La Tabacalera

Más detalles sobre nuestra empresa: • Sartenes • Tostas • Tapas de la Tierra • Embutidos • Quesos • Tapas del Mar • Menús Diarios

Ordenar por:

relevancia fecha

01/04/2013

Mejor en grupo

La Tabacalera está en pleno centro de Cimadevilla, muy cerca del cerro de Santa Catalina, en el corazón (según los oriundos de alli) de la zona de marcha.
El local tiene dos plantas. En la principal (la baja) está la barra y media docena de mesas y en la de arriba solo hay mesas. También ponen una terraza enla plaza.
Está bien para cenar a base de raciones y sidra, como no podía ser de otra forma (2€/botella). Pero tiende a ser bullicioso, así que mejor ir en grupo (ya se sabe, si no se puede con el enemigo...). Se suele poner hasta arriba así que conviene acercarse por allí un rato antes y hacer una reserva. Son bastante formales con eso, y además de servir rápido, están muy atentos de las mesas.
Las raciones no están mal. A destacar: las sartenes. Nos quedamos con ganas de probar el picadillo de jabalí, así que tenemos excusa para volver.
Recomendable.

29/08/2011

Muy buenas todas sus raciones.
Raul que creo que es el propietario es muy atento y agradable y la señorita que atiende el comedor de arriba se desvive en que estes a gusto y la comida te satisfaga.
Conviene reservar ya que al menos en verano hay bastante gente

09/03/2012

Rústico y especial

Comidas, cenas, culines de sidra....en Cimadevilla. Buena calidad en la comida. Hay que pasarse alguna tarde que otra por allí. Comida regional de muy buena calidad. Típico. Mesas y banquetas de troncos. Cecina, croquetas, sidra, tarta de la güela....alrededor de 10 euros por persona.

10/08/2009

Plato del dia en Gijón. Cimadevilla.

Tenía ganas de una fabada en mi tierra. Y la comí al mediodia en una sencilla sidreria al lado de la antigua Fábrica de Tábacos, en el barrio de Cimadevilla. Me supo a gloria, . Tenía yo ya mono de cocina propia.
Pasamos paseando por delante de Casa Zábala, un clásico de toda la vida, perfecto. Como lo puede ser Vitorón, Casa Victor, en el barrio del Carmen.

Zabala, estaba lleno, y ya algunas veces he podido probar sus estupendos platos y vinos, también se puede comer de forma algo más económica en el exterior, en las terrazas bajo toldos pegadas a la fachada de este coqueto restaurante. Zabala, tiene para tal efecto, una carta reducida, como de tapeo y ensaladas frescas variadas. Pero en esta ocasión buscábamos algo más informal. No un restaurante, restaurante.La sidreria Trébedes, próxima a Zabala, un concepto algo moderno y limpio de las sidrerias, también,,ya todo lleno. Camareras ajetreadas. " Pregunta a la chica de afuera,,,". En el barrio, pronto se pasa al tuteo, o ya se empieza con él...Y eran pasadas las 2 de la tarde. Buen dia, sol,turistas y barrio antiguo ex marinero, hace tiempo ya reconvertido en servicios, de Gijón. Poco probable encontrar sitio. Más abajo, en la plaza Mayor, La Galana y El Centenario, más de lo mismo. Todo lleno o ya reservado.Ni nos acercamos ya a la Cuesta del Cholo o a El Planeta..Tampoco queriamos chuletón, ni sardinas a la plancha, ni bocartinos o tarta gijonesa,,¡¡ queriamos fabada,,¡¡.
Por fin,,¡¡ encontramos sitio en la plaza, que tiene una explanada central y se rodea de muchas escaleras, donde la gente se acomoda, para charlar, tomar unas sidras y vigaros u oricios cuando es temporada. Las escaleras entre arbolitos descienden hasta un pequeño espacio, donde a modo de guarderias con verjas, se instalan terrazas con sombrillas. A un lado de la rectangular plaza, está el, ahora cerrado, edificio de la Tabacalera. En los otros 3 lados de la plaza, se mezclan terrazas, sidrerias,una vinateria, y casas de toda la vida de Cimadevilla, cortinas de ganchillo y macetas de geranios. Algún artesano de azabache también hay por alli.
Públicos variados, no demasiado jóvenes, depende de la hora... Gentes treinteañeras, o muy cañeras, con voz aguardentosas, resacosas, vueltas de todo, y familias modernillas, invitadas de Madrid, por sus..... primos gijoneses, Más arriba, bordeando la casa natal de Jovellanos, y subiendo por Guinea,,se llega al Arca, El arca de Noe, ha sido toda una institución en el Gijón de los 80..Aún sigue siendo,,tal vez. Pero los tiempos han cambiado,,Ya no se beben tantos carajillos a las 3 de la mañana. O al menos, esto no sale- afortunadamente- en "La Ola del verano" o, menos, en "Asturianos por el mundo". ¿Para cuándo un asturianos,,,por el mundo..? Y, ¿ para cuándo totalmente peatonal toda Cimadevilla?. Comer - beber al lado de vehiculos es un fastidio. ¿ Llegan allí los buses turisticos casi vacios?

Después de buscar sitio,,,durante 15 minutos, todo "petao"Pues bien,, en la sidreria a la izda,, La Sidreria Tabacalera, encontramos acomodo en la acera, en una mesa de madera, sillas plegables, y buen ambiente. Camarero majete, amable y rápido en el servir. Bayeta rauda sobre la mesa, antes de tomar la comanda. Olor a lejia y no muy aclarada dicha bayeta. Pero, bueno, habia gente, trajin,,y esos detalles,,casi,,casi,,ni se perciben. Pedimos menú,,y fabada¡¡¡¡,,,,cremosa y rica. Pero antes, unos cogollos de tudela, con cuñas de queso manchego, anchoas y regadas en aceite de oliva con orégano, y perejil seco. Les fabes estaban cremosas, con la dureza justa en la piel, no rotas, con el suficiente compangú y ricas ricas. Tal vez yo les hubiera puesto un poco de azafrán en hebra, pero es que yo a casi todo se lo pongo,,,la carne guisada, gana mucho, para mí,,con una pizquina. Bien, luego vino salmón - frente a secreto ibérico- una trancha delgadita, jugosa, con una cebolla casi caramelizada encima. Tal vez, cierto, algo picante de pimienta, pero bien. Entraron bien las 2 botellas de sidra fresca. No le dió tiempo a calentarse. De postre, un flan y 2 yougures ,,por aquello de la dieta,,equilibrada. 14 euros por barba. Aunque la sidra nos la cobraron aparte, y eso que en el menú del día,,anotado en una pizarra, incluia agua o vino de la casa. ¿ Vale más una sidra que un vino de la casa?.
Propina, y a tomar un café a los jardines, ahora muy monos,,,al lado de la discoteca Otto, del Náutico, y enfrente nuestra Escalerona,, la gran escalera de la Playa de San Lorenzo..
Umm,, casi no hay nada como estar en casa, casi,,y volver a las raices..

Anotación: En el convento de las Agustinas, en el barrio de Cimadevilla, se instaló desde 1842 a 2000 la Fábrica de Tábacos. Es en el año 2000, cuando el Grupo Altadis opta por el cierre de la planta gijonesa- gran eco en la prensa regional- y por el traslado de la Tabacalera, sus trabajadoras fueron siempre un símbolo real y valeroso en la ciudad- a Santander, incluido parte del personal que lo aceptó.

22/05/2007

JagTomas lo descubrió en mayo de 2007

Esta frente a la antigua Fabrica de Tabacos, en la en la plaza de siempre del Campu de les Monjes, después llamada también Plaza de Arturo Aries y que en tiempo moderno es mas conocida como la Plaza del Lavaderu,