Las mejores hamburguesas, aros de cebolla, costillas, postres americanos en un local con personalidad en un barrio a la vez sofisticado y con solera.

descripción completa de Mad Grill

Ordenar por:

relevancia fecha

26/07/2017

Padron

Julio 2017

He vuelto al Mad. Y tengo que reconocer que, sin volver a los orígenes que me cautivaron, he disfrutado nuevamente de este sitio.

Buenos aros, buen costillar y buenas patatas. Y sobre todo, un servicio de 5 estrellas.

A mejorar las hamburguesas (no son tan perfectas) y los postres de micorondas, y los precios de las cervezas (7 pavos una pinta por muy extra IPA que sea...) que hace que la cuenta se te vaya a 27 € en un burger

Como digo en mi titulo, este sitio es como los pimientos de Padron, un dia bueno y otro no. Espero sigan los dias buenos...
-----------------------------------------------------------

Enero 2017

Fue bonito mientras duró. Me temo que han pasado la frontera de "sitio molon para disfrute del personal" a "maquina de facturar dinero que para eso es uno de los burgers de referencia de Madrid y lo tenemos petado siempre".

Para esto, me voy al Alfredo´s
----------------------------------------------------

Octubre 2015

Rebotados del Food Truck (no tenian mesa libre para 2 hasta las 12 de la noche..), nos fuimos al Mad Grill.

Ninguna novedad a destacar: cervezas estupendas, hamburguesas al punto exacto, aros al estilo que me gustan...

Pero por donde va a mi top hamburgueseril es por el servicio: primero, estan a tope, pero te atienden con una sonrisa; te buscan un sitio debajo de las piedras; los tiempos de espera son correctos; y sobre todo el detalle del agua: es una chorrada, pero que te lo pongan sin preguntar, y que durante la cena te pregunten varias veces si quieres mas al vertelo vacio, de una cosa que no se llevan ni un duro (en otros sitios esperarian a que pidas mas bebida de pago), para mi es un detalle de chapeau

21 € por cabeza

--------------------------------------------

Agosto 2015
Todo sigue igual, es decir, muy bien.

Muy bien atendidos.
Muy buena la hamburgesa con mayonesa ahumada
Magnifica lista de cervezas as usual

Grandes pequeños detalles: el agua. Ademas de ponerte unos vasos nada mas entrar sin preguntar, cuando pides agua para acompañar la cena... te la traen del grifo con bien de hielo!!, y no te clavan el agua mineral innecesaria en Madrid

No llega a 5 por algun detalle: cerveza algo caliente, carne mas hecha de lo pedido y sobre todo, que no es barato para ser una hamburgueseria (12 pavos burger+5 pavos cerveza)
----------------------
Junio 2015
Madrid. 3 y media de la tarde. 40º en el asfalto. Sin comer y con una sed terrible. ¿Ande voy?. Pues una buena cervecita artesana y una hamburguesa minimo ya me tomaba.....

¡Si el Mad Grill no lo habia probado!. Alla que vamos.

Un jueves y a esas horas, sin problema de de sito.

Miro las cervezas y tiene un buen plantel. Mis amgos los punkys de Flying dogs, la Torpedo, y sobre todo un buen ramillete de La Quince (La Llipa parecia mirarme diciendome bebeme). Pero siempre hay que probar algo nuevo, asi que vamos a por las de la casa: una buena pinta de Freaks Tropical. Y oye, no esta nada mal. Su dedito de espuma y bien de temperatura. Y entra dentro de mis gustos: amarga, con bien de lupulo y sus toques frutales.

Pero vamos al comercio: hamburguesa... Que demonios!. A por un costillar que por ahi dicen que si esta bien. Aqui tengo que decir una cosa: este costillar no es para la gente que le gusta los costillares churrascaditos o casi quemados. Sin embargo, para los que nos gusta que se haya cocinado lento, que haya suelto la grasa, que sepa a maceracion, ... este es tu sitio.

Total, que me meto el costillar entero (no es pequeño, no) y me termino mi pinta. Suelto los 22 € y me felcito a mi mismo por la eleccion.

Volveré

1Falces

+1. Bajón tanto de calidad como de servicio. Tras mi última visita hace un par de semanas... hasta nunqui. Bonita indigestión.

hace 7 meses

Alexo

Pensaba volver esta semana. Que ha pasado...?

hace 7 meses

Prwll

Pues que ya el cliente no es lo primero: prisas, overbooking, peor calidad del producto, ...

hace 7 meses

Mad Café

Hola,

Lo primero de todo decirte que lamentamos que la cena no fuese como esperabas. Siempre hemos seguido la premisa de que haciendo bien las cosas el restaurante se llena, no llenar a cualquier precio (no sabríamos ni hacerlo). Siento que tu percepción ya no sea así, pero te aseguro que nuestra idea no ha cambiado. Los proveedores y el producto tampoco han cambiado, a excpeción del pan que nos parecía que este iba mejor. Nuestra idea es seguir mejorando e intentar siempre que todo el mundo se vaya contento. Nos encantaría que por favor nos escribas a madcafe13@gmail.com para detallarnos tu experiencia y lograr mejorar eso en lo que evidentemente hemos fallado.

Lamentamos profundamente cada cliente que se va insatisfecho porque quiere decir que hacemos mal para lo que trabajamos cada día. No quita que podamos tener malos días y las cosas no salgan como pretendemos, pero nuestra intención al principio de cada servicio es que todo salga perfecto y para ello trabajamos.

Un saludo,
Juan
Mad Grill

hace 7 meses

Prwll

Me alegraría un monton que fuera un mal dia y no siempre pues me encantaba ir. Al menos de tu respuesta se desprende que intentais que no sea algo crónico. Solo por esto os enviaré mis comentarios detallados y volveré otro día a vuestro restaurante

hace 7 meses

Comelomano

Prwll....me has dado un disgusto importante, espero que sea puntual.

hace 7 meses

03/06/2017

Hamburguesas insípidas

Gran desilusión de sitio.

Nos habían hablado bastante bien de este restaurante y hemos ido hoy a probar.
Esperando encontrarnos unas hamburguesas buenísimas lo que nos hemos encontrado han sido unas hamburguesas super insípidas, por fuera parecían bastante hechas y tenían muy buena pinta (una la hemos pedido al punto y la otra un poco más hecha) pero en cuanto las hemos partido las dos estaban igual de crudas y la carne no sabía a nada.
Por otro lado el pan, según la carta pan artesano, parecía más un bollo que un pan de hamburguesa.
Conclusión hamburguesas casi crudas, sin sabor y que encima al comer se hacían bola debido al pan "artesano" :(
Nada recomendable.

19/01/2016

Hamburguesas y cerveza

...y bien rica la cerveza, si señor. Vaya freaks.

Me encanta el concepto comerse una buena hamburguesa, bien de cantidad, con sides de todos los colores, y sin problemas con los extras y que todo sea redondo con cervezas de verdad tanto en tirador como en botella.

Facilísimo y riquísimo

12/11/2015

Orgasmo hamburguesil, (atención indecente) ahora muy decente..

Pues después de varias visitas tengo que poner las 5 estrellas sin condiciones.

Si había algún pero con la atención de la primera vez, las siguientes el trato ha sido muy bueno, cercano, atento...

Para mi New York y Mad Grill están por encima de los otros. 1ª Division

Posiblemente food truck, Gobu,... les sigan, pero con diferencias notables en el sabor.
------------------------------------------
Comida de diario y sobre las 15:00 nos acercamos mi compi y yo.

El comentario del servicio merece en este caso un desarrollo aparte.

En cuanto al local, bien, simpático, con lamparas hechas con las ruedas de bici, y las mesas un poco juntas, pero vamos, que como no voy a negociar ninguna "comisión/mordida" de esas tan de moda ahora, me vale. No tiene mucho mas que contar.

Las hamburguesas espectaculares. Ya había estado en la casa matriz de la cava y me parecieron buenas pero el otro día fue espectacular. Para mi New York y Mad están en el top.

La hamburguesa no tiene defectos, todo todo todo perfecto. Las proporciones, la salsa, el pan, el punto, la carne, los ingredientes....

Las patatas al mismo nivel. Buenísimas. Crujientes sabrosas,....
Te ponen un carro con salsas que a mi me parece un detalle muy importante. Soy salsero que le voy ha hacer.

Primero pedimos unos nachos y ni mal ni bien, normal, no es culpa suya, son nachos y no se pude hacer un plato memorable con eso.

Con bebida y sin postre unos 15-20 p/p.

Y AHORA EL SERVICIO

Entramos por la puerta y esperamos a la entrada, al ver que nadie se acerca y no nos miran nos acercamos a la barra(2m.) y le decimos que queremos comer.
No hay respuesta solo un alzamiento de cabeza apuntando hacia lo que parecía una mesa vacía. Entendemos que quiere que nos sentemos allí. Damos las gracias y nos sentamos.
A los 3-4 min. nos lanza las cartas sin ninguna advertencia, de echo yo que estaba de espaldas y me lleve un sustillo. 2-3 minutos mas tarde oigo una voz...
-¿Para beber?
-Una coca cola y una cerveza.
Se va sin mas.
Se pone al lado esperando la comanda "SIN DECIR NADA".
Le decimos lo que queremos y se va sin comentario alguno.
Nos traen la comida sin comentario alguno.
Nos traen mas comida sin comentario alguno.
Terminamos y se llevan los platos sin comentario alguno.
Pedimos la cuenta al paso del camarero, sin comentario alguno.
Nos ponen la cuanta a la mesa. Le dejamos los billetes y esperamos la vuelta.
Nos trae la vuelta sin comentario alguno.
Nos levantamos y nos vamos.

Nunca me había pasado algo así, mi compañero y yo salimos con la carcajada puesta. No nos lo podíamos creer, estuvimos pensando un rato si nos habían dicho algo mas, aparte de lo de la bebida y NO.

Ademas recuerdo que el "la casa madre" de la cava me atendió un camarero simpático y muy atento que me estuvo contando como hacían las hamburguesas. Vamos, todo lo contrario.

La verdad es que si no fuera por este "detalle" le habría dado 5 estrellas.

eum

A ver si era extranjero y no dominaba el idioma. "Sin comentario alguno" jajaja

23 de marzo de 2015

Mad Café

Hola @Comelomano! Muchas gracias por la buena reseña hamburguesera! Nos esmeramos en hacer la mejor comida posible cada día. Sentimos que la experiencia no fuera de 5 estrellas por los malos modos. Haremos todo lo posible para que no vuelva a ocurrir. A ver si nos ganamos la quinta estrella ;-)

9 de abril de 2015

29/08/2015

Si buscas la mejor hamburguesa de Madrid tienes que dejarte caer por aquí

4++

Comida Agosto 2015

Todo sigue igual de bien e igual de rico

Los aros de cebolla y las patatas fritas una delicia, y la hamburguesa en este caso la California muy buena, poco hecha y jugosa.
-----------------------------------------------

Cena Mayo 2015

La tercera vez que vuelvo a Mad Grill y muy bien la verdad. El local es grande con varios comedores que se suelen llenar los findes, la decoración es original y en todas las mesas tienen las salsas típicas y una artesana que hacen ellos y a mi personalmente me gusta mucho.

Para comer los aros de cebolla de los mejores que he comido, finitos y un rebozado ligero, nada que ver con otros que es dificil encontrar la cebolla entre tanta fritanga. Las alitas molan, sobre todo las picantes que pican de verdad. Me falta probar los nachos que tienen muy buena pinta, ya para la próxima.

Ahora viene lo bueno, las burguers espectaculares jugosas, carne con calidad, bien de tamaño, pan rico (lo tiene todo), de las mejores de Madrid sin duda para mi está en el Top 3. Escoger la mejor es imposible depende de muchos factores, pero hay unos restaurantes que nunca fallan éste entre ellos. Las costillas también muy buenas, dignas de mención, la carne se desmenuza y la ensalada de col no está nada mal, lo malo el precio, un poco caro el costillar entero.

Además los camareros son muy simpáticos, al principio hemos estado hablando con un hombre rubio que ya le había visto en otra ocasión, y al irnos con otra camarera, nos ha dicho que van a abrir otro local en la zona de castellana para el tema cócteles, cervezas, vamos un afterwork de libro.

Si estás por la zona y te gusta este tipo de comida no te lo puedes perder.

05/09/2015

Septiembre 2015. 3+

Veníamos con ganas de Food Truck y hacer terapia de choque contra las mini racioncitas pero nones. Está temporalmente cerrado por no sé qué gaitas en el edificio (leído en su facebook una vez nos hemos dado de bruces con el cierre)

Ya puestos a darnos a la hamburguesa se nos ha ocurrido por cercanía y buenos comentarios este Mad Grill que en conjunto queda un paso por detrás de lo probado hasta ahora.

El local mola, no me gustan los que van de rollo dinner a la americana y este Mad Grill con un toque tirando a industrial me gusta más.

Buena atención, sonrisas y comentarios orientados a que pidamos bien.

Hemos probado unos chicken tenders con buen y crujiente rebozado pero no hay más misterio. Acompañado de salsa barbacoa

Medio costillar. Pues muy bueno. La carne viene prácticamente suelta del hueso y con un sabor muy acertado, alejándose de las típicas untadas en barbacoa o similares.

Smoky burguer. Justo en la hamburguesa hemos pinchado. Totalmente sosa y sin ningún sabor. Se supone que viene con queso havarti y una mayonesa ahumada con cebolla crujiente pero prácticamente no hemos percibido ningún sabor. Acompañando, unas muy ricas patatas caseras.

Local majo, buen servicio, majas costillas, buena carta de cervezas, patatas caseras... pero si fallamos en el burguer....malo.

Después de esto, más ganas si cabe de probar Food Truck

je suis béatrice

Yo estuve el jueves también rebotada del Food truck que me dijeron que hasta el miércoles no habrían por obras. Yo pedí una Texas y tengo que reconocer que estaba muuuuy buena y la variedad de cervezas que tienen mola. Pero yo le soy fiel al Food Truck, me gusta más en general.Detallitos como llegar a las dos de la tarde y solo tener una mesa ocupada y decirme que me puedo sentar justo en la que está pegada a la ocupada cuando toda la sala está vacía es de risa. Y luego los tiempos un poco largos. Ahora la hamburguesa de quitarse el sombrero, eso no se puede negar. Pues ya con esto no hago crítica.

6 de septiembre de 2015

je suis béatrice

Quise decir "no ABRÍAN por obras"
Que se me ha colado una h y no puedo quitarla :-(

6 de septiembre de 2015

16/05/2015

Buena birra, buena hamburguesa, vida maravillosa

15/05/2015

En la vida no se pueden dejar asuntos clave abiertos. Desde hace meses teníamos un asunto pendiente: volver a Mad Grill a probar sus afamadas costillas. Dijimos que lo haríamos y cumplimos. Se nota que estamos en campaña electoral.

Por supuesto, nada estaba preparado. Son esos días en los que de repente te has metido unas costillas en el cuerpo. Pero se dan las circunstancias y hay que apechugar. Circunstancias en cuestión: día de nuestro patrón, parpusa en ristre, se nos olvida descongelar comida, tenemos compromisos personales que nos impiden comprar nada ni cocinar. Abandonados a nuestra suerte en las calles de Madrid, toca comer fuera. La Reina decide sacar adelante el negocio y yo me regodeo en las jornadas de “Cultura en Rojo y Blanco” organizadas por la Peña Los 50. La hora de comer amenaza con ser un fracaso estrepitoso si no pensamos algo rápido. Y pensamos en las costillas.

Desde el Círculo de Bellas Artes voy dando un paseo. Pensando en que en la zona de Chueca hay demasiadas cosas guay juntas. Ya es sabido que reivindico un reparto más equitativo de las cosas guay de Madrid. La sobreconcentración de “coolness” hace que muchos barrios sean una impostura y otros un erial. No se puede vivir así.

Llegamos al Mad Gril cada cual por nuestro lado con un plan de acción directo y sin contemplaciones. Jugada de pizarra diseñada por el Mono Burgos. Queremos costillas, sin mucho rodeo. Las expectativas son altas. El sitio está lleno, como suele, y nos atiende el camarero nuevo. Lo hace con ganas aunque se le nota la falta de rodaje. Pero lo suple con simpatía. La Reina, exquisita como es, empieza a hablar de cervezas artesanas y el chico está un poco perdido. Observamos que los compañeros, entre hueco y hueco, le van explicando los estilos. Un punto positivo de Mad Grill es que se puede comer acompañados de buena cerveza y nos decantamos por una Red Ale de Alesmith. Un Pepino di Capri a la altura de las circunstancias. Da gusto poder beber decentemente cuando se come por ahí. Tostada, lupulada, sabrosa, compartimos esta maravilla, aunque nos damos cuenta de que nos hemos adelantado pidiendo. La queremos para acompañar a las costillas y a las costillas les falta un rato.

Cómo nos avisan de que las costillas “tardarán un poco”, pedimos una ensalada griega, ya se sabe, el clásico mezclum con feta y olivas negras. Dejamos la cerveza de lado un rato y vamos bebiendo agua. Mad Grill tiene un detalle que para muchos será menor pero para nosotros es estupendo: según llegas, te ponen un vaso de agua, como hacen en Japón. Esta costumbre debería extenderse por el universo gastronómico local. Llegar, sentarse, que te ofrezcan un vaso de agua. Detallitos primaverales.

La espera al costillar constituye el primer punto negativo del día. En Mad Grill tardan demasiado entre plato y plato y es algo que deben intentar arreglar lo antes posible. Siempre nos quedamos con esa sensación, tomas los entrantes y se abre un vacío demasiado largo. Es como cuando en un festival de música hay cambio de grupo, entre que salen unos y entran otros parece que cambia todo, entonces unos se aburren y se van a comprar cervezas, otros a meterse manos, otros a meterse de todo… Comer no puede ser como un festival de música en el que tocan distintos grupos con pausas intermedias, tiene que ser como una explosión de punk rock, como un concierto brillante de un único grupo entregado y sin contemplaciones. Pausas, las justas, las de discursitos, gracietas y presentaciones. Pero tiene que ser como ver a La Polla Records, canción, canción, canción… En Mad Grill rompen el ritmo. Aspecto a mejorar.

Finalmente, llega el costillar. El chico nos dice que un costillar para dos está bien. Le agradezco el detalle, pero ya lo digo aquí. Un costillar para dos seres con honor y gallardía es poco. Un costillar por persona es lo suyo. No olvidemos que las costillas no dejan de ser mucho hueso.

Vamos primero con los acompañantes: una ensalada de col que no nos triunfó demasiado (tenía algo raro, algo indescriptible, algo que al comerla nos hacía ponernos alerta, pero no sabemos qué) y patata asada correcta.

Ahora, ¿el plato fuerte? ¿el costillar? Tremebundo, espectacular, una cosa que hace que valga la pena la espera, la ensalada de col, la existencia humana. No soy yo animal devorador de costillas, se me suelen hacer pesadas, toscas, la lidia con cada una de ellas y su huesecito me aburre. Si hay que comerlas las como, pero no son lo mío. Estas sin embargo se deshacen con mirarlas. Cada bocado es una explosión de delicadeza a la barbacoa con romero, nosotros pedíamos punk rock en el ritmo pero lo que tenemos en la boca es una sinfonía agradable. Entonces se hace el silencio y no nos hablamos, tampoco nos miramos, sólo nos centramos en las costillas. Y sólo nos apena que se acaben. Entonces vamos comiendo despacio. Más despacio. Y la última costilla la hacemos más pequeña, la desmigamos para comerla en trocitos, para alargar el momento. Hasta que se termina. Queremos más, pero no hay mas. El maridaje cervecero escogido por La Reina hace que todo sea armónico, casi místico.

Como el costillar compartido es poco, me quedo con hambre y pese a mi cruzada antipostres vuelvo a caer. Brownie con helado de vainilla como colofón. Dudé si pedir de postre otro costillar o unas alitas de pollo, pero aunque me las doy de irreverente y transgresor luego me puede la presión ambiental. Me gustaría ser como Fernando Arrabal, que es el típico que de repente de postre pide un costillar, tiene toda la pinta. Pero yo soy muy de boquilla (“¡pues me voy a pedir de postre un costillar!” y luego son todo fantasmadas). El brownie: sabroso, aunque no tanto como la tarta de queso del lugar. Pero un postre de altura como colofón a unas costillas antológicas.

Salimos a 23€ por cabeza, un precio competitivo para una comida cañera. Necesitan pulir los compas de Mad Grill el tema de los tiempos de servir, y tal vez rodear la carne de entrantes más variados y sabrosos (¿algo sin rebozar? ¿algo sin salsas cargadas? ¿vegetales?), pero el camino emprendido es bueno, el sitio es de cabecera y esperamos que duren mucho tiempo.

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/05/16/mad-grill-las-costillas
------------

Después, las hamburguesas. Yo me decanté por una California, a la que añadí bacon y jalapeños, además de un extra de aros de cebolla porque no nos veíamos con fuerza para una ración de aros entera pero sí los queríamos probar. Los aros, una delicia. Están “ligeramente rebozados”, y es el punto de reboce necesario. Porque esos aros que parece que estás comiendo pan sumergido en aceite reutilizado, esos aros abundan y son el asco. Pero estos aros no, estos aros son teta de monja. La hamburguesa viene acompañada por patatas fritas caseras que dan ganas de llorar cuando se terminan, por suerte estoy en guerra con los carbohidratos y me vino bien que se terminaran. Pero ojo, no es que la ración fuese corta, es que uno quisiera más y más. Y vamos a la carne (sin pan, en mi caso, mis manías y yo… aunque pude probar el pan de La Reina de La Guindalera y estaba bien). Una hamburguesa deliciosa, de un tamaño adecuado (serían 150-200 gr, a ojo, no lo indican y tampoco dan más opción), con un punto perfecto. Muy bien ensamblada, jugosa, con un guacamole casero muy ligero y acompañado de cebolla caramelizada sabrosísima. Riquísima. Y todo acompañado de una Clown Shoes Brown Angel, una Double Brown Ale que iba como anillo al dedo, con un toque tostado y un final persistente.

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/01/25/mad-grill-madrid

je suis béatrice

Y yo que el Mad Grill no lo conozco...mi rey consorte no come costillas pero si dices que una se puede comer tranquilamente un costillar,ya no tengo excusa. Es que últimamente en el plano hamburguesero solo tengo ojos para el Food Truck y sus Samuel Adams, pero me lo apunto para ir.

16 de mayo de 2015

Miss Migas

Doy fe que las costillas del Mad son muy rockstar. Para mí, ahora mismo, el Top empieza por las de Food Truck y en el nº2 muy de cerca las del Mad. Mejor que sus burgers incluso.
Jesuis, si necesitas compañía hamburguesera o costillera, yatusabe.

16 de mayo de 2015

CubaLibre

Todavia no he probado las costis de food truck, pero las de NYB son como tocar el cielo, mejores que las de Mad Grill, mas baratas y la carne se desmenuza, un espectáculo. Os recomiendo que las probéis.

16 de mayo de 2015

je suis béatrice

Pues las costis del food truck tampoco las he probado, que siempre voy a burgers. Y eso no tiene perdón.
Y gracias por la oferta, Miss ;-)Ya te había leido la crítica de las costillas del food truck y me habian dado ganas de probarlas. La proxima vez voy por ellas.
Y Antonio, yo creo que deberiamos abrir una petición de firmas en change.org : "Por un reparto más justo de los sitios guays" o "por una hamburguesería digna en la Guindalera..."

16 de mayo de 2015

Antonio Álvarez

Yo tengo super pendiente el food truck, supongo que iré más temprano que tarde!

16 de mayo de 2015

01/05/2015

Más que hamburguesas!

Martes noche.

Un sitio en el que comer más que hamburguesas. Muchas veces es dificil encontrar un lugar donde el sabor de la carne sea bueno, pero aún más dificil es encontrar un restaurante donde puedas comer unos entrantes y otro segundo y que todo sea rico. En este caso me fui contento, con la sensación de que toda la comida fue bastante notable.
En nuestro caso, comenzamos con unos nachos con chili casero, este último muy rico, aunque los totopos y al queso fallaban y con unas alitas barbacoa a la cerveza muy ricas, acompañadas de zanahoria y apio y salsa de queso, en teoría para refrescar la boca.
El único problema lo tuvimos a la hora de llegar los segundos, que sin nosotros aún haber terminado los primeros y diciéndoles por favor que no trajeran los segundos, nos los pusieron igualmente. Quitando este inconveniente por el cual ya no hice fotos de los segundos, seguimos comiendo. La hamburguesa muy buena tanto el sabor de la carne, 220gr, como el del pan y los acompañamientos, la Texas con aros de cebolla, salsa barbacoa, bacon y cheddar. Patatas caseras corrientes. Las costillas estaban MUY buenas, acompañadas de patatas asadas con queso crema que no aportaban nada, estaban frías, y ensalada de col, esta última no me convenció mucho y además tuvimos que reclamarla. De postre manzana asada con avena y helado de vainilla; casero y rico.

Interesantes las cervezas artesanas, yo probé la que tienen de grifo "hecha aquí" y estaba buena. Recomendable.
Relacion calidad-precio buena en un local con decoración "grounge".

Volveré, la calidad de la comida es notable, hamburguesas y costillas muy muy ricas; eso si avisare que no corran en preparar los segundos.

24/07/2015

La número 1 hasta el momento

Siguiendo los sabios consejos de Spider72 hemos acabado, en un calurosisimo día de verano, comiendo aquí un día entre semana varios compañeros, más por un afán de conocimiento que por ser unos tragones zampa hamburguesas que conste, el caso es que el local luminoso y amplio, el servicio atento, y ya en lo importante, la hamburguesa estupenda, muy buen sabor de la carne, muy buen punto, y un acompañamiento de ajo asado y salsa de tomate y chipotle muy muy bueno, además ricas las patatas. Si a esto le sumas unos polos caseros, el mio de lima y cayena, muy rico y original (aunque cuidado que si pica y además se te quedan los labios como a yola berrocal) pues queda un sitio que, en conjunto, diría que es el mejor hasta el momento de nuestra ruta.

28/08/2015

por aquí ya estamos un poco cansados del rollito gourmet-burger, por eso nos decidimos a probar su Chilli-Bowl, unas Chicken Wings, y también sus Costillas BBQ, y nos gustó todo bastante

otras cosas que también puntuan:
- una buena selección de cervezas artesanales
- un local bastante chulo
- personal muy majo y eficiente