Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes franceses en Madrid

Le Patrón - CERRADO

Calle del Barco,27, Madrid

<m> Gran Via 1 5

M - J : 19H00 - 00H30 V - S : 13H00 - 01H30 D : 13H00 - 17H00

Ordenar por:

relevancia fecha

11/01/2014

Frío

Dic 2013
Andabamos por la zona sin reserva para cenar en ningún sitio y nos acogieron. El día estaba helador pero en la carta no encontramos apenas platos que nos calentaran, casi todos eran platos fríos. El restaurante es pequeño y elegante, pero creo que le falta algo, también tienen una sala para los castigados (habrá que empezar a renunciar a ellas) al fondo.
Estabamos algo inapetentes y pedimos solo dos platos, el ratatuille con cigalas y el tartar de carne. Mejor el ratatuille, el tartar estaba demasiado frío, por lo que no acompañaba con el tiempo y además perdía sabor.
La cheescake, rica.
Tampoco me pareció excesivamente económico. No creo que repitamos.

03/02/2014

Bueno,.. el local pequeño, en la entrada una barra larga y a la derecha unas cuantas mesas, cuatro si no me equivoco y al final de la barra otro saloncito con quizás tres mesitas dos, pegada una de ellas a la puerta del baño y quiero decir, que la puerta de acceso a los baños, es el baño,... :(

La atención es fabulosa, pero la carta se me antojó escasa, y el precio algo elevado. Está en una zona que me encanta y no digo que no vuelva a ir, pero no será una de mis opciones seguramente.

Me dejó indiferente la comida, y el bolsillo algo tocado....el local en sí es bonito y ellos muy amables aunque me daba la sensación de que les faltaba rodaje,... y ya se sabe todo debe arrancar y a todo hay que darle un tiempo, por lo que nunca se debe decir un no tajante a algo que ves que tiene potencial...

01/05/2013

me encantó

fui con unos amigos un sábado para cenar y nos encantó todo.. el grupo fue un poco "foodie" con representación de ES, FR, IT, y USA. éramos aprehensivos a entrar porque no había la energía que buscábamos esa noche, pero al final no parábamos de comentar cuanto nos gustó el encanto del local, el servicio, el ambiance y por supuesto la comida.

Probamos:
Dúo de Foie Gras - excelente
Burrata D'Italia - con un aceite trufada.. mmmm
Tartar Le Patrón & French Fries - a repetir
Tataki de Atún - splendido con el toque de sesamo
Tarta de Manzana - increíble, sin duda hay que pedirla

Complementábamos la cena con unas botellas de Rosé.. y sorprendentemente no acabamos mal de cuenta. es decir, muy buena calidad por un buen precio... no se puede pedir más

04/06/2012

Íntimo y bonito

Así me parece el Le Patrón, en plena Malasaña, ideal para ir a cenar una noche tranquila entre semana. Se nota que están arrancando y eso hace que se esfuercen el doble en la amabilidad y la simpatía. Lo consiguen. Además de ello, la iluminación y el mobiliario completan una experiencia muy agradable.

Apenas hay cuatro mesas, no esperes un restaurante grande. Tampoco están muy separadas. No obstante hay locales que consiguen que estés a gusto. Repetiré, seguro.

La cocina es una mezcla entre italiana y francesa. Tomé solomillo de buey con patatas y salsa y probé el steak tartar y los postres. Todo muy bueno y a un precio muy sensato.

27/01/2013

Un rotundo notable raspado

Enero 2013. Cena Sábado.

Es lo que tiene la 'novelación' aplicada a la gastronomía. Que vas con las expectativas del que escribe y con tanta web, blog, foro y opinión respetada (o no tanto) rara vez encuentras que un comedero supera tus expectativas, al menos a precios mundanos, claro.

Pues empezando por el final, sin estar mal en absoluto,.... esperaba algo más.

El sitio es muy pequeño, 4 mesas en la entrada y otras tantas tras el pasillo. Las dos partes tienen ventajas e inconvenientes. La del fondo no tiene la barra pero desemboca en el baño y la salida de la cocina. La de la entrada tiene la barra pero ventana a la calle.

Decoración en plan bistró de madera envejecida. Servicio muy amable y cercano, algo lento y descoordinado pero por culpa de la cocina, que saca los platos básicamente cuando le da la gana. Quizás por eso se define como bistró de tapas y no como el restaurante que parece ser.

Dos turnos, 21:00 y 23:00, cosa que, aunque no te guste, en este caso, por precio y por tamaño del lugar, está, en mi opinión, totalmente justificado.

La carta es corta, con algunas propuestas, no todas, apetecibles y siempre bien explicadas. La de vinos corta también pero con algunas referencias curiosas algún riesling incluido y una selección de vinos franceses. Varias opciones por copa.

Tomamos:

- Aperitivo y pan: Galletitas saladas, similares a la míticas de los pececitos. Sin comentarios
El pan estaba bien. Te ponen tres tipos, el más sabroso el de pasas.

- Tataki de atún: El mejor plato de la noche. El atún, cortado más grueso de lo normal y de aceptable calidad, venía acompañado de una excelente mayonesa de wasabi (aunque para mi tenía mostaza de dijon), sésamo, soja, wakame, jenjibre y un vasito de edamame. Lo dicho, para mi imprescindible probar este plato.

- Steak Tartar Le Patrón: Está bien que le llamen le patrón porque si lo que quieres es probarlo o sugerirle el punto, te has equivocado de local. Afortunadamente estaba suave y a mi gusto aunque, para mi, el buey cortado en trozos demasiado gruesos. Le voy a dar un notable bajo a pesar de la cagada de las patatas fritas de bolsa que vienen de acompañamiento en un vasito aparte simulando más de lo debido el estilo mcdonalds.

- Ratatouille & Cigalas. Primero que no sé por qué coño sirvieron este plato de último. Será porque era el único caliente pero no lo entiendo,... Entre que a un Ratatouille poco le puedes pedir la verdad y la gracia de las cigalas se queda en gracia por la pobre calidad de las pobrecillas, el plato fue el más flojo de la noche.

- Cheesecake: Muy buena de sabor.

Con varias cañas, agua y cafés (nespresso), 60€ precio total para dos. Sin ser un sitio espectacular, no me pareció caro.

Yo le daría una oportunidad.

Por cierto, cuidado con el primer turno que el horario infantil atrae al turista y este sitio debe estar en alguna guía guiri porque lo de ayer no era normal. Y luego dicen que los latinos hablamos alto. Manda huevos.

10/10/2011

bien con peros

Tenía ganas de probar Le Patron, me habían hablado bien. Al final pude ir.

La propuesta es genial y es un ejemplo del cambio que se está produciendo en Malasaña. El espacio está muy bien reformado, amueblado e iluminado y resulta muy acogedor para tener una cena agradable.

El personal tiene muchas ganas de agradar y atender bien y lo consigue, parece que estés cenando en casa de un amigo.

Me gustaron muchos los vinos, no hay mucha variedad pero están muy bien escogidos y los puedes pedir por copas.

Los postres están muy cuidados también.

Y de precio genial, vinos aparte puedes salir por 20-30 euros por barba, no clavan.

Mi único pero, y estoy seguro que lo mejorarán, son los platos. Están todos bien hechos, presantados, etc.. Pero quizás me fui con la sensación de que al salir no me iba a acordar especialmente de ninguno.

Estoy seguro que poco a poco darán con algún plato que resulte inolvidable y den ganas de volver porque ganas no les falta.

09/10/2011

Aún le falta.

Un acogedor bistró, pequeño y con una clase que se palpa en cada detalle de su decoración y puesta en escena. El trato excelente y las ganas de hacerlo bien se notan... pero aún les falta un detalle, el más importante: la comida.
Platos poco elaborados que dan la impresión de que no llegan al detalle, echándose de menos un toque "de autor". Los ingredientes son de calidad y la selección de la carta es buena, pero parece que en la preparación no se han andado con rodeos. Los blinis de salmón no dejan de ser lonchas enrrolladas sobre una tartaleta y la salsa del tiradito de atún no va más allá de la soja con un toque de cilantro. Sales con la impresión de que todo podrías haberlo preparado tú en tu casa, sin demasiado tiempo disponible y sin que los resultados pudieran variar demasiado.
Eso sí, una gran selección de vinos y un ambiente ideal para pasar una velada muy agradable.
Y, aunque los precios son contenidos, con la oferta que hay en Madrid van a tener que ponerle empeño para destacar como merece su propuesta. Seguro que no les falta.

23/07/2012

Hockey sobre patines

Eran tantas mis expectativas respecto a este pretendido bistrot que reconozco que me ha decepcionado ligeramente. Lo sé, no es culpa suya ni mía sino de la condición humana en general... pero esperaba más. En general, le falta un pequeño empujón.

El sitio es mono, sin más. No es acojonante, no es innovador, es mono. Es pequeño. Siendo honesto debo decir que un poco agujero, como aquellos minipisos de la famosa Ministra de Vivienda cuyo nombre a estas alturas nadie recuerda. Pero bueno tiene un pase, igual en invierno mejor que en verano, por aquello de que lo exigüo se transforma en acogedor.

La cocina es buena y decididamente hecha para gustar. Sólo buena, poco original (excepto los raviolis negros de marisco con salsa de puerros) y con una elevada aversión al riesgo. Entre los entrantes recomendaría el dúo de foie gras y la ensalada de uvas y pollo. El tartare con patatas fritas me pareció correcto, aunque acorde con los tiempos que corremos, tal vez le faltaba un poco de alegría. La ratatouille con cigalas y el tataki de atún también triunfaron. Pero un triunfo modesto, como cuando la selección de hockey sobre patines gana un mundial (y llevan cuatro consecutivos).

En cuanto a los postres, me quedo con la tarta de queso, dado que el tiramisú me pareció bastante regulero y la tarta de manzana rica pero muy distante de una tatin de esas de chuparse los dedos como si no hubiera un mañana.

28/06/2012

Una maravilla. Un pequeño restaurante íntimo y acogedor, decorado con mucho gusto y con una cocina aún mejor.

Tienen un interesante plato del día, a 9€, con el que te quedas bastante lleno. La calidad es apabullante. Creo que no hay cocinera en el mundo como mi abuela... y los chipirones que hacen en Le Patron son igualitos. Casi lloro.

Pedí burrata de primero. Excelente calidad.

Guarda espacio para los postres. Hacía tiempo que no probaba una cheesecake tan, tan, tan, tan rica.

19/02/2013

Le Patrón, un bistrot de tapas

Un lugar en la calle Barco, donde poder degustar el mejor steak tartar y tarta de queso de Madrid.

Mi recomendación y fotos en: foodstorming.wordpress.com/2013/01/24/le-patron-un-bistrot-de-tapas

07/04/2013

Cenas con encanto

Uno de mis restaurantes favoritos por la zona. Sitio con mucho encanto y muy tranquilo si vas a cenar entre semana. Tanto la atención como la comida son exquisitas.

09/06/2011

Un rincón muy agradable

Uno de los sitios nuevos que están abriendo por esta zona a la que llaman Tribal. Es un sitio de pocas mesas, con buena música, revistas interesantes para leer y un servicio muy atento.

La cocina es una mezcla hispano-francesa que tiene buena pinta. Probé los blinis con salmón que estaban bastante correctos, una tabla de quesos franceses muy agradable y una tarta de manzana espectacular. De beber un Becquer, vino de Rioja, recomendación del camarero muy agradable (los dos ;-)).

Un sitio en definitiva para tomarte un buen vino y acompañarlo con cosas más que ricas.

Volveré.