La Trastienda Del 13

En nuestra empresa encontrarás: • Carta de vinoteca • Carta de vinos • Carta del restaurante

Ordenar por:

relevancia fecha

26/08/2018

Sólo lo vale por estar frente a la Catedral

La localización de este sitio desde luego que es inmejorable, con unas impresionantes vistas a la Catedral de León de las que no puede presumir ningún otro. Nosotros comimos en la terraza y se está fenomenal.
Para tomarte algo, una copa, un vino, de tapeo, está bastante bien. Para comer o cenar ya no me habían hablado tan bien y el domingo pasado comprobé porqué era.
El servicio deja bastante / mucho que desear: es lento, desagradable y bastante desastroso. Lo había visto otros días tomando algo y el domingo lo certifiqué. Eso sí, uno de los dueños, que también nos atendió, era encantador y compensaba un poco lo nefasto de sus empleados.
-La ensalada de queso y nueces estaba sequísima. Le faltaba aliño por todas partes.
-La tempura mixta parecía un chiste. De 20 piezas había 3 langostinos y el resto eran verduras, con 4 piezas de cada tipo de verdura. ¿A eso le llaman mixto?
-El arroz con bogavante pues bueno, lo que te puedes esperar al pedir un arroz con bogavante en un restaurante modernuqui del centro de León. Comestible y poco más.
-De postre el tiramisú y el brownie muy ricos. La torrija bastante sosa.
Y todo eso con vino y agua salió a unos 40 euros por persona, que para la media de la ciudad y para lo que habíamos comido nos pareció bastante.
En definitiva, ya está catado y no creo que volvamos.

NUEVA VISITA – AGOSTO 2018.
Y volvimos...
Sigue siendo un sitio que por un lado merece la pena aunque sigue teniendo sus “peros”. Sobre todo, para mí un “pero” muy claro es el servicio. De las veces que he estado, ya sea tomando algo o cenando, siempre ha habido algo que mejorar en la atención de los camareros.
La comida, la carta es amplia y sigue habiendo de todo, mejor y peor. Esta vez pedimos:
-Cecina de León. Estaban unos amigos de visita y había que pedirla, buena.
-Carpaccio de Ibérico de bellota. Muy bueno.
-Ceviche de corvina. Muy, muy bueno, lo mejor de la cena.
Con un par de botellas de tinto y agua pagamos 30 euros por persona (éramos 4). Bastante para lo que habíamos comido y sobre todo para la sensación de poca amabilidad por parte del servicio, como que todo el rato están esperando a que te vayas…

01/04/2015

agradable

Tomé vino y tapa muy buena. Lugar agradable y con encanto.

01/05/2012

Simplemente...Me encantó

Sólo estuve tomando un vino y una tapa (si te gusta la ensaladilla pide la paloma), pero la decoración y el anmbiente me gustó tanto que volveré a cenar tranquilamente, me han dicho que de raciones está bien.

Un detalle; las mesas altas en la cristalera son comodísimas gracias a una barra para apoyar los pies, y , por cierto, puedes tomarte un vino disfrutando de las vistas d ela catedral iluminada por la noche.

10/01/2011

Muy bonito

Buena decoración, imagen, colores, luz, y filosofía de León, esto es que pides un corto, que es un mini vaso de caña y te ponen un pincho gratis más grande que la bebida. Si lo que te apetece es un vino el lugar es una fantástica vinoteca, tienen uno de mis Riojas favoritos La Vendimia, o un Prieto Picudo de la tierra.
Es cierto que quizá me quedo con otras tapas en otros lugares del húmedo, bien por consistencia, por sabor o por tradición, pero me apunto el sitio para cenar con la catedral a través de la ventana o para un té de tarde entre compra y compra, y mejor fuera de fiestas, se les veía un poco saturados y todo estaba mas sucio de lo habitual (eso quiero pensar).
Investigando a posteriori me encuentro con que la persona que está detrás de La Trastienda del 13 es un Chef Leonés, David Castaño, que después de hacerse "las Cataluñas" volvió a León, la tierra prometida, a regalarnos este sitio... ya sabía yo... tarjetas en letterpress a discreción, detalles al mínimo, lavanda en la ventana, un poco de suelo hidráulico por allí... algo me sonaba! ;D
Si os pasáis por León no dejéis de hacer una parada, es perfecto para pasar con un té el Síndrome de Stendal con el que bajas después de subir a las vidrieras de la catedral.

19/10/2012

Coqueto y rico

La trastienda tiene una localización inmejorable, en plena Calle Ancha de León y enfrente de la catedral. Un lujo de terraza en las noches de verano con la catedral iluminada al fondo. Pero lo que más llama la atención es el buen gusto de su decoración interior.
Ver más en : abuenbocado.com/2012/10/la-trastienda-del-13.html

02/11/2010

en primera linea con vistas a la Catedral...

Cocina de fusión. Desde un crujiente de pollo con salsa wasabi hasta un shushi mixto de salmón y verduras correcto pasando por un platazo degustación de tostas ricas, ricas como la de morcilla (en crema) con manzana caramelizada. Sabrosísimo postre a base de semifrío de arroz con leche (parece una mousse) o la torrija con chocolate .... espectaculares. Servicio joven y atento. Lo malo .... los fumadores. Bonita decoracion ecléctica.
Queda pendiente un postre nuevo a base de chocolate y sal.

09/01/2011

Acabo de volver de cenar en este restaurante y no puedo por menos de escribir mi opinion.
La decoracion es buena y original.Ahi se acaba la parte positiva de mi critica.
Respecto a la comida:
_Ensalada de bacalao:13 euros por un cuarto de bolsa de escarola mal aliñada y saturada de oregano.Aun estamos buscando el bacalao.
_Brochetas de pulpo:12 euros por tres brochetas.Cada una se componia de un trozo de patata,dos cachos de pulpo y uno de manzana.Estaba buena pero muy escasa.
_Embutidos de Leon:mmm Argal al plato.
_Tartar de salmon con guacamole:minicubos de salmon marinado bastantante insipido sobre guacamole.Demasiada cantidad de tomate.Nula elaboracion.
A esto sumarle 19 eurazos por una botella de Ramon Bilbao, chupitos y cafe.Acabamos pagando 86 euros por una cena pesima en un bonito restaurante en el que ni siquiera nos cambiaron los platos ni cubiertos.
De verdad que en una ciudad como Leon,lo que sobran son sitios para comer de maravilla por muchisimo menos dinero.
DESACONSEJABLE.
D

21/07/2011

Típico local situado en un marco incomparable, decorado con gusto, destinado a dar sablazos a los despistados turistas que se dejan caer por allí. El trato del personal, simplemente rancio, aunque seguro que hay gente encantada con ello. En león hay MUCHÍSIMOS sitios donde comer mejor y por menos dinero. A pocos metros de este "restaurante" teneis el Zuloaga o el Le Bistro, totalmente recomendables.

08/01/2012

Un lugar al que ir

Lástima que no tenga muchas sillas. No cenamos, pero nos quedamos con ganas. La carta era muy original.