Ordenar por:

relevancia fecha

13/02/2018

Viva Mexico¡, Viva Mawey¡

Hay un nuevo lugar de peregrinación a los que nos gusta la comida comida mexicana.

En un pequeño local, con un servicio cercano y agradable, hemos encontrado unos de los mejores tacos de Madrid.

Tacos clásicos como cochinita o pastor y otros diferentes, con oreja , bacalao,...

Todo lo que probamos estuvo muy muy rico , sabroso y con un picante europeizado. Me imagino que es cuestión de pedirles mas caña si se quiere.

La costilla de ternera estilo Machete de Cascabel estaba muy buena y a un precio razonable.

Larga vida a Mawey.

VolVeRé seguro.

03/04/2018

Más enchiladas, por favor.

Taquería modernizada en la que todo lo que probé estaba muy bueno (guacamole, tacos varios...) pero lo que se lleva la palma son las enchiladas de carnitas. Porque no iba sola y pagábamos a medias, ¡Qué si no, hubiera trirrepetido!. Ya volveré con mi media naranja, ya!.

Los chicos del lugar muy majos. Y como toda regla, tiene su excepción que la confirma: la camarera, que o es siesa de por sí o tenía un mal día.

Las cantidades son un poco escasas pero la RCP es buena.

08/10/2018

Fantastico

Tuvimos la suerte de introducirnos en el "mundo mexicano" casualmente el día de la Independencia de México; y tuvimos la suerte que estábamos por la Calle Olid, y entramos a preguntar, quedando una mesa para dos.
LOCAL: bien acondicionado.
CARTA: Habia Menu para ese dia, consideramos que fue un muy buen menú, extenso, y con mucha variedad.
Cualquiera de los cuatro Tacos, nos gustaron mucho.
BODEGA: Escogimos la opción de 2 cervezas, y seleccionamos la Modelo, y después una Pacifico.
Por ultimo, probamos la Michelada, y me gusto.

RECOMENDABLE. (Muy).
¿VOLVERE?. Espero que si.

23/04/2018

Muy buena cocina

Ya van dos visitas a este buen restaurante y en las dos he salido satisfecho. Hay tacos clásicos muy ricos, pero lo que mas sorprende son los tacos que hacen con productos muy de la cocina española como por ejemplo los de buñuelos de bacalao. Menú que cambia y se adapta a los productos de temporada con platos nuevos que te sorprenden. Muy ricas las mollejas a las que acompañaría con pan para mojar la salsa.Dos cócteles , mollejas, guacamole y dos raciones de tacos ( cuatro en total) por 50 euros . Muy recomendable.

18/05/2018

TAquería informal para un buen rato

Hace cinco meses en la calle Olid muy cercana a la Plaza de Olavide se ha inaugurado Mawey Taco Bar. La primera sala accesible desde la entrada está ocupada con mesas altas y taburetes para un tapeo mexicano más informal y alborotador. A la derecha de la barra, se encuentra un segundo espacio de mesas bajas y mayor tranquilidad.

Los responsables de esta apertura son Fernando Carrasco y Julián Barros. El día de esta visita el primero oficiaba en sala, mientras que el segundo dirigía la cocina. Ambos con pasado en Punto MX, el restaurante mexicano más influyente en Madrid. Tanto la Tomata como Mawey Taco Bar son descendientes de personas que pasaron por el mexicano de General Pardiñas. La carta se compone fundamentalmente de tacos, quesadillas y algunas entradas, como el ya presente en multitud de cartas, guacamole; así como un buen número de cocktails.

Las intenciones parecen claras y se busca un entorno distendido en el que disfrutar de tanto tacos clásicos como “más de autor”. Pretensiones y precio controlados para expandir el espectro de público. Comenzamos por el guacamole. Aguacates en buen punto de maduración, acertados totopos y combinación que adolece de un punto de acidez. Similar carencia se encuentra en el aguachile de jurel con cebolla morada y chile habanero. El corte de pescado es fino y pulcro pero a la mezcla le falta ese impacto gustativo que conforman el picante (chiles) y la acidez (lima-limón) quedándose algo plano.

Sin duda a Mawey Taco Bar se puede volver. El listado de tacos es amplio como para repetir y la ajustada relación calidad invita a dejarse caer a menudo. Los tacos son espléndidos en su cantidad y cuidados en sus ingredientes, siendo el equilibrio mejorable en algunas de las combinaciones con el fin de poder percibir con más claridad los diferentes ingredientes.

Un bar de tacos con buenas y acotadas intenciones gastronómicas que cuida los detalles como las tortillas, los totopos y la variedad de chiles para las distintas preparaciones. Servicio cercano y atento y ambiente que invita a platicar junto a una margarita o michelada.

Post completo en complicidadgastronomica.es/2018/05/mawey-taco-bar

23/02/2018

Ojala sigan asi pinches

Comida febrero-2018

Porque tengo las 5 estrellas muy caras, que si no...

Por fin un sitio donde le ponen pasion al asunto!. Tan dificil es implicarse en los negocios?

Por la zona de Bilbao, un pequeño restaurante mejicano, montado de una forma simple,con gente muy joven, con ganas todos, desde el camarero, el jefe, el cocinero, todos...

Probamos de todo:
- Guuacamole, con los mejores totopos que nunca he probado
- Quesadillas de huitacloche, muy ricas, con poco aceite del frito
- Asadura picante: pequeña racion, picante, digan de la tasqueria
- Tacos de gobernador, y de oreja y sepia. Grandiosa presentacion y sabor excelso
- Costilla. ¿Os acordais del machete?
- Tarta de queso. No es la de Cañadio por poco. Muy rica

De bebercio, unos ricos margaritas, unas micheladas (como me gusta esa guarrada del maggi con cerveza) y unas modelos

Cuenta: 40 pavos por barba. Alta RCP porque nos pusimos ciegos, siendo lo normal salir por 30 pavos

Jay recomendeibol

Miss Migas

fans

23 de febrero de 2018

10/04/2018

Interesante taco bar en Olavide

Vinimos por las buenas críticas leídas y no nos decepcionó, pero tampoco superó las expectativas.

Un punto por debajo de Cascabel, tanto en calidad, como en ambiente y también en precio (lo que se agradece), si bien en 72€ por pareja todavía me parece una RCP un tanto subida para una taqueria (“gourmet”, eso sí) cuando en taquerias cercanas puedes salir perfectamente por la mitad (sin cocteles, también es cierto).

Tomamos tres pares de tacos, un aguachile de entrante y una tarta de queso muy buena, acompañados de dos margaritas de ibiscus, un cóctel de mezcal y una michelada, mención especial para los cocteles en general y para el de mezcal en particular, extraordinario. Jarra de agua que me hace decantarme por la cuarta estrella definitivamente.

El local sencillo, mesa de dos pequeña, pero suficiente, público foodie y personal amable que nos invitó al final a un chupete de margarita en barra porque tuvimos que levantarnos de la mesa para dejar sitio a la siguiente reserva.

El problema fue mío porque llegamos muy tarde ya que me recorrí los seis parkings de la zona, todos llenos en sábado lluvioso a las 21:30 y la única manera de no comerme el coche fue haciendo cola en el parking de Olvide hasta que por fin pude meterlo. Hay que venir con más tiempo a esta zona en finde y no a la hora crítica.

Todo bien por tanto, salvo el parking; con menos cocteles (pero es que son irresistibles, cada vez me gustan más para cenar) hubiéramos salido por menos de 60€, lo doy por bueno (en Cacabel nos soplaron 100€ la ultima vez).

Cada vez mejor representación de la comida mejicana en Madrid, así da gusto.