Café-restaurante de estilo nórdico que ofrece desayunos con tostadas de mermelada artesanal y para comer o cenar ensaladas, tacos, sándwiches, hamburguesas...y postres caseros. Tienen menú del día por 11 euros. ¡Y brunch!

05/11/2016

De los mejores sitios de Malasaña para comer. 100% recomendable.

02/03/2016

Opción de menú si no tienes mucha hambre

Menú rico, quizás escaso en cuanto a cantidad, (lo de la cerveza en vaso de caña es que me mata).

Es una opción más para comer de menú por la zona, el local está decorado siguiendo el estilo imperante de la zona, nada que sorprenda ni para bien ni para mal.

Servicio atento y rápido, cosa que es de agradecer

31/07/2014

Bueno, bonito y barato

El local está montado con mimo y siguiendo las tendencias actuales (ladrillo visto en las paredes, mesas de madera antigua, iluminación industrial, butacas de capitoné, pizarras...) que de momento no han llegado a aburrirme pero tengo miedo de no saber donde estoy, dado que hay locales con decoraciones muuuuuuy parecidas entre sí.

Bueno a lo que hemos venido.. :)

Fui a cenar, un grupo grandecito (9 personas) y nos dijeron (previa reserva) que al ser tantos podrían prepararnos una mesa alta que tienen en la planta de abajo. No estaba mal, de hecho se estaba muy fresquito teniendo en cuenta el calor que hacía esa noche en la calle, pero los taburetes.. que muy originales y todo lo que tú quieras.. pero muy cómodos no eran.. me sentía como un muñeco michelín con tanto hierro
... opinión completa »

08/03/2014

--------------------------------------------------------------------------
Marzo 2014. Almuerzo ViernesQueBienQueEsViernes.3++
--------------------------------------------------------------------------

Potito. Paredes de ladrillo encalado, madera. Dos plantas, la de arriba con mucha luz. Acogedor el sótano también aunque un poco claustrofóbico. Mejor arriba.

Servicio joven, informal y amable. Sin queja

Carta con un poco de todo y con bastantes propuestas apetecibles. No tanto el menú del día (11,50€) con lo que fuimos a la carta, pero en plan light que
... opinión completa »

8 comentarios anteriores

ALBERTO DE LUNA FANJUL

Y por cierto, iré a Tándem finalmente así que os contaré qué tal ;-)

8 de abril de 2014

acme

Ok gracias.

8 de abril de 2014

27/06/2015

Sorprendida me hallo

Sobretodo por la zona en la que está. Comiendo 2 primeros, 2 segundos, 2 postres y 2 copas de verdejo por 30 larries/pax. La atención estupenda. Muy buena RCP. Para repetir y recomendar.

19/07/2014

Me gustó sobre todo la presentación de los platos. Sí, señor, un 10.
El local está muy bien decorado y como dato curioso tienen una mesa larga en la que se sienta gente que no se conocen unos a otros.
Tienen otro salón en la planta de abajo.
De precio bien. El servicio muy amable. Y en pleno centro de Madrid. Hay que ir por lo menos una vez.

09/06/2014

ibamos de paso y cenamos más o menos bien

El jueves íbamos tomando unas cervecitas por la zona y ante el lleno (full full) de Lamucca aquí que nos metimos.....

el sitio es muy mono y está lleno de hipster monos......Alguien pondrá pegas, pero la fauna es la de la zona.

Sitio baratillo para cenar con tus amigos/as, novietes, rolletes y otro tipo de implicaciones sentimentales. Para mi gusto tiene un toque romanticón-low cost. Columnas de hierro, paredes de piedra....mono, mono. Y no te deja destrozado el bolsillo.....otra cosa son las papilas.

Reseña para chicas....los baños son muy monos.

La comida???? Pues correcta para el precio. Pero no pidáis hamburguesas porque no son muy buenas. Los tomates verdes fritos.....estaban bien, y el resto más de plástico que la muñeca Nancy......

Pero por 20 euros por barba con cervecitas varias....que más queremos

03/09/2014

Sitio bonito y nada más

Fuimos sin reserva y pudimos sentarnos porque les falló una mesa.
No me ha convencido, la comida es muy normalita tirando a cutre (cazuela de chipirones con patatas fritas?).
El servicio bastante rancio. Parece que no corresponde mucho con lo que ponen por aquí, quizá fue mala suerte...
Enfrente está el Clarita que a mi modo de ver no tiene nada que envidiarle...

26/04/2013

paula marin lo descubrió en octubre de 2012

Nuevo sitio interesante en el barrio

Desde fuera tiene una señora pintaza.
Llevo varios días observando la evolución de camino a la frutería y por fin han abierto, vamos que todavía huele a pintura!!
Hoy mismo entro, pero promete.
---------
Hacía tiempo que no probaba el menú, y más que va a pasar.

Cómo pueden haberse relajado tanto? Mira que me da rabia cuando los sitios del barrio se apoltronan y ya todo da igual, de hecho existe un adjetivo para eso: MALASAÑIZARSE.

"De primero Raviolis y de segundo Atún poco hecho por favor". Creo que lo entendieron del revés. Los Raviolis no estaban hechos del todo y el atún estaba tiesín. De postre Crepe con helado de vainilla. "Mmmmmh esto no sabe muy casero, no?"

Lástima porque los brunch y desayunos están muy bien.

Desmalasañizaos! Me gustabais.

4 comentarios anteriores

super

Por descubrir

23 de octubre de 2012

ndw

¡lo descubro por accidente - pero me encanta! hemos vuelto 3 veces en una semana. Los desayunos son fantasticos. Mermeladas hecho al mano, pan para morir y servicio de primera.

27 de diciembre de 2012

04/03/2014

Mala gestión.

Había estado un par de veces tomando el vermú. Quedando totalmente encantado del lugar.

Pero cuando me decidí a reservar mesa para acudir con un compromiso me he llevado una gran decepcion. Tras acudir a reservar, in situ al propio restaurante, acudí con dicho compromiso a la hora ofrecida, no teniendo mesa en ese momento, me sugirieron tomar algo por la zona y en una hora me llamarían para volver. llamada que nunca recibí, aún cuando acudi nuevamente para interesarme vi como a grupos de personas más numerosos que el mío eran pasados delante de mi son tener reserva alguna.

21/02/2014

Sitio genial pero el trato de los camareros deja mucho que desear

El local me encanta y le daría 4 estrellas, pero por el trato del personal le daría 1 estrella, así que hago la media y se queda en 2,5 estrellas
El sitio es una moneria, del rollo vintage-neoyorkino-molon que abunda por doquier en Madrid ahora y especialmente en Malasaña. La comida bastante rica, genial para ir a cenar con amigos.
He estado en dos ocasiones, la primera hace meses, genial la cena
La última vez fui hace un par de semanas de brunch con mis amigas y muy decepcionante, el trato de los camareros dejó mucho que desear: servicio extremadamente lento, camareros bordes, explicándote las cosas de mala gana y sin contarte ni siquiera lo que se incluía, nos enteramos al finalizar el brunch que también teniamos incluido zumo y cafe. Eramos 11 chicas y todas acabamos muy descontentas.
Una pena. Sinceramente creo que se les va de las manos tener mucho volumen de gente. Espero que mejoren el servicio porque si no, el sitio va a perder mucho....

10/01/2014

Maricastaña

En pleno barrio de Malasaña y, desde hace aproximadamente año y poco, podemos disfrutar de este “Bar & Kitchen”, como bien se definen ellos, con estilo vintage e industrial.

Acoge a todo tipo de clientela. Desde el madrugador que busca disfrutar de su café bis a bis con su periódico, hasta el que prefiere una comida con amigos o el que opta por una cenita en pareja. Yo soy del segundo gremio.

Muchas y muy mixtas son las críticas hacía este sitio, y para ayudaros a decidir, aquí os mando la mía. Comentar, tan solo, que desde sus comienzos el cambio ha sido grande y las mejoras notables.

Fuimos hace tiempo varios amigos y la primera impresión fue muy buena. Todo lleno de mesas de madera con distintos tipos de sillas y un trafico de gente importante. Nos mandaron
... opinión completa »

30/06/2013

Después de haber visto el brunch en innumerables blogs, decidimos ir a probarlo un domingo de enero.
Para nuestra sorpresa, nadie estaba tomando brunch, cuando nos sentamos nos dieron la carta normal sin darnos la opción de brunch y, cuando preguntamos, nos dieron un folio con dos opciones de brunch (francés e ibérico) que en nada se parecía a lo que habíamos visto en blogs. Aún así, como era la idea que teníamos, pedimos uno de cada.

La mayor decepción del brunch fue que la bollería no era fresca. En cuanto a las dos opciones, francés e ibérico, ganaba el ibérico por goleada, ya que el francés resultaba demasiado repetitivo y dulzón.

Dado que vimos que los platos de la carta tenían muy buena pinta, una noche nos acercamos y pedimos los dados de atún marinados en soja, con alfalfa, fresas y aceite de jengibre (14€, muy bueno), los tomates verdes fritos (8,50€, buenos, pero no tanto como los de La Musa) y una tarta de la casa (5€). Volveremos.

El local es precioso y los camareros muy amables.