Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina internacional en Madrid

Lunch Box & Tiki Room - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

18/01/2016

Agosto 2015. Almuerzo Domingo. 4-

Lamento no haber ido a este sitio antes porque, al menos en día del tentáculo (una vez al mes), es un garito tremendamente divertido donde tomarse unas cañas, copas y/o (mejor y) cocktails amenizados por tapas de pulpo y DJ dándole duro a los clásicos cincuenteros, sesenteros y setenteros, todo ello en un ambiente de tiki bar sui géneris total.

Lo ideal es ir a pasar el día. Llegar sobre las 14:00, en día del tentáculo digo, tomar el aperitivo con pulpiño por la patilla (correcto sin más), pasar al salón-dinner a comerse un buen bocata o hamburguesa y luego volver a la zona tiki para darle a los cócteles. Ojo que los vasos tiki no bajaron de las estanterías.

Eso sí, los tiempos del comercio, imagino que sólo en estos días, son desesperantes. Puedes llegar a esperar una hora por tu bocata. Por lo menos están buenos y llegan acompañados de ensalada y unas buenas patatas.

Obligatorio llevar esa guayabera de fondo de armario, que nunca acierto con el dress code.

Oh yeah!

Yanzoo

Fíjate que este sitio me daba "respeto"... pero tal y como lo describes suena bastante bien.

18 de agosto de 2015

16/11/2015

Calidad mejorable

El lugar es acogedor y con buena música. En cuanto a la comida la raciones me parecieron generosas sin embargo la calidad de la hamburguesa, bajo mi punto de vista, deja bastante que desear, la carne no me pareció muy fresca, la verdad, ni su sabor tampoco. Eso sí, la atención muy amable y la tarta de queso casera y muy rica.

Siempre digo lo mismo, las buenas críticas te llevan una vez, pero la experiencia es la que realmente te anima a repetir o no. Al contrario de lo que leo, yo me lo volvería a pensar.

23/04/2015

Tiki, burguer y LucasArts

Todo lo mejor del mundo yo lo quiero tener en La Guindalera. Todo me gustaría tenerlo al lado de mi casa. Pero hay un sitio que me gustaría tener más cerca. No es el mejor del mundo, pero tiene una combinación importante: hamburguesas a buen precio, buena música (surf, rockabilly, frat rock…) y una decoración tiki interesante. El rollo tiki, que es una readaptación que se ha hecho de vestuario cincuentero, iconografía mexicana, tatuajes, pelis de terror e historietas hawaianas. Mi rollo, más o menos. Una adaptación estética de cuarenta historias que en realidad en su momento no iban tan interrelacionadas. Pero qué importa esto.

Hubo hace unos años un boom de la hamburguesa y otro boom de Malasaña. El de Malasaña sigue. Aquel barrio, que fue territorio punk y territorio yonki empezó a inundarse de modernor y todo lo que molaba se instalaba ahí. A mi juicio ahora mola demasiado, deberían repartir un poco. El boom de la hamburguesa, estable. No proliferan – que yo sepa – muchos más sitios, aunque alguno queda en cartera por visitar. El boom del tiki es más escaso, el boom del tiki no es. Mejor, que tenga sus cositas.

Ya habíamos estado más veces por aquí, siempre con amigos, pero no habíamos conocido su evento mensual: El Día del Tentáculo. En honor al gran videojuego de LucasArts (cuya mención siempre provoca la interesante conversación acerca de las aventuras gráficas, aquellos tiempos del Monkey Island y los juegos para muchachos inteligentes como mi hermano, mis amigos y yo, claro), un domingo cada cuatro semanas, que incluye tapas de pulpo con cada consumición hasta agotar existencias y una pinchada musical especial. Había que probarlo y nos fuimos para allá, de esto que tienes el Domingo tonto y alternativo (día anterior, “Record Store Day”, dos vinilos al bolsillo, día siguiente, pinchada musical con tentáculo, de vez en cuando nos da por estar en la pomada).

En Lunch Box estaba abriendo (un poco más tarde de lo indicado) el dueño, un tío que va siempre acelerado, es delgadísimo y lleva tupé. En seguida nos ubicó en una mesita y nos proporcionó nuestra tapa de pulpo. Ahí estaba Lunch Box, con su mural de la criatura del lago, su muñequito del Último Guerrero y su estética diner antiguo y adaptado al malasañeo. Ya estaba sonando la música, algo fuerte. La música estaba bien como concepto, pero nosotros fuimos en plan mesita y conversación entre amigos, esto era imposible. No lo digo como algo negativo, sino como advertencia: en el día del tentáculo, Lunch Box es una fiesta, escucharás buena música pero no te enterarás de la conversación de tu mesa. Y eso que el tío del tupé nos bajó el volumen un poco en el altavoz que teníamos justo encima.

El pulpo estaba más blando de lo debido, es de rigor que esté un poquito más al dente. No era espectacular entonces lo que motivaba todo el día. Pero íbamos a comer de carta, a comer lo que allí se come.

A saber. Para empezar y compartir una ensalada Sophia Loren. Con pollo, rucula, bacon, nueces, tomate y flores. Aquí le ponen flores a muchas cosas y hay gente que se extraña, yo por si acaso me las como. Yo se que esto se come, no se si las que ponían se debían comer. La ensalada la traen aliñada de serie, no traen el convoy con el aceite y el vinagre, lo que es un problema porque de aceite estaba bien pero yo le habría puesto más sal y más vinagre. Es un modelo de ensalada que ya conocemos todos, que vemos en muchos sitios y que le pedimos que cumpla. Salvo lo del aliño, cumple.

Tienen una selección de hamburguesas y bocadillos, todo con nombre de estrellas del celuloide y yo me incliné por la “Dr Spock”, consistente en 180 gr de hamburguesa de ternera, queso, guacamole y jalapeños, con guarnición de ensalada y patatas fritas. Empecemos por lo primero, el pan. Un pan de semillas. Tengan en cuenta que yo soy antipan y por lo tanto sólo como pan cuando es un pan que te obliga a permanecer en la silla relamiéndote. Este no lo era. Así que pan fuera. Para que yo coma el pan ha de ser una cosa de otro mundo, una cosa que me obligue a doblegarme, a renunciar a mis principios, a hacer el mal, tiene que ser una locura. La carne estaba bien buena, en su punto, se echa de menos aun así la posibilidad de que ofrezcan mayores tamaños, pero todo en orden y concierto. Guacamole casero de rechupete y los jalapeños de rigor que siempre alegran la jornada. Las patatas fritas desconozco si eran caseras o no, pero en caso de serlo me quito el sombrero. Yo diría que lo eran.

En el apartado de postres, todos caseros, la clásica cheesecake que nunca falla en estos lugares. Para mí, lo mejor de la comida. Sólida, con su base crujiente, muy sabrosa. Una buena tarta de queso hace que te detengas un rato en cada cucharada y que eso de “es para compartir” se convierta en putearse entre amigos, en traicionar, en comer cuando los otros no miran o en coger deliberadamente trozos más grandes así como quien no quiere la cosa. No vayamos ahora de buenos, todos hemos compartido postre y todos hemos vivido estas miraditas falsas y estos faroles de “no, dejo ahí ese trozo, come tú”, ese trozo de la vergüenza, vergüenza que perdemos cuando algo nos pirra.

Así pasamos la comida del domingo, en el universo tiki, compartiendo mesa con amigos (Carlita, gran amiga, de la cohorte de la Reina de La Guindalera, una chica supercalifragilísticaespialidosa) y encontrándonos con otros. Yo firmaría por tener un local tiki en La Guindalera, un espacio así para la hamburguesa y el rock and roll. Lunch Box, gastronómicamente, no te cambia la vida. Sus hamburguesas las encuentras parecidas en otros lugares. Bien hechas, competentes, correctas. Pagas por lo que comes (un poco menos de 20 por cabeza fue la historia) y lo que comes está bien. Ahora, ese ambientillo, ¡hay lo que me gusta ese ambientillo! Mi ambiente ideal es el que junta esto y el rollo tabernero chungo del que ya he hablado anteriormente. Seguiremos informando.

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/04/23/lunch-box-tiki-room-madrid

je suis béatrice

A mi me gustaría que en plan hamburguesa,el Food Truck (11870.com/pro/food-truck ) se viniera a la Guindalera....

23 de abril de 2015

Antonio Álvarez

Apuntadísimo lo tengo amiga!

23 de abril de 2015

03/08/2015

Viaje a Hawai de los 50's

Nuestra debilidad es el shake ‘Foxy Brown’ de chocolate y nata, pero también nos gustan las hamburguesas al estilo diner americano de los años 50 y los cócteles polinesios en vaso tiki. El ambiente hawaiano es lo más!!

Sigue descubriendo las otras 7 pistas para viajar a los 50's en Madrid en el blog 'La Madrid Morena': lamadridmorena.com/2015/07/31/diners-bares-tiki-madrid

24/11/2014

Hamburguesa Marlon Brando

El dueño es de Vijo y no lo nieja y haciendo honor al terruño tienen Estrella Galicia. Comer con bebida sale sobre unos 12-15€ y la carne es de terneira galega así que las hamburguesas están bien buenas. Para repetir y recomendar.

volga

A mí este sitio me encanta. Llevo años yendo y siempre funciona para grupos de amigos jóvenes, con presupuestos ajustados, con el rollo hamburguesa y bocadillos con nombres graciosos. David (el dueño, el de Vijo), es supermajo. Por si no lo has visto, un domingo al mes montan "El dia del tentáculo", sirven pulpo y empanada gallega, y pincha un dj, en plan fiesta tiki loca.

25 de noviembre de 2014

spider72

El día del tentáculo era el título de un episodio de Bob Esponja...jajajaja

25 de noviembre de 2014

volga

El día del tentáculo es un videojuego muy famoso, una aventura gráfica de las de la época dorada. Y supongo que Bob Esponja pillarían el nombre también de ahí :)

25 de noviembre de 2014

spider72

Ciertoooo! El Manic Masion!

Pero tú cuántos años tienes !!! jajaja

25 de noviembre de 2014

volga

Pues la edad de jugar al Maniac Mansion 2 con 15 años o por ahí, la edad buena!

25 de noviembre de 2014

Alexo

Hombre.... Niños pijos del Commodore 64! Yo con mi simple Spectrum no llegué a conocer este! :)

25 de noviembre de 2014

acme

¿El day of the tentacle rulaba en commodore?. Si va a resultar que soy un yogurin...

Yo aún de vez en cuando me despierto intrigado por qué coño tenía que hacer con el Kumquat de G. Washington para que me hiciese caso.

No obstante, ese brillante nombre sólo se le puede ocurre a uno de Vigo. Si es que el entorno nos hizo fuertes.

Sólo por eso me voy a pasar.

25 de noviembre de 2014

volga

No, yo creo que jugué al Día del Tentáculo con un 386, un 486 si me apuras. Mis 15 años no son los 15 años de otros ;)

25 de noviembre de 2014

spider72

Yo sin duda fue un Spectrum, me suena que se llamaba Spectrum plus, y dentro de la gama era de los güenos, aunque no llegaba a como dice @Alexo, los pijos del Commodore, los reyes del mambo, los que partían the bacalao.

25 de noviembre de 2014

Sr Rodriguez

Ufff. mi primer pc fue en el siglo XXI y ya fue pentium...

25 de noviembre de 2014

Sarah Connor

Menuda Fanjulada me estais montando en el correo, malditos!! Pues el día del tentáculo fue este domingo Víctor, porque pasamos por delante y estaba on fire, imposible entrar.

25 de noviembre de 2014

11/11/2014

Buenísimos bocadillos en un espacio divertido y acogedor

Un bar con personalidad: el sitio, la decoración, los camareros, la comida... Todo tiene guiños a esa cultura cincuentera estadounidense que une cine clásico, cine de serie B, surf, rockabilly, cocktails tiki, y lunchboxes, pero no de forma tópica, sino remezclado y pasado por una mirada actual y humorística.

Aquí se puede venir con amigos a tomar cocktails con ingredientes "secretos" servidos en vasos tiki, pero sin duda la carta de comida es la joya del lugar y que sería pecado no probar. Una amplia y bastante variada oferta de bocadillos gourmet, ensaladas y hamburguesas, todos ellos con nombres de actores estadounidenses famosos de distintas épocas (y la excepción del "universal" Alfredo Landa), además de algunos entrantes y postres. Las hamburguesas son fantásticas pero los bocadillos incluso más, todos abundantes, bien servidos, recien preparados con ingredientes de calidad, y acompañados de una pequeña ensalada y unas PATATAS FRITAS de las mejores que podréis probar (imprescindibles, de verdad).

Por si aun no queda claro lo ecléctico y divertido del sitio, los domingos se celebra "El día del tentáculo", en honor al origen gallego del dueño, y se sirven ese día pulpo en distintas formas (básicamente a feira y en empanada).

Todo ello a un precio razonable, pudiendo comer por 15 euros persona perfectamente o menos con menú del día.

Está muy cerca de Gran Vía, y a un paso de Malasaña, bajando por la calle Barco, lo que es otro plus para acercarse en algún momento que te apetezca comer rico y original.

03/05/2012

Un dinner con sabor gallego

la especialidad de este dinner tribalero sean los bocadillos gourmets; de pan artesano, original y sabroso relleno, y acompañados de su correspondiente ración de patatas caseras y ensalada. Además para no desilusionar a los forofos, la carta incluye un par de burgers (una de ternera y otra vegetal, aunque las opciones crecen en fin de semana) que, como los bocadillos, han sido bautizados con el nombre de algunas de las grandes estrellas de la edad de oro de Hollywood.

madriddiferente.com/index.php/2012/restaurantes/lunch-box-tiki-room-...

02/01/2013

Típico restaurante americano

Sentiréis que os transportáis a Estados Unidos en los años 50. Tienen unas hamburguesas que os encantarán y su gran especialidad son unos bocadillos hechos de pan artesano acompañados de patatas y ensalada. Mmmmm ;P

Es un buen plan para probar algo distinto en familia, ¿no?

+ ideas para hacer con niños en juntines.com

03/11/2010

bar tiki

antes que nada: es NO FUMADORES, debe ser el primer bar/restaurante de este tipo que prohibe fumar en toda Malasaña. Una maravilla y felicidades por ser valientes.

La decoración es preciosa, muy bien hecha, escogida y se nota que alguien se lo ha tomado en serio eligiendo tanto el mobiliario, como los colores, como al artista de los fantásticos murales que adornan tanto el bar como el restaurante.

Tiene 2 partes diferenciadas, el bar a la entrada (en tonos verdes) y el restaurante (en tonos azules)

el bar: Aparte de lo habitual, hacen cócteles servidos en vasos tikis (te los puedes comprar también), y tienen volcanes para cuatro personas tipo los clásicos del Mauna Loa (11870.com/pro/mauna-loa)

el restaurante:
Para salir un poco del rollo diner que tanto está proliferando por la ciudad no tienen hamburguesas. Sólo bocadillos premium, entradas para compartir y ensaladas. Todo está bien hecho, las raciones son abundantes y tratan de hacerlo bien. A veces, en este tipo de sitios, todo es decoración y se olvidan de cuidar la comida. No es el caso.

como los que lo han montado son gallegos, los domingos hacen "el día del tentáculo" (homenaje videojueguil) donde se puede comer pulpo a la gallega en vez de brunch.

En fin, que mola; tanto para tomarse un café, una copa o picar algo rápido de calidad. A ver qué tal les va.

07/08/2013

Bocatas Triball

Restaurante de comida rápida a lo American Graffiti, con bocadillos y guarradas de picar muy apetecibles. También hacen exposiciones de peña alternativa.

05/08/2011

Un rincón para olvidar las penas

Magnifico lugar de encuentro ambientado en la cultura Hawaiiana, Tiki y Surf con una excelente carta de cocktails y una mas que deliciosa variedad de bocadillos y hamburguesas que harán las delicias del personal. Pero el verdadero incentivo de este lugar se encuentra detrás de la barra! Un trato al cliente exquisito y amor por las cosas bien hechas a parte del buen gusto que refleja el local estética y musicalmente hablando. En definitiva, un rincón diferente digno de visitar.

29/09/2013

Otro sitios más con sandwitches y hamburguesas gourmet. La que probé yo con setas muy buena. Al final sales a unos 11-12€ como en casi todos estos sitios.