Museo de la Radio

Ordenar por:

relevancia fecha

19/08/2012

un encuentro fortuito... de los buenos.

debe llevar en el barrio toda la vida, pero está en una calle que (tiene delito) no había pisado nunca... y fue un descubrimiento!

el nombre ya me tiró para adentro. al asomarme vi un lugar curioso, me terminé de animar y, aunque tenía que llegar a otro sitio y sólo me tomé una caña, pude probar el trato amable, la cerveza Alhambra de barril (también hay botellines de Mahou clásica) y los precios populares.

ahora me apetece volver para pasar más tiempo y probar algo de lo que ofrecen para comer.

investigaremosss...

gordolobo

pues no te cortes, recomendaciones: las croquetas, el salmorejo y las migas. Todo estupendo.

4 de septiembre de 2012

03/10/2011

Taberna o Museo: esa es la cuestión.

¿Taberna del Rastro o Museo de la Radio?
Este mítico de Lavapiés funciona con ambos nombres y supongo que vale para las dos cosas: Como tascaza para tomarse vermuts o incluso mojitos acompañados de hamburguesas y raciones a precios populares un domingo de rastro cualquiera, o para perderse entre sus recovecos en cualquier momento curioseando la fantástica colección de radios antiguas que recubren sus paredes.
En definitiva, Taberna o Museo, este es un clásico con encanto, un sitio diferente, con mesitas oscuras e intimistas que inducen al alcoholismo y a la conversación incontenible a partes iguales. Y eso nos gusta mucho, claro.

01/02/2010

Pintoresco y curioso

Como dice maripili, como mínimo pintoresco. Para los que vayan por primera vez y no lleve a confusión el nombre, aunque ponga en la fachada y con grandes letras "Mesón del Rastro", si se fijan en la puerta en un folio blanco, se puede ver su otro nombre o su verdadero nombre?; "Museo de la radio". Ya dentro te puedes tomar una Alhambra con unas patatas fritas, a parte de lo que quieras pedir de su carta, cerveza que a mí por lo menos me gusta y es un detalle que la tengan. Si decides sentante en una mesa tendrás que pasar al salón, alargado y en forma de L, en donde podras disfrutar en sus paredes de la colección de radios antiguas.

ananda Contreras

El pasado sábado 17, lo conocí. Llevamos a unas amigas alemanas y fue lo mejor que se llevaron a Munich. Las encantó.
No entendian nada, de por qué, la policia no hacía más que acosar, directamente, a la dueña o encargada o lo que fuese, cuando no estábamos haciendo nada malo.
Hay pocos sitios emblemáticos, curiosos, con buenos precios y espectáculo, y se lo estan cagargando.
Por todo lo demás: Lo recomiendo.

22 de septiembre de 2011

28/11/2011

Curioso

Otro más para tener en cuenta en la ruta de los domingos. El local es muy pintoresco, con radios viejas por las paredes.
La comida no me entusiasmó pero hace un apaño si te entra el hambre. Aunque creo que solo ponen comidas los domingos.

23/12/2010

Cerveza o mojito después del Rastro

Atención porque fuera pone Mesón del Rastro. Al entrar llama la atención la oscuridad comparado con otros bares del Restro. Original decoración de pub kitsch --presidido por un cuadro de la Virgen de la Paloma-- para tomar una cerveza o un mojito un domingo al mediodía rodeado de antiguos aparatos de radio.

11/03/2012

Sitio molón, musicote alternado con Melendi, cañas Alhambra y tercios Mahou. Algo lentos sirviendo.

29/04/2007

maripili lo descubrió en abril de 2007

Local lleno de radios

Es un bar de copas mítico localizado en la Latina. Antes era refugio de gitanos anticuarios, cantaores flamencos, yonkies, modernos de la movida, que se reunían allí cada domingo en uno de los ambientes mas ácidos de la ciudad.

Ahora ha cambiado, y la característica más llamativa que tiene es que está llena de radios que eran del abuelo de sus dueñas. Organizan además exposiciones, conciertos de cantautores, pequeñas actuaciones de teatro de manera espontánea, pero sin fechas fijas. Un lugar como mínimo, pintoresco.