Ordenar por:

relevancia fecha

24/02/2017

De menú, nos sentamos fuera porque aunque haga frió si sale el sol en Madrid tienes que ocupar la terraza... Terminamos tomando el café y el postre dentro ;) 11€ fuera y 10€ dentro, la ensalada muy bien y el pollo con polenta del segundo también muy rico, pero lo mejor de lo mejor fue el brownie.

Si me pilla por la zona no lo me lo pienso.

03/04/2016

Sin temor ni marinero

Que Lavapiés está mejor que Malasaña ya lo llevo diciendo desde que me mudé a Madrid.

La Temeraria tiene la misma estética que muchos de los locales "guays" de la capi, con los muebles de Cuéntame, las sillas desparejadas, unas bombillitas por aquí, una lámpara de mi abuela, muchos cuadros e ilustraciones enmarcadas por allá, paredes pintadas con papel "cuqui", detalles modernos y detalles vintage, barra pintada...
Pero es hogareña. Y además tiene terraza (que se agradece MUCHO).
Dentro tienes una mesa alta, un sofá orejero, algún sillón y muchas mesitas redondas y cuadradas. No es muy grande es... hogareño.
La Temeraria habla de cocina italiana y fusión.

He ido dos veces: una para probar el menú del día (11€ en terraza, 10€ interior) y otra fugazmente para comer algo antes de ir a cine.

La carta no es muy amplia, la verdad. Y con más opciones carnívoras que veggies. Los precios son ajustados.
Nos dieron mesa en seguida. Como había prisa para llegar a tiempo a la peli, pedimos 2 dolinas (cerveza muy malteada, 3,5€/udd) y 2 piadinas vegetarianas (5,5€/udd). La madre del amor hermoso: si os gusta el picante, pedidlas. No sé que les pusieron, pero después de 1 semana de virus estomacal no fue mi mejor elección, la verdad, para mi maltrecho estómago. Estaba rica, pero esos tomates secos me dieron la noche. No creo que la pida de nuevo.
Las cartas las dan con una lupa, porque bajan la iluminación con la llegada de la noche. O eso o me vieron un poco cara de topo.

Os diré que el local es mucho más bonito y resultón de día.

Extra: ponen una pequeña tapa elaborada mientras estás esperando la comanda.
(Perdonen la calidad de las fotos, había poca iluminación en el local, que por cierto: estaba a rebosar). Son rápidos en cocina y los camareros muy diligentes.

Menú de diario.
Confeccionan un menú diferente cada día de dos primeros y tres segundos, a elegir. Los postres son caseros. Vegan Friendly.
Personalmente: la carta se me queda corta, así que el menú de diario me pareció mejor opción.
La comida es rica, las cantidades son grandes y el servicio muy majo. Y si te sale un día soleado, estar en la terraza es un placer.

Resumiendo: siendo un poco como todos, este es un poco mejor que esos "todos". Y el brownie estaba de escándalo.

PROS: Lavapies, Cuqui, terraza, carta a explorar, brownie.
CONTRAS: Se va a poner de moda, carta escueta (al menos para moi).