Ordenar por:

relevancia fecha

05/07/2015

Desayuno de domingo

Descubriendo los negocios del barrio, hoy el que me llamó la atención fue Miranda.
Casi cada día paso por delante, siempre resulta un lugar apetecible y nunca me había animado. Hoy ha sido el día.
La mañana está calurosa, son más los turistas que llenan las calles de Madrid que los vecinos que paseamos y después de la fiesta de anoche muchos locales están cerrados. Buscó un sitio que cumpla tres requisitos: café rico, ambiente tranquilo y sillas cómodas para poder leer un rato.
Mi primera idea era sentarme en las sillas del porche que tienen en la entrada, pero hace demasiado calor. Dentro del local la temperatura es perfecta. La decoración es agradable. Mezcla de aire industrial no sacado de catálogo. La decoración de la barra con rejillas iluminadas le da un toque kistch que no desentona. Al entrar, el camarero de la barra me saluda, me detengo unos segundos por si alguna de las camareras de mesa viene a atemderme, al ver que nadie se acerca, elijo la mesa que más me gusta. Junto a la ventana. La nuevo para colocarla a mi gusto. Es una mesa pequeña, cuadrada, con dos sillas de madera y una banco acolchado bajo la ventana. El banco es bastante incómodo, por eso me toca mover la mesa para poder acceder a la silla que me permite sentarme mirando a la entrada sin molestar a mis vecinos de mesa. Nadie viene a ayudarme. Las dos sillas de mi mesa crujen cada vez que me nuevo. En seguida viene una camarera, muy agradable, me me da una carta y me pregunta si quiero un café. Es agradable, se ve que no es profesional, el local esta bastante vacío y hay dos chicas sirviendo mesa diligentemente. En seguida me trae el cafe con leche y sacarina y me pregunta si quiero algo más. La carta es un folio en una funda de plástico poco limpia. No pido nada más. El cafe esta rico, no delicioso. Llegan dos extranjeros a la mesa de al lado, y les cuesta entenderse porque las camareras no hablan nadabde inglés. No hay tostadas a pesar de estar en la carta.
El precio algo caro, 1,50€, la acústica del local no muy buena, la música es agradable, pero resuena demasiado el ruido de las máquinas y las conversaciones de los clientes. Volveré para probar otras opciones que no requieran tranquilidad.

21/02/2008

Jesús Encinar lo descubrió en enero de 2008

Para comer en plan barato y bien por Huertas

La cafetería/bar/restaurante Miranda es un sitio agradable para comer por la zona de Huertas. Puedes comer en plan tapas y raciones o un menú a mediodía y por la noche. Por la noche no he estado pero tiene pinta que debe de ser un sitio con buen ambientillo.

El menú de mediodía sale por 15 euros y se come bien. Mantelillo y servilleta de papel, claro.

19/07/2011

Cócteles, tapas..

Por ahora sólo he ido a tomar una cocacola, pero el sitio no es grande y parece que no está mal.

Cocacola: 2'50 euros
Agua con gas: 2'50 euros
Café mesa: 2 euros

28/01/2010

Me gusta mucho

Acabo de descubrir Miranda y me ha encantado. Un lugar perfecto para comer sin bullicios, trato muy amable y el local tiene una decoración estimulante y acogedora. Volveré a menudo.

03/01/2009

Bien

Nos hemos cañeado allí y la verdad es que es un lugar agradable.

26/01/2008

Un café restaurante simpático

Explorando el barrio de las cortes nos hemos encontrado este restaurante - bar. El menu del día correcto, incluso rico. Unos 15 euros -o algo menos- el menu por cabeza. Un servicio neutro. Poca gente. Curioso.