. Cuando está bien no se necesita más. He visto que en otras fechas hacían los tacos de parpatana de atún, pero ya no es temporada.

Por último, probamos media ración del que leímos que era uno de los platos con más aceptación, el curry massaman. Había visto que otros decían que es de rabo de toro, pero ese día lo tenían de vaca vieja. Efectivamente está muy bueno, pero engaña porque podríamos definirlo como "curry versión finolis". Se presenta en un plato blanco hondo, con la carne en el centro y una salsa marrón totalmente ligada y homogénea, con un cuenco de arroz al lado. Sorprende porque no es la idea que se tiene de un curry thai, donde normalmente los elementos que forman la salsa del curry están visibles, tanto las verduras, como la leche de coco, incluso las hojas de lemon grass o lo que lleve. Aquí en cambio parece un guiso tradicional español fino. Eso sí, una vez que le das a la cuchara ahí está todo el sabor concentrado, potente y levemente picante de un buen curry, y la carne está jugosa y se deshace. Muy buen plato.

En total pagamos 44€ dos personas, por una cena suficiente. Me gustó la cocina, y me quedo con ganas de probar la carta del comedor. Y a ver si dejan de caer en viejunismos tipo los huevos rellenos, que pueden hacer huir a más de uno.

Miss Migas

Estás "on fire" querido Volga. A mí La Raquetista es un lugar que me gusta mucho. Los torreznos, efectivamente, son gloriosos y la próxima vez atrévete con los buñuelos de bacalao, muy top también. Ah! Y La Muqueca Bahiana de Raya, me chifló hace un par de semanas.

8 de julio de 2016

volga

Tengo que aprovechar, Missmi, que tengo el tiempo limitado y muchos pendientes!

8 de julio de 2016

Alvaro Armenteros

para establecer un baremo torreznil en condiciones hay que hacerse una ruta por los bares de Soria, la patria del torrezno.

8 de julio de 2016

volga

Pues habrá que, Álvaro. Me lo apunto!

8 de julio de 2016

16/06/2017

Esperaba más, pero volveré.

¿Pues que quereis que os diga?... creo que tanta expectación provoca estas cosas.

No voy a decir que el sitio es de 3 estrellas porque no, pero ni de broma, a mi humilde entender de 5. Aparte de lo reducido y de apretada la barra la verdad es que nada de lo bastante que comimos me volvió loco.

Empezamos con un queso y unas gambas que nos pusieron con el vermut de salida. Gambas chungas, queso del montón.

Abrió el fuego unas aceptables patatas bravas… a veces pienso que la calidad de las bravas en sitios pintones es inversamente proporcional al tamaño de la ración… a veces parece que no se enteran que el tamaño SI importa.

Seguimos con unos Sim sums de centolla donde fallaba la masa, demasiado gorda para mi gusto, un aceptable pulpo pibil, un rico tartar de atún rojo, unos buñuelos de bacalao y algo más se me queda en el tintero que no recuerdo.

Bien de vinos, increíble postre y nada caro.

Veo por 11870 que cambia mucho de carta, lo cual, al menos a mi, me da un hilo de esperanza, porque ayer nadie de los cuatro que íbamos salió pensando “ a este sitio tengo que volver ya”.

Como digo supera las 3 estrellas pero no llega a las 4.

25 por barba con dos postres, vino y cervezas son alcohol…

20/07/2016

Se le ven maneras

Cena martes julio 2016

Salir de picoteo un martes de julio en Madrid. Seguro que hay sitio en todos los lados.
Verdejo: Cerrado (es martes noche)
Cañadio: Deben estar regalandolo. Lleno hasta la bandera
La Castela: Algun dia conseguire entrar... aunque empiezo a dudarlo
La raquetista: Al fondo de la barra hay un huequecito para dos. Nos tiramos en plancha

Tras meternos un par de cañas de un trago tras la ruta turistica, nos lanzamos a un ligero picoteo:
- Erizo con pure de patata: Me parecio notar un atisbo de sabor de erizo entre tanto pure. No merece la pena
- Sardinas marinadas: Remontamos totalmente el vuelo, Magnificas sardinas con una escalibada que acompaña muy bien. Muy rico
- Bonito en escabeche: Solo por este plato merece la pena la visita. Un escabeche caliente supertradicional que se le echa en el ultimo momento sobre un bonito en tataki, crudo por dentro. Perfecto.

Con un par de ruedas y dos cañas mas, la cuenta se fue a 41 €. Correcta RCP.

Gran sitio aunque no se cuando ir para estar mas a gusto

Avelio

La próxima vez que vayas a la Raquetista prueba el curry, es un imprescindible. Me apunto el bonito en escabeche, que eso no lo he probado yo. Y respecto a La Castela, no dejes de ir porque es el mejor relación calidad-precio-disfrute de la zona.

20 de julio de 2016

26/09/2016

Menuda barra! Menudos garbanzos!

La zona de Retiro es una zona fácil y compleja a la vez. Fácil porque hay tantas buenas tabernas que si una está llena, pues te vas a la de en frente y así hasta que encuentras un mini trozo de barra donde picar algo. Difícil porque todas son tan buenas, que es complejo destacar sobre el resto.

La raquetista tiene varias cosas diferentes a las que le rodean, para empezar es nueva, moderna, pero tiene en común con el resto que su carta se disfruta tanto o mejor en barra que en mesa. En el caso de la Raquetista, he estado una vez en su comedor y otra en barra esta semana, en esta segunda ocasión tuve con creces una experiencia mucho mejor.

Si quieres seguir la crónica completa, análisis de los platos, fotos y demás menesteres puedes leerla en lamandarinavaliente.wordpress.com/2016/09/11/la-raquetista

20/07/2016

Hermano mayor

Ya abrio hace un tiempo pero entiendame, me acabo de unir a la familia de 11870 ahora...abierto en Docto Castelo, zona gastro por excelencia, abre el hermano mayor de Cachivache.

Javier y paco han conseguido darle un toque mas a su cocina para conseguir desde mi punto de vista, las 5 estrellas claras.

Espactaculares currys, canenoles de pularda y tartares cuando los hay.

Vayan y disfruten, paseito por el Retiro y a la Raquetista!

03/04/2016

Muy interesante

Grata sorpresa, los mismos propietarios que El Cachivache, arriba del todo de Serrano, han abierto en el barrio de Retiro "La Raquetista", en un local pequeño (zona de barra y un comedor raquítico con media docena de mesas).

Cocina de mercado con mucho mimo, cariño, y calidad de producto. Personal de sala amable y profesional. Todo lo probado, incluido unos tacos mejicanos, estuvo a gran altura.

Habrá que volver. Un detalle: es un buen sitio para ir después del cine, cierran tarde.

spider72

Estoy de acuerdo. Este sitio tiene buen precio y buena mano con la cocina.

25 de abril de 2016