La Tarántula

Ordenar por:

relevancia fecha

25/09/2011

Mucha cantidad, pero poca calidad

Restaurante de cocina mexicana en el barrio de Sants cuyo principal éxito es el precio y la cantidad de comida que sirven en cada plato.

Pasa desapercibido como restaurante mexicano ya que en la decoración no hay ninguna referencia al país o su cultura.

Tacos, Enchiladas, nachos y algún plato menos habitual en la gastronomía mexicana como el chori queso o algún otro con nombre peculiar. Sin embrago la calidad es bastante mediocre, sobretodo en la carne del relleno de fajitas u otros platos, bastante dura y insípida en el condimento.

Funciona por las noches con dos turnos, cosa que limita la velada sobre todo si uno pretende comerse pausadamente la gran cantidad de comida que sirven.

Carta de cervezas mexicanas, como la modelo, pero no de cocktails: pese a disponer de diferentes tipos de tequilas y algún combinado no hacían margaritas.

Eso si, barato barato lo es.

PATRICIA

Totalmente decepcionada. Le pedimos a la camarera que nos recomendara que pedir porqué solamente queríamos picar algo. Nos recomendó uno nachos de primero y unas fajitas de pollo y enchilada de segundo. Cuando vimos el pimer plato le pedimos que anulara uno de los segundos y nos contestó que nos lo podíamos llevar a casa en un taper a lo que contestamos que no queríamos uno de los segundos ya que se lo pedimos de inmediato y salió el dueño con unas malas formas que nunca había visto antes a decirnos que nos lo teníamos que comer. Esto sucedió el fin de semana pasado y a dia de hoy no puedo creer las malas formas y el trato que recibimos. NO LO RECOMIENDO, EL RESTAURANTE SIN AIRE ACONDICIONADO, LA CALIDAD DEJA MUCHO QUE DESEAR Y EL DUEÑO UN HISTÉRICO MALEDUCADO SIN MODALES.

29 de julio de 2013

14/02/2011

Totalmente decepcionado.
El espacio es tipo bar restaurante de barrio, pero la iluminación y el silencio hacen que sea agradable. El único camarero atiende una tremenda cantidad de mesas y conserva la sonrisa pese a no parar un segundo.
La carta promete, pero es llamativa la ausencia de clásicos.
La decepción viene cuando pruebas la comida y no sabe a nada. Porciones muy abundantes que no puedes terminar porque no tiene gracia alguna.
Pedimos un chile con carne que era carne hervida con 3 frijoles. Un guacamole sin onda y unas quesadillas de flor de calabaza sin el menor interés. Dejamos un 70% de la comida sin tocar.

28/09/2009

Para ponerse a reventar

El otro día hicimos un pedido para llevar. No lo tienen muy bien preparado, pero con vasos de plástico y papel de plata nos lo pudieron embolsar todo para llevar.

El guacamole buenísimo, la comida abundante, las salsas con la graduación picante perfecta (poco, mucho y muchísimo), el postre una locura. La verdad es que disfrutamos con nuestros amigos, y ahora nos queda ir al local a probarlo in situ.