Martina Cocina

Queremos ofrecerte, sobre todo, un lugar con encanto, diferente, atractivo, moderno, relajado, en el que puedas disfrutar momentos agradables. Por la mañana puedes acompañarlos con nuestros desayunos: zumos naturales, repostería casera, croissants recién salidos del horno, alfajores,... También puedes comer y cenar con

Ordenar por:

relevancia fecha

15/10/2018

Tres estrellas de milagro, lo mejor el local

El local es bonito, luminoso y agradable. La atencion es correcta, la comida, tartas y demas si parecen "caseras" pero creo que son solo pasables, poco mas y teniendo en cuenta los precios (muy subidos para lo que es) lo dejo en "pasable" de milagro. Para hipster y gente que quiere sitios monos.. si vas para tomar tarta o similar ve a otro

11/02/2016

Nuestro favorito!!!!

Que decir del Martina cocina?
Que es nuestro rinconcito y nuestro refugio entre semana, cuando mi socia y yo quedamos siempre vamos a comer o a desayunar al martina cocina, es pequeñito por lo que a veces tenemos que apretarnos todos un poco, pero que comemos tan tan bien!! todo está tan rico!!
Solo esperamos que sigan así mucho mucho tiempo, manteniendo esa calidad y a ese precio tan razonable.

20/07/2015

Ya puedo decir que es uno de mis favoritos del barrio. Platos ligeros y riquísimos...cada ingrediente sabe a lo que tiene que saber. Por 15 euros comes o cenas de sobra con bebida. Las cantidades son generosas. Ahora tengo ganas de probar los desayunos; eché un vistazo a la carta y tienen muchas opciones por unos 2,30 euros. El sitio es pequeño pero precioso y acogedor. Siguen el "ecofriendlismo" que aunque para muchos sea una cuestión frívola, yo lo aplaudo.

26/05/2015

A lo mejor les sobran los clientes...

Eso me pareció. O tenían un mal día (todos). Entro con mi chico, saludo y nadie me contesta. Había 2 personas en la barra de la entrada y otra atendiendo el local. Pienso que deben estar muy liados... y espero. Pero nada, nos miran, como si no nos viesen, y a lo suyo. No esperamos mucho, nos fuimos, con semejante actitud, una de ellos limpiando vasos antes que atender al cliente, ignorándolo, lo tengo claro.

Yo no les estoy haciendo un favor por ir allí. He trabajado años atendiendo al cliente, y esa actitud es pecado. Y más tal y como está el panorama.

09/03/2015

No está mal

No me dio mucho tiempo para disfrutar del todo de este sitio, ya que íbamos a ir al teatro de la Latina y llegamos un poco tarde por lo que la cena se hizo un poco rápida.

Lugar pequeño, con mesas de madera y sillas de hierro muy similares a las que ya comenté en la Croquetta, vajilla, lámparas y demás de Ikea. Al lado de la entrada un expositor con unos postres que tenían buena pinta (me quedé con ganas de probar el bizcocho de zanahoria).

Los baños me recordaban, quizá por alguna película, a una clínica psiquiátrica. Grandes ventanales y azulejos blancos como la nieve. Pero todo limpio.

En la parte de la comida. Pedimos una canasta de verduras, ensalada de pollo y empanadillas de carne y queso. Estas últimas fueron las que más me gustaron. Están hechas con queso cremoso y cebolla.
La canasta más bien normalita, venía con verduras, queso fundido y bacon. La ensalada de pollo tampoco estaba mal pero no era nada excepcional. Como digo, me quedo con las empanadillas sobre todo las de queso.

Creo que si vuelvo, será para merendar porque vi una carta de cafés y tés y los postres tenían buena pinta.

Edito:

Subo una estrella porque como dije, volví para tomar un café y probar la tarta de zanahoria. Esta vez sí disfruté. Tanto la tarta de zanahoria como el alfajor relleno de crema de leche estaban excelentes. El café y los tés muy ricos.

08/12/2014

Martina Cocina, tu nueva muñeca para estas navidades

Visita de octubre, 2014. 3 estrellas muy justitas.

En algún sitio vi y leí que tenían bocatas curiosos con distintos tipos de pan y nos dejamos llevar hasta allí. Me emocioné pensando que serían panini, esos tostaditos calentitos con el queso fundido, un toquecito a pesto, a rúcola, a salami, yo qué sé así que pedimos dos bocatas; eran de tamaño sobrehumano y estaban... ¿fríos? ¡Venga ya! Solo habían calentado un poco el pan.

El mío tenía jamón de calidad simplona, rúcola y queso amarillo, mucho queso, grasientillo, muy aburrido.

Para beber tienen cervezas artesanas, nos pedimos dos llamadas "La gorda" y "La flaca", ambas buenas pero no de flipar.

Vi tartitas con buena pinta pero después del bocadillón no me apetecía nada más.
Si vais os recomiendo pedir algún entrante y un bocata para compartir.

24/06/2014

AMBIENTE AGRADABLE Y BUENA COCINA EN CASCORRO

En pleno Cascorro nos encontramos con un local atípico: encantador, moderno, chic... Y en el que se apuesta por el diseño como reclamo. Su propietaria, Martina, regenta este restaurante-cafetería de comida casera en el que manda el cliente, y que pretende satisfacer con mimo a la gente del barrio.

Más info y fotos, aquí:

madridmuychic.com/martina-cocina-ambiente-agradable-y-buena-coci...

09/04/2014

Ella es Martina. Y Martina Cocina. Esta obviedad da vida a un restaurante distinto en la plaza de Cascorro, sin trampa ni cartón, limpio, cuidado, esmerado en todos los detalles. Su carta es sencilla, escrupulosa en la elección de unas materias primas de alta calidad y en conseguir un acabado delicioso. Sus ensaladas cortan la conversación de lo rico que está el aliño, las quiches son originales y sabrosas, los bocadillos dejan a la altura del betún al resto de los bocatas, el pesto tiene un olor… Y comes más que bien por menos de 20€.
Sigue leyendo en megustamibarrio.es/2014/04/08/martina-cocina

21/11/2014

gordolobo lo descubrió en marzo de 2014

cafetería

acaban de abrir en plena Plaza del Cascorro. Pasé ayer por la puerta con prisas, pero ví que es un tipo de sitio que no abunda por la zona (a excepción del Café Molar).

Tiene buena pinta, habrá que pasarse a probar con calma.