Ordenar por:

relevancia fecha

27/06/2015

Tartas riquísimas y te puedes quedar a comer.

Que riquísimas tartas y hacen muy ricos los arroces, te puedes quedar a comet.
Hay granizados y batidos.

14/12/2012

Nunca Máis

Está excelentemente situado, en el corazón de Chueca. Uno de los pocos establecimientos que da vida a la calle Hortaleza -aunque el proceso de gentrificación que está viviendo ahora está cambiando eso-. Es algo así como un icono gay... pero conmigo que no cuenten más.

Viernes por la mañana. Somos un grupo grande para desayunar. Y ahí empieza el show. Primero los cafés y al cabo de 15 minutos la comida. Resultado: café frío. Despistes varios del camarero para traer el azúcar y las sacarinas varias. Despistes del camarero para traer los zumos, después del café... Para que luego te enteres que los camareros vienen de empalmada de fiesta y así están de atentos. Servicio, malo.

Calidad de los productos: ofertar pan integral y que al final sea blanco. Que la calidad de la pechuga de pavo sea dudosa -Chicote ahí se lo pasaba de rechupete- y para terminar, un café de esos que saben a quemado, a amargo por la pésima calidad del grano. Vamos, de lo que te encuentras en el bar de turno de España.

Y mira que el local tiene potencial eh. Pero si la calidad del producto es mala y el servicio brilla por su ausencia, conmigo no cuentes. Pues eso, nunca máis.

14/08/2008

Quizá uno de los mejores cafés gays por Chueca para tomar algo. Puedes ir a desayunar, a comer, a café de media tarde o a cenar. Los chicos no paran y tienen una carta que sirve para cualquier momento del día, en plan dinner americano.

Lo malo es que suele estar siempre hasta la bandera y es difícil encontrar mesa. Eso y el humo que hay a todas horas.

30/05/2008

bar acogedor pero con humo

Es un bar muy agradable a cualquier hora del día, tarde o noche. Los fines de semana se llena bastante de gente, pero si consigues mesa se está muy bien, y puedes hablar tranquilamente sin demasiado ruido.
Entre semana está todavía mejor, te hace sentir como en el salón de una casa y la música no está muy alta y suele ser bastante buena.
Lo malo es que permiten fumar y no deben de tener buena ventilación, porque hay un ambiente fortísimo de humo hasta cuando hay poca gente.

27/11/2008

Papa Inés

Me gustan las exposiciones, las velas y el ambiente, en general. Mato por sentarme en los mimbres del escaparate.

No me gusta, en exceso, la batalla sexual de testosterona que se siente a cualquier hora del día o de la noche. Me pone nerviosa. Por no hablar de la clara predilección masculina que muestran los camareros. ¡Me atienden siempre más tarde!

25/11/2009

Entre semana no hay problema para encontrar sitio. Muy bueno el té de frutos del bosque, eso sí, rojo como la sangre, como si se te cae encima parecerá que más que venir de tomar el té, vienes de la matanza del cerdo!!!