Moulin Chocolat

Especialistas en regalar recuerdos inolvidables; experimentando con tus sentidos. Deleita a tu paladar con su gran variedad de postres franceses y exquisita selección de chocolates.

Ordenar por:

relevancia fecha

13/01/2015

La mejor pastelería de Madrid. Mejores macarrons de la capital.

Mi pastelería de referencia desde que me la encontré paseando de camino al retiro.

Me queda cerca de la oficina y es imposible resistirse a comprar algo allí. Es una obsesión...

Impresindible comprar los macarrons (le dan mil vueltas a los de mamá framboise...); los eclairs de avellana; la tarta de avellana (Ricardo, el pastelero, hace magia con la crema de avellanas) y las trufas. No soy muy amiga de éstas últimas, pero me dieron a probar un dia un par de trufas y desde entonces siempre las regalo y quedo genial porque a todo el mundo le gustan.

Una caja de macarrons y 1-2 eclairs a la semana no fallan nunca..

Si no lo habéis probado nunca, tenéis que visitar Moulin Chocolat.

spider72

Esto está cerca de Fonty, me suena haberlo visto. Pero no tienen barra ni mesas, no? es sólo tienda-tienda?

13 de enero de 2015

Lady Spider76

Creo recordar que sólo es despacho

13 de enero de 2015

Lady Spider76

Y tienen unos bombones de verano que te mueres!

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Sí, sólo tienda... Una pena la verdad. Creo que si abrieran un local más grande lo tendrían siempre lleno, aunque fuera pequeño como pasa en Pomme Sucre, que la última vez esperé con una amiga 45 min. para coger una de las 8-9 mesas que tienen...
Por otro lado, quizás el tamaño sea parte del secreto de su éxito. Ricardo tendrá oportunidad de supervisarlo prácticamente todo (de hecho yo me lo encuentro a menudo en la pastelería porque abajo tienen obrador).

Y Lady Spider, esos bombones no los conozco!! Me los apunto, que el verano está a la vuelta de la esquina! Gracias por la recomendación.

13 de enero de 2015

Cristina

A mi en Nunos me desilusionó, no me gustaron las famosas torrijas...

13 de enero de 2015

acme

Joer las torrijas de Nunos, aún tengo pesadillas

13 de enero de 2015

Cristina

Imagínatelas después de un viaje en ave... Entre qué no me gustaron y estaban totalmente espachurradas..

13 de enero de 2015

spider72

El nunos compré yo el roscón y era malo y caro a partes iguales

13 de enero de 2015

Gath

El año pasado compramos la version francesa del roscon en Fonty, resultó pesado, demasiado denso, este año compramos el de Moulin Chocolat, sencillo pero muy bueno, para el próximo hay que convencer a Miss Migas, para que los haga y nos lo venda, su receta del roscon pinta muy bien.

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Davidperezf no conozco Nunos, pero por lo poco que he leído no tiene nada que ver con este tipo de pastelería.
En cuando a Oriol balaguer....Tengo reseña pendiente. En Nochevieja encargamos como postre de la cena, las famosas 8 texturas de chocolate y nos dejó a todos helados... Buena, pero nada que nos hicera querer repetir. Y para colmo, fijándome en detalle nos dimos cuenta que la versión que sirven en Kabuki viene mejor presentada, con más cosas y nos sentimos estafadísimos...

Costó la tarta para 4 personas (12cm de diametro...) alrededor de 24€...

Pruebas la tarta de avellanas de Moulin chocolat y lloras de placer..

13 de enero de 2015

Lady Spider76

Bufffff olvídate de Nunos es de los peores roscones con fama que he tomado. La fruta escarchada eran piedras que tuvimos que quitar. Y fuimos a por el simplemente por la fama que tiene. Moulin le da 100 vueltas

13 de enero de 2015

Gath

Y el panettone de naranja y gianduja. No os vais a arrepentir.

13 de enero de 2015

spider72

Yo creo que son ligas distintas: uno es una pastelería de barrio con más o menos fama y/o tradición, pero más clásico que Calderón y moulin es pastelería/chocolatería moderna y de vanguardia. Vamos el roscón de té verde que ví yo en nuno era reguleras y otro que era como una corona estéticamente era de llorar.

13 de enero de 2015

02/03/2015

Imprescindible

Los croissants están muy buenos, pero es que el roscón es lo más! Ahora que no estamos en temporada han hecho una especie de suizos con la masa del roscón que son espectaculares. Además son siempre tan amables que da gusto ir.

25/12/2013

Benditas tartas de chocolate,que ricas ,más ,más !!!

Una Pastelería de origen francés vaya tartas maravillosas que hacen y no son nada caras.
Muy bien los pastelitos.
si sois golos@s os sentiréis cual pez en el agua,ubicada en plena Calle Alcalá y mola mogollón .
Muy bien los rulitos de chocolate rellenos.

07/01/2014

Fantástico Roscón

Roscón de reyes "viudo", con dos detalles que me convencen: sin fruta escarchada que personalmente me desagrada bastante y leve aroma azahar.
Masa brioche esponjosa, fantástico.
No sé lo que cuestan, me invitaron pero no deben ser baratos.

Chulazo + seguir 129 sitios, 17 seguidores

17/12/2010

Bombonería exclusiva

Se trata de una delicatessen del chocolate en pleno barrio de Salamanca, tienes muchos tipos de dulces, pero la estrella son los bombones de una gran cantidad de sabores diferentes, el precio de cada bombón es de 1 € y las cajas las envuelven con gran mimo y pomposidad, los mejores sabores son los de frambuesa y vainilla a mi entender, aunque también los hay de oro, gengibre y un sinfín de sabores, dado el precio y el tamaño de los bombones, el sitio es francamente caro y los bombones están buenos, pero no tan buenos, hay mejores bombonerías al mismo precio y merece más paga en otros sitios a mi entender, pero bueno, eso ya va en gustos. Recomiendo comprar/regalar una cajita de 12 para probarlos, pero poco más.

17/04/2011

Calidad es la palabra que mejor define al Moulin Chocolat, calidad en todos y cada uno de sus productos ya sean salsas de chocolate, postres, macarons, trufas, bombones...
Lo segundo que destacaría es la profesionalidad de todos y cada uno de los empleados que me han atendido, saben lo que venden y se nota.

Los precios pueden parecer elevados pero dios mio, aun no he encontrado algo que no me guste y que piense que su precio no se adapta a la calidad del producto.
De los postres fríos os recomiendo el Puy, ya se ha convertido en uno de mis favoritos: un cubo de mousse de chocolate negro sobre bizcocho y relleno con fresas maceradas en vainilla de tahití... para chuparse los dedos.
Para gente menos chocolatera el vasito Sibarita les encantara: fresas, bizcocho, queso mascarpone con vainilla y una salsa de mango que hace las delicias de cualquiera.
Las trufas de chocolate... una verdadera delicia, las traje a casa y tuve que esconderlas de mi padre!

De los bollos, mi favorito es el Kouign amann, un bollo de la región francesa de Normandía hecho con mantequilla de verdad, es una delicia que te llena la boca del sabor a repostería francesa que llevaba sin probar años.

De los macarons.. que decir he probado casi todos: el de rosa, violeta, chocolate, choco-avellanas, pistacho, limon y frambuesa. Una delicia. El de frambuesa sin duda es de mis favoritos el relleno es una salsa de chocolate negro con pulpa de frambuesa que venden en la tienda, inmejorable.
La principal diferencia de estos macarons frente a los franceses es que no están hechos con una crema de mantequilla sino que se hacen con cremas ligeras de chocolate, por eso necesitan refrigeración y el sabor no será el de Laduree pero a mí, personalmente, me gustan más que todos los macarons que he comido en Bordeaux.

Hablando de esa magnifica ciudad francesa, teneis que probar los Canelles, unos bollitos de crema pastelera (de vainilla de Tahití y ron) horneada que están riquísimos, ya lo han probado amigas mías que odian el sabor de la crema pastelera (y las entiendo, es un sabor rancio y artificial) y me han confirmado: la única crema que les gusta es la de los cannellés del Moulin.

La única pega que le he encontrado al lugar es que no hay donde sentarse cuando vas a tomar algo ahí, lo tomas de pie sobre la vitrina, pero es normal siendo un local chiquito. Sin embargo está muy cuidado y limpio siempre.

08/12/2010

Brioche....

Despues o antes de un paseo por el retiro es necesario pasar por aqui. Siempre es conveniente un par de bollos para tener la merienda para el paseo, a mis hijos y a mi nos encanta la brioche, aunque algunas veces dificil de conseguir, no me extraña por lo buena q estan. Lo malo posiblemente un poco caro para los tiempos de hoy, pero para quitar el capricho es lo mejor de la zona.

07/11/2010

La chica que atiende es encantadora, fui a comprar el helado de bisquit que me habían dicho que estaba buenísimo y como no había en tarrina pequeña me acabé comprando el de chocolate, nada especial entre otras cosas porque acabas empachada con el praliné que lo corona. Mi prima se compró el cheesecake estába de muerte, lo único un poco dificil de comer. Mi hermana se pidió una brioche con pepitas de chocolate que era malo, malo, malo, seco y sin ninguna gracia, lo acabamos tirando a la basura. La dependienta nos regaló dos macarron para que los probásemos y estaban muy buenos, eso si, los de Laduree son insuperables por su delicadeza y sabor, pero hay que irse a París...

23/02/2010

Me gustaron especialmente sus milhojas de vainilla y ron, sus croissants y brioches, no he tenido ocasión de probar muchas cosas porque llevo poco tiempo en madrid, pero viendo sus macarons y bombones, sé que me volveré un fanático de esta tienda.

El trato de sus dependientas excepcional. Un establecimiento que recomendaré sin duda.

07/05/2010

Probar

Los viernes tiene los macaron recien hechos, el de fleur de sal buenísimo y lo mejor de todo la milhojas de crema, uno no puede olvidar ese sabor en la boca que deja... durante minutos.

22/09/2009

Cualquier tiempo pasado fue mejor

He frecuentado el Moulin Chocolat desde sus más tiernos inicios al lado del madrileño parque del Retiro. Es una pena comprobar como un establecimiento original donde se ponía a disposición del cliente una nada desdeñable selección de los mejores postres tradicionales franceses (amén del sempiterno chocolate que a mí, todo sea dicho de paso, me deja tibia) haya degenerado en una bombonería con pretensiones.
Los postres han bajado de calidad, la variedad se ha visto drásticamente reducida y las novedades no están a la altura de las expectativas. Mención especial merecen los infames cannelés de Burdeos (mi especialidad preferida) mal hechos y mal cocidos. Sin duda los peores que he probado en mi vida.

Es preciso comentar la sección de bollería tradicional, entre la que el croissant relleno de mazapán destacaba entre los productos chocolateados. Es una lástima que el encanto de este bollo se haya marchitado a fuerza de reducir su tamaño y la cantidad de relleno mientras que el precio haya subido hasta alcanzar lo ridículo.

La selección de chocolates es, en teoría, el punto fuerte de la casa. Sin embargo (y pese a la omnipresencia de los cacaos Valrona), los artículos que he tenido ocasión de degustar me han parecido ciertamente perreros (en especial el chocolate caliente).

Un comercio que hará las delicias de gafapastas y muertos de hambre. Si de verdad eres un conocedor, verás que no cuela.