Ordenar por:

relevancia fecha

23/02/2015

Ya no voy más

He ido varias veces a este establecimiento, pero ya nunca más. No he querido darme cuenta antes, pero lo cierto es que la relación calidad/precio deja mucho que desear. Los crepes salen duros y son muy difíciles de cortar con los cubiertos de plástico que te ofrecen. Y los batidos son carísimos para lo que son: una chispa de fruta con un montón de leche. Hasta los de helado son muy muy líquidos, y esto no es sino muestra de la poca chicha que le echan. Lo lamento, porque el sitio es monísimo a pesar de su reducido tamaño y la verdad es que mal nunca me han tratado, pero ya no volveré más.