El primer gastrobar que se inaugura en la capital valenciana. Un concepto ambientado en una típica plaza de mercado, donde la gente puede tapear en mesa, en las barras o en terraza.En la cocina un equipo capitaneado por Bruno Fraga, elabora los platos ofrecidos en sala.