La Tacita de Juan

Ordenar por:

relevancia fecha

28/10/2013

El mejor de Santiago

Desde febrero de 1993 son ya muchos los años que llevamos frecuentando este magnífico restaurante de Santiago y a partir de nuestra primera visita se convirtió en lugar de cabecera para celebraciones especiales. Aquí hemos celebrado nada más y nada menos que 5 aniversarios de boda y varios cumpleaños.

La comida es la gallega de toda la vida con una materia prima excelente, tratada de manera sencilla, sin concesiones a modernidades que aquí no vienen mucho a cuento. En mariscos destacar todo lo que hemos tenido oportunidad de probar: zamburiñas a la plancha,almejas, berberechos,camarón, percebe y ostras, todo de primera calidad y buen tamaño. En pescados, decir que desde que probé en la primera visita el bacalao a la plancha me ha sido imposible cambiar de opción. Es sencillamente delicioso y todavía no he probado uno mejor, en su punto perfecto de sal y a la plancha sin más historias. En una ocasión mi mujer se salió del guión y le entró a un cogote de merluza que estaba fuera de serie.

La luminosa sala de tonos claros está siempre decorada con flores frescas procedentes de la finca de su propietario: rosas, hortensias, claveles o piñas, alegran la sala en función de la temporada. A cargo de la misma está Abel, un excelente, agradable y profesional maitre.

A destacar también la amabilidad y educación de Juán, el propietario, que aunque jubilado recientemente, se sigue dejando ver por el local.

10/03/2012

Tradición gallega

Para quien busque en Santiago buena cocina tradicional, sin florituras de ningún tipo, en un entorno confortable, esta es la dirección adecuada. Ambiente familiiar y espléndido producto, especialmente mariscos y pescados. Respondió perfectamente a lo que me habían dicho. Tomé unos buenos camarones y me quedé con ganas de pedir unas cigalas, porque las que sirvieron en la mesa de al lado eran de museo. De segundo, una lamprea a la bordelesa impecable, con su arroz blanco y su pan frito. La tarta de queso es también muy recomendable. Con un mencía de Ribeira Sacra (Regoa 2008), muy adecuado para la lamprea, poco más de 60 euros.

05/10/2013

la calidad de la sencillez

Buen producto y cálido servicio.
Recomendable

12/12/2008

Ralphy lo descubrió en diciembre de 2008

Una referencia en Santiago

Este local lleva años siendo de los 2-3 mejores sitios de santiago para comer y para beber. La decoración es muy clásica pero tiene el aliciente de que expone cuadros de autores muy diversos que van rotando cíclicamente y que además, si te gustan, se pueden comprar. La carta es comida gallega de siempre con una calidad excepcional y la selección de vinos es impecable. Si no sabéis cual elegir que os aconseje Abel, que es un crack.
Muy muy buen sitio