El local es bonito, la comida rica (deliciosa tarta de chocolate) y el personal amable.