El placer de las verduras

Ordenar por:

relevancia fecha

29/02/2016

Vegetariano no es pero molar mola

Igual iba equivocada cuando pensaba que era un vegetariano... No lo es, pero no pasa nada porque yo tampoco :-). Estaba todo muy bueno, que es lo que cuenta.

El local es agradable, dejan llevar perros y el servicio funciona bien.

Pedimos varias cosas de la carta para compartir entre dos personas:

-El salmorejo con cecina y sorbete de manzana. Delicioso, genial la mezcla con la manzana. Un 9.
-La ensalada de setas confitadas. Rica, aunque mejorable. Como que le faltaba algo, sin saber el qué... Un 7.
-Las alcachofas. Mi amiga quería probarlas porque le habían dicho que estaban muy buenas. Y vaya si lo estaban... ¡¡¡riquísimas de la muerte!!! Un 9,5.
-La lasaña. Estaba correcta. Un 7,5.

De postre la tarta fina de manzana con helado. Muy buena, un 8.

En total con un Juan Gil muy rico pagamos 35 euros cada una. Buena relación calidad precio. De menú creo que eran 22 y también tenía muy buena pinta.

Y además nos dejaron quedarnos de cháchara a gusto hasta las 6 de la tarde... Recomendable sin duda.

09/01/2014

Buen servicio de sala, pero la cocina debe mejorar.

Hacia tiempo que queríamos testar en primera persona, este lugar que tantas buenas críticas reúne.

Aprovechando que estábamos por la zona, nos hemos acercado.

El local es amplio, luminoso, con buena separación entre las mesas, con un servicio de sala que, si bien hoy les faltaba una persona, muy bien atendido, con presteza y mucha amabilidad.

Hasta aquí todo va bien.

Para empezar y compartiendo platos, hemos optado por:

- Tomates con rucula: Buena pinta del tomate, carnoso, buen sabor, un poco blando en boca, cortado excesivamente fino. No estaban mal, los hemos comido mejores pero están por encima de la media.

- Alcachofas fritas con láminas de parmesano: La cosa comienza a ponerse fea. Es verdad que no tienen aspecto de estar grasientas, pero tienen un excesivo sabor a aceite, el queso ni se aprecia, ni casi el sabor de la alcachofa, predomina el sabor a frito.

- Guisantes a la crema con huevo escalfado: Buen detalle, al ser compartido, nos llega distribuido en dos platos, cada uno con su huevo correspondiente. Pero, el guisante está bastante roto, le falta sabor. No esperaba un guisante fresco natural, pero tampoco esto.

Como principales:

- Albóndigas de bacalao en salsa verde: No tenía mala presencia, pero insípidas, lo cual, es contradictorio con el pescado utilizado. La salsa es verde por la cantidad de perejil, pero igualmente sin sabor.

- Carrilleras de ternera en salsa agridulce con puré de patata: Carne tierna y jugosa, buen sabor de la salsa, el puré excesivamente tosco.

Como postre:

- Tarta fina de manzana con helado: Sorpresa, para mi este postre no responde al concepto clásico de una tarta de manzana por muy fina que sea, esto es unas capas de hojaldre, en cuyo interior hay finísimas láminas de manzana, que no aportan sabor, que está excesivamente horneada, esta dura, salvo en la zona donde se ha depositado el helado, que por efecto del calor, ha reblandecido la tarta y le ha transmitido su sabor. Es decir, sólo sabe a helado. Muy bueno por cierto (el helado).

Terminamos con un café con hielo, y una supuesta manzanilla, servida en tetera metálica, pero con historia, era una manzanilla, incolora, inodora e insípida, después de esperar cinco minutos dentro de la tetera, seguía siendo sólo agua, (translucida), constatado por el propio camarero. Obviamente devuelta al corral, y, eso si, no incluida en la factura.

Sin embargo, el local lleno, por cierto, muy ruidoso, si bien eso no es culpa del restaurante. La explicación es simple, tiene un menú por 15 € que atrae mucho público.

Como resumen, la experiencia no ha sido lo satisfactoria que presumíamos a la vista de las buenas críticas.

je suis béatrice

Lo de la manzanilla insípida en los bares me lo suelo encontrar a menudo, yo creo que en algunos sitios las suelen tener hasta caducadas. Son detalles que no se suelen cuidar, mientras que a menudo que el café sea bueno sí se cuida.
En este sitio tuve un problema que yo creo que fue puntual del día que fui (no tenían casi ningún plato de la carta) , pero lo que peor me sento fue que uno de los socios contestara a mi crítica como si fuera un cliente (le pilló David que esta al loro de todo) y nunca más me volvieron a contestar, así es que no volví a pasarme. Estoy de acuerdo contigo en que el servicio era muy bueno pero a mí lo que probé de comida también me dejo que ni fu ni fa.

9 de enero de 2014

je suis béatrice

Menuda pillada, eh? Con lo facil que hubiera sido decir : " Tienes razón ese día tuvimos un problema de abastecimiento, bla,bla,bla " y seguramente me hubiera vuelto a pasar porque todos vosotros, gurús míos, lo poniais por las nubes pero mira, al final por ese detalle dejo de apetecerme volver...

9 de enero de 2014

acme

Vaya qué lástima, parece que ha llegado la fase declive. Yo recuerdo lo mínimo tres visitas satisfactorias, siempre con la oferta del tenedor.

No reconozco alguno de los platos pero recuerdo los tomates ricos y las alcachofas con muy buen sabor, así como las manitas y las carrilleras. Bien es cierto que hablo sobre todo de calidad precio porque con la oferta sale regalado y ya ves las cosas de otra forma.

De todas formas Jose Luis, tú toreas en las mejores plazas. Éste no es de tu liga :)

Y el sitio salvo por el ruido, superagradable.

9 de enero de 2014

Gath

No creas, Acme, en mi liga, manda mi mujer y mi estómago, por ese orden, ...... , si ambos salen contentos, soy capaz de aplaudir hasta con las orejas, pero de lo contrario, .....
Soy prudente y no escribo todo lo que veo, callo muchas cosas.
Aquí también he ido con el tenedor, soy asiduo de todo portal que ofrezcan ventajas económicas, lo cual no quita que con los "beneficios" nos demos homenajes, pero dentro de un orden, que está la cosa fea.

9 de enero de 2014

acme

sabia postura

9 de enero de 2014

27/03/2014

Vegetales sexys y sin complejos

Ya lo aprendimos de niños: comer verduras es aburrido. Y si encimas son verduras ‘sanas’ -de esas que no se pueden disfrazar con kilos de queso gratinado o bechamel, como acostumbran a hacer muchos restaurantes vegetarianos- peor que peor, ¡oh castigo divino! Porque, admitamoslo: por muy guapos que queramos estar, a ninguno nos gusta dejarnos los cuartos en un plato de desnudos vegetales. Y, sin embargo, esa es la propuesta de los chefs de MyVeg, un restaurante que pese a su reciente apertura ya hace furor en el barrio del Triball -Malasaña-que nos ha seducido con su gastronomía honesta y deliciosa. Y es que, cuando algo es bueno, todos los aditivos y los artificios sobran.

Las verduras de MyVeg no tienen complejos y se presentan como lo que son: verduras, exquisitas y combinadas con ingredientes sanos y de calidad dignos de medirse con ellas. El restaurante nos ofrece una carta con unas pocas opciones muy cuidadas adaptada a la temporada -verano o invierno- en la que el verde se combina con opciones del mar (chipirones, bacalao, salmón…) y la montaña (conejo, cerdo, ternera…). Los platos se inspiran en la gastronomía navarra, comunidad de origen de los dueños (uno de ellos, David Yárnoz, con una estrella michelín por El Molino de Urdaniz) y seducen por una naturalidad casi arrogante que empapa todos los elementos que conforman la experiencia MyVeg: desde la decoración minimalista, cálida y con guiños ecológicos del local, hasta el derroche de simpatía de miembros del equipo como Ana (camarera) o Iñigo (uno de los dueños que obsequia a los clientes con amplias explicaciones sobre las opciones en carta y un buen humor impagable).

Si os animáis a seguir nuestra recomendación y pasaros por MyVeg (¡si encontráis mesa!) os aconsejamos sus excelentes chipirones con aguacate, tartar de atún, tomate y cebolleta (uno de los platos estrella de la casa, exquisitos y ligerísimos) o su conejo estofado frito en panko con cesar de limón y hierbas (estupendo, aunque echamos de menos alguna verdurita para redondear el plato al estilo MyVeg) y, de postre, su estupenda tarta de hojaldre de manzana, fina, crujiente y calentita acompañada de rico helado de vainilla (mejor para compartir). Y si vais al mediodía, no os perdáis su fantástico menú del día de 5 platos por solo 15 euros. Os contamos más detalles en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/wordpress/myveg-vegetales-sexys-y-sin-complejos

spider72

¡qué bueno!. Lo regular es la zona...calle Valverde...buffff

28 de marzo de 2014

21/07/2015

Navarra en Triball

Este restaurante trae un trocito de Navarra al barrio hipster por autonomasia. Probamos un menú del día de 15 euros impecable. Elaboraciones sabrosas y sencillas.

23/02/2014

Las apuestas estaban en contra pero...

Un sitio que no convenció a José Luis García, Eandrada, y je suis béatrice tiene todas las papeletas para directamente no ir. Suerte que no leí las críticas antes de ir y que nos llevó Germán (persona que más me fio excepto si se trata de restaurantes corsos y que no sé todavía como no se ha hecho cuenta en 11870), y mira, finalmente nos encantó. Tener localizado un sitio donde puedes llevar a tus colegas vegetarianos y que tú también puedas disfrutar, no tiene precio. Me enamoró que hubiera tanto espacio entre las mesas, poder levantarte sin golpear a otro cliente, esos detalles que te hacen sentir que estas en un restaurante y no en la cantina de un submarino.

El in situ, restaurante cercano al anterior, lo pusimos en el punto de mira

Gath

Pablo, la opinión, en tanto en cuanto uno no es un gastrónomo sino un simple comilón, eta llena de subjetividad. En aquella visita hubo una serie de factores que motivaron esa baja calificación global.
Además, hacia poco que habíamos estado en la Huerta de Tudela (otro nivel).
Pero es bueno el contraste de opiniones. Ese debería ser el espíritu de este portal, contrastar, intercambiar opiniones, para crecer y aprender, lo cual es muy útil para los profanos en este mundillo como yo.
Confieso que con todos vosotros he aprendido mucho y confio en seguir aprendiendo.

23 de febrero de 2014

acme

Te cuento Pablo: Ean nos lleva siempre la contraria (ha llegado a decir que no le gusta streetxo, no te digo más). Bea tiende a ser benévola pero si no tienen tés de los que ella le gustan (variedad a granel y caretes) y no le ponen la tetera de hierro individual puede llegar a poner a parir hasta al Celler de Can Roca. En cambio con Jose Luis Gracia, si sólo le pone 3 estrellas, yo directamente lo tacho de la lista.

Dicho todo esto con todo el cariño,....

23 de febrero de 2014

Gath

Acme, ahora estoy en el coche. Ya te contare esta noche en MD mi sistema de valoracion.

23 de febrero de 2014

EandradA

Gracias Pablo por tener en cuenta nuestras opiniones. Está bien que los comentarios ajenos sirvan de guía pero también hay que fiarse del propio instinto y comprobar en primera persona si el sitio merece la pena o no, que al final todo depende del estado de ánimo, la compañía, la temperatura exterior o si es final de mes.

En cuanto a Acme... hoy se ha levantado tocagüevos, que te lo diga Beatriz-Babette.

23 de febrero de 2014

acme

Un, dos, tres, yo me calmaré,....

23 de febrero de 2014

Pablo Haya

Muy de acuerdo con vuestro comentarios. Con al oferta que hay en Madrid es necesario tener algún método para filtrar y conocer nuevos sitios (más en mi caso que soy un sedentario). Un grupo de criterio tan variado como los que se encuentran este portal son el mejor mecanismo. Para mi una de las gracias es que cada persona se fija en detalles distintos (ej. no es fácil saber si sirven buenos tés consultando las críticas tradicionales) y en sitios distintos, de manera que a medida que vas conociendo sus gustos, y fusionando distintas opiniones puedes ir haciéndote una idea bastante acertada de cómo es el sitio, en especial cuando todos coinciden. Yo me fío mucho de la estadística (será por deformación profesional :)), aunque no siempre acierte, ya que esta claro que cada uno tiene sus gustos, y que las impresiones, además, dependen de la experiencia concreta. Ahora bien, estoy con acme, que si JL baja de cuatro la cosa pinta complicada :)

Me apunto la "Huerta de Tudela" !!

23 de febrero de 2014

05/02/2015

De verduras va la cosa

Pero no es vegetariano como puede parecer por el nombre!
Un local agradable, con buen espacio entre mesas, y se esfuerzan por dar buen servicio.
La comida está rica, tampoco espectacular, pero bien. Creo que van cambiando los platos según la verdura de temporada. Me quedé con ganas de alcachofas, que pensaba que estaban en temporada. Recomendable probar.

24/08/2014

Una gran sorpresa muy agradable.

Reservamos en este restaurante casi por casualidad, sin tener ninguna referencia sobre él. Lo hicimos para cuatro personas un sábado por la noche, a través de una página de descuento que nos garantizaba un -30% en carta.
La decoración del restaurante es mínima y resulta frío al ser todas sus paredes blancas, del mismo color que la gran mayoría de las mesas. Solamente unos cuadritos de tamaño escaso –aunque muy coloridos y agradables- decoran las paredes y nos quedamos con la duda de si se trataría de una exposición temporal o de la decoración permanente del local. Buena separación entre mesas. Las luces, como en tantísimos otros casos de nuestra ciudad, son fuertes y no han sabido crear ambiente acogedor con ellas.
La carta es manejable, con abundancia de verduras (todas las entradas), formada por platos basados en cocina tradicional, pero pasados por el poderoso tamiz creativo del cocinero. La carta de vinos (muy sugerente) incluía caldos que iban desde las DO más tradicionales a otros como los Jumilla, Campo de Borja, Calatayud, Utiel, Priorato, Méntrida o Godello, a precios correctos.
El servicio fue, sencillamente, magnífico a cargo de un camarero muy profesional, simpático, sonriente, que nos aconsejó con honestidad y que siempre estuvo pendiente. Los tiempos de espera entre platos fueron insignificantes, lo que nos permitió valorar correctamente la comida.
Pedimos de entradas Salmorejo con sorbete de manzana verde; Crema de calabaza, romero, langostinos y espinacas; Alcachofas fritas con láminas de parmesano y Vainas salteadas con coliflor. Estaba todo realmente delicioso (la única pega fue que las alcachofas resultaron un poco saladas), servido en las cantidades adecuadas. Lo mismo sucedió con los segundos (Chipirones a la plancha y tartar de aguacate, tomate y cebolleta; Albóndigas de bacalao en salsa verde y –curiosísimo- Conejo estofado frito en panko con cesar de limón y hierbas). Todo igualmente excepcional; una sorpresa. Tomamos una botella de Honoro Vera 2012 de Calatayud que para su precio resultó del agrado de todos. Con los cafés y el descuento salimos los cuatro por 88 euros, lo que otorga a este lugar una relación calidad/precio excepcional.
Hay que indicar que aunque por su nombre pueda parecer un restaurante vegetariano, no lo es. En su carta abundan las verduras, es cierto, pero también incluye pescado, caza, pasta y carne. Sobre las verduras hay que decir que son de Navarra y era fácil comprobar su frescor y calidad, muy distinta de las que venden en los supermercados.
Un sitio totalmente recomendable, por el servicio, la rapidez, la calidad de las materias primas, el primor con que están preparados los platos y por su precio (sin el descuento del 30% en los platos, la relación calidad/precio habría sido también correcta). Volveremos, sin duda.

31/01/2014

Sitio sencillo con buen menú

Para tomar verduras, tienen un menú de 15 € al medio día que incluye un apertivo, un entrante, un primero, un segundo y un postre. Parecen muchos platos pero quedas bien, porque salvo el segundo son pequeños el resto. Todos compuestos por verduras, salvo los segundos que dan a escoger también entre una carne y un pescado.

De lo mejor la escalibada de verduras (primer plato) y los fingers de pollo (de segundo) que viene acompañado de un pure de patata con verduras muy bueno, el pan que viene uno integral y normal en cada sitio envuelto en un papel muy original. Lo peor los espárragos de Tudela que no soy muy entendida, pero no parecían muy de tudela, y no tenían mahonesa para acompañar.

El local es muy amplio, y me encantó que tiene una decoración sencilla pero muy estilo anuncio ikea. Claro si te gusta ese estilo

12/08/2014

Sencillo pero bueno

En verano del 2013 abrió este restaurante. Se trata de una apuesta porque el hilo conductor de la carta son las verduras. Su dueño es un joven del Valle del Ebro que ha traído lo mejor de la huerta de esa zona a Madrid. Y lo mejor de todo a unos precios imbatibles.

Fui con Jorge nada más abrir y nos llevamos una enorme sorpresa. Tanto por la calidad de la comida como por el precio. Además, fuimos con una oferta de eltenedor.com que tenía toda la carta al 50%.

El local está decorado de manera muy sencilla. Está pintado todo en color blanco, paredes techó y suelo. Las mesas y las sillas también de blanco inmaculado.

La carta es corta y tiene verduras, ensaladas, carnes y pescados, pero siempre acompañados por una verdura como guarnición, aunque en la carta le dan la importancia a la verdura más que a la carne o el pescado.

El precio medio es de 20- 25 euros. El servicio es muy amable y dependiendo del número de clientes puede ser algo lento.