Del grupo Larrumba, aquí te espera cocina mediterránea con una carta en la que destacan los arroces pero también el gazpacho, la coca de sardinas, los buñuelos de bacalao, la ensaladilla rusa o la paella. Un local precioso, decorado con mucho gusto gracias al trabajo de Proyecto singular.

Ordenar por:

relevancia fecha

20/08/2017

Debe mejorar, pero bien.

Mal empezamos cuando pedimos las bebidas y después de 15 minutos seguíamos fumando (es un decir) y esperando. Nos tomaron nota de primeros y segundos y otros 15 minutos sin agua ni comida.

Tuvimos que recordar a quien nos atendía que todavía respirábamos para conseguir los tintos de verano y el agua.

Los primeros la verdad es que nada del otro mundo. Pedimos unas gambas y nos trajeron seis gambones, bien hecho, ricos, pero no es lo que pedíamos ni esperábamos, lo segundo fueron unos puerros con romescu. Curiosos, sin más.

Íbamos de mal en peor a pesar del voluntarioso servicio que no daba pelota con bola.

De segundo pedimos un arroz con cigalas y alcachofas… i m p r e s i o n a n t e… impresionante de verdad, riquísimo, una pasada. Lo de las cigalas era una forma de hablar, solo había una por persona, pero de sabor era riquísimo. Muy muy muy muy muy muy rico. Solo por el arroz valió la pena el viaje. Parece mentira pero en Madrid no hay muchos sitios con buen arroz, este lo es.

A ver, los tiempo fueron inaguantables, pero hay que pensar que están en rodaje. El arroz quita todas las penas.

El sitio me ha gustado y además no esta mal de precio.

Me imagino que los tiempos mejoraran, me imagino que volveremos…

29/09/2017

Mucho local, arroces correctos

Tenía este sitio apuntado porque no me pilla mal para comer cerca de la oficina, y los visitamos esta semana. Forma parte del Imperio Larrumba, del que conozco que tiene varios locales que lo petan bastante, que suelen trabajar mucho el tema decoración, pero lo cierto es que hasta la fecha no he visitado ninguno.

La sala, cumpliendo con lo que había oído/leído, la tienen muy bien montada. Muy agradable. El personal va de punta en blanco con estilo hipster-moderno-pijín . Lo cierto es que atienden bien.

En mi visita, por contrastar la opinión de Nindiola, debo decir que los problemas de
demoras ya no existen, o tuvimos suerte ese día. Fueron bastante rápidos en servirnos.

Por contra, los arroces (de cigalas y alcachofas, y del senyoret) estaban ricos pero no soberbios. Me gustan más los que sirven en L'Albufera.

Los entrantes fueron los puerros asados con romesco (bien), el pulpo a la murciama (guisado y con patatas, bastante rico pero caro para la cantidad) y los buñuelos de bacalao que fueron lo peor de la comanda. Sabían más a la masa que a bacalao.

De precio si que puedo decir que esperaba que fuera más caro. Sin ser una ganga, para estar donde está no fue un estacazo ni mucho menos. Con 3 entrantes, 2 paellas de 2 (para 5). 3 postres y vino blanco (uno de 20 pavos, no recuerdo el nombre) salimos a 42 pavos per cápita. En L'Albufera sales a precio similar, OJO con promo del kaviar. En esas condiciones me decanto claramente por el segundo, porque me gustan más los arroces y ponen más cantidad, que va mejor para compartir entre varios.

Quizás 3,5 estrellas sería lo más adecuado para mi.