Tasca con encanto en pleno corazón de Chamberí, acogedora y chic, un lugar donde queremos que te sientas especialmente cómodo. En Le Qualitè Tasca queremos que comas bien, a un precio razonable y siempre acompañado, por qué no, de un buen vino. Estamos en la calle Ponzano, 48, cerca del metro de Ríos Rosas y Alonso Can

Ordenar por:

relevancia fecha

01/03/2017

Restaurante pequeño con gran comida.

En pleno follón de la calle Ponzano, este pequeño restaurante con decoración sencilla y muy agradable, nos sorprendió también por su buena comida, una carta pequeña pero con una variedad suficiente y buenos vinos.
El servicio y trato fue también muy bueno.
las únicas pegas es que quizá por su tamaño, aprovechan demasiado el espacio y estás demasiado cerca de la mesa contigua, y son de los que tienen dos turnos, así que o cenas pronto, a las 21h y a las 23h te están pidiendo que acabes o cenas muy tarde.

13/06/2016

Qualitè a ratos

Otra tasca moderna de la calle ponzano, la comida está pasable, el personal falla.
Hay locales, que cuando está el jefe, se nota, funcionan a la perfección, el problema es cuando este falla, habia ido un par de veces, ya que me pilla muy cerca de casa, pero despues de los detalles de la ultima vez.... no volveré a entrar. Iba con 10€ de efectivo y la cuenta fueron 12€, no habia ningun cartel avisando que hubiera pago mínimo, lo cual advertí a la camarera, quien en ningún momento dió otra solución mas que indicarme donde estaban los cajeros (muy simpatica ella).

Gracias y hastanunki!!!!

Hugo

Qué pena que no te haya gustado su cocina, es de lo mejor que hay en Ponzano sin duda y el personal es super amable y profesional.
Por otro lado entiendo que no cobren un café o un vino con tarjeta, les cobran una barbaridad de comisión el banco. Yo he ido varias veces y una vez les escuché que el mínimo eran 10€ con tarjeta, pero que si no tenían les cobraban igualmente con tarjeta. Seguro que fue un malentendido...

13 de junio de 2016

08/12/2017

Ni frio ni calor

Local agradable y buena atención, la carne no sabía absolutamente a nada, el resto ni tan mal sin nada a destacar, igual le damos otra oportunidad.

02/08/2015

Let´s go Ponzaning!

Taberna gourmet y con una apuesta sencilla pero no modesta, basada en la mejor materia prima y en una buena selección de vinos que además pueden ser por copas. Perfecto para los disfrutones de la buena mesa, y en el entorno ideal de la calle Ponzano.

Más info:
madridmuychic.com/le-qualite-tasca-ponzaning-de-calidad

Hugo

Doy fe!! De lo mejor de la calle Ponzano sin duda, apuestan por la buena materia prima y excelente selección de vinos por copas ;-)

18 de agosto de 2015

Madrid Muy Chic

A nosotros nos encantó, Hugo.

3 de septiembre de 2015

02/06/2015

Calidad y muy agradable

Entre la infinidad de las recientes aperturas de locales en Madrid, elegimos Le Qualitè por sus fantásticas críticas en torno a la calidad de su producto, y la verdad es que no exageraban, estaba todo verdaderamente exquisito y bien elaborado, en un ambiente muy cuidado y un servicio impecable.

Recomendamos su ya famoso pulpo de ría gallega, el helado de ensaladilla rusa muy original y rico, exquisita la concha exótica, y la hamburguesa de carne roja de escándalo!! De postre un arroz con leche caramelizado, todo de 10 ;-)

Por otro lado, nos asesoraron con los vinos, ya que tienen muchísima variedad por copas, y pudimos probar 3 D.O. distintas, algo que es de agradecer y mucho.

En definitiva, nos ha sorprendido bastante (para bien) y que las buenas críticas las merecen sin duda. Volveremos!

24/01/2015

Hueca pretenciosidad

Paseando por Ponzano, calle de oferta apabullante de tabernas, tascas, restaurantes más o menos sofisticados y de culinaria variable, entramos de casualidad en esta "tasca" que según su propietario, lleva sólo 3 meses abierta.
El caso es que creo que, la vendió tanto, su originalidad, su concepto diferente, todo parabienes (incluso llegó a decir que se trata de el mejor local en Ponzano para tomar vino (sic.), que por eso mi impresión fue más decepcionante, dado que no estuvo a la altura ni de las expectativas ni de el marketing que el dueño, apostado en la puerta, le hizo.

Por de pronto, el primer inconveniente es que ves el local desde fuera, con grandes ventanales y una decoración más cercana a lo nórdico que a otra cosa (banco de madera de pino, paredes blancas, platos desiguales, sin mantel) y no eres capaz de imaginar la oferta porque no hay una carta fuera que te permita ver lo que ofrecen de "original" o de "diferente", culinaria y enológicamente hablando. Un factor que estuvo a punto de hacer que pasáramos de largo.
El local, con una de esas decoraciones que tanto se llevan actualmente en esta ciudad, es bastante pequeño: cuatro mesas y la barra.
Cuando por fin vimos la carta, pudimos comprobar los rimbombantes nombres de los platos, en una oferta más bien corta y que yo calificaría de convencional, de esas que agradan a la mayoría: croquetas caseras; ensalada templada de espinaca fresca con cecina, champiñones salteados y crema de queso; bocados de solomillo de ternera asturiana con virutas de foie y coulant de patatina; concha exótica de salmón ahumado con langostinos y salpicón de aguacate y mango; pulpo ecológico a la brasa con cachelos de patata asada y mojo dulce, etc. Cuatro o cinco platos en cada categoría, incluyendo entrantes, carnes, verduras y pescados. También en los postres.
Según he visto en varios reportajes de internet dicen que elaboran cocina de mercado a base de productos frescos suministrados directamente por sus productores (pulpo de Bueu, cecina de León y así).
Lo que comimos no fue nada del otro mundo. Pedimos una ensalada templada de espinacas que llegó fría, media ración de croquetas (3 croquetas) que acompañaron con una especie de mermelada de tomate prescindible, con buen sabor pero metidas en harina. Y la carrillera en vino tinto con puré de patata correcta sin más. Con dos copas de vino pagamos casi 32€, una cuenta a todas luces exagerada para lo que tomamos y por comparación con otros muchos sitios de tapas más auténticos, menos pretenciosos y más humildes de los alrededores y de otras zonas de Madrid.
Para mí, lo mejor fue las ganas de agradar de la camarera, que no daba abasto.
Una experiencia alejada de lo memorable.

27/10/2014

tenemos chica nueva en ponzano

su nombre es la Qualité tasca y dicen que es divina :p

tiene buena carica