Transporte Público de viajeros en Moto. moto-taxi en Madrid. Gracias a Moto-City ya es posible desplazarse ágilmente por Madrid. Con nosotros ahorrará más de un 75% del tiempo en sus desplazamientos, desde un trayecto interurbano, llegar puntual a una reunión, coger un avión o el tren hasta disfrutar de un Tour turí...

Ordenar por:

relevancia fecha

23/11/2010

ViGa lo descubrió en noviembre de 2010

¡¡¡No entiendo cómo no lo he comentado antes!!!

Los que vivís en Madrid sabéis lo que es el tráfico de esta ciudad. Los que vivís en las afueras, probablemente habréis sufrido ciertas horas punta a las que sabes de antemano que no llegas al centro salgas a la hora a la que salgas. Pues la solución es bajarse en moto. Y lo mismo para hacer un recorrido dentro de la ciudad.

Moto-City es una especie de "taxi en moto". No es un taxi como tal porque no lleva taxímetro; tiene unas tarifas que se aplican según los kilómetros que has de recorrer y cuyo precio te dan de antemano.

Nada de decir que "me da miedo". Próbadlo una vez y veréis que es fantástico. No hace falta que lleves tu propio casco, ni siquiera una cazadora. Te lo prestan todo (el casco que te dejan va con un sistema para comunicarte con el conductor y si quieres un gorrito por cuestión de higiene, también te lo dan). La moto es una típica para ciudad generosa (nada de pepinos ni cerdas), con calefacción en el asiento y un protector para las piernas que llevas tanto en verano como en invierno y que -para los más agobiados- te separa del conductor. Amén de todo lo que necesites si llueve.

Llamas, adviertes el trayecto que necesitas y te devuelven la llamada para decirte a que hora llegará tu motorista y cuanto te va a costar. No suelen tardar más de 25 minutos desde que les llamas aún estando lejos del centro. El precio es más que razonable y el tiempo en que llegas a cualquier parte, a cualquier hora, es un lujazo que algunos agradecemos seriamente. Para dar una idea: Alcobendas-Centro 25€.

A mi me ha tocado repetidas veces el mismo conductor: un tío majísimo, co-dueño del invento -que por lo visto en París lleva ya años teniendo éxito- que te lleva de forma sumamente responsable y que es muy consciente de la dificultad que tienen algunas personas para subirse a una moto, máxime con un desconocido.

Para subirse en moto con alguien, la verdad es que normalmente esperas conocerle un pelín para saber que no es un bestia y que te va a llevar como si fueras un paquete con gomaespuma y cinta de embalar. Cierto que hay que vencer ese primer instante, pero en serio que en cuanto lo cruzas, descrubres la de tiempo que tienes para hacer de todo y lo feliz que vas dejando a todo el mundo atrás. Os recomiendo que lo probéis.