Mariscos Morris

Ordenar por:

relevancia fecha

22/06/2013

Jesús Encinar lo descubrió en diciembre de 2011

Ostras en el mercado de San Miguel

Para comer ostras tienes que asegurarte que vas a un sitio que tenga un enorme flujo de gente y género, sólo así te aseguras que las ostras sean realmente frescas. Marriscos Morris, en el Mercado de San Miguel, es uno de los mejores sitios en Madrid para los amantes de las ostras. Tiene el mérito de ser el único puesto de todo el mercado de los que había antes de la macroreforma de diseño. Un puesto de mercado con la simpatía de los mercados de antes. El mismo Morris te atiende muchas veces y está ahí capitaneando su pequeño puesto día a día.

Tienen distintas variedades de ostras para poder ver las diferencias entre unas y otras, media docena sale entre 10 y 15 euros. Abierto a diario hasta la una de la mañana, ideal para ir a tomar algo después de un cine o el teatro

Ángel Gómez

No sólo las ostras son divinas: todo lo que ofrecen en esa esquinita es de primera, y además a un precio más que razonable. Si en días de temporal entran unos pocos kilos de percebe gallego a Madrid, aquí, con toda seguridad, irá a parar más de la mitad. Tengo comprobado que ni siquiera en esas circunstancias el precio de este rey del marisco rebasa lo admisible en Marisquerías Morris. Hay, además, un valor añadido: el propio dueño. José Bonales, alias "Morris", es un magnífico profesional y una persona con una calidad humana poco frecuente en este perro mundo. ¿A qué esperáis para acercaros al Mercado de San Miguel y daros un capricho? Yo lo hago con frecuencia. Si no encuentro a Morris aquí, lo busco en su nuevo local de la travesía de Milaneses, que queda a un tiro de piedra. El marisco es exactamente el mismo que en el local de San Miguel, pero aquí se toma más cómodamente, pues no tienes tantos problemas para acceder a la barra.

5 de enero de 2012

05/01/2012

En lo que a calidad se refiere, es una de las grandes marisquerías de Madrid; en su precio, derrota a todas las demás. Cuenta con el valor añadido de su dueño: hay que conocer a ese fenómeno de la naturaleza llamado José Bonales, alias "Morris".