Ordenar por:

relevancia fecha

13/02/2016

Buena calidad sin alardes

Por fin me pasé por el Mar Rojo con unos amigos. Me habían hablado muy bien del sitio, a pesar de algunas de las opiniones que hay en esta web.
Es un bar de barrio, no busquéis decoración sofisticada, ni demasiadas comodidades, ni camareros con uniforme...
Todo lo que pedimos estaba muy rico. La calidad no es que sea extraordinaria, pero todo por encima de la media. Pedimos berberechos, gambas, navajas y ensalada de tomate. De segundo, chuletón con patatas. La carne estaba muy buena, las patatas fritas estupendas.
El pan del montón.
El tinto de la casa aceptable.
No hay postre para elegir. Al menos, a nosotros nos trajeron directamente unos helados mini.
El precio un poco alto en mi opinión, teniendo en cuenta que como decía al principio lo único que vale es lo que hay en el plato; nada de local (un sótano en una calle cortada), ni decoración, ni postres...... 43 € por persona.

02/05/2013

qué gusto dan las pocas pretensiones!!!

percebes 12€, ensalada de tomate,bonito y cebolla en plan pueblo, 9 o 12, pulpo a feira súper tierno 15. y vino Rioja de la casa rico crianza 2009 13€. MERECE LA PENA!!!! ABAJO salón como para 20 personas. guay para cenas de Grupo

08/07/2009

Carmina Coscollar Parra lo descubrió en julio de 2009

Restaurante de calidad y como los de antes en Madrid.

En un lugar singular (apartado y pegado a la M-30), se encuentra un bar-restaurante familiar, sencillo, de los de toda la vida.
Con una carta reducida, su especialidad son los mariscos y la carne de Ávila (una de las tierras de donde procede la familia).
Su encanto reside en una comida de gran calidad servida habitualmente por la dueña y su hija con gran profesionalidad y amabilidad, mientras que en la cocina trabajan el marido y el/los otros hijo/s de la pareja.
Se puede comer desde una ensalada de tomate, atún y cebolla o una ración de buen queso para picar, pasando por unas gambas a la plancha y acabando con un entrecot de ternera partido en trozos o chuletitas de cordero con patatas fritas (hechas en el momento, no congeladas) espectaculares.
Merece la pena sobre todo en verano. Eso si, la terraza cuenta con unas 10 mesas de aluminio corrientes como las de cualquier bareto y es fácil tener que esperar para cenar los viernes y sábados. No reservan fuera.
Comida de gran calidad sin pretensiones.

07/02/2010

Fenomenal

Ni Asador ni De Maria ni nada... Mejor carne de todo Madrid!!!! Curiosa manera de preparar chuletobes q salen tostadisimos por fuera y en su punto por dentro. Excelentes las patatas fritas. Disponen tb de marisco muy fresco pero el Chuleton es a mi lo que me tiene ganado

22/11/2009

Es uno de mis preferidos para comer carne.

Si buscas un sitio con encanto este no es el local. Sin embargo, la carne que sirven es fantástica. ¡Y que decir de las patatas fritas que la acompañan! Antes, unos berberechos o unas gambas a la plancha.

El servicio es familiar y muy bueno.

Lo dicho, es un sitio que nunca me falla.