MENÚ NOCHE de lunes a jueves y sábados medio día: 16:50 MENÚ FIN DE SEMANA noche: 18:50 Puedes elegir entre un buen número de platos de cocina española, fusionada con otras cocinas y con un toque actual. En el menú se incluye postre o café y una bebida! Mira el menú en la sección fotos

Ordenar por:

relevancia fecha

28/08/2017

Buena primera experiencia

Chueca es un barrio que me encanta, lo suelo visitar muy a menudo con mi pareja y tiene unos restaurantes muy "cool" con una comida más que aceptable.

El caso de MoMo es muy curioso. Mi cuñada, gran fan del sitio, hacía tiempo que nos quería invitar, pero entre que no abre los domingos y otras causas no pudimos ir hasta el sábado pasado.

Había leído varias y diversas opiniones aquí pero no me quise dejar influenciar demasiado. Así de entrada tengo que comentar que sí, que es un sitio acogedor, pero que las mesas dejan poco espacio a la intimidad. Demasiado poco espacio.

Tenemos dos perros y en MoMo se pueden llevar, lo cual es de agradecer, pero hay pocas mesas donde, tanto ellos como el resto de comensales estarían cómodos. Estas mesas son las que están al fondo de la sala (por si alguien reserva, que lo indique).

Al lío. La cocina es variada; se puede pedir desde un plato vegetariano a uno carnívoro sin problemas.

Nosotros pedimos Almodrote de entrante. Muy rico plato que desconocía. Una especie de lasaña de berenjena especiada y con queso por encima. A mi me encantó.

De segundo, dos entrañas a la parrilla t una carrillada de ternera que estaban deliciosas. La entraña la sirven con puré de patatas y una salsa muy rica.
La carrillada, con verduras fritas (yuca creo), muy tierna y jugosa.

En cuanto a postres, una tarta de lima limón con leche condensada y frutos rojos y una tarta MoMo de chocolate (que me recordó mucho a un brownie sin helado) acabaron de completar el menú.

A partir de las 15:30 se empezó a llenar el local, justo cuando nosotros nos marchabamos.

09/05/2015

Aprovechando que fui al Teatro Marquina y que era la Madrid Restaurant Week decidí probar el Momo.

Los primeros: ensalada de rúcola y fresas, estaba buena pero nada del otro mundo; salmorejo, realmente bueno y con el toque justo de ajo, que la mayoría de los que pruebo suelen pasarse con él; y por último pudin de puerros y gambas, bastante rico.

Los segundos: tartar de salmón sobre ajoblanco, muy bueno pero bastante escaso; atún a la parrilla con pipirrana, genial, el atún en su punto, hecho pero para nada seco; bistec, que no me impresionó demasiado.

De postres nos pedimos el famoso moco de chocolate y, efectivamente, está muy rico y nada empalagoso.

Respecto al restaurante en si, como se ha comentado, las mesas están muy juntas y el día que fuimos estaba lleno así que se hacía complicado mantener una conversación.

En general la cena estuvo bien, pero la gran afluencia de gente hizo que el servicio se resintiera, ya que tardaron muchísimo en atendernos, tanto para pedir los platos, como para servirnos y traernos la cuenta.

31/10/2013

Supongo que FUE y ya no ES

De ruta por la calle Libertad buscando un menú del día, no a ciegas, teníamos varios seleccionados. El menú del día del Momo (11'50€) lo compones tú con platos de la carta, en principio es buena idea, luego cuesta elegir.

No hay aperitivo y el servicio no es precisamente atento. En el papel todos los platos prometían mucho, daban ganas de pedirlos todos pero nos quedamos con el "almodrote" de berenjena, pastel con mucho sabor a comino bastante rico, ración excesiva. Se confunde con el otro primero así que yo me quedo largo rato esperando con mi plato lleno hasta que traen el risotto Joselito que es una pretensión absoluta. La palabra "risotto" debería tener derechos de autor para que no la utilizaran en cualquier ocasión. Este "risotto" tenía guisantes, 4 setas y algunos trozos de jamón, parecía arroz con leche, ya que estaba flotando en un líquido blanco que parecía leche. Sabía exclusivamente a tomillo.

De segundo secreto ibérico acompañado de una salsa fría, nada especial. El mío era zarzuela de pescados curry-thai con fideos de arroz; rica la salsa pero los pescados acababan de salir de un preparado para paella del congelador (con gambitas incluso). Intento original pero batallero el plato, horrible a la vista, parecía un potaje, por suerte de sabor estaba bien.

Los postres yogur y pastel de calabaza, ambos decentes y de tamaño excesivo.

Detalles:
-Mi cuchillo tenía un dedazo marcado cuando me senté a la mesa. No es grave, vale, pero cuando me trajeron el primer plato conté 7 dedazos marcados por todo el borde. Eso es muy guarro, si tus manos no están grasientas, no dejas esas marcas.

- El bol-fuente-cacharro-ensaladera-frutero en el que sirven los platos de cuchara es terrible, nunca he visto un gazpacho servido en un "plato" así.

- Había pedido coca-cola y me trajeron agua, pensé que lo hacían por mi bien y me la tomé sin rechistar pero...

No nos ha gustado el menú. Como dije, muy bonitos los platos en el papel pero no en la mesa.

03/11/2013

quedamos el jueves con unos amigos a cenar, clientes habituales de este restaurante. Pero había leído algún comentario no muy bueno, aunque en general tiene buenos comentarios. no se si por que me esperaba poco, porque a mis amigos les encanta el sitio, la verdad es que fue toda una sorpresa. lo primero es lo amables y agradables que fueron con nosotros -nos llegaron a retirar un plato porque no tenia el aspecto adecuado-. lo segundo, y lo mas importante es la relación calidad precio: realmente excelente. por 16 euros, un menú en el que se incluían todos los platos de la carta, con postre y bebida incluida. Y precio final, sin el truco tan habitual de sumarte luego IVA y otros conceptos.
los platos, quizás excesivos de cantidad, pero también es cierto que hubo quien pudo con todo.
la ensalada con calabacín marinado increíble. es hacer de algo que suele ser anodino algo riquisimno y nada aburrido. El amodrote, pastel de berenjena, cebolla y queso con especias fue una sorpresa. el cebiche de salmon y mango, y el asado de tira, o un tataki de atun versión hispana, realmente buenos. y mención aparte los postres, con pinta de que realmente los hacen ellos. algunos muy sencillos, como un batido de piña con hierbabuena, y el que yo comi, el pastel de almendra y naranja, al que le sale el sabor ligeramente amargo de la piel de naranaja, realmente para comerlo a diario. encima no tuvieron reparo en darme la receta...sin duda, volvere

18/07/2013

Me gusta este restaurante

He estdo en tres ocasiones y la verda que la calidad precio es muy buena. Me gustan los platos son sencillos pero siempre tienen un toque diferente a lo habitual.

He vuelto a ir y la verdad que la cocina sigue siendo igual de rica. Si que he visto que la nueva capa de pintura que le dieron lo ha hecho un poco menos acogedor, las paredes tan blancas creo que lo hacen un poco más frío. Pero en general recomendable :)

10/01/2012

Menú variado en Chueca

Tienen una carta-menú bastante variado y muy bien de precio: 11 € al mediodía y 16 € a la noche.
El menú incluye: primer plato, segundo, postre, bebida e IVA.
La pasta con salsa de aceite, chipirones, gambas y cherrys, era una buena ración de pasta fresca muy sabrosa. El tataki de atún sobre escalibada tiene un título engañoso, es mas bien una buena tajada de atún en su punto de plancha (pero no crudo como en el tataki), jugoso, acompañado con unas verduras en una especie de escabeche. Rico.
Mi acompañante pidió el tabulé y el entrecot, y ambos platos le decepcionaron.
De postre, el pastel de zanahoria y la tarta de limón estaban muy buenos.

Las mesas del local son de 2, por lo que las van juntando y separando a medida que empiezan a llegar grupos de personas. Esto suposo que nos movieron la mesa un par de veces, lo que fue bastante molesto. Para compensar, tuvieron el detalle de invitarnos a un café en la barra.

Gio

Laura coincido plenamente con tu opinión. Has descrito perfectamente el tema del atún, que no es un tataki aunque lo llamen así. Yo tuve ocasión de probar una especie de pastel de verduras de origen sefardí con queso manchego , cominos y miel que fue lo mejor de la cena. Sorprendente. Los chicos que lo llevan son super atentos pero el local necesita un remozado-actualización urgente.

1 de mayo de 2015

23/08/2013

Buena relación calidad-precio. Casero

Este restaurante tiene buena relación calidad-precio, ya que tiene menús tanto por el día como por la noche, y el servicio también es bueno. Únicamente les falta un poco de modestia al menos para los nombres de los platos en la carta, ya que me pedí el tataki de atún, y me trajeron más bien un filete de atún, pasado de punto, vamos que de tataki no tenía nada.

30/10/2012

Buena casa de comidas

Conozco el Momo desde sus tiempos en la calle Augusto Figueroa. No ha cambiado. Sigue siendo una buena casa de comidas, con un toque de estilo y creatividad en los platos, y un ambiente y decoración más "chic" de lo que cabe esperar en un local que funciona con menús. La carta te permite elegir entre una amplia lista de primeros y de segundos, a precio fijo y razonable.

La comida está bien elaborada, es variada, imaginativa (dentro de unos límites) y asequible. La carta puede ir cambiando con el tiempo, pero muy lentamente. Algunos platos entran, y otros salen, aunque recuerdo la carta de hace años como muy parecida en general, y la calidad, estable. No se puede pedir más. La relación calidad-precio es muy buena, y es un lugar al que he vuelto con el tiempo muchas veces.

En el debe podríamos apuntar que a veces, cuando el local se llena, las mesas resultan un poco estrechas, pero entiendo que quieran aprovechar el espacio, dada la filosofía del negocio. Los camareros han ido variando con el tiempo, y algunos han sido más despistados y descuidados en el trato que otros, aunque en lineas generales siempre han sido correctos. Se despistan bastante más cuando el local está lleno.

En suma, es un sitio ideal para almorzar bien entre semana, a un precio más que razonable.

06/11/2013

Menú del día 11,50€. Muchas cosas para elegir y todo lo que hemos pedido estaba bueno, en mi caso: pastel de berenjenas, entrecotte y tarta de queso. Muy bien.

31/08/2011

Uno de mis preferidos

Me gusta este restaurante.
Me resulta acogedor. Bien decorado. Ni muy grande, ni muy chico.
Una carta adecuada y unos precios asequibles.
Y los platos: exquisitos.
Está en Chueca y es uno de mis favoritos.

11/12/2012

No saber dónde comer por la zona de Chueca y toparte con el Momo, un restaurante al que iba hace años. Pedimos seis platos diferentes y todos, buenos. Acierto seguro.

Más info y fotos: yonomeaburro.blogspot.com.es/2012/12/restaurante-momo-un-menu-genero...

11/06/2011

Restaurante pequeñito con mesas bastante pegadas y mucho ruido de ambiente, sim embargo atienden rapidamente y muy amablemente. Hay que reservar porque siempre está lleno. Menú nocturno de 18 euros que incluye un primero, un segundo, un postre y una bebida. Hay bastantes platos para elegir. El risoto y los ñoquis muy buenos. El entrecot y el secreto iberíco fantásticos. y de postre el moco de chocolate espectacular. Los platos son bastante abundantes y para cenar acabas llenísimo. Es una buena opción si quieres comer a buen precio comida de "diseño" y de forma abundante.