Ordenar por:

relevancia fecha

12/09/2016

excelente idea para después de un paseo por el Retiro

Sept 2016
La verdad es que años atrás cuando lo descubrimos por casualidad, nos pareció un secreto muy bien guardado, por la excelente carta y trato junto a su ubicación junto al Museo del Prado.

Tras un par de años si pasarnos, todo sigue igual, se come muy bien, pero ya no es un secreto. Un ejemplo, los fines de semana, a la hora de la comida hay dos turnos.

Pues lo dicho, que se come muy bien, ayer por ejemplo me encantaron los tequeños y tambien la tarta de zanahoria, y sigue teniendo buen precio.

Muy recomendable, pero mejor probablemente entre semana

24/01/2012

Buen lugar para picar algo

El Café Murillo lleva existiendo desde 1927, con un emplazamiento privilegiado detrás del Prado. Sin embargo últimamente se ha renovado y ahora es un local muy agradable para cenar picando algo, en un sitio bien decorado y con una iluminación muy acogedora y cálida.

La cocina se basa en raciones y pizzetas, además de ensaladas, carnes, algo de pescado y hamburguesas. En general casi todo se puede compartir. Yo probé un risotto bastante bueno, un tartar de pescado que no estaba mal, unas croquetas y unas samosas. No es caro y te atienden bien.

Eso sí, por la noche en fin de semana si no tienen sitio en el comedor interior, te acomodan en la barra, lo que suena peor de lo que luego es. Una barra muy agradable, eso sí, para comer en taburetes altos.

10/09/2012

brunch por el prado

Es un bistró de comida mediterránea junto al Museo del Prado que sirve ininterrumpidamente desde la mañana hasta la noche.
Al llegar y echar una ojeada a la sala trasera nos dimos cuenta de nuestro error; no habíamos reservado. Nos dijeron que sólo podían ofrecernos una mesa en la terraza o sentarnos en la barra de la ventana. Como hacía bastante calor decidimos quedarnos dentro y disfrutar de la buena decoración del local.
Su carta de brunch no es como la de otros sitios en Madrid; aquí no es un menú fijo sino que puedes configurarlo a tu gusto eligiendo lo que quieres tomar. Además, puedes combinar con la carta normal, que fue exactamente lo que hicimos. Nos decantamos por la cesta de panes que también incluye algo de bollería (4€), unos huevos benedictinos (12€) y una pizzeta Josephine (9,50€). Todo para compartir. Para beber una cervecita y una limonada casera (de las buenas, no de las que sólo saben a azúcar). La verdad es que se nota que la materia prima con la que trabajan es buena y todo estaba delicioso.
Tardaron en servirnos pero se dieron cuenta del error y además de disculparse nos trajeron una tapita mientras venían los platos principales. Una educación exquisita que junto a su decoración bohemia y lo rico que estaba todo ha convertido este sitio en uno de los primeros de nuestra lista para recomendar. No dudaremos en volver a tomar una copa o cóctel de champagne en otro momento.

09/04/2012

Muy justito

Pregunamos si nos podrían poner una racion cambinada de embutidos y queso, en vez de pedir una ración de cada una. Tras preguntar a la encargada, nos informo que "no era posible". Entenderia que te cobrasen algo más...pero que no sea posible !!!

La tabla de embutidos muy muy justita, deberian hacer una visita a cualquier 5 Jotas antes de volver a preparar una tabla asi de pobre.

Las croquetas estan bien, las pizzas son sencillas pero estan ricas, la hamburguesa no vale mucho, y el pescado en papillote estaba insipido.

Los postres no estan mal, aunq el precio (7 €. ) no es acorde al sitio.

20/05/2013

Café-restaurante multiusos

En el Café Murillo puedes desayunar, tomar brunch, comer o cenar. También para tomar copas, suele estar muy animado. Nos gustan especialmente sus tartas y su bollería.

Podéis ver más detalles en la crítica que hicimos aquí:

mad-queens.blogspot.com.es/2013/05/murillo-cafe.html

03/05/2012

Un nuevo restaurante con encanto...

Recomiendan la hamburguesa y el tartar de pez mantequilla con aguacate

Estuve tomando el aperitivo y me quedé con ganas de más, perfecto para después de una visita al Museo del Prado

carlos andrade

ami tambien me gusto, para despues de una visita al Museo del Prado esta genial

15 de mayo de 2012

untragaldabas + seguir 5 sitios

29/05/2012

Bien montado y con estupendo servicio

El local está muy bien decorado y tiene una terraza muy agradable, está en la calle pero ésta es muy tranquila y sin apenas tráfico.

El servicio es especialmente atento y simpático.

Nos gustó mucho la limonada (aunque no tenga mérito), el salmorejo estaba estupendo y el pescado en papillote también.

Dos bebidas, un entrante a compartir y dos segundos, 47 euros.

23/03/2012

Murillo Café, bistró con horario continuado

Este local abierto hace tres meses muy cerca del Museo del Prado se basa en una oferta para comer a cualquier hora.

Formato de negocio. A sí mismo, se presenta como un concepto de “comida bistró mediterránea”, denominación un tanto genérica. En la práctica, es un café reconvertido a bistró moderno e informal, bajo un modelo de horario continuado y una oferta múltiple para desayunar, almorzar, comer entre horas, cenar o tomar una copa. Tiene zonas: una barra a la entrada y una sala como restaurante.

Su historia. Esté café abrió sus puertas en 1927. El pasado noviembre, reabrió bajo su nuevo proyecto liderado por las empresarias Eliza Arcaya y Johanna Müller-Klingspor. Su nombre se deriva por su situación muy cercana a la puerta de Murillo del Museo de El Prado.

Puedes leer el artículo completo en: gastroeconomy.com/2012/02/murillo-cafe-bistro-con-horario-continuado

10/02/2012

El tamaño si importa

Estuvimos cenando 4 personas un sábado. Era la primera vez que ibamos y el local estaba lleno. Nuestra sorpresa fue el tamaño minúsculo de la mesa (como las del resto del local). Una mesa que debería ser para 2 personas la dedican a 4 personas. Incomodidad total puesto que no hay sitio dónde colocar el pan, el vino, etc. Además añaden vela y flor, con lo que el espacio disponible es todavía más pequeño.

En cuanto a la comida, las raciones muy pequeñas y nada destacable.

Repetiremos para tomar un café o algo en la barra, pero no lo recomiendo para cenar.

02/02/2012

Un gran café para tomar algo a todas horas.

Con el nombre de este gran pintor, justo detrás de la puerta que lleva su nombre en el Museo del Prado, se encuentra este antiguo café. Una barra de mármol y una gran M sobre la pared nos dan la bienvenida a este café, que data de 1927 y ahora se encuentra totalmente renovado.

En Murillo han conseguido una agradable decoración en tonos beige sobre paredes de ladrillo, taburetes altos de cuero en la preciosa barra y un suelo de azulejo antiguo que nos da paso al comedor de mesas de madera oscura pegadas a la pared que mantienen sus sofás de cuero beige estilo años 20...

Seguir leyendo en yosilose.com:
yosilose.com/hombres-restaurantes.php

20/01/2012

Acogedor y agradable bar restaurante junto a El Prado

Nuevo bar restaurante en las espaldas de El Prado con una pinta magnífica. Me han hablado muy bien de él, pero este fin de semana está completo, habrá que esperar a tener mesa para comentar.

Por ahora sólo me tomado un café y he cotilleado.