Le Pain Quotidien mantiene su esencia desde que su fundador Alain Coumont, abrió el primero en Bruselas en 1990: un lugar relajado dónde comer bien y reunirte con los amigos. Los muebles y la decoración se inspiran en las casas de campo belgas: enorme mesa comunal de madera maciza reciclada y un ambiente tranquilo...

Ordenar por:

relevancia fecha

12/04/2017

Muy caro para lo que es, ambiente de te hago un favor por estar aqui

A mi no me gusta, para empezar es una cadena (odio las cadenas, si en general tengo prejuicios) y luego el precio me parece elevado para lo que es. Cuando abrieron estaba lleno y ahora no se si porque se ha pasado el boom de la moda del pan "guay" esta un poco menos lleno, siempre hay gente porque esta situado en muy buen sito pero antes es que era imposible entrar.

La atencion deja mucho que desear, vamos que no te hacen ni caso, y los precios son caros para lo que es, de no ser que quieras panes "especiales" para desayunar o un cafe yo iria a cualquier otro sitio cerca..

Liliana

Con el titulo para mi ya lo has descrito a la perfección!

hace 4 meses

31/07/2015

Bueno y caro

Panaderia-pastaleria y cafetería.
Está bastante bien, y lo pagas. El secreto está en el precio, podría ser el título.
El servicio de la sala bastante mejorable, si tardas un mundo al menos se agradable. Y si no lo tardas también si puede ser...

26/08/2014

Buenos panes y croassants.

Que bueno el pan recién hecho y los corassants y a muy bien de precio.
Conozco muchas sucursales y todas de excelente calidad.
Hay croassants y bollos para tomar o llevar.

08/04/2011

Buen pan. Mal servicio

Soy fan del Pain Quotidien que hay en el Soho de Nueva York (11870.com/pro/le-pain-quotidien-new-york) así que cuando me enteré que abrían en Madrid en la calle Fuencarral tenía que ir a verlo.

El mismo concepto que en el resto del mundo. Sirve como café/restaurante/panadería. Un ambiente cálido, como de panadería tradicional, con una gran mesa comunal en el centro y pan tradicional hecho con los mejores ingredientes.

He ido varias veces pero parece que va hacia abajo. Al ir a desayunar hoy he pedido una bandeja de pan y me dicen que, teniendo pan, no la pueden servir "porque se ha estropeado la máquina de cortar pan", supongo que lo de cortar pan con un cuchillo será demasiado antiguo. Al pedir un muffin me dicen que no me lo dan porque es sólo para llevar... hombre, cóbrame lo que quieras pero si quiero un muffin ponme un muffin, digo yo. Pues no, que no me puedo salir de la carta y la carta no incluye muffins. En fin, un servicio zombie y desganado que hace que deje de ir a lo que tenía por un buen sitio y salga de mis favoritos.

Si buscas buenas panaderías por el barrio tienes: Delipanific (11870.com/pro/delipanific) y el Viena Lacrem (11870.com/pro/viena-lacrem) de las mejores panaderías del barrio.

Sin manteles, servilletas de papel.

Flor

Entré un día en Fuencarral y algo no me gustó, no recuerdo qué pero me fui,¡ menos mal! pues no me gustan ni las disculpas de la propiedad ¡tratar de justificar que no corten un pan porque se rompió la máquina !¡¡¡ ¡por favor!!!

31 de agosto de 2012

14/11/2011

Mediocre

He estado dos veces, la primera tuve una mala experiencia, pero pensé que debía ser un mal día porque había oído cosas buenas de este sitio, por parte de "fuentes fiables".

Ayer volví y lo clausuré de por vida. Un "té ecológico" que resultó ser un sobre de Lipton de toda la vida, malo malísimo y servido en una especie de cuenco sin ninguna gracia, 2,75€. En mi tierra a esto se le llama atraco.

Sobre el pan y la comida no puedo opinar, pero desde luego los precios son desorbitados.

A mí que no me esperen.

Carmen Diaz

Lo del té es imposible que sea Lipton porque ellos tienen su propia marca, que es la que yo compro -Lapsang, el número 3- y es riquísimo. Y el Lipton no me gusta, (ni el hornimans)

5 de diciembre de 2011

jill

Carmen, me parece atrevido tu comentario... y curioso que tu único servicio guardado en 11870 sea Le Pain Quotidien. ¿Tendrás algo que ver con la empresa? Yo desde luego no, me limito a comentar mi experiencia, y no tengo necesidad alguna de desprestigiar o promocionar ningún sitio. Sería mejor tomar la crítica como algo constructivo para tratar de mejorar.

12 de diciembre de 2011

Carmen Diaz

¿? Jill, mi comentario es que sin duda el té no es Lipton. ¿Y qué es lo que te parece atrevido? ¿Decir que el té está rico? en fin... para que no haya dudas de que desde luego no trabajo allí me voy rápidamente a opinar sobre Magasand un sitio que está en la calle Columela y que es muy agradable también y tiene unos sandwiches maravillosos.

12 de diciembre de 2011

15/11/2011

Desorganizado

Yo estuve en el de Fuencarral y efectivamente el pan es bueno, pero es prácticamente lo único que merece la pena. Yo soy una forofa de los brunches y sin duda este no es tan bueno. La comida está bien, no es excelente, el servicio es muy lento, no agradable y muy desorganizado. Estuvimos esperando 15minutos hasta que vinieron a tomarnos nota y en la mesa al lado 4 personas passaron y se fueron sin ser atendidas. Eso no se puede permitir bajo ningún concepto pagando 20€ el menu. Te ofrecen café, té o leche, un croissant, pain au chocolat y brioche. Yogur natural, Un huevo escaldado mal hecho y una ración mínima de queso ó jamón ó salmón. El Brunch suele ser mucho más abundante que tener que elegir entre queso o jamón. Por 5€ más, el Café Oliver es muchísimo mejor, no tiene punto de comparación en el trato y en la abundancia de comida. No lo dudes.

Sof Velilla

Estuve el otro día en el Le Pain Quotidien de Fuencarral, con unas primas de Soria y nos sentamos en una mesa junto al ventanal que da a una pequeña plaza. Tomamos una ensalada de pollo inmensa y riquísima y dos flautas mediterráneas deliciosas. Para beber pedimos un te Lapsung (creo que se llamaba) que me gustó bastante y mis primas café. Me dieron a probar el café, que a mi parecer no tenía mucho sabor, me gusta más el café torrefacto de toda la vida, el de los bares que es tan denso que sujeta la cuchara, pero a mis primas les gustó. Y de postre me comí uno de los mejores brownies que he tomado en mi vida. En serio.
Lo recomiendo

3 de diciembre de 2011

Martappero

Buenos días, muchas gracias por responder a mi post. La verdad es que en su momento intentamos hablar con el camarero sobre la demora y la posible desorganización, pero como comenté no obtuvimos ninguna agradable reacción o proactiva respuesta. Yo he vivido en Francia y conozco bien el Pain Cotidien, de hecho, me gusta mucho, tanto es así que la semana pasada volví a tomar un café con leche y un croissant, pero sigo reiterando mi opinión sobre la amabilidad. De todos modos considero enormemente que se haya tomado el tiempo de responder a mi comentario y lo tomo en cuenta como un punto muy positivo y atento. Muchas gracias

5 de diciembre de 2011

14/07/2011

Pan rico, pero el peor café del mundo.

Había oído hablar del pan de este sitio y me encantó su decoración. En realidad entré porque necesitaba usar wifi, un servicio que anuncian pero que en una hora que estuve no logré utilizar.
Pedí un café con leche. Me clavaron 2,25€ y no pude dar más de dos sorbos porque estaba malísimo. Totalmente desaconsejable.
Las chicas eran muy amables, pero considerándolo todo en su conjunto, coincido con Jesús Encinar en que el servicio es pésimo.

16/01/2012

Hemos ido varias veces a comer a este stitio y nos gusta. He leido malas críticas del servicio y me he quedado muy extrañada, a nosotros siempre nos han tratado bien y con bastante amabilidad. En una ocasión, pedimos que nos cambiarán la ensalada y no nos pusieron ningún problema. Suelen ser bastante amables y no son especialmente lentos. A mi me encanta el café con leche de soja servido en cuenco y a mi chico le gusta mucho el tartine de pollo al curry. Las ensaladas están también bastante ricas y pone que están hechas con productos ecológicos, eso encarece el producto pero también es normal y da confianza de que realmente son ecológicas, si quieres calidad, habrá que pagarla. Para nuestro gusto, un sitio bastante recomendable, no muy barato pero si muy sano.

27/06/2011

meriendas estupendas

Lo mejor: la ambientación y sus productos.
Un local decorado en madera, con un aire acogedor donde te sientes a gusto desde el mmento en que cruzas el umbral. En ocasiones, al comenzar a oscurecer, encienden unas velas repartidas por las mesas.
Los tazones de café, aunque algo caros, son enormes y con una capa de espuma. Los croissants están buenísimos, así como los surtidos de panes (aunque de raciones un pelín escasas).
En las mesas hay botes de mermelada y chocolate para untar en los panes.

Lo peor: el servicio. Algo lento y pelín serios. En mis visitas restantes se mantuvieron en la misma línea. Se echa de menos una sonrisa o un trato más amable y cercano.

17/04/2011

Croissants en el cielo

En Serrano hacía falta un lugar así (y mucho mejor si tuvieran algo de competencia). Muy buenas meriendas y desayunos, con bollería clásica artesana y que siempre está deliciosa. Habría que mejorar el servicio, que no es excesivamente simpático ni rápido, así como la cantidad de ruido del local, aunque dentro apenas haya media docena de clientes. Los precios son elevados, pero en la línea de las cafeterías de la zona, donde la calidad es peor y el servicio parecido. A recomendar, el croissant. Es la estrella del local. Con uno, ya subes al cielo.

05/12/2011

Delicioso!

Nos encantó!, fuí con mis hijos, se pidieron el gofre con frutas y lo llenaron de chocolate, yo me pedí el mufin de queso y cebollino (lo pedí sin querer, no sabía que era salado y estaba ¡soprendentemente rico!) Me llevé una flauta mediterranea y me la comí sin nada porque estaba riquísima con trozos de tomate. Todo lo que comí me gustó mucho.

01/08/2009

expatespagne lo descubrió en diciembre de 2008

Épicerie-boulangerie-pâtisserie et table d'hôtes

Edit : han abierto 2 otros en Madrid:
- Velazquez 92 11870.com/pro/le-pain-quotidien-velazquez
- Gran Vía 46 11870.com/pro/le-pain-quotidien-gran-via (donde habia antes una tienda Lladró)

Es una franquicia de origen belga en plena expansión. En NYC lo llaman el nuevo Starbucks, aunque los 2 conceptos son bastante diferentes ya que en Le Pain Quotidien tiene restaurante/salón de té (con camareros) + panaderia
Comentario en español, ver el blog : madridtienemiga.blogspot.com/2008/12/el-pan-segn-madrid.html
más fotos de la tienda de Fuencarral :
degusto.wordpress.com/2008/12/23/le-pain-quotidien

Le Pain Quotidien débarque à Madrid.

Calle Fuencarral 95 (entrée par Divino Pastor), en plein quartier Malasaña, Le Pain Quotidien vient d'ouvrir sa première adresse madrilène. Il semblerait qu'ils comptent ouvrir une autre adresse sur Velázquez.

C'est quoi Le Pain Quotidien? À la fois épicerie avec son rayonnages de produits régionaux/bio, boulangerie et pâtisserie, sa longue table de bois blond invite aussi à partager une tartine, une salade ou un gâteau aux côtés d'autres convives.

Côté boutique, on trouve du pain, des viennoiseries (croissant, pain au chocolat 2,10€, brioche 1,50€, etc), des pâtisseries, des confitures, du café et du thé bio, des pâtes à tartiner aux trois chocolats ou praliné ... Miam miam!
Pour info, le pain est apporté précuit de Belgique (mais je confirme qu'il est bon). Les miches (hogazas) de 2 kilos sont à 11.50 euros, la demie à 6.50, et un quart à 3 euros (2 types : centeno ou trigo). Les baguettes faites à la main sont à 1,50. Pain aux céréales et raisin sec excellentissime (5€ la demi-miche), petits pains de blé, noix, olives ou raisin sec, flute aux noix et raisin sec.

Pas de formule brunch pour l'instant côté table d'hôtes, mais tout ce qu'il faut pour prendre un bon petit-déjeuner (les confitures et pâtes à tartiner sont posés sur les tables et on peut se servir autant qu'on veut) et, comme dit au dessus, parfait pour déjeuner, prendre le thé et même dîner (ils sont ouverts jusqu'à 1h du matin). Vente à emporter : salades, tartines, etc.

06/11/2011

Carito

La estética del local muy cuidada. Aire francés: chic, relajado, alternativo.
Atencion pésima. Vino bio muy flojo, poco cuerpo, poco sabor. Raciones diminutas. Lastima, las berenjenas estaban deliciosas pero no era un plato sino una tapa. Hasta el pan lo racionan. La tarta de chocolate estaba buena.
Sales con hambre y la sensación de haber sido timado.