Le Comptoir Darna

Ordenar por:

relevancia fecha

19/01/2014

VER Y DEJARSE VER

El restaurante Le Comptoir Darna está ubicado en el barrio Hivernage de Marrakech, un barrio moderno de clase media alta.

Queríamos conocer la otra cara de la moneda de Marrakech, aunque el objetivo principal de una escapada a esta ciudad es conocer la medina, la ciudad de las tradiciones, su gente humilde, sus zocos, la vida en la calle y su cocina de siempre, nos interesaba el contraste con la clase acomodada de la ciudad.

Y un buen ejemplo de restaurante moderno con una cocina tradicional actualizada para ver y dejarse ver es Le Comptoir Darna. El local es espectacular, con una decoración árabe sofisticada, un lugar especial donde la cocina no es lo más importante.

Como llegamos antes de la hora de nuestra reserva, tomamos un aperitivo en la barra bar ubicado en el centro de la primera planta del local, donde también se ubica el segundo salón comedor del restaurante. Servicio poco atento y despistado. No puedo comentar cuál fue el precio de una cerveza Casablanca y un agua con gas porque tenían un problema y no nos pudieron imprimir el ticket con la cuenta, pero el precio fue elevado.

Cenamos en el salón principal en la planta de entrada, tuvimos la suerte de que nos ubicaron en una mesa independiente junto a una columna porque la mayor parte de las mesas para dos personas estaban muy juntas. Sin embargo, el restaurante también está muy pensado para cenas en familia o para grupos de amigos y cuenta con mesas bastante grandes y bonitas.

La carta gira en torno a los platos tradicionales marroquíes pero con otras aportaciones como nems, carpaccio, salmón marinado, foie gras o pizza entre los entrantes y pollo al curry con arroz perfumado al cardamomo, salmón laqueado con salsa teriyaki o burguer Comptoir entre los principales.

Como entrante tomamos para compartir una pastilla o pastela de frutos de mar (130 Dhs, 11,50€) que es un hojaldre de pasta filo relleno de distintos ingredientes, tradicionalmente carne o pollo, en este caso estaba rellena de gambas y mejillones escabechados bien intensa de especies y picante. El plato era escaso, pero teniendo en cuenta que era fuerte y que el plato principal fue descomunal, resultó perfecto. Estaba bueno, pero desde mi punto de vista un poco seca, aunque por supuesto, no soy experta en estos platos, de hecho era la primera vez que tomaba pastilla.

De plato principal tomamos el famoso méchoui marroquí, que es una pieza de cordero o un cordero entero asado a la brasa en un horno excavado en la tierra muy lentamente, por lo que la carne que se obtiene es muy tierna, plato reservado para las grandes celebraciones. En este caso la carta anunciaba espalda de cordero cocido al vapor y dorado al horno, con verduras a la jardinera y patatas salteadas, para dos personas (420 Dhs, 37,30€). Antes de presentarlo lo desgüesaron en una mesa auxiliar. Los corderos que utilizan en estas zonas no son corderos lechales, son más grandes, a pesar de lo que tienen un sabor muy bueno.

El plato estaba espectacular, el cordero tierno y jugoso, las verduras buenísimas y las patatas prohibitivas. El plato era enorme, podría haber comido una persona más sin problemas y aún así, la carne la terminamos, lo que significa que yo tome doble ración, el empacho casi me derrota, pero pude mantenerme viva el resto de los días.

Acompañamos la cena con media botella de vino tinto Eclipse que estaba buenísimo y que dada la cantidad de comida se nos quedó corto, pero es que los precios del vino eran prohibitivos (22€).

Finalizamos con un café doble Nespresso Ristretto (50 Dhs, 4,40€) y una infusión (25 Dhs, 2,20€).

La cuenta total fueron 875 Dhs, 78€.

Al final de la velada “disfrutamos” de un espectáculo de danza del vientre con varias bailarinas, del que no soy muy partidaria, pero las tradiciones mandan. Varias celebraciones de cumpleaños.

Precios europeos en un ambiente muy chic que merece la pena conocer si tu presupuesto no es ajustado y te apetece descubrir el Marrakech más moderno y adinerado.

11/12/2010

El espectaculo de danza del vientre y de mujeres más mayores con una bandeja con velas en la cabeza es aceptable pero me esperaba otra cosa. Es un sitio pijo que te puedes encontrar en cualquier ciedad turística. Desde luego no te gustrá si buscas ambiente marrokí y si si lo que te gustan son los lugares de moda. El plato que yo pedi no me gusto pero supongo que dependa de lo que elijas. Lo peor es la iluminación:minivelas en las mesas.
No repetiría pero para gustos...

27/12/2009

Maridar lo descubrió en diciembre de 2009

El sitio de moda

Pensamos que al ser el típico sitio con espectáculo, no íbamos a cenar bien.
Pero nos equivocamos, el espectáculo no merece la pena, pero la cena estuvo fenomenal.

03/04/2010

Comida Marroqui + Internacional

Uno de los locales del Marrakech "sofisticado + cosmopolitan". Por cierto, está muy cerca del Jad Mahal, así que despéus de cenar te puedes acercar a este otro local para tomar una copita.

La cena muy rica y el local muy bonito. Mi "pero": Bailarinas estupendas a las que poder meter billetes en la falta mientras bailan??? poco original, cero sofisticado,....