Para muchos este es el mejor sitio para degustar buena carne madurada. El responsable de esta buena fama es Aurelian Catalín, un parrillero rumano autodidacta en el universo carnívoro; su maestría a la hora de seleccionar, cortar y tratar las piezas de vacas viejas gallegas es indiscutible.

Ordenar por:

relevancia fecha

20/06/2016

Local pequeño pero muy agradable y carta muy sugerente

El comedor, aunque poco espacioso, es muy agradable y también tienen una estupenda terraza para el verano (y los fumadores en invierno).

La carta es atractiva y variada, sobre todo en los entrantes, al igual que con el vino, tienen una surtida bodega con referencias clásicas y originales. Tambien funcionan como vinoteca para la venta al público.

Para el plato fuerte, lo seguro: el chuletón de buey, buenísimo y en su punto, acompañado de unas conseguidas patatas fritas. Pero no paséis por alto los pescados, especialmente el "bacalao de la casa" y la ventresca con pimientos del piquillo, y otras carnes, probamos las chuletillas de cordero, muy ricas, el secreto ibérico a la parrilla y estaba estupendo, y el magret de pato, sensacional.

Además de la parrilla también podemos disfrutar de unos tacos de bacalao en tempura, muy ricos, zamburiñas a la plancha estupendas y tacos de solomillo frito con ajos, muy bien de sabor pero un poco aceitosos.

De primero os sugerimos compartir dos o tres platos, según el número de comensales y podéis probar unas excelentes milhojas de micuit con crujiente de manzana, unos muy ricos pimientos del piquillo fritos con gambas al ajillo, las alcachofas salteadas con jamón, la ensalada templada de gulas y langostinos, el revuelto de morcilla y unas magníficas mollejas de lechal al ajillo. Sin olvidar el tomate con ventresca, los boquerones a la plancha con ajo, las sardinas marinadas en fondo de tomate, riquísimas, las zamburiñas a la plancha, los huevos rotos con virutas de jamón, las croquetas de queso de Mahón y la tortilla de patata, muy buena.

Y por poner alguna pega, la carta de postres es lo mas flojo de la oferta y a mi tarta de hojaldre le pusieron demasiada nata, pero en las últimas visitas han mejorado, probé la leche helada que me gustó mucho y un original sorbete de mojito que estaba muy bueno.

¡AH!, y el pan esta muy bueno.

28/07/2015

Carne buena en Pozuelo

Nos reservamos el domingo medio día para comer una buena chuleta y así lo cumplimos. Nos acercamos a este restaurante de la avenida Europa, en la parte trasera por donde pasa la vía de servicio y tras aparcar, vimos que no se podía comer en la terraza del restaurante por la alta temperatura y como además habíamos reservado dentro pues dentro nos fuimos. Nos atendieron inmediatamente y nos sentaron en la mitad del comedor que da a la zona de las brasas (cocina a la vista); nos dimos cuenta que ofrecen un menú degustación de noche (carne o pescado, ambas opciones) y un menú del día por 35 euros por persona, mínimo 2 personas y sin IVA ni bebida, pero RCP es lo mejor. Ante del comienzo tomamos 2 croquetas, aceptables, con el rebozado en ligero exceso y pedimos como siempre aceite para calibrar con este parámetro otro punto más del lugar. “ABBA de Queiles”, excelente sabor, aceite de oliva virgen extra ecológico, traído de Jaén. Para comenzar tomamos un plato de jamón ibérico de bellota D.O. Extremadura, que entendemos que sería de Badajoz, pero preguntamos a la camarera y no nos upo decir. En cualquier caso, excelente sabor, siendo nosotros muy críticos con el jamón; ración para estar dentro de un menú cerrado, muy bien despachada. Seguimos con ensalada de la huerta, variada, rica, natural; les felicitamos por elegir tan bien estos productos a su proveedor. La ensalada compuesta de lechuga, pepina, zanahoria (natural por supuesto) pimiento y cebolla, los ingredientes precisos para limpiar el jamón y dar paso a la carne. Nos habían enseñado la pieza de carne, y mientras avanzábamos con el resto, estaba reposando en la parrilla. El vino elegido y disfrutado desde el jamón, fue “Viña Eizaga” de Rioja Alavesa, concretamente de la localidad de Laguardia. No lo conocíamos y no siendo espectacular, paso el corte. (Hay que reconocer que era uno de los más asequibles dentro de la carta de vinos que te presentan con un Ipad puesto que casi todos los vinos están muy subidos de precio). Y llegó la carne! Fileteada pero sin estar totalmente separad y acompañada del hueso del que también estaba casi separada pero mantenía esa cercanía al mismo que tanta jugosidad le brinda a este corte. El punto, hecho por fuera y rojito por dentro, como lo pedimos, es decir punto-menos. Comenzamos con el primer bocado y en su punto, sabor intenso, rico, y mucha calidad. Disfrutamos, uno y otro sin nada que objetar. Acompañamos semejante plato con patatas fritas caseras, que ni de éstas ni de la porción de carne cercana a 1kg dejamos gramo en el plato. Solo el hueso de la carne y algunas migas de pan… Casi pedimos un chorizo, que queríamos de entrante pero se nos olvidó pedir y después de la carne no procedía. Dos postres, dos, para dos personas, una tulipa comestible de barquillo con dos ricas bolas de helado de vainilla en su interior, un clásico. El otro, un trozo de tarta de queso original, con una mini tulipa con heladito en una esquina, la frambuesa tipo membrillo en la otra esquina y en el centro un pequeño trozo de tarta de queso; simplemente original y bueno, un toque moderno, dejando atrás las míticas cuñas de este postre. Un solo y un poleo menta cerraron la comida. También pedimos una botella de agua y una cerveza. El precio de los menús ya lo he mencionado al principio, y con bebidas e IVA, ascendió a un total de 99,55 euros. 50 euros por persona, parece alto pero no lo es siendo Madrid que siempre hablamos de un poquito por encima del resto y tratándose del lugar, la cantidad y la calidad de platos. Servicio correcto, sencillo, y con servilletas y manteles de tela, blancos, lo único que puede encajar en un sitio así. Volveré, no sé si para repetir este menú que lo haría pero para probar ese chorizo, y esa hamburguesa de buey u otros cortes de carne.

11/12/2014

Calidad y servicio a precio razonable

Un sitio que me resulta curioso.
Todo está planteado en plan restaurante, menos la carta. La carta incita a pedir todo para compartir (en plan raciones y medias raciones)

Las carnes están riquímas. Como bien dicen todos, el steak tartar buenísimo, como el carpaccio o la carne de vaca. Tengo que reconocer que no he tomado nada "de la mar", así que no opino sobre ésto.

En cuanto a los camareros, bastante amables y muuuy atento, pero sin agobiar. El servicio está a un nivel muy alto.

21/03/2014

Sablazo

Me voy a limitar a contar mi única experiencia en este sitio, habia leido en esta página muy buenos comentarios que no pongo en duda, pero para mi lo que he comido hoy me ha parecido bueno pero sin ser nada del otro mundo y carísimo.

Tenía que hacer tiempo y me he dado una vuelta por la Av. Europa sin tener ninguna idea preconcebida y he acabado aquí.

He comido "Habitas baby con huevo y trufa negra acompañadas de alcachofas confitadas con crujiente de jamón Ibérico", le he preguntado al maitre y me lo ha aconsejado, esto mas una caña y una copa de vino de la casa que era un rioja crianza mas un cafe la friolera de 31,50 euros, vaya tela.

La mala constumbre de no añadir el iva en las cartas de los restaurantes me repatea.

Ha sido culpa mia por estar despistado y pedir lo primero que me han aconsejado y seguramente volveré, pero nadie me quita la cara de tonto que se me ha quedado.

17/05/2012

para carnivoroso exigentes

Sirven uno de los mejores steak tartare de la comunidad de Madrid... y probablemente alrededores. Sin duda es el plato a pedir, porque realmente lo bordan. También hay muy buenas carnes al carbón, como el entrecot, para dos es suficiente. De entrada probé un correcto salmorejo y unas morcillas anodinas. De postre me gustó la panchineta (aunque no la llamen así es la típica tarta de crema y nata) y la tarta de queso, deliciosa.

Como curiosidad tienen una pequeña sucursal de La Carte de Vins en la que puedes comprar y te cobran 7€ por el descorche. Para ponértelo fácil, te lo indican en la carta de vinos: el precio de la tienda y el precio en mesa. Vinos muy curiosos y originales y precios comedidos. El servicio es encantador. El pan riquísimo, ojo que envicia

En primavera o verano tienen una terraza aclimatada con agua. Dentro una sala normalita que abarrotada tiene pinta de ser un poco agobiante.

Solo por el steak merece la pena. Precio medio alto, a partir de 40-50 euros

10/01/2013

Valor seguro y excepcional.

primeras visitas: el trato bastante bueno, el foie con brioche y reduccion de oporto excelente, la ensalada de habitas muy buena, el bacalao rebozado increible, buena la torta de la serena, el solomillo buenisimo y a muy buen precio y buenos vinos, ultimamente vamos mucho y más que vamos a ir desde luego.

VARGAS & SCOUT

los tomates confitados con crema de berenjena riquisimos, la tortilla de patatas riquisima, el salmorejo tambien, los chanquetes muy bien...mejor cuando pruebe aqui algo que no este riquisimo lo dire, porque de momento lo ha estado absolutamente todo.

5 de junio de 2012

VARGAS & SCOUT

Bueno, me paso media vida aqui, ya he probado creo toda la carta y no hay una sola cosa que no este buena, lo que menos me gusta quiza el Bacalao de Elia que va con pimientos, el pulpo a la brasa estupendo, el Foie con manzana muy rico, ahora que caigo, ¡¡madre mia!!, ¿no he dicho nada del Steak tartare?, pues es simplemente cojonudo, nada que envidiar a ninguno que haya probado, buena carta de vinos (ahora la han puesto en una tablet), y por supuesto un servicio muy cercano y amabilísimo, cada vez que llevo a alguien alli quedo estupendamente, ni una sola vez he salido decepcionado y eso al final es lo que pides a un restaurante para poder recomendarlo. 5 estrellas como un piano.

10 de enero de 2013

Eduardo

A ver si me animo, llevo tiempo queriendo ir ya que habia oido muy buenas críticas, pero por unas cosas u otras al final no he ido, me apetece mucho.

24 de enero de 2014

VARGAS & SCOUT

yo voy muy a menudo y ni una sola vez han fallado, eso si, yo voy de tapas casi siempre, no suelo sentarme en las mesas de dentro, espero que te guste.

24 de enero de 2014

Eduardo

Gracias.

25 de enero de 2014

Eduardo

Veo que te conoces casi toda la avd. Europa y alrededores, conoces algun sitio para ver el los partidos de futbol y picar algo bueno mientras, gracias por adelantado.

28 de enero de 2014

VARGAS & SCOUT

Hola Eduardo, si, de vez en cuando, NO estoy en la avenida de Europa jeje, pues yo para ver el Futbol, con pantallas grandes diria que hay 3 o 4, La cerveceria de Pozuelo, con un par de teles grandes y en la que se tapea bien, El Imperium, que tiene un proyector enorme y teles y que a mi no me gusta ni la comida ni el trato, luego esta el Sie7e, que son super majos y de comer hay pinchos, perritos y hamburguesas (eso si, mejor ser madridista) y bueno, el Cavanna tambien tiene tele grande pero yo me quedaria con la cerveceria o el Sie7e. Saludos.

30 de enero de 2014

Eduardo

Gracias de nuevo.

30 de enero de 2014

fresandco

Sigue manteniendo el nivel? Dicen que su txuleta es muy top...

7 de julio de 2017

VARGAS & SCOUT

hace como 6 o 7 meses que no vamos, pero la chuleta madurada (tienen varios tipos) es de lo mejorcito que he probado.

8 de julio de 2017

03/12/2012

De lo mejor de Pozuelo. Gran steak tartar

Comí aquí hace un par de semanitas y la verdad es que es uno de los restaurantes que más me gustan de la zona. La carta es bastante extensa y solo he estado una vez, por lo que no tengo mucha idea de como son los demás platos, pero tanto el pulpo, como la carne estaban realmente exquisitos. En particular, como muchos dicen por aquí, el steak tartar es de los mejores que he probado en mi vida, con un balance muy positivo entre carne, especias y picante.

Si vives por la zona recomiendo tener este restaurante muy en cuenta. Eso si, no es muy barato, comer contundente sale a mas de €40 euros por persona

20/03/2012

Buenas carnes

Aurelian Catalin, al que sus clientes conocen como Cata, aprendió el arte de las parrillas en El Torreón, en Tordesillas. Y esos conocimientos los aplica ahora en este restaurante, que cuenta con tres zonas diferenciadas: una barra donde tomar buenos pinchos y raciones y que a la vez sirve de tienda de vinos; un comedor cuyo principal atractivo es la parrilla de carbón que se encuentra al fondo, junto a la que pueden verse dispuestas las piezas de carne; y una amplia terraza que en este invierno primaveral anima a comer al aire libre, o al menos a tomar allí una tranquila copa tras el almuerzo. La carta es demasiado amplia así que no conviene perderse demasiado en ella. Si acaso, un ligero salmorejo para abrir boca. Hay que centrarse en la carne y en la parrilla, que es lo que marca la diferencia de esta casa. Imprescindible el steak tartar, picado a cuchillo. Puede ser de solomillo, más suave, o de entrecotte, más intenso. Otras buenas opciones son la morcilla de Burgos o los dos tipos de chorizos, hechos también en la brasa. Pero el protagonismo principal lo tienen esas carnes de vacuno –pocas veces buey, aunque así se anuncie- que Cata elige con cuidado de sus proveedores (Los Norteños principalmente) y que madura él mismo en una pequeña cámara que tiene junto a la cocina y en la que las piezas adquieren el punto adecuado de ternura y de sabor. Las más habituales son carnes de vacas centroeuropeas que garantizan la regularidad en los cortes, aunque no alcanzan el sabor excepcional de las vacas viejas o de trabajo. Cuando llega alguna de estas, se ofrecen a precios casi de coste. Las primeras están buenas, pero cuando se comparan con estas últimas se puede apreciar la diferencia en textura y en intensidad. En ambos casos con el punto de parrilla exacto, la chuleta caliente por dentro y por fuera. Se acompañan con patatas bien fritas, aunque también puede optarse por pimientos confitados o fritos. Postres caseros, correctos sin más, como la tarta de queso o el tocinillo de cielo. Otro atractivo de La Taberna de Elia es la bodega. Una completa selección de vinos de todos los niveles, que se venden también en la tienda de la entrada para llevar a casa. En el restaurante se ofrecen a precio de tienda con un descorche fijo de 7 €.

04/10/2012

A mi que vivo en la otra punta, lo de irme hasta Pozuelo para cenar no sé me ocurre salvo que no quede otra. En este caso iba a ver a una amiga asi que no hubo (otra...).

Siguiendo recomendaciones del 11870 acabamos aqui, y la verdad es que la pinta desde fuera echa 'patrás', porque parece un merendero, y el salón de dentro esté bastante desangelado, he de reconocer que merece la pena la visita. Tienen una carta de vinos de lo más apetecible y la de comida no se queda atrás. Nos trajeron un aperitvo de sardinas con tomate triturado (tumaca que le llaman algunos) y un pan... qué pan. Y luego compartimos entre tres unas alcachofas confitadas con foie y jamón muy muy muuuuuy ricas y unas verduritas a la plancha con chipirones que arrancaba suspiros entre los comensales. De segundo compartimos un chuletón... yo soy muy poco amiga del chuletón y habría pedido alguna otra cosa de la carta, ya que el steak tartar que tanta fama tiene en este sitio se había acabado, pero he de reconocer que la carne estaba muy muy rica. No puedo decir lo que costó porque nos invitaron, ya me enteraré la próxima vez.
Lo dicho que repetiré seguro con mi otra mitad para probar el steak tartar y alguna que otra delicatessen de las que prometía la carta.

23/08/2012

Perfecto para picotear con amigos y beber vino, la cocina es muy buena, excelentes pinchos y raciones para degustar. Tiene restaurante pero aún no lo hemos probado, relación calidad/precio para picar muy buena. El servicio muy atento y amable. Muy buenos los buñuelos de bacalao, el foei fresco a la plancha, las habitas con alcachofas y almedras, el salmorejo... exquisitas las vieiras a la plancha con coulis de fresas y kiwi y el steak-tartar.
Es uno de nuestros sitios de referencia.

18/07/2012

Sorpresa inesperada

Es un sitio pequeño al que llegué con unos amigos de casualidad, pues no era la primera opción de la zona e íbamos a tiro hecho. Sin embargo, me llevé una grata sorpresa por la calidad de los vinos y las diferentes tapas que pedimos, no muy abundantes pero francamente buenas. Espero volver en breve para cerciorarme de la calidad y que no quede como un vago recuerdo o un espejismo.

29/08/2011

Nos pareció caro. Estuve una noche este verano, en la terraza no había nadie, eso sí era pronto.
Cenamos de picoteo y nos pareció caro. 3 platos para compartir con un par de cervezas y un vino, sin postre ni café unos 50 euros.
Los platos estaban buenos, pero el servicio normalito tirando a regular. En el revuelto de morcilla se dejaron uno de los metales de los extremos de la morcilla...y ni lo cambiaron ni nos dijeron nada.
Igual fue un mal día, pero no sé si repetiremos.