La taberna zingara

Ordenar por:

relevancia fecha

30/06/2018

ANDALUCÍA EN EL CANTÁBRICO

La tormenta me obligó a refugiarme en este sitio. Un restaurante andaluz, con todos sus vicios y virtudes. Un servicio destacable por su atención. LS frituras tenían buena pinta, pero nos decantamos por,

1/2 Ración de berberechos, buenos, pero mejorables. 13 €
Espada de pixin y langostinos, sobre un fondo de arroz. No le han cogido el punto de plancha para el rape, pero un plato notable ( y comen dos). 21 €
Calamar de portera a la plancha, un poco pasado de plancha 19.50

Se puede pedir el vino en copas, una gran carta y buenos precios. Bien el café.
¿Es necesario un restaurante andaluz en el Cantábrico?. Cada cual que haga lo que quiera, pero pueden mejorar. Pero fue una buena experiencia.

07/11/2017

Encuentro de tierras asturianas y andaluzas

El Carmen, uno de los barrios más antiguos de la preciosa villa marinera de Gijón, y donde cada vez se pueden encontrar más locales con cocinas de mucho talento, es el lugar escogido para visitar un lugar muy especial: La Taberna Zíngara. Especial no sólo en cuanto a su gastronomía, sino también debido a su origen. El nombre ya nos da una pista. Dicha denominación está dedicada a una gitana húngara, que vivió un sinfín de historias pasionales, bisabuela del propietario llamado Biagio o Blas para la mayoría. Este también, al igual que su bisabuela, tiene una procedencia compleja. Hijo de italiano de la costa napolitana y de andaluza de la costa malagueña.

Recordándonos su procedencia, Blas ha querido traerse consigo más de un plato de la rica gastronomía andaluza, sin olvidar en ningún momento los platos típicos asturianos. De este modo, en la planta principal hay una zona en la que se pueden degustar los mejores vinos de temporada junto a los más típicos platos andaluces. Ya en la planta baja se encuentra el restaurante propiamente dicho con una carta más amplia, donde los productos asturianos también tienen su presencia. Auténtica fusión entre bistró y taberna. Y si a eso le añadimos, que se trata de un lugar moderno, muy bien iluminado y cuidando al máximo los espacios, las expectativas son inmejorables.

El inicio, como mandan los cánones, cuando estamos hablando de gastronomía andaluza: jamón ibérico de bellota del valle de los Pedroches. Tierra cordobesa donde el jamón es religión. Ración considerable acompañada de una salsa similar al salmorejo, que maridaba perfectamente.

A continuación, otro entrante paladín de esa mágica tierra: coquinas de Ayamonte acompañadas de un sabrosísimo arroz. Verdadero manjar. Un simple cerrar de ojos permitía al comensal trasladarse del Cantábrico a la costa andaluza y respirar toda la esencia de su geografía y sabor de su gastronomía. Bravo.

Y llega el momento más glorioso de la velada: espada de pixín a la brasa servido con arroz salteado. Todo espectacular. Un rape terso, como debe ser; las verduras eficazmente escogidas y el arroz magnífico. Llamativa también su presentación en una especie de brocheta de acero, si bien en principio no era muy práctica, resultaba muy vistosa.

Por último, nos enfrentamos realmente encantados a la versatilidad del atún rojo. En esta ocasión degustamos la parpatana del atún, que un servidor desconocía de qué parte se trataba. Muy gentilmente nos informaron de que era la parte que rodea la boca por la parte de abajo, así como la mandíbula y el cuello, siendo idónea para asar. Y doy fe de que lo es. Manjar exquisito.

Si quieren acudir al encuentro entre tierras asturianas y andaluzas, La Taberna Zíngara es el lugar.

Última visita: 06/10/17
Web del restaurante
Ver ubicación
Calle Linares Rivas, 1,
33206 Gijón, Asturias


984 39 54 77

gastrodisfrute.blogspot.com.es/2017/11/encuentro-de-tierras-asturian...

18/07/2014

Cristina Bertrand Pire lo descubrió en agosto de 2013

pescaito en gijon!!!

Por 21€ cabeza , eramos 12 y tomamos
8 botellas de vino y tres raciones de cada plato, fritura variada, huevos rotos con puntillitas, tortitas de camarón, tempura de verduras y postres

Los huevos rotos totalmente

recomendables, y la tempura sin más, más frito que verdura

26/03/2014

Buena comida, buena atención, precios asequibles.

Tuve que reservar. 4 personas y cena. Camarero amable y ágil, que podia bien con las 40? personas que habia sentadas abajo. Buen temperamento y atención. No sólo son especialistas en frituras y platos de sesgo andaluz. Nos pusieron abajo porque arriba ya estaba lleno. Aunque es más feo el sótano, la comida estuvo bien. Nos salió las tortillas de camarones, la parrillada de verduras, el atún con risotto, - el camarero nos recomendó al volver de tomar la comanda, que le habia dicho el cocinero que los calamares no estaban bien, sino con arena, que mejor no los pidiesemos, así que le hicimos caso- , y otro plato más que ahora no recuerdo. Le sumamos dos postres, tiramesú y tarta de queso, mejor el primero que el segundo, y dos cañas, copas de vino, dos, y agua mineral. Creo que nos salió este picoteo-cena a unos 22 euros por cabeza.
No está mal, se come bien y fue una cena agradable. Buena relación calidad-precio. Asequible y siempre es mejor reservar, no sólo porque al parecer es un lugar de moda.