Acogedor restaurante de tan sólo 8 mesas, justo detrás de La Gran Vía y a dos pasos de la plaza del Callao, con una excelente cocina de mercado. Juanjo López, chef y propietario, escoge cada día los mejores productos de temporada para ofrecerlos de una manera sencilla, natural y espectacular.

Ordenar por:

relevancia fecha

19/07/2017

Restaurante de culto. Una oda al producto.

Nueva visita en la que probamos, en primer lugar, las OSTRAS ESCABECHADAS, con un ligerísimo escabeche. Nada mejor para abrir boca.

Continuamos con el MORRILLO DE SALMÓN, plato absolutamente imprescindible. Se trata de una parte de la cabeza del salmón y tiene una textura gelatinosa y sabor intenso. Obligatorio.

Después LORITO FRITO, un pescado proveniente del Mediterráneo y muy difícil de encontrar en cartas de restaurantes (no recuerdo haberlo visto anteriormente en Madrid). Cuando hay joyas de este tipo hay que aprovechar sin duda. Sabor, fritura impecable y una espléndidas piparras de acompañamiento con un sabor nunca antes visto. Se comen hasta las espinas.

A continuación simplemente el mejor CHIPIRÓN que he probado nunca. Que barbaridad.

Y para terminar RABITO DE CERDO con patatas, sabrosísimo, en una salsa melosa similar a la de los callos. Una delicia rechupetear todos los huesitos sin prisa. Para repetir también.

La pena es que no quedasen ortiguillas, porque se habría acercado a una comanda perfecta.

Lo anterior mas ensaladilla, con vino por copas - La bota 47 de palo cortado; Remirez de Ganuza - e invitación al postre fueron 95€ por persona, mas caro que veces anteriores pero haciendo lo mas difícil: manteniendo el nivel de sorpresa y felicidad!

------------------------------------

Llevaba desde verano postponiendo la visita y definitivamente no volverá a ocurrir, ya que es dificil encontrar mayor satisfacción.

Según nos sentamos le decimos a Juanjo que nos saque lo que crea conveniente. Nos dejamos llevar. De nuevo ENSALADILLA, con el punto perfecto de la patata, ANGUILA CON PERA, bocado pequeño pero intenso, aunque quizá no sea la anguila mas sabrosa que he probado, rica CREMA DE CASTAÑAS y sorprendente REVUELTO DE TRIGUEROS, con un punto de amargor marcado que te hace recordar lo que es producto de verdad y no lo que vemos y compramos día a día en el supermercado.

De principales unas magníficas COCOCHAS y BECADA, la reina, esta si elegida por mi. Tremendo disfrute.

Los precios de los vinos son severos pero da gusto encontrar una carta de ese estilo, además de la amabilidad del sumiller, un chico joven que contagia la pasión por los vinos. Acompañamos los postres con dos copitas de cream y PX Tradición cortesía de la casa. Había tres postres y no sabíamos cual no elegir, por lo que cayeron los tres: PANACOTA, TORRIJA y TIRAMISÚ. Este último buenísimo pero los dos primeros son imprescindibles.

85€ sin vino por persona, nada mal teniendo en cuenta que la becada son 58€.

---------------------

Cuando un restaurante goza de reconocido prestigio ante los grandes entendidos de gastronomía puede ser por tres razones: Que el dueño sea amiguete, que viva de rentas pasadas o que haya mantenido la excelencia a lo largo de sus años. La casa de Juanjo López es de los terceros.

Que si, que te gastas 80 pavos, pero que placer da visitar casas así.

Además, precios así no solo repercuten en la comida, sino también en el servicio. Es verdad que lo primordial es la comida, y a veces incluso apetece un servicio informal, pero una cena es especial cuando se aúna comida, servicio profesional, buen vino...

En La Tasquita de Enfrente no hay carta. Los productos son estrictamente de temporada, y las elaboraciones varían. Solo perdura su famosa ENSALADILLA RUSA, una de las mejores de Madrid. Las raciones de los entrantes vienen emplatadas individualmente.

Las ALCACHOFAS son de libro. De las mejores que he probado en mi vida. El juego de texturas, cocidas en la base y fritas arriba es espectacular.

Y si tanto la ensaladilla como las alcachofas son top, puedo asegurar que las ORTIGUILLAS son de otro mundo. Mantienen a las anémonas vivas en una pecera hasta que las reclama el comensal. Mas frescas, imposible. El sabor que tienen es brutal, fue como si no las hubiese comido nunca.

Antes de los segundos viene muy bien una ligera ENSALADA DE BERUJAS CON TRUFA, difícil de encontrar en muchos restaurantes. Espectacular combinación con el sutil sabor del hongo, el cual era el mas aromático que he probado en esta temporada.

De segundo puede que haya mejores opciones que la curiosa combinación de PULPO CON TOMATE Y CHORIZO, pero resulta buena.

Y por fin pude probar la BECADA, in extremis, ya que estábamos en el límite de temporada. Llevaba mucho tiempo queriendo probar este pájaro y era una de las excusas para volver a La Tasquita. En principio las últimas becadas quizá no son las mejores, pero me pareció tremendo su sabor junto con la salsa y la trufa melanosporum. Supongo que tenía bastante tiempo de maduración debido a su olor y me recordó mucho a la grousse. Pena que no pueda volver a probarla hasta el próximo año.

Los postres son para comentarlo a parte. Apuesto que no se puede encontrar una mejor PANACOTA. Brutal. Por otro lado tanto el TIRAMISÚ como la TORRIJA, hecha con brioche, también están de escándalo.

El precio, como ya he dicho, 80€ por persona. Poco asequible pero con el disfrute garantizado.

Gath

Buena reseña Adreid, efectivamente, es un sitio con una cocina de muy alto nivel.

15 de marzo de 2015

Adreid.

Y de las que perdura en la memoria José Luis.

15 de marzo de 2015

je suis béatrice

Si es que me creais necesidades...A ver si voy a conocerlo.

15 de marzo de 2015

Miss Migas

Aquí tengo que volver pero ya

hace 12 meses

05/01/2018

Templo del gozo

04/01/2017

4.5*

La Tasquita de enfrente, conocido como uno de los templos del producto en Madrid. Su estilo, tiene seguidores y detractores a partes iguales, tras lo vivido ayer la explicación es simple, a La Tasquita se debe de ir a disfrutar y dejar de lado la tensión precio-placer.

Yo creo que lo recomendable es llamar y elaborar un menú con alguna petición especial de antemano, ortiguillas, erizos, caviar, becada, trufa, percebes y tantas otras delicias que vemos una y mil veces en las RRSS pero que llegados al restaurante no nos ofrecen o no disponen de ellas.

La sala tiene unas dimensiones reducidas y puede resultar incomoda si nos toca compartir salón con alguna mesa exaltada. Servicio eficiente, apareciendo justamente cuando se les necesita.
Muy a mi sorpresa nada más sentarnos nos dejaron la carta (con sus precios e IVA como debe de ser), pero decidimos ponernos en las manos de Juanjo, menú degustación adaptado a nuestras peticiones a razón de 77€.

ENSALADILLA de las mejores de Madrid, equilibrada y fina.
ANGUILA AHUMADA CON PERA, otro de los clásicos de la tasquita, un juego de dulce salado que funciona de forma excepcional. ¡Que textura y que punto de ahumado!
CARDO, con alcachofas fritas y una leche de almendras. Espectacular, la verdura limpia de cualquier fibra, la alcachofa aportando textura y la base para envolver el conjunto.
CARABINERO con sobrasada, cocinado en papillote. Todos los jugos del crustáceo con el toque graso de la sobrasada. Riquísimo.
OREJA, uno de los tacos de oreja más finos que he probado. La oreja debe de haber sido prensada y cocida previo paso por la plancha porque el cartílago prácticamente no se nota. Melosidad pura.
*CALAMAR, una mención especial por este calamar. Eché en falta los guisantes lágrima que lo suelen acompañar, pero aun así por sabor y textura un bocado delicioso.
MERLUZA al vapor. Perfecto punto de cocción y frescura, las lascas se separaban solas pero el sabor era inexistente. Lo comentamos y nos ofrecieron un cambio.
COCOCHAS con pilpil de verduras. Delicioso cambio, perfecta cococha, con un velo de ibérico y el pipil para terminarlo a cucharadas.
CALLOS, otro de sus clásicos. Muy buenos (un poco salado de más) pero los de Nájera por ejemplo, me gustan más.
*ALBONDIGAS de solomillo Luismi. Tremendas.
*Platos de sustitución a la casquería para uno de los acompañantes (o acompañantas que no nos tachen de machistas)
PANNA COTTA, FALSA TORRIJA Y TIRAMISÚ. Por orden de espectacularidad, los tres a compartir, un apartado dulce riquísimo que supuso un broche de oro a esta experiencia.

Precio final 103€ p.p. Precio alto pero justo, comentario especial para la carta de vinos, centrándonos en la parte “baratita” no encontramos nada por debajo de los 45€, mirando las joyas que tiene en carta SKY IS THE LIMIT. Eso sí muy acertadas recomendaciones, dos blancos con barrica (As Sortes Godello de Valdeorras y Canto Cri Cri un chardonnay DO Somontano) que funcionaron a las mil maravillas.

18/09/2017

Experiencia #1

Efectivamente, fue mi primera visita, y fue todo una grata experiencia; incluso me servirá de lección para no dejarme llevar tanto por los LISTADOS, "Los mejores de ...", ó "Los más conocidos de...";
Madrid tiene (debe tener) muuuuchos Templo Gastronómicos, alguno de ellos, sin tanto renombre que "La Tasquita", que se esforzaran muy mucho por llegar al cliente.
También, seguir consejos de gente "que entienda" está OK, pero con cuidado, no leamos por ejemplo a la "influencer" que quiso timar a Tapas 3.0 de Salamanca, y a base de recibir "flush", pongan en lo alto, a sitios que no se lo merecen tanto.

Leo con atencion al usuario Adreid, que titula "Restaurante de culto. Una oda al producto": efectivamente estoy de acuerdo con él. .
Sin embargo, yo solo le doy 3 estrellas (por DOS motivos principalmente, que luego desglosaré); "se nota se siente" que estamos en Calle Ballesta, y que estamos en un "Restaurante de Culto", en el PRECIO.

El SITIO es un clásico. Localizado en el centro de Madrid -que no es lo mismo que bien localizado-; Pocas mesas, con buen acondicionamiento.
La atención o PERSONAL, muy bien, y muy atentos: coincidió también que habia más personal que clientes.

En cuanto a la CARTA ó COMIDA, me hubiera encantado un Menú de Clasicos; fuimos bien aconsejados por el propietario, Juanjo Lopez.
La calidad del PRODUCTO, se le presupone.

Empezamos con una ENSALADILLA, buena, pero NO "brutal".
Seguimos con ANGUILA AHUMADA: buena, con division de opiniones (a mi acompañante le parecio Muy Buena); pequeño bocado de gran sabor: los dos unicos ingrediente, pera y anguila, maridan perfectamente.
Excelentes los HUEVOS con BOQUERONES (es aqui donde se debe notar la famosa cocina de mercado).
De los mejores CALLOS que me he comido; Callos "Gaona" (en mi top, siguen estando los del Rte Fronton (¡¡ de menu¡¡) en Tolosa) )
Solo probe la magistral RAYA a la Mantequilla. Plato y sabor totalmente novedoso (para nosotros) y que no es habitual verlo en otros sitios (o al menos a los que yo voy).

POSTRE: Tiramisu de Pistacho. Rico.

BODEGA: Ribera, Phylos de Blas Serrano 2013, ......a ¡¡ 35 eurazos ¡¡, siendo uno de los MAS economicos de la carta. (PRIMER MOTIVO de las 3 estrellas).
Cervezas previas: 5 euros (las dos). Me parecio OK.

¿PAN y APERITIVO?: A 4 euros por PERSONA, 8 EURAZOS (SEGUNDO MOTIVO de las 3 estrellas).
Mi pregunta es si puedo llevar yo el PAN, y rechazar el aperitivo.

RECOMENDABLE: Si. Buen producto, pero creo que te lo puedes encontrar también en otros sitios; que, si no vas, no pasa nada. Seria un "check-in" en tu propia lista.
¿VOLVERE?: salvo Invitacion, no.

redfishing

A nosotros la cuenta nos la dieron sin desglosar. No sé si es mejor saber que son 4€ por pan y aperitivo o que te metan el rejón de golpe...

En cualquier caso, tuvimos una sensación muy parecida en nuestra visita.

hace 4 meses

Alvaro Armenteros

La raya a la mantequilla (o a la manteca negra más concretamente) la puedes encontrar en otro templo del producto de Madrid; el Sacha.
Yo nunca he ido a La Tasquita pero la de Sacha me gustó mucho

hace 4 meses

Jose Luis HR

Gracias Álvaro por tu respuesta; me apunto tu consejo en mis LISTADOS

hace 4 meses

Berri

Raya a la mantequilla también en el Atelier Belga. También te cobran el pan y el aperitivo (consistente en mantequillas) creo, pero se pagan con gusto,mucho.
¿Precio de la faena en la tasquita?

hace 4 meses

Sr Rodriguez

El problema no es 35€ de vino. El problema es cuando está triplicado al precio tienda

hace 4 meses

rosarosa

Para gustos los colores, yo he fui cuando abrieron y me parece un super timo por el precio. Despues he vuelto varias veces y he tomado un "algo" en barra y ya, a la gente le mola, a mi no tanto

hace 4 meses

Jose Luis HR

Faena: 155 €

hace 4 meses

11/07/2017

El buen trato al producto y al cliente

La Tasquita es el triunfo de la sencillez. Buen producto, platos clásicos con pocos ingrediente en cada elaboración, pero de altísima calidad y perfectamente combinados con mínimos aderezos.
Y desde esta sencillez, es desde donde Juanjo consigue sorprender, reinventando recetas tradicionales con técnicas de cocina actual.

Probamos el menú degustación, continuamente cambiante. Una buena opción en un sitio como este, donde lo que se pretende llevar a la mesa es que se pueda disfrutar de la calidad del producto de temporada casi en su estado puro.

Probamos:
Un aperitivo de revuelto con morcilla con picatostes para ir abriendo boca.

La famosa Ensaladilla Tasquita con Huevas de Trucha, imprescindible.

Espárragos Blancos en tres Texturas, que son el clásico esparrago hervido en su punto, carpacho de esparrago crudo y crema de esparrago.

Alcachofas, otro plato creado casi exclusivamente con un “monoingrediente” como los espárragos: caldo de alcachofa con alcachofa al vapor y alcachofa frita. Buenísimo

Bonito con tomate: realmente Un tataki de bonito con una ligerísima salsa de tomate. Se parece poco al verdadero bonito con tomate, en donde se suele imponer el sabor fuerte del tomate frito a un atún que así cocinado, no puede resultar tan jugoso como el del bonito pasado de forma rápida por la plancha.

Albóndigas de solomillo de vaca. Otro clásico imprescindible de la Tasquita. Sorprende degustar la textura esponjosa de la albóndiga con todo el sabor de la carne y una salsa de sabor tradicional que solo acompaña sin quitar protagonismo a la carne.

Las raciones del menú no son demasiado grandes y cuando nos indicaron que ya venían los postres, comentamos que aun comeríamos algo más. Nos sugirieron unos callos y “pan para mojar en la salsa” para terminar el festín. ¡Qué gran sugerencia! Absolutamente deliciosos, quizás fuese el plato que más me gustase. Y un gran detalle, fue que al pedir la cuenta vimos que la ración de callos la habían incluido en el precio del menú. En la Tasquita no solo hay buen trato y honestidad con el producto y los sabores, también con sus clientes.

De postre, nos sirvieron la “falsa torrija”, otra reelaboración del postre clásico donde la contundente torrija se vuelve mucho más ligera pero donde prima el sabor de siempre.

Para beber nos recomendaron un Lawson’S Dry Hills Sauvignon Blanc 2016, un vino que me pareció perfecto para esta comida.

El homenaje cafés incluidos fueron 100 euros por persona.

A pesar de que me gusta experimentar sabores nuevos y quizás elaboraciones más arriesgadas y exóticas me gusto mucho. Volveré, espero que algún otoño, para degustar los deliciosos productos de esa temporada: setas, trufas o platos de caza, que preparados con el estilo propio de la Tasquita tiene que ser un espectáculo.

30/10/2017

Cocina sencilla, muy bien ejecutado con productazo. Caro sin paliativos

Visita kamikaze a La Tasquita. A pesar de saber de su fama de caro, nos ponemos (eramos dos) en las manos del boss para que nos componga un menú con lo que le venga en gana, para probar su cocina.

Nos ha servido: crema de sopas de ajo, ensalada de lengua de ternera, ensaladilla, alcachofas, "tartar" de oreja, chipirones, roar/lorito frito y callos.
En general, preparaciones sin artificios, pero muy medidas; todo en su punto, y todo bueno o superior. Lo que más me ha gustado han sido chipirones, los callos, las alcachofas y la oreja.

De postre, una "falsa torrija" que hacen al horno en lugar de frita, y que sinceramente no me ha recordado a una torrija pero que está espectacular de buena.

Nos han cotizado este menú a 77 pavos, incluyendo 8 platos, postre y el servicio de pan; aunque es caro tampoco lo veo un sablazo tremendo, teniendo en cuenta la calidad del producto y su perfecta elaboración. Lo que si que veo desproporcionados son los precios de todo lo demás: cafés (4 pavos!), aguas y cervezas (5 pavos!). Es por eso que les dejo en 4 estrellas. Su cocina me parece de 5, pero esos precios de bebidas y cafés son ridiculamente caros. No quiero ni pensar en comer con vino...

Creo que es un sitio que merece la pena visitar si estás dispuesto a asumir un precio alto pero con mucho disfrute. En cualquier caso, mucha prudencia con lo que pidas si no quieres palmar a saco. Sospecho que es más recomendable un menú degustación que pedir de carta porque puedes acabar comiendo menos y pagando casi igual, o más.

27/09/2016

Fatal, una tomadura de pelo

Un sitio donde te ponen un tomate, una ensaladilla como la del bar de abajo y unas croquetas y te cobran 100€ por persona...

LeSamp

¡Qué me cuentas!

28 de septiembre de 2016

Helen Holms

¡Qué me dices! pues anda que no tenía yo este sitio con ganas de conocerlo .... si se supone que es una maravilla!! gracias por tus comentarios!

29 de septiembre de 2016

Gloria in the sky

Nosotros fuimos hace algún tiempo y respecto a la cocina salimos contentos. Otra cosa fue el precio que resultó ser estratosférico.

29 de septiembre de 2016

Paco Robredo Millán

Después de haber oído en la radio al propietario de este establecimiento, lo he tachado de mi lista de sitios a conocer. Que un local que está situado en la Calle de La Ballesta diga que le han anulado numerosas reservas por el corte del tráfico en la Gran Vía (a lo mejor a él le gustaría que siguiera llevando el nombre de José Antonio) demuestra una, o las dos, de las siguientes cosas: O él miente, o muchos de sus clientes son imbéciles totales. ¡Impresentable!

7 de diciembre de 2016

23/06/2016

Templo del producto

Uno de los mejores sitios de Madrid para tomar producto de temporada.

El sistema de la tasquita es sin carta, Juanjo acude a la mesa y te cuenta lo que tiene, aunque son fija su ensaladilla rusa, una de las mejores de Madrid, y su panacota en el postre.

Todo sale de los mejores proveedores, y esa es su mejor cualidad. Buenísima cualquiera de sus verduras en temporada, sus pescados traídos del día, ortiguillas o abalones, setas y caza en otoño, todo ello acompañado de una gran bodega.

Por poner un pero, de la cuenta no te podrás hacer idea hasta que te la traigan, dado que como he dicho no hay carta... ir con la idea que de 70 no te apeas.

13/05/2016

Buen producto elaborado con sencillez

La Tasquita de Enfrente es un restaurante muy interesante.

Hacen cocina de mercado, es decir deciden que cocinan cada día en función de lo que les llevan sus proveedores cada mañana.

Tienen una merecida fama de comprar buen producto y practican una cocina sencilla que busca resaltar las cualidades intrínsecas de cada alimento sin abusar de condimentos o de preparaciones complicadas.

Estuve ayer y la mayor parte de lo que cene fueron platos excelentes, destacaré un gazpachejo muy fino de tomates blancos y mezclado con palitos de cangrejo real, una estupendas zamburiñas, una corvina macerada en soja excelente, la mini-hamburguesa de solomillo y una torrija tan deliciosa como original.

Pero seguro que si váis mañana no podréis comer esto aunque seguro que habrá otros platos igual de interesantes.

Además buen servicio y simpatia de todo el personal así como de su propietario.

En definitiva un lugar muy recomendable.

16/03/2016

Excelente comida sin peros

Visita 1/03/2016, comida

Buena comida, buen trato y un sitio agradable. Como ya han comentado te cantan los platos que tienen ese día, se hace difícil elegir porque todo suena bien. Pedimos de primero para compartir la ensaladilla rusa y setas en caldo de calabaza, tienen el detalle de traer ya la ración repartida, los dos platos muy ricos y en los dos se notaba el producto.
De segundo tomé la molleja de ternera, excelente, capa crujiente por fuera y se deshacía el interior, sobre crema de patata. Y mi acompañante la merluza en infusión, pintaza y de sabor muy bueno.
Para el postre el tiramisu de pistacho, buenísimo y la torrija también. Bebida Fefiñanes 2014

Se puede reservar por internet e ir con perro (dan agua y si tienen gallleta)