Mercado Central de Budapest

Ordenar por:

relevancia fecha

02/09/2012

Muy chulo

Un bonito y colorido edificio aloja el mercado central de Budapest. Situado a la entrada del Puente de la independencia, su exterior destaca por su fachada de colores y por sus dos torrecitas laterales.

El interior, de hierro y madera, diseño de Eiffel, tambien es muy colorido, gracias a los puestos de alimentación que llenan la planta baja.

En la primera planta hay bares y sitios para comer rápido y tiendas de souvenirs, sin duda las más baratas de la ciudad.

10/03/2010

Historia

(via @disfrutabudapest.com)

El edificio del Mercado Central tiene mucha historia a sus espaldas. Su arquitecto, Samu Pecz, diseño los planos y el edificio se levantó en 1897. Desde casi sus inicios fue una continua fuente de protestas, los ciudadanos criticaban que desde su creación los precios se habían incrementado, hecho que se maximizó con la llegada de la Primera Guerra Mundial.

En la Segunda Guerra Mundial la estructura del mercado quedó gravemente dañada y en los años venideros éste empezó a perder el estatus que tuvo en sus inicios ya que se perdió totalmente el control.

En 1991, el Mercado Central se declaró en ruinas y se cerró al público. Tres años más tarde el edificio se restauró y hoy es uno de los edificios más significativos de Budapest.

09/12/2009

Lo mejor el edificio

Edificio machacado en la 2ª Guerra Mundial y no terminado de restaurar hasta hace unos 15 años, por fuera parece una estación de tren.
Hay zona de compra de alimentos y otra grande de souvenirs, arriba a la derecha hay bares, donde se puede comer.

30/03/2010

Uno de los mejores sitios para comer bien y a buen precio, además de poder hacer alguna compra de ingredientes locales, como el paprika y el salami.

La zona de comidas es un placer en todos los sentidos.

27/07/2010

Gran mercado, en el que disfrutar viendo y comprando. Todo el mundo que nos atendió fue muy amable.


Merlu girl

10/04/2010

Impresionante por su amplitud y su luminosidad. En la segunda planta puedes comer especialidades húngaras en la barra de alguno de los muchos chiringuitos que hay, es una buena opción, se come bien por poco dinero rodeado de un público básicamente del lugar.