Muñagorri Restaurante Gastrobar

Cocina de mercado con productos de temporada. Pinchos elaborados en barra.

Ordenar por:

relevancia fecha

30/07/2017

Excelente cocina vasca en el barrio de Salamanca.

Julio-2017

Restaurante Muñagorri, en su actual local en el barrio de Salamanca, supone el traslado desde su anterior ubicación-Las Rozas-, a la capital.

Un barrio que no le es desconocido a este cocinero vasco, durante muchos años el apellido Muñagorri figuraba en los rótulos de las puertas de acceso a varias librerías del barrio. Es por ello que cuando decidió instalar su propio restaurante, utilizó su apellido como nombre comercial.

Pedro Muñagorri es natural de San Sebastian, inicio su formación en la Escuela de cocina de San Sebastian, y después de su paso por restaurantes como Casa Nicolasa, Zeria o Zuberoa, inicia su andadura en solitario primero en Las Rozas en el 2008 y desde 2012 en la capital.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/munagorri


-------------

16-7-2016. Mediodía.

Casi un año después de la ultima visita, volvemos por aquí, en pleno inicio de la temporada de vacaciones, lo cual justificaría la prácticamente ausencia de clientela, otra razón no encuentro, es posible que la mayoría de sus clientes procedan del barrio, y dada las fechas o están comenzando sus vacaciones o le tienen miedo al calor y prefieren estar en sus casas fresquitos.

Ha pasado el tiempo pero no han cambiado las sensaciones, aquí se come bien, a pesar de la incomodidad que supone la soledad en el comedor, el estomago disfruta.

Cartas, tanto de comercio como de bebercio, cortas, con propuestas interesantes. De esta ultima, nos hemos decantado por un rosado navarro, Arbayun de uva garnacha. Muy correcto.

Seguimos con las tradicionales aceitunas acompañadas, como aperitivo, con unas tostas con ensaladilla de txangurro.

- Salmorejo, emplatado de forma individual, solo correcto.

- Patatas al mortero, con mollejas de ternera, foie a la plancha y jugo de carne. Plato fuera de carta y todo un platazo. Muy muy bueno. Plato para recomendar.

- Merluza de Burela al horno, salsa rosa y espárragos blancos. Buen producto y bien cocinado.

- Carrilleras de ternera cocinadas al oloroso, con puré de patata. De las mejores carrilleras que he tomado últimamente. Melosas, jugosas, con presencia a nivel de sabor del vino. Muy buenas.

- Manzana asada al mortero, tierra de galleta y helado de avellanas. Postre correcto, sin mas, no se incorpora a la lista de postres que dejan huella.

Cafés con hielo y chupitos de pacharan, obsequio de la casa, ponen fin a esta nueva visita y a esta nueva experiencia, que como en veces anteriores, resulta grata y que repetiremos.

----------------------
19-9-2015. Mediodia.

Nueva visita, después de sus vacaciones, que nos ha permitido apreciar un retorno, a nivel de cocina, a muy buen nivel; un servicio de sala mas atento que en veces precedentes, probablemente influenciado por la menor asistencia de publico que en nuestras visitas anteriores.

Comenzamos, ademas de con las tradicionales aceitunas, con un sabroso humus de berenjena.

Correcta ensaladilla de txangurro con huevas de trucha y unas muy buenas pochas a la navarra, con sus verduras y sus guindillas vascas en platillo adicional, suponen los entrantes.

Una sabrosa merluza de Burela con escabeche de sidra, y un muy buen lomo de rape al horno con tapenade de aceitunas, su AOVE, y su salsita de limón, para mojar pan, fueron los principales.

En capitulo de postres, unas peras confitadas, crumble, crema de zanahorias y helado de vainilla (curioso el contraste de sabores entre la pera y la zanahoria) y una manzana asada con crema inglesa y almendra.

Con nuestros cafés con hielo, y una frasca de orujo blanco con orejones y canela, del que no quedó ni una gota, ponen fin a esta visita, suavizada por el efecto kviar, y a la que seguirán mas.


---------------------------
31-1-2015. Mediodia.

Nueva visita a este mas que interesante lugar de cocina vasca en el barrio de Salamanca.

Respecto a anteriores visitas, hemos apreciado un nivel de cocina en alza y, por primera vez, un lleno hasta la bandera, aforo completo tanto en sala como en la zona de picoteo. La barra, las mesas altas situadas a la entrada y la sala propiamente dicha, se han llenado de caras que denotaban satisfaccion. Me alegro por ellos, siempre pensé que esta era un sitio que merecia, por su calidad, mejor trato por parte de la clientela.

Ahora bien, a la vista del lleno, el servicio de sala se resiente, ponen todo el interes del mundo, no pierden su amabilidad y la sonrisa en la cara, pero se les ve que van a la carrera.

Algunas propuestas de carta, de buena calidad que no desmerecen el contenido de esta. Aqui se come muy bien.

Aperitivo inicial, ademas de las clasicas aceitunas, consistente en una porcion de un salmorejo muy fino y de buen sabor.

- Habitas salteadas con cebolleta pochada, foie y jugo de pichón. Tiernas, muy jugosas, abundante racion. Muy bien.

- Ensaladilla de txangurro con huevas de trucha. Excelente, no entra en mi Top de ensaladillas, pero anda cerca.

- Lomo de rape al horno con salicornia. Soy fiel a este bicho, cada vez que lo veo en carta, una fuerza interior me impulsa a pedirlo, algunas veces con poco exito es verdad, hay cada uno por ahi, que habria que quitar el carnet de cocinero a mas de uno, aqui no se da esa circunstancia. Perfectamente horneado, en su punto.

- Bacalao al horno, con tartar de algas y tapenade. Plato fuera de carta, y que segun me cuentan, estaba excelente.

- Tarta de manzana con helado de avellana. En el capitulo de postres, es donde no ha habido cambios significativos, se repiten casi todas las propuestas, por ello nos decantamos por este postre, muy manido pero resulton. No es de mala calidad, pero no destaca respecto de su competencia.

Un Jose Pariente, nuestros cafes con hielo, sin petit four ni chupitos, ponen el punto final a esta visita.

Como ultimo apunte, los precios, desde la ultima visita, no han experimentado cambios significativos, siguen siendo contenidos lo cual es de agradecer. El contenido de la ingesta hubieran sido 110€, que con el uso de kviar se han quedado en 75€ para dos pax.

------------------------------
27-9-2014. Mediodia.

Después de mucho tiempo, hemos vuelto a este restaurante de cocina vasca, que ya hace algunos años, se trasladó desde Las Rozas al foro.

Íbamos contentillos, después de la brillante parada técnica realizada en La Maruca, donde levitamos con una excelente tortillaza de bonito.

A la entrada, mano derecha, la barra y unas pocas mesas donde se puede comer de picoteo. Media entrada en esta sala.

La sala siguiente, el comedor propiamente dicho, no muy grande, algunas paredes con ladrillo visto, mesas con mantel y servilletas blancas y sillas tapizadas en rojo. Bonito contraste de colores. Para mi gusto, un poco escasa de luz. Bodega a la vista.

Carta no muy amplia, pero bastante variada, algunas propuestas fuera de carta muy bien explicadas.

Comenzamos con un aperitivo consistente en una crema de queso e higos, con anchoa y almendra sobre una lamina de pan tostado. Buen contraste entre el dulzor de la crema y la anchoa. Empezamos bien.

Huevo en nido. Es un pincho ganador de premios en San Sebastian, y no me extraña. Sobre una base de hongos, rucula frita y pasta kataifi, se integra una yema de huevo depositada dentro de una falsa cascara de huevo elaborada con manitol. Rompes la cascara, sale la yema, remueves todo el conjunto y a comer. Como suelo decir, para levantarte y aplaudir. Muy recomendado.

Ensalada de tomate confitado, anchoas y salmorejo. Rico, rico. Fresco, pero con un problema, además de lo mencionado, también tiene por encima algo de la rucula frita y la pasta kaitifi, se abusa de esos componentes. ¿Habrían cocinado demasiada cantidad?

Lomo de merluza al horno con salsa de Chipirones. Muy buen producto, fresco y muy bien cocinado. Se acompaña de un poco de salsa, un pimiento piquillo y otra vez la rucula y la pasta kataifi.

Tataki de atún. Ese eres hoy el pescado del día. Lo ofrecen con tres presentaciones: en escabeche templado, tartar o tataki, me quedo con eta ultima. Bien. Crujiente por fuera y perfecto en su interior. Muy bien cocinado.

Torrija templada con helado de arroz con leche. Tardaron en servirlo, pues adujeron que lo estaban elaborando. Bien el helado, la torrija, exteriormente muy bien, pero el interior crudo, sin hacer, así lo manifestamos y además de pedir disculpas, no lo quisieron cobrar. Buen detalle.

Sorbete de mojito con hierbabuena y ron blanco. Excelente, de presentación y de sabor.

Con un Inurrieta Mediodia, rosado navarrico del 2013, cosecha que ha recibido multiples premios, nuestros cafés con hielo, sin petit fours, sin chupitos, ponemos fin a esta visita.

A modo de resumen, tienen una sala muy bien atendida, amable, con buena explicación de los platos, una buena cocina, platos bien presentados y con un ritmo adecuado.

Además están en Kviar, ahora también los sábados mediodia, con lo cual, mejor que mejor.

Sr Rodriguez

Esperando reseña, pero ya con las nota me dejas con ganas de probar

27 de septiembre de 2014

Yanzoo

Otro que cuando lo probé me dejó bastante indiferente. Ese día la barra estaba a tope y pensé que quizá la opción buena sería el picoteo.

28 de septiembre de 2014

Lady Spider76

Que envidia. Nosotros de kviar tenemos experiencias poco agradables. Pero este tiene muy buena pinta!

30 de septiembre de 2014

Gath

No es el mejor vasco del foro, pero se come bastante bien.

30 de septiembre de 2014

acme

Buena reseña Jose Luis. A éste tengo que ir sin tardar.

1 de febrero de 2015

spider72

JL, el tema mesa alta, cómo lo ves? cómodas? o mejor ir a mantel? Y el tema barra, se puede ir a por un vino o no es barra-barra?

2 de febrero de 2015

Sr Rodriguez

Llevo algún tiempo que si que no con este sitio. Spider, tiene barra y alguna mesa alta. Eso si, la carta de barra es distinta pero para un vino-tapa creo que vale

2 de febrero de 2015

Gath

Coincido con sr. Rodriguez, para barra "pura" puede ser, para "informal" en las mesas altas de la entrada, muy bien, aunque tiene carta propia diferenciada, publicada en la web, y para mesa "convencional" muy bien tambien. Eso si los ambientes son diferentes, en la entrada mas nivel de ruido y bullicio, como es normal (no se entienda como critica)

2 de febrero de 2015

spider72

Mmmm me pasaré a ver...pero no es por ej como Surtopía, que la barra-mesa alta me parece muy muy justa, no?

2 de febrero de 2015

Gath

No, no, el espacio a la derecha esta dedicado a barra y mesas altas, ahora mismo no visualizo cuantas mesas puede haber, su disposicion y tamaño, pero cabe bastante personal. Ahora, creo, que el kviar solo es para restaurante. (Puedo estar equivocado)

2 de febrero de 2015

Sr Rodriguez

En la web tienes fotos que te sacarán de dudas, Spider

2 de febrero de 2015

29/04/2018

Magnífico, sin paliativos

Barra para pinchos y restaurante tras ella, con una única sala cómoda y práctica. Servicio rápido. Carta corta, surtida en entradas que en carnes (6) y en pescados (4). Muy Buen producto, excelente materia prima y magnifica mano en la preparación de los platos. Buena cecina, ventresca con buen tomate. Chuletón para dos muy bien cocinado. Pescados como el rape o la merluza, canónicas. Carrilleras ricas. Carta de vinos muy muy bien elaborada, con 2 páginas llenas de buenas referencias a precios asequibles (Barbazul, Taberner, Pazo de Señorans, Petalos, Emilio Moro, Camins para el que quiera vino catalán, 3 buenas referencias de tierra de Castilla). Manteles y servilletas de tela. 40-50 euros

El pan es delicioso, postres como la torrija, sublime. De los mejores sitios para comer por la zona alta de Salamanca

Beefeater

Fernando, de acuerdo con el tema de fumar en los restaurantes después de comer. Fumar esta prohibido, no se debe permitir hacerlo y los responsables de los locales deben impedirlo y no jugar con preguntar "si no le importa".
Como siempre comparto tus comentarios, te recomiendo una nueva visita a Muñagorri desde octubre del 2012 han cambiado y mejorado mucho.

23 de enero de 2014

A

Fernando, yo hace 6 meses que no fumo y no te puedes imaginar como me molesta. Bastante aguanto en casa como para salir y seguir oliendo el pestazo. Vuelvo otra vez a mula gorro porque la única vez éramos tantos que fue una cena de lo más liosa y me parece que no disfrute. Un abrazo

12 de marzo de 2014

A

Quería decir muñagorri, es lo que tiene el corrector del ipad

12 de marzo de 2014

18/04/2017

Básicos clásicos

Comida abril 2017

Aprovechando el -40% de El Tenedor, volvemos a este buen sitio.

Todo sigue igual: Buen local (no sé, pero lo he notado un poco oscuro esta vez) y buen servicio.

Tambien la comida sigue en forma:
- Ensaladilla: Muy picadita y con mayonesa suave. Mas que aceptable
- Revuelto hongos: Ricas setas pero huevo demasiado hecho
- Patatas con mollejas y foie: El pure, regular. El resto, perfecto
- Lomo de vaca: Riquisima carne, un poco demasiado hecha. Lo peor: las patatas de acompañamiento
- Steak tartar y chipirones, que no he probado, pero que me comentan que están a nivel de un 8
- Quesos de postre: Perfecto final para terminar el vino

De beber, nuestro eterno compañero de Lalama (26 €)

Cañas de primero y cafes de postre.

Ademas de una mas que correcta comida, lo que les mantiene en las 4 stars es la RCP: 36 € por persona. Justo la mitad que el FIlandon con una comida casi de igual nivel.

Volved
----------------------------------------------
Julio 2015, cena

Mira que intento acercarme al lado oscuro de la cocina de autor, pero si me pones un chuleton con un buen vino, en un sitio que te encuentres comodo y en buena compañia y va a ser que me quedo de maestro jedi.

Este Muñagorri, como buen vasco, enseña sus cartas desde el primer momento: Monta una barra con buenos pintxos y un resturante bastante clasico detras. Ayer toco restaurante: mesas amplias, con distancia entre ellas, buena cuberteria y vajilla, justo de temperatura y ruido. El servicio, sonriente, muy correcto, controlando perfectamente los tiempos, incluso con el detalle de pedirte permiso si te podia atender un camarero aprendiz, que mas quisiera algun maitre de otros sitios ser como este chaval.

Y ahora la comanda: tan simple como una ensaladilla con txangurro (de notable alto) antes de meternos con la chuleta de vaca vieja que para mi estaba perfecta: carne tersa, roja, con sabor pero muy tierna, y que estaba como a mi me gusta: quemada por fuera y cruda por dentro. Recuerdo alguna (muy pocas) chuleta que ha caido por Bilbao y alrededores que la superaba, pero esta va a mi ranking de cabeza. Solo una pega: no es muy grande.

Y como no estabamos hasta arriba, cayeron un par de postres, entre ellos unos quesos muy ricos para terminar el vino. Que por cierto, fue un Lalama, que es un vino de Ribeira Sacra que me gusta mucho.

Como ibamos con nuestro Kviar, la factura no se fue hasta las nubes (este es el problema de estos sitos: la puya que te meten), con lo que salimos a 40 y pocos euritos por cabeza.

Para mi, bien empleados

Gath

Buen sitio Muñagorri. Se come bien y tiene una sala agradable.

21 de julio de 2015

Liliana

Ayer leí que en breve van a llegar novedades a la carta y barra. Pero que los fuera de carta con las verduras de temporadas son apuesta segura, con lo que apuntas de ese descuento es un buen momento para ir.

29 de marzo de 2017

02/06/2016

Cocina sencilla con producto de calidad

Cenamos un grupo de amigos en la barra de este restaurante y nos sorprendio por la calidad del producto que tienen. Eramos 9 y nos atendieron muy bien.
Por lo que probamos y vimos en la carta, más que cocina vasca, hacen cocina de mercado/ temporada.
Platos muy frescos de entradas.
Unos tomates dificiles de encontrar, muy buenos.
Salmorejo buenisimo. Las croquetas de jamon tambien, muy buenas.
Compartimos unas chantarelas con crema de foie, exquisitas.
La chuleta de vaca y el rape tambien de mucha calidad y bien elaborados.
Tienen una oferta amplia de vinos interesantes por copas.
Un sitio que nos gusto mucho y al que sin duda volveremos.

10/04/2016

Producto de mucha calidad

He leído varias veces que este Restaurante es de Cocina Vasca y lo que hemos comprobado en varias visitas, es que Vasco es el apellido del dueño, pero su Cocina claramente es de Mercado, con elaboraciones Clásicas, con un recetario tradicional de Cocina Española.
Se percibe la preocupación por la selección de sus productos. Todo lo que hemos probado es de mucha calidad y bien elaborado.
Las alubias blancas son fantásticas, la ensaladilla de txangurro muy buena.
Un plato muy especial son las Patatas al mortero con mollejas y foie ; sorprendente .
Tiene una Barra donde ofrecen pintxos, diferentes a otros bares de Madrid.
Un lugar agradable, donde nos gusta comer.

20/03/2016

Picoteo en la zona de barra sábado noche; bien atendidos puesto que no había demasiado público.
Nuestra opción consistió en ensaladilla de changurro rica de sabor aunque muy triturada para mi gusto. San choy de anguila, bocado muy sabroso , a 3 pavos la pieza ( esto y los bao ya son ridículamente obligatorios en cualquier bar con aspiraciónes).
Aceptamos la sugerencia de hojaldre relleno de setas y queso, rico (10€) y un mollete de calamares con alioli bien ejecutado.
Con 4 dobles, el total fue de 48,50€.
Me ha gustado sin volverme loco.

01/11/2015

Octubre 2015. Almuerzo Sábado. 3--

Conjugando kviar, tarjeta grey [ésa del dinerito con caducidad mensual], las buenas referencias del lugar y del cocinero, formado en Zuberoa entre otros, como que decidimos ir para allá aún sabiendo que no es un sitio especialmente de nuestro palo. Y así fue.

Así de entrada me atrajo mucho más la zona de barra. Bien montada y con buena entrada a eso de las 14:30, hora de autos, ocupado el espacio principalmente por el puretismo treintañil de la zona.

Sala pequeña de unas 8 mesas serían, bien espaciadas, salvo dos que están un poco en medio y que no nos tocaron porque un incauto, sin Kviar imagino, prefirió cambiar la suya.

La nuestra, amplia y bien vestida. Servicio correcto, serio, quizás demasiado y ritmo de sala y cocina lento, mucho.

Buena oferta de vinos a buenos precios por lo que vi, que estábamos casi de servicio.

De la carta atraen más los primeros que los segundos, como nos suele pasar en estos sitios. Fuimos por dos sugerencias del día, con desigual resultado: Rico el guiso de níscalos con morcilla, contundente, bien ligado, un acierto. No tanto la palometa asada con aguacate (duro él), de lejos el peor plato. Completamos con una buena cola de rape aunque algo falta de cocción y con un postre a base de camembert con helado de cruasán que no entendimos. Al queso le quedaba bien la frambuesa, pero el helado...

Pues entrante y postre a compartir, dos principales, con un prescindible aperitivo de garbanzos con pulpo, aceitunas con las dos cañas de arrival, dos ricos chardonnay, agua de litro y dos cafés hubiesen sido 95€ de no haber aparecido la mano salvadora de Kviar, que consiguió dejar la cuenta en poco más de 66€.

95€ por una comida con entrante y postre a compartir y sin vino hubiese sido un disparate digno del periodo burbujil y ni siquiera el descuento consiguió que saliese del lugar con la satisfacción de haber hecho un buen trato.

Soy difícil para los clásicos y más si se trata de gastarse cien larries pero en esta liga yo me quedo con la Montería y, previa visita de actualización, con Dantxari y, ojalá sigan las cosas bien, con el Centro Riojano y su marco incomparable.

Y comparo a Muñagorri con sitios de 50-60 pax porque ellos mismos así lo indican en su carta. Renuncio a los kviares permanentes, que usan el descuento como cebo. Entiendo mejor aquellos que cubren con estas ofertas días o horas de menor actividad.

Casi no padre.
3--

Gath

La verdad es que la combinacion de una palometa con aguacate o un camembert con helado de croisant, suenan raros. Poderosas convicciones habra tenido el chef para presentarlas, pero suenan como complicadas......
En la comparacion entre Dantxari y Muñagorri, emho, el primero gana por goleada,.....

1 de noviembre de 2015

acme

hoy en consultado con los montia si el camembert y el helado pastelero tenían futuro en pareja y me dijeron que le veían posibilidades. Eso demuestra dos cosas: Mi escaso conocimiento (nada nuevo) y que una brillante idea puede joderse y bien en la ejecución, también bien sabido pero más triste si cabe.

1 de noviembre de 2015

Alexo

Totalmente de acuerdo con el tema descuentos.

1 de noviembre de 2015

03/06/2015

Muñagorri, una buena opción en el barrio de Salamanca.

Llevábamos tiempo queriendo probar este restaurante que trasladó su sede en Las Rozas al barrio de Salamanca hace ya varios años. La cocina de Muñagorri está basada en la tradicional cocina vasca, con el producto como buque insignia.

El local tiene dos zonas, la barra, para aperitivos y con mesas altas para reuniones más informales, y el comedor, bien puesto y perfecto para comilonas de amigos o en familia.

En las entradas los clásicos son apuesta segura. Las croquetas caseras de jamón están buenísimas, además de ser bastante contundentes. Las anchoas del cantábrico en salazón, suaves y ligeras, son otra opción.

En temporada, la carta ofrece verduras de mucha calidad, como las habitas con jugo de pichón y foie, o las alcachofas fritas con jamón y yema de huevo, muy ricas.

Los platos principales, por supuesto, están basados en las carnes y los pescados tradicionales. En lo primero la chuleta es la reina, de mucha calidad y jugosidad. En cuanto a la mar, merluza y sapito son las especialidades más logradas, pescados de mucha calidad y perfectamente tratados.

Sigue leyendo en
cookinganddisfruting.es/2015/02/munagorri-una-buena-opcion-en-el...

Gath

Muy buen sitio Muñagorri, buena cocina. Merece la pena.

20 de febrero de 2015

10/05/2015

Estupendo, tanto la barra como el restaurante

Nos ha gustado mucho en todos los aspectos. Excelente comida, interesantes combinaciones de sabores (espárrago blanco con mahonesa de trufa, Bacalao con demi glace de pichón, merluza con escabeche al sidra...), muy buen servicio, con personalidad y simpatía, y una buena carta de vinos con precios imbatibles. (copa de cava de Utiel Requena: 2 € !!!).

En la barra sirven tapas gastronómicas de mucho nivel.

Muy recomendable

30/10/2014

Cocina casera de verdad

Cocina Casera, recetas tradicionales, productos de temporada, materias primas de calidad. Suelen ser las palabras más recurrentes cuando leemos la descripción de un restaurante o hablamos con su chef. Sólo después de probar sus platos, un paladar más o menos entrenado puede comprobar si lo que nos cuentan es simple ‘postureo’ o verdad verdadera. El restaurante Muñagorri (C/ Padilla, 56) pertenece a los establecimientos de la categoría ‘verdad verdadera’.

En la carta de vinos están representadas las principales denominaciones de origen españolas y optamos por uno de los Riojas Magnum, que suelen servir por copas. Quizás no todos sepáis que el vino se conserva mejor en las botellas grandes, así que, nos parece una muy buena idea la oportunidad que nos brinda este local.

No dejes de pedir algún plato de cuchara, el pescado del día fuera de carta(que Pedro Muñagorri elige personalmente en la lonja) y la torrija. Sigue leyendo en el blog 'La Madrid Morena': lamadridmorena.com/2014/10/30/munagorri-cocina-casera-de-verdad

27/10/2014

Puntuación 7

Restaurante cuco para tomar algo un domingo cualquiera.

Tomamos, como no, croquetas. He de reconocer que bastante buenas. Poco harinosas y cremosas. Unas anchoas inundadas de aceite de oliva y acompañadas de unas tostaditas con tomate. Plato fácil y rico como el solo. Dos molletes. Uno de calamar. Rico. Y otro que es el bokatin donostiarra. Correcto. No soy de postres pero tomamos cañitas y arroz con leche (postre favorito). Muy ricos.

Mención especial, nuevamente como no. Buen servicio. Excelente en su labor de prescriptor y atención. Es verdad que el local no estaba muy lleno y si de gente poco joven, pero no hay que desmerecer como nos atendieron. Además, chupito de rigor por cuenta de la casa de pacharán. Como no.

Servilletas de celulosa. Sin vino y con cañitas unos 50 pavos.