Ordenar por:

relevancia fecha

28/10/2015

Zapatero a tus zapatos o no la toques ya más, que así es la rosa. Genial tienda de vinos, mediocre restaurante.

****Crítica de restaurante, nada que objetar a Lavinia como tienda de vinos/bodega/enóteca, que revolucionó hace ya unos años el concepto del mercado del vino y ha hecho una labor impagable por acercar éste al ciudadano de a pie. En eso, 5 estrellas. *****

El restaurante Lavinia es lo que llaman los marketing-makers "extensión de marca", o lo que es lo mismo: ya que me va bien en lo de vender vino, voy a diversificar para ser el bacalao-cutter de la gastronomía. Si luego encima lo peto, the sky is the limit, puedo pensar en helados, en una línea de saladitos...y ¡me vengo arriba!...bebidas energéticas red-lavinia...con mi propio equipo de fórmula-1 y competiciones de free-jumping.

La realidad, sin embargo, es bastante más cruda (buena metáfora si hablamos de comida) que mi párrafo anterior, o como diría el castizo: "no te vistas, que no vienes".

Que se lo digan a Harley Davidson cuando le dió por hacer colonias, a la Virgin-Cola o a Colgate que hasta sacó platos congelados bajo la marca Colgate-dinner (esto sin duda es producto de algún gintonic de más de un directivo).

El caso patrio más divertido fue el grupo Lo Mónaco, que después de ser el master del universe en colchones by TV le dió por vender vajillas, cuberterías...y hasta humidifcadores de aire. El hostiómetro, con perdón, no lo pudo evitar ni Constantino Romero/Sean Connery Hispano.

Pues nada, que no aprendemos. Vamos con ello:

Lavinia es una excelente tienda de vinos con una gama de referencias más larga que la Gala de Murcia que Hermosa Eres. Una maravilla que me hace volver una y otra vez. Todo va a la perfección: consejos, atención, ambiente...un diez.

En la planta de arriba del local de Ortega y Gasset se puede también comer y cenar. Un puñado de mesas bien vestidas, una pequeña barra y alguna mesa alta. Podría funcionar a pesar de que el ambiente es lo que es: una tienda.

Quizá raciones rápidas o un picoteo informal...pero no, Lavinia juega en precio y en oferta a ser un restaurante serio, y esto es lo que pasó:

NUESTRA OPCIÓN:

MENÚ EXPRESS. 35 eur/pax con 4 pases, que se convierten en 37,5 eur con el servicio de pan. Nos comentan que son medias raciones y bueno, no nos parece mal. Nos venimos arriba por razones que no vienen al caso y pedimos 1 para cada uno.

LASAGNA DE TUBÉRCULOS Y CRUCÍFERAS CON BROTES TIERNOS Y JUGO DE LECHUGA. El nombre ya acojona. Muy correcto, de hecho, lo mejor de la comida. Potente aunque equilibrado el sabor de la batata. Perfecto entrante.

VERDINAS CON BOLETUS. Aquí empiezan los problemas. Primero el menú express deja de ser express, porque la cadencia entre platos es leeeeeenta. Generosísimo plato de verdinas que me deja como entré, ni fú-ni fá. Exceso de grasa y para mi gusto sositas.

Ya con esto uno ha comido.

MERLUZA AROMATIZADA. No me destaca en nada (a mi acompañante un poco más). De nuevo larga espera y de nuevo un plato con una ración XXL, que todo hay que decirlo. Correcta en cualquier caso, que no notable.

PERA AL AZAFRÁN CON CHOCOLATE. Adornada con pistachos. Un bluff. Pera de textura dura, el azafrán le sienta como un patada circular. Mal. No pudimos comérnosla. No la califico "straight-way" porque sería hasta delictivo, que ya he aprendido la lección después del Arzábal-gate.

Con cuatro copas de vino, 92 euros dos personas. No está mal para un picoteo, ¿eh?. RCP de naranja en Tokio, que cuesta un ojo de la cara de un samurai.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Si me van a cobrar 45 eur por cabeza, y a pesar de ser mesa alta (está el resto del local vacío) espero tener algo más que una servilleta de papel de las de cuadradito.

Servicio atentísimo con todo lo relacionado con la bodega. Vino por copas maravilloso y explicación profesional. Algo positivo, que sin embargo tiene el efecto boomerang de que hace aún más evidente las carencias en la parte de restauración. Es como cuando pones dobles ventanas, te aisla de los ruidos de fuera, pero oyes los pedetes de la vecina.

Tiempos interminables. Esto no es express. Pero oigan que hay hasta un menú a 75 eur y otro a 99 eur con maridaje...quien dijo miedo????. Esto en mi pueblo se decía: "pa chulo yo..."

CONCLUSIÓN: No todo vale. Quien mucho abarca poco aprieta. Que a Coca-cola le saliera bien con el Acuarius no quita para que todos nos creamos capaces de todo. A veces hay que atarse al mástil y no dejarse llevar por los cantos de las sirenas.

No volveré a Lavinia a comer ni me compraré un reloj de Armani.

Zapatero a tus zapatos.

Miss Migas

Los spider quejándose por exceso de comida; creo que desde que la OMS ha dicho que la carne nos va a matar algo ha cambiado. Qué susto.

29 de octubre de 2015

spider72

Un matiz: nos quejamos de exceso de comida...reguleras. Por cierto que las verdinas nos cayeron a los dos como una lavativa de Alien...no digo nada, pero ahí queda...

29 de octubre de 2015

Javier B.

Spider, todas las críticas las hacemos desde el paladar. En mas de una ocasión el estomago y los intestinos les gustaría opinar y pueden dar otra versión muy diferente.
Me he sentido tentado en alguna vez de hacer ese inciso, pero es meterse en un charco, porque cada uno asimila los alimentos de manera diferente.

30 de octubre de 2015

spider72

@javier, más razón que un santo tienes...en cualquier caso mi comentario es que nos cayeron mal, pero no echo la culpa a las verdinas, no,...todo apunta a que somos más excesivos que las cejas de Martin Scorsese. Por eso yo tampoco suelo hacer ese tipo de comentario en la crítica (salvo que sea algo evidente) porque nunca se sabe...

30 de octubre de 2015

Avelio

Ojo, que no es cachondeo, el estómago tiene su propio cerebro:

muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/es-el-estoma...

30 de octubre de 2015

15/06/2015

Altas expectativas para una propuesta falta de redondez.

Abril 2015, comida de celebración.

Recién llegado de Aranjuez y dispuesto a traernos toda su huerta a la capital, Fernando del Cerro ha aterrizado en la fría y "desayuno-hotelera" sala de Lavina con una oferta que ya sólo en el papel se hace atractiva. Si a esto le sumamos las buenas críticas obtenidas, el minipunto está ganado para marcarse una comilona de celebración especial, siempre previa reserva.

Ante un primer estudio de la carta y una posterior valoración del menú degustación, optamos claramente por el éste último tras un breve momento de incomodez en el que, con tres mesas libres pegadas a la pared, rogamos que no nos sentasen en una de las del centro de una sala ruidosa, nada acogedora y completamente diáfana. Pronto se solventó ese problema, fácilmente evitado desde el principio, gracias a la excelsa simpatía de la jefa de sala, siempre atenta y preparada para charlar un rato. Correcto el servicio y muy bien también la parte de sumillería, como cabía esperar, que contemplamos gracias a la elección del maridaje de pequeños productores.

El menú decidimos ampliarlo con un snack de antojo puro y duro, los MEJILLONES EN LATA (directamente de ésta) con CHIPS DE BONIATO Y ALIOLI DE WASABI. Ricos, porque las conservas nos encantan.

Fue lo primero que salió, para después desarrollar un menú que, un conocido crítico muy amigo de la casa y que hace muchas colaboraciones con ésta, calificó con un 18/20. Las expectativas estaban altas así que: hagan juego.

Las CRUDITÉS se compusieron de diferentes pases: salsifies (no crudos, sino cocidos pero enfriados) con una mayonesa aireada, bien, unas insulsas minizanahorias con una crema tuétano muy rica y unos guisantes sobre una lámina de patata violeta, ricos.

Una ENSALADA DE ESPÁRRAGOS VERDES Y BLANCOS CON VIEIRAS, TORREZNOS DE PAN, CREMA DE PIÑONES Y VINAGRETA DE ANÉMONAS de las que nos faltó sabor y reconocer cada uno de esos productos que menciona que tiene fue la antesala de la CABALLA ENCURTIDA CON ENSALADA DE CÍTRICOS, de sabor potente y ligeramente por encima del punto perfecto.

Los ESPÁRRAGOS VERDES FRITOS, sin trampa ni cartón, fueron uno de los platos que más nos gustó en una de las pocas comidas en las que el aburrimiento pudo afectar a estas líneas. Original el SAAM, que no lo es, CALIENTE RELLENO DE GUISANTES ESTOFADOS fabulosamente tratados y ricas MOLLEJAS DE TERNERA SOBRE CEBOLLA ASADA AL REGALIZ que se presentan en dos innecesarios pases.

Como siempre al tratar cada verdura, perfecto el punto de las ALCACHOFAS ESTOFADAS AL CACAO CON TRUFA BIANCHETTO que adolecían de carácter y también magnífico trato el de la CORVINA EN JUGO DE TUÉTANO que hubiese aceptado más "punch"

Nos enteramos que la AGUJA DE BUEY CON REMOLACHAS ASADAS que figuraba en la minuta no la comeríamos en el momento que el PICHÓN, que no pudimos terminarnos, se plantó en nuestra mesa.

Muy rico y dulzón el primer postre, un CONFITADO DE TOMATE DE ÁRBOL Y HELADO DE LECHE MERENGADA al que siguieron las también buenas NUBES DE CHOCOLATE con piñones caramelizados.

Lo mejor, sin duda, el interesantísimo maridaje.

Gath

Tenia curiosidad por ver el cambio que le iba a dar su nuevo chef.

29 de abril de 2015

Sr.Olivares

¿Merece la pena?

30 de abril de 2015

18/07/2015

Desde la última vez que pasamos al menos en la zona de cavas hemos visto variedad de precios, empezando quizá desde más abajo y más marcas fuera de las habituales. Bien

Sólo por la charla, el aprendizaje y la cata de los cavas de Castellroig merece subir al menos media estrella. Nos ha parecido didáctico y efectivo, porque comprar hemos comprado.

3+

-------------------------------------------------------
Hace mucho tiempo que dejó de ser la tienda a la que acudir para comprar algo especial o diferente.
No es ni mucho menos la más barata, pero hay que reconocer que la ubicación y el local lo justifiquen.

Para darse una vuelta de vez en cuando y picar alguna referencia no está mal

02/03/2015

Cambios en el restaurante, Fernando del Cerro (casa Jose - Aranjuez) se incorpora como chef, sin desligarse totalmente de su anterior destino (permanecera como asesor).

Esperemos que mejore la oferta, nuestras experiencias anteriores no pasaron de un simple aprobado alto.

spider72

Lavinia tiene restaurante???

Todos o sólo el de la golden mile??

3 de marzo de 2015

Gath

En la planta alta del ubicado en la zona noble, si. Ahora, hay mas Lavinias?

3 de marzo de 2015

Gath

Vale, acabo de ver de tiene muchas tiendas dentro y fuera de España, pero solo un restaurante, el ubicado en la zona noble.

3 de marzo de 2015

Lady Spider76

Yo conozco uno en la morajela green

3 de marzo de 2015

Gath

Y que una vez que el nuevo chef se asiente, sera convenientemente explorado, vamos, digo yo...

3 de marzo de 2015

Gath

Segun su web, solo es tienda, pero solo conozco uno.

3 de marzo de 2015

Lady Spider76

Sí los que conozco sólo son tienda de vinos

3 de marzo de 2015

Gath

En Ortega y Gasset, la planta de calle es tienda, y en el piso superior, tienen el restaurante.

3 de marzo de 2015

27/04/2014

Como bien dice Mr R, de bastante más criterio enológico que el que suscribe, no es la más barata ni la que tiene mejor atención, pero coño está chula. He tenido que ir a por mi Dr. Loosen que aquí tienen el joven a 9,40 y el de criancilla a 12 y pico. Carillos pero al menos lo tienen.

No me atrae mucho ni tomarme un vino ni mucho menos cenar ahí pero "oyes" para gustos, colores.

14/01/2014

EL VINO con más GLAMOUR

Impresionante concepto en ubicación, decoración, atención y número de referencias dentro del Mundo de vino.

Arriba se come muy bien de mercado y te descorchan si quieres los vinos que has comprado en la tienda.

Todo un lujo.

26/04/2013

Bueno, pero caro

Yo voy a hablar del RESTAURANTE y no de la tienda de vinos.

La comida es sencilla pero muy buena, aunque no vale lo que te cobran por ella (es una locura que un solomillo cueste 35€ o, más aún, una butifarra 25€, por muy buenos que sean). El precio se atempera por los vinos, que te sirven a precio de tienda.

Al final el reclamo es ese, vinos baratos. Pero se cobran esa rebaja a través de los precios de la comida. El servicio agradable y eficiente y el ambiente pijín y tranquilo.

Si queréis ver fotos y crítica más detallada: lascenasdeingrid.wordpress.com/2013/04/23/lavinia

17/10/2012

UN ABSOLUTO ENGAÑA BOBOS

El pasado sábado 6 de octubre, la tienda de vinos LAVINIA (en mi opinión la tienda es una mierda, mucho lujo y mucho paripé pero no tiene todos los vinos que uno espera, y encima es muy cara) organizó su habitual fiesta del vino, llamada LAS VENDIMIAS DE LAVINA EN ORTEGA Y GASSET.

Es esta una fiesta que LAVINIA organiza cada año en esta fecha y que tiene un éxito de público bestial.

La fiesta consiste en lo siguiente:

La tarde del sábado, de 7 a 10 de la noche, se corta Ortega y Gasset entre Serrano y Velázquez, y se colocan varias carpas donde se pueden degustar vinos de diferentes bodegas. Junto a las carpas de bodegas, se instalan una carpa de jamón, otra de capón de cascajares y otra de quesos. Asimismo, un par de orquestas de jazz y unos colgados disfrazados como de monstruo dan colorido a la fiesta.

La entrada a la zona de las carpas cuesta 10 euros y te permite degustar 5 vinos, es decir, cada copa de vino sale a 2 euros, nada barato. No obstante, si eres socio de LAVININIA, la entrada cuesta 6 euros e igualmente puedes degustar 5 vinos.

Yo la verdad es que no conocía esta fiesta así que en cuanto los de Lavinia me mandaron un mail para que como socio me apuntara, y en cuanto vi un reportaje sobre ella en El Mundo (elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=9&vs_fech...), avisé a varios amigos para comprar las entradas.

La verdad es que la fiesta me apetecía mogollón pues tenía una pinta cojonuda: ir de carpa en carpa probando buenos vinos, conociendo novedades de bodegas y pequeños productores, la posibilidad de comprar botellas...en definitiva, probar y conocer buenos y diferentes vinos.

¿Creéis que realmente en eso consistía la fiesta? LOS COJONES!!!

La fiesta no era más que una paletada para que la gente del barrio se deje ver, pruebe 2 vinos de mierda y eche la tarde del sábado con sus hijos.

Para empezar, llegamos a las 8 (empezaba a las 7) y estaba petadísimo. Es decir, a 10 o 6 euros por entrada, LAVINIA amortiza la fiesta con creces pues fácilmente por ahí pasan 2.000 personas.

El ambiente, pijo en su mayoría, es desde niños de 3 años cuya entrada tenía que estar prohibida (coño, es una fiesta del vino no de playmobil!!), a jóvenes pijas que no han probado otro vino que no sea el Lambrusco o el Barbadillo pero que van a la fiesta por lo glamuroso de beber un vino entre Chanel y Hermes, hasta viejos pijos estirados y casposos que simplemente van a pasear…etc etc.

Verdaderos amantes del vino os puedo asegurar que apenas había, y si los había, seguro que estaban tan decepcionados como yo. Yo es que me esperaba un ambiente tranquilo para amantes del vino, probando vinos clásicos o diferentes, originales, es decir, que la feria te iba a permitir probar vinos de bodegas “especiales”, vinos diferentes, desde un Riesling a un Borgogne, desde un pequeño productor de Champagne a uno de cava, etc. LOS COJONES!!

Las bodegas que tenían carpa eran por ejemplo: VIVANCOS, BARBADILLO, RAMÓN BILBAO, PAZO DE SEÑORANS, CUNE. Tócate los cojones Mariroles!! Bodegas más clásicas no podía haber!

Total que al final pagabas 10-6 euros para tomarte una puta copa de un Rioja o un Albariño que venden hasta en Caprabo. Yo y mis amigos, de las 5 copas a las que teníamos derecho con la entrada, solo usamos 3 (albariño, ramón Bilbao y vivancos) pues no tenía gracia alguna hacer colas para probar vinos que ya he tomado 100 veces.

Mención aparte merece lo del puesto de jamón. Os cuento.

Con la entrada y al precio de 2 euros, tenías derecho a un platito de jamón ya que en una carpa había un tío cortando un buen ibérico a cuchillo.

El plato que te dan es pequeño, no más de 5 lonchas de jamón. Bueno, pues os puedo asegurar que la cola llegaba de Velázquez a Serrano!!!

Fácilmente tenías que esperar 30 minutos para tomarte un platito de jamón!! Me daba hasta vergüenza mirar a la gente toda feliz esperando la cola!!! Es increíble lo que está dispuesta a hacer la gente por algo gratis (en este caso 2 euros).

De hecho me preguntaba yo lo siguiente: si en medio de la Glorieta de Colón (mirando al norte) ponemos a 2 tíos partiendo cada uno un jamón de Joselito y se ofrece a la gente un platillo de 3 lonchas GRATIS, ¿hasta dónde creéis que llegaría la cola? Yo digo que podría llegar hasta Plaza Castilla. Así es la sociedad en la que vivimos. Y si en vez de jamón das bolis bic gratis, os aseguro que hasta un poco de cola se formaría.

En resumen, que a la fiesta esta el año que viene va a ir rita la cantaora.

17/06/2014

buena tienda

buena selección de vinos españoles.

mejorable la de vinos italianos

04/03/2012

La bodega mejor decorada y con más variedad, pero no la más barata.

Si necesitas buscar un vino especial o diferente, o si lo que quieres es deslumbrarte ante los más caros, la bodega adecuada es Lavinia que es, además, la que tiene una mejor decoración.

Ahora bien si buscas un buen vino con la mejor relación calidad/precio las mejores opciones de Madrid son:

Bodegas Lafuente (11870.com/pro/bodegas-lafuente)

Bodega Santa Cecilia (11870.com/pro/bodega-santa-cecilia)

Por no ser injusto esto lo digo sin haber entrado aún en La Carta de Vinos (11870.com/pro/tienda-vino-carta-vinos-todovino)

24/02/2011

Si quieres un buen vino...

Una de las mejores tiendas de vinos de Madrid, por la cantidad de referencias que tienen, la buena colocación /orden que mantienen, lo que hace que a pesar de todas las botellas, no resulte muy complicado encontrar lo que vas buscando..., eso si es que no te dejas llevar por alguna de las miles de marcas existentes y que seguro que no conoces. Personal especializado. Da gusto perderse por esta tienda. También conviene darse una vuelta por el restaurante de la parte de arriba, sobre todo por el vino a igual precio que en la tienda.

01/07/2013

engañando al consumidor

Fui allí porque según mis amigos, tenían muchas referencias de vino. Ya conozco a varias tiendas en madrid, como la de San Bernardo que es perfecta así que al nivel de precio pensaba ya conocer un poco lo que me iba a encontrar.Y nada...
Unos vinos muy caros, y ademas, una parte grande de vinos franceses que, eso si que esta bien pero carisisimos! cuando sabemos que una botella correcta/buena de vino francés se vende en Francia al rededor de unos 7 euros y que para el mismo tipo de vino en Lavinia te la venden a 25... qué vergüenza!
Sumilleres muy simpáticos y sonrientes por la mayoría pero creo que me acercaron un director o un gerente no lo sé, sonriente pero más inútil que un cenicero en una moto..
Saber que ahi tienen márgenes enormes aunque el vino tiene que ser para todos según mi punto de vista.
En fin, me parece una estafa aunque tengan muy buenas referencias. Pero se creen lo mas..
Que pena..

13/02/2013

La mejor tienda de vinos de España

Probablemente tengan la mejor selección de vinos extranjeros de España y una‚aunque mejorable‚buena selección de vinos españoles.

Especialmente notable es la selección de vinos argentinos y chilenos‚así como la de vinos franceses ( se nota la nacionalidad de los propietarios);justita la de vinos italianos y norteamericanos.

Ha perdido mucho desde su apertura en atención al cliente pues el volumen de clientela les impide prestar la atención personalizada de la primera época.

Eso sí‚son bastante más amables en la tienda de Madrid que en la de Barcelona.

Merece la pena hacerse socio del club (15 €) ya que con la tarjeta se obtiene un descuento automático del 5% en todas las compras (10% un jueves al mes)‚además de un 10% en cursos de cata y otra serie de ventajas.

30/12/2008

Roberto lo descubrió en octubre de 2006

Vino, vino vino...

La tienda física (Lavinia también tiene tienda online) en la calle más cara de Madrid es impresionante. Toda la variedad de vino posible, en un local enorme, una presentación impecable, una experiencia de compra de lo más agradable y una atención exquisita. Desde luego para comprar una buena botella de vino no creo haber estado en un lugar mejor.

Los entendidos dicen que no es el mejor sitio en precio, pero desde luego para un neófito en el tema como yo, el asesoramiento que te dan al elegir es perfecto (incluso si hace falta te dan a probar a menudo si tienen una muestra)

También hacen catas y degustaciones periódicas, y tienen un club de socios con algunas ventajas. Aunque no te guste el vino, comprar aquí es una delicia.

Tengo pendiente visitar Vinarium 11870.com/pro/vinarium que abrió un buen amigo hace un tiempo y que según leo está también a un nivel altísimo... así que veremos..

Ignacio Herrerillo G...

Es una tienda no muy antigua situada entre Velazquez y Serrano.Cuenta con muchísima variedad, estilo, y profesionalidad. El trato es exquisito y sus empleados son todos enólogos o sumillers profesionales.
También destacar su pagina web , si te registras podrás estar informado de las catas y disfrutar de códigos promocionales, ahora mismo en memimo.es al registrarte te dan un código promocional para ahorrarte 10 euros.

24 de enero de 2012