Cocina creativa, fresca y saludable de la mano de la Chef Carme Ruscalleda y su hijo Raül Balam.

Ordenar por:

relevancia fecha

30/12/2011

Ayer cenamos en el Moments i la experiencia fue magnífica.

Para empezar la sala: puntos justos de luz, ambiente agradable, música suave, espacio amplio entre mesas,...

El personal: todos muy amables, sin resultar snobs en ningún momento. El jefe de sala muy amable, la somelier muy acertada en sus recomendaciones, y la camarera que estuvo atendiendo nuestra mesa cercana y siempre con una sonrisa en la cara.

El vino: fantástico. Tenemos gustos muy particulares en cuanto a vinos y las dos elecciones fueron exactas. La primera de las botellas que abrió olía ligeramente al tapón y ni llegaron a servírnosla. Además nos recomendó vinos que nos podrían gustar para el día a día.

La comida: Como no, ésta es la mejor parte. Pedimos dos menús degustación. Pedí adaptar el mío ligeramente ya que no soy muy amante de según qué pescados y los aperitivos estaban sobretodo enfocados a estos. Obviamente lo adaptaron encantados y de manera muy acertada.

El menú constaba de las siguientes partes (125€ sin incluir el vino):

APERITIVOS (este mes inspirados en el color negro):

>Coca de pan negro, rape enmascarado, olivas de Kalamata y caviar de berenjena negra
>Ravioli negro, sepia i tinta, setas negras
>Pularda negra, habas negras y salsa de cerveza negra
>Brazo de botifarra negra con pan con tomates negros

Los dos primeros fueron algunos de nuestros favoritos de la noche.

DEGUSTACIONES
> Colas de gamba a la cubana (con arroz crujiente, plátano con panceta, tomate y huevo)
> Llobarro (con salsa suave de curry i cordón de café)
> Potro de los Pirineos (con rulos de calabaza, queso y hierbas)
> Galta de ternera (con ravioli vegetal de nabo y frutos secos)

De aquí destacaría las colas de gamba a la cubana (delicioso!) y los rulos de calabaza, de un gusto suave y buenísimo. Aunque la verdad es que todo estaba en su punto y muy rico.

PLATO PRINCIPAL

> Albóndiga Coulant (con parmentier de patata, de zanahoria y de calabacín)

Muy rica aunque me sorprendió que fuera el plato principal ya que para mi fue el menos sorprendente. Era una croqueta muuuy bien hecha pero ahí nos quedamos.

POSTRES

> Los 5 quesos del mes (una deliciosa selección de quesos acompañada de un petit-four que complementaba el queso)
> Mondrian (helado de vainilla con olivas, frambuesa, menta y azafrán)
> Chocolate tibio (con menta, fruta, piñones)

Como ya nos pasó en el Sant Pau, el apartado de los postres es el que nos dejó más indiferente. La tabla de quesos siempre es un momento esperado pero a partir de aquí las elaboraciones de postres son, a mi parecer, de un nivel más bajo. Si tuviera que destacar un apartado a mejorar si duda sería éste.

También influyó que estábamos ya MUY llenos y el chocolate no ayudó a mejorar la situación sino a empeorarla... Pero bueno, ojalá todos nuestros sufrimientos fueran como éste...

DIVERTIMENTOS
Para acompañar el te que pedimos (un te de jazmín muy bueno y bien preparado) nos trajeron la clásica bandeja de pica-pica dulce. Había: la gominola de yuzu; la roca de arroz y almendra; mini magnum; el café, copa y puro; el brigadeiro de chocolate y avellana; el polvorón de limón; el filo de sidral y regaliz; y la coca de hojaldre, cabello de ángel y piñones.

Los tres últimos desaparecieron en cuestión de segundos: aun y estar tan llenos, nos parecieron espectaculares!

El precio final, elevado, pero la experiencia lo valía. Pasamos una velada muy agradable y la comida la recordaremos durante un largo tiempo.

24/04/2012

el prometedor restaurante del hijo de carmen Ruscalleda

Inaugurado en 2009, desde ese día lleva liderando los fogones de ese restaurante Raül Balam. Dicen que de precio está bastante bien pero que es posible que cuando tenga su segunda etsrella michelín suba, así que....

Hay un menú semanal por 43 euros, menú antiaging por 53 euros, menú degustación, el largo 115 euros