Por su siempre animada barra desfilan platos y raciones de navajas, ostras, gambas, ceviche, pulpo y -por supuesto- los lluritus que le dan nombre, todo fresquísimo y preparado a la parrilla.