Le Petit Prince, restaurante francés en el Barrio Salamanca. Autentica comida francesa. Menu del día de martes a viernes.Establecimiento con terraza colindando la plaza de Salvador Dali. Calidad precio muy buena. Facil aparcamiento por estar cercano al corte ingles de Goya. Cerrado el lunes.

Ordenar por:

relevancia fecha

12/03/2015

¡Me encanta!

Un restaurante francés sin pretensiones de ser un sitio de gran lujo, con franceses tanto como responsables de sala como camareros, que hablan francés entre ellos, y que te ponen steak tartar y ratatouille en su menú del día. ¿En serio se puede pedir algo más para sentirte como en la mismísima París? Me he enamorado de Le Petit Prince, y sobre todo porque encima tuvimos la suerte de que en la mesa de al lado se sentaron unos franceses, por lo que TODO el ambiente era 100% galo.
La comida estaba muy rica, con canciones no muy grandes pero bien ajustadas para no salir con hambre. Los postres no eran franceses (mousse de chocolate - megariquísima-, panacotta...) y el menú costó 13,50 €. Espero poder repetir pronto.

24/01/2015

FRANCÉS VENIDO A MENOS.... o ¿ES LO QUE HAY?

SERÁ FRANCÉS, PERO MEDIOCRE, cosa que sucede en muchos sitios en Francia, por cierto. Cocina francesa ha dejado hace tiempo de hacernos exclamar oh, la,la! y más bien, si, como aquí sucede, es barata, suspicacia y puede que hasta mal género. A esto no llega este local triste y mal distribuido, pero sí a que, por ejemplo, la Quiche Lorraine, de reglamento, te la traigan reseca del microondas, y encima con la pasta cruda... La sopa de cebolla tiene todo lo que hay que tener, pero otra vez como echado sin ganas por quien lo ha hecho cientos de veces, y, hala, también al micro para que vaya ardiendo, como dicen los cánones (lo de ardiendo, no lo del micro).El magret de pato fue lo mejor: carne de muy buena calidad, y sí, en mi caso, con manzana y pera. El bistrot clásico francés, sobre todo de las buenas regiones, París sobre todo, es incomparablemente mejor.... sin que tampoco sea para tirar cohetes en España, donde comemos y degustamos bastante mejor.

23/07/2013

Candidato a sustituto del Petit Bistrôt?

Hoy nos hemos comido un menú en Le Petit Prince. El espacio es curioso, un pasillo con habitáculos a los lados; podría ser parisino si las mesas fueran la mitad de pequeñas y hubiera el tripe de ellas. Nos atienden bien, nos traen agua de botella mientras que a otros les ponen jarras del grifo pero no nos la cobran en la cuenta, se olvidan del aperitivo en nuestra mesa, unas aceitunas verdes y negras no memorables.

Los primeros ensalada con bacon y croutons con brotes diversos y apenas aliño, el bacon/panceta muy bueno pero la ensalada en sí normalucha y los chuscos de pan demasiado grandes y duros. De segundo pollo al estragón con arroz basmati y una salsa de nata, jengibre y coco (estos dos últimos son suposiciones mías), estaba muy bueno aunque de francés tenía poco, era más bien thai. El otro segundo boeuf bourguignon, estofado, rico aunque algo seco si no pillabas salsa. De postre tarta tatin de manzana y melocotón con nata casera, mira que no me gusta la fruta caliente pero esta tarta me la he comido de dos bocados.

No me ha entusiasmado del todo pero es posible que le dé otra oportunidad. El Petit Bistrot tenía bastante más calidad en sus buenos tiempos.

acme

Justo estaba pensando lo mismo. No sé si ir mañana a comer, que me queda cerca del curro. ¿Se sabe si hay menú el Viernes y se puede llegar tarde, sobre las 15:45 mínimo?

4 de julio de 2013

je suis béatrice

Hace mucho que no voy, pero este sitio era de mis sitios de menú preferidos de la zona.

4 de julio de 2013

EandradA

Confirmado, el viernes también hay menú, lo del horario creo que deberías preguntarlo allí, normalmente los restaurantes no tienen problema. Yo también quiero ir... Jo!

4 de julio de 2013

EandradA

Siempre me entran ganas de volver al Petit Bistrôt pero es que las últimas veces fue un fiasco total.

4 de julio de 2013

je suis béatrice

A mi el Petit Bistrot antes también era de mis favoritos pero también hace siglos que no voy y si dices que ha cambiado...

4 de julio de 2013

acme

zankiu

4 de julio de 2013

acme

Definitivamente estamos locos. Te seguiré haciendo caso en restaurantes pero lo que es en barrios, has perdido toda la credibilidad. Es más tomaré con cautela también lo de los restaurantes,.....el gusto no puede sólo limitarse al comercio y al bebercio.

Hemos perdido muchiiiiiiisimo.¿alguien puede poner 'tomar con cautela' en el mensaje anterior, por favor?. :)

5 de julio de 2013

EandradA

Uy, uy uy uy cuánta saña.

5 de julio de 2013

je suis béatrice

Para gustos los colores...A mí me gusta el barrio de Guindalera con su plaza, su mercado, sus niños de todos los origenes jugando al futbol a la entrada del metro de Diego de León, el famoso pianista de televisión que suele ser habitual de los bancos del barrio en cuanto llega la primavera...Como digo, para gustos los colores.

5 de julio de 2013

acme

Hombre,.... ¡que el callejón no es 'un barrio'!. Es que poniéndose así, no hay barrio bonito en el mundo entero,..... Pero si estás al lado del Retiro por dios. Y esas calles limpias, con sus tiendas, sus bares, sus terrazas....Ainss, cuánta ingratitud,....

5 de julio de 2013

16/08/2013

Buen menú del día

Un local pequeño, limpio, decoración sencilla pero efectiva, música francesa de fondo, nada ruidoso. También tienen terraza.
Decidimos ir por el precio del menú (12,50€) y por la buena valoración en esta web.
Salimos contentos. Platos ricos, originales y correctos de cantidad.
Le echamos un vistazo a la carta y ahí si que los precios son un poco elevados.
Quizás la única pega es que hacía calor al tener la puerta de la calle abierta.
El servicio muy amable y atento.
Mantel de papel y servilletas de tela.

23/04/2012

Bistrot con gran carta francesa

Actualización en abril 2012: estupenda cocina, irreprochable. Un buen representante del pais vecino con los clásicos platos: sopa de cebolla, caracoles, pescados repletos de salsas pesadas, un gran steak tartare, confit poco crujiente (lastima) y un ratatouille ligeramente picante, delicioso. Muy bien. Servicio mucho mas amable de lo que recordaba. 40€ por cabeza

Mi anterior comentario:

la cocina francesa, tan exquisita, tiene ahora un exponente más justo detrás de El Corte Inglés de Goya, perpendicular al Palacio de los Deportes. Los platos son deliciosos y aunque la carta es pequeña es un buen inicio para la cocina gala. Los vinos tienen buena pinta pero pedí 3 y no tenían ninguno, así que tuvimos que optar por el vino de la casa, un rioja sencillito. El local es un poco desangelado, con poca pinta de bistrot y la sala del fondo, en cuanto una mesa grande la ocupe, es un girigay de ruido.

16/10/2012

Alerta al microondas!

Actualizado en octubre 2012: Todos los platos salían directamente del microondas, hasta el pan que casi me quemó los dedos. El magret de pato no sabía a nada y solo venía con una salsa, no había ni una patata para acompañarlo. Y eso que me había encantado este restaurante la primera vez que estuve...

Le voy a dar 5 estrellas a este restaurante porque desde hace casi 5 años que llevo en Madrid es la primera vez que voy a un restaurante francés aquí y que tengo la sensación de estar en Francia y de comer comida francesa de verdad (no lo he dicho, soy de París).
Tienen platos típicos de "brasseries parisiennes" que no había tenido la oportunidad de ver en una carta de restaurante desde hace... demasiado tiempo: boeuf bourguignon (estofado de ternera en vino tinto), blanquette de veau (estofado de ternera blanca con nata), raie au beurre noir (raya con mantequilla) y muchos más...
Nos ha encantado todo lo que hemos comido y con eso quiero decir que no solo son platos típicos de la cocina francesa los que aparecen en la carta, sino que el chef sabe cocinarlos!
No voy a extenderme más, es un trozo de Francia en Madrid y os aconsejo probar en la carta todo lo que no conocéis.

Lila

Hola, el magret no venía con manzanas sino con una salsa de frutas rojas y nada más (y no conozco ningún restaurante francés que sirva el magret sin acompañamiento). Por otra parte tenía pinta de haber estado recalentado con o sin microondas: textura blanda y carne medio fría, y realmente no sabía a nada. El pan vuelvo a decir que estaba casi frío por fuera y quemaba por dentro, lo que es típico del calentamiento por microondas pero claro, lo que he escrito es mi opinión, no he entrado en la cocina para comprobar como estaban preparados los platos.
En fin, no me importa pagar unos 35€ para un entrante, un plato principal y una botella de agua si la comida es sabrosa, generosa y preparada en el momento... pero eso no era el caso la última vez que estuve en vuestro restaurante. Volveré al petit prince y si ha mejorado no dudaré en escribirlo aquí.

17 de noviembre de 2012

30/07/2013

Julio 2013. Almuerzo diario (menu)

Buen menú del día por 12,5€ (gracias foro).

Tomamos tapenade (muy bueno), una ensalada con bacon prescindible, un rico steak tartar a su manera (no preguntaron el punto) y una dorada al limón que siendo la pieza regulera, el resultado final no estaba mal. Al limón y con sus patatitas asadas.

El local es normalito y el servicio amable aunque estaban llenos y fueron extremamdamente lentos con los segundos.

Nous parlons Français.

Volveré.

PS: ¡Qué barrio!.

¿Y este finde qué? ¿Chifa, cañadio o Antojos Araguaney Grill? O ninguno de los tres porque ya es agosto

18/11/2014

Buena comida. Menú del día bien de precio. El tartar de salmón buenísimo.

01/09/2012

Restaurante frances en Madrid

He ido hoy a este restaurante y me ha gustado todo.
De primero compartí una ensalada de salmón y canónigos muy rica. Era más que suficiente para 2 personas y con "croutons" de pan oscuro con mucho sabor.
De segundo hemos comido un rodaballo con patatas al sartén (felizmente no estaban fritas) y rape a la pimienta verde. Los dos muy bien.
Terminamos con helado de café Lavaza (una taza con 3 bolas) y una “Tarte Tatin” con una bola de helado de vainilla. Muy rico todo.
El vino, un blanco seco francés (de uvas casta "sauvignon") con mucho paladar.
El pan se sirve caliente, las servilletas son de paño, pero la mesa sin mantel.
Los camareros son franceses y han sido amables todo el tiempo. La decoración podría ser algo mejor, pero al menos se siente que se está en un restaurante francés con bastantes cuadros y música francesa agradable de oír.
¡Volveré!

15/11/2012

On ne peut que le recommander ! Excellent foie gras ( Que je soupçonne être fait maison )…un confit de canard un vrai régal ! Accompagner d’une ratatouille, que même ma propre grand-mère en aurait été envieuse…. Et bien sûr pour adoucir le palais une irréprochable tarte Tatin !! Et puisqu’on garde toujours le meilleur pour la fin : tout ceci dans un ambiance très frenchy (répertoire complet de la chansonnette française) , Je donne un 10 à la sympathie du service, un serveur et une serveuse réellement adorables !j'en profite de remercier le directeur, même si je n’ai pas eu la chance d’être présenté il sera pourquoi !

03/03/2011

Restaurante francés pequeño, barato y algo ruidoso

Tienen una barra a la entrada y una pequeña sala al fondo para comidas, con decoración de ilustraciones de El Principito de Saint Exupery.

La sala es algo fría, no tienen nada en las paredes que absorba el ruido con lo que la sala se convierte enseguida en una cacofonía tremenda. La comida está rica y es un sitio barato y con servicio amable, pero el ruido te pone la cabeza como un bombo. Comer sale por unos 20 euros, realmente barato para la comida que dan.

Mantelitos tu y yo de tela. Servilletas de papel

07/04/2012

Razonable cocina francesa

Situado a espaldas de El Corte Inglés de Goya, casi en la plaza de Dalí. Una pequeña terraza en la calle peatonal y un local un tanto decepcionante por su decoración, muy fría, poco cuidada, con una barra de bar de barrio en la entrada, carteles que anuncian el menú del día por 11,90 € y comedores pequeños y muy ruidosos. Un escenario que no se corresponde con la que cocina que se ofrece. En la carta no falta ni uno de los platos más clásicos de las brasseries francesas. Ahí están los patés caseros, las rilletes, el foie gras mi-cuit, la sopa de cebolla, las quiches, los caracoles a la borgoñona, las ensaladas niçoise o lyonesa, la raya a la mantequilla negra, el lenguado meuniere, el conejo a la mostaza, el magret y el confit de pato, el steak tartar, el buey a la borgoñona, la “blanquette” de ternera o el surtido de quesos. Todo el recetario popular que podemos encontrar en cualquier brasserie del país vecino. Pura tradición. Lo importante es que, pese a la amplitud de la carta, todo está bien resuelto, sin salirse de la ortodoxia. Así, está sabrosa la sopa de cebolla, gratinada con queso de gruyere; ricas las rillettes con pan tostado, y correctos los caracoles, media docena, al estilo de la Borgoña, con su correspondiente mantequilla de ajo. Hablamos de una cocina muy contundente, con ligeras excepciones como la ensalada niçoise, a base de patata con atún, aceitunas, tomates y huevos duros. Pesados también los pescados, con sus salsas bien tradicionales: raya a la mantequilla negra y lenguado “meuniere”. Mejor las carnes, especialmente el steak tartar picado a cuchillo, aunque con un aliño algo corto, y el agradable buey borgoñón, estofado con vino tinto. Para el postre ofrecen un pequeño surtido de quesos que no está a la altura. Y tengan cuidado de que no les cobren, como nos ocurrió a nosotros, la tabla de quesos que figura en las entradas y que cuesta el doble. En general los postres, también muy clásicos (tarta tatin, crepes), tienen menos interés. La bodega, más bien corta y de precios ajustados, mantiene un equilibrio entre España y Francia, con una satisfactoria selección de vinos de tipo medio del país vecino.

01/07/2012

Clásicos franceses. A tiro fijo.

menú: los clásicos franceses que todo el mundo quiere encontrar: quiches, foie, ensaladas aliñadas a la francesa, steak tartare, confit, etc.
vinos: corta selección de imprescindibles: algún Burdeos, un par de Borgoñas, un Sauternes, etc. caritos.
Postres: estupenda. la Tatin, hay crêpes, tarte crêpes tarte crêpes, tarte au chocolat.
Los camareros son franceses y bastante simpáticos. Sales a unos €40 por barba con postre y vino.

22/02/2012

Genuino y atento

Le Petit Prince es un restaurante muy genuíno, los camareros hablan todos francés, son extremadamente amables y cordiales. El pate de la casa merece la pena, y la comida en general está buena, no es espectacular, pero está buena. No es muy barato, pero un sitio interesante para un momento especial. El vino de la casa no es el mejor y el sitio es un poquito frío. En San Valentin nos regalaron una rosa, así que demuestra su atención por los detalles.