El nuevo proyecto de Mario Vallés y el equipo de Hortensio acaba de abrir sus puertas con una carta enfocada al producto pero también a las recetas clásicas. Abierto desde el desayuno hasta los primeros cócteles de la noche.

Ordenar por:

relevancia fecha

13/03/2017

Nada mal, pero nada sobresaliente. Habra que insistir.

11-3-2017. Mediodía.

Primera visita a este establecimiento que,según los entendidos, es el "hermano pequeño" de Hortensio. Local éste, que por gastronomía goza de mucho reconocimiento entre un grupo determinado de clientela que no pierde la ocasión para ensalzarle. Personalmente, no tengo elementos para poder opinar.

Ubicado muy cerca de su "hermano mayor", en la esquina entre Almagro y Marques del Riscal. Pretende, con su oferta gastronómica, atraer a un espectro de clientela mas amplia, menos elitista, ofreciendo unos niveles de precios mas cercanos a la oferta media de la capital.

Llama la atencion la decoración, recuerda y mucho las brasseries parisinas: techos, paredes, disposición y vestimenta de las mesas, suelos, la barra, ..., todo te traslada a una brasserie de Paris, bueno, a cualquier brasserie no, solo a un determinado tipo de ellas.

Recuerdo, cuando pasaba delante, imaginar un local pequeño o tal vez mediano, mi sorpresa es comprobar que tiene cuatro salas, tres en la planta calle y una cuarta en la planta baja, ademas de una barra, no grande pero muy bonita. Aquí cabe bastante clientela, lo cual, constatando que tres salas están vacías y en la otra - incluida la nuestra-, solo tres mesas ocupadas, me lleva a preguntar por las causas de este vacío. A lo mejor encuentro respuestas.

Servicio de sala, teniendo en cuenta la poca clientela, abundante, correcto en el trato.

Oferta liquida, amplia e interesante por lo que significa de hacer hueco a referencias no muy conocidas para el gran publico - entre los que me encuentro-, y que suponen el tener que afrontar la elección entre marcas que o no te suenan de nada o vagamente recuerdas haber leído algo. Eso si, los precios son entre severos y muy severos.

Pues nada, como el día no está para probaturas, nos vamos a por un clásico harto conocido, con el convencimiento de que no nos va a dejar mal: un Muga rosado. En su cubitera, situada a mucha distancia de la mesa, con lo cual dependes íntegramente de la atencion del camarero para el rellenado de la copa. Se ve que no era el día de estos, he pasado toda la comida reclamando.

De la oferta solida había leído mucho y bueno, al igual que también de la casa principal. Pero una vez probado "in situ", el resultado no me ha enganchado, algunos platos muy bien, pero otros, en cambio, se quedan en el grupo de la normalidad.

- Aperitivo: Sardina ahumada, tomate y crema de cebolla. Correcto, una suave crema que permite apreciar la sardina.

- Huevo "Narciso". Sobre una base de champiñones rehogados, una muy fina parmentier de patata, un huevo y rematado con espuma de patata. Aunque con algunas variantes, es un plato bastante visto. Ni mejor ni peor.

- Focaccia de berenjena ahumada y tacos de papada. Me ha gustado, aunque no hay quorum. Se aprecia nítidamente el toque ahumado de la berenjena. Agradable.

- Carbonara de calamar. Frente a una carbonara tradicional, aquí se sustituye la pasta por tiras de calamar, ademas se acompaña con las patitas crujientes del calamar, un huevo y una muy agradable salsa carbonara. Me ha gustado y mucho ese plato, aunque tampoco hay quorum.

- Rape "Narciso". Se trata de un lomo de rape asado con una bilbaína de ajo y guindilla, unas verduras y caldo del jugo del rape. No estaba malo ni mucho menos, pero no ha despertado en mi interior alegrías.

- Tarta Tatin con helado de haba tonka. Buen aspecto, con hermosos trozos de manzana pero con exceso de dulzor, sobretodo en la base, se mastica el azúcar. Una pena.

Cafe con hielo pone el punto final a esta visita, que nos deja sensaciones dispares, no está mal montado, pero hay algo que no nos ha transmitido comodidad; cocina que no está mal pero que tampoco nos deja huella. Habra que insistir.

08/11/2016

Asís Basterra lo descubrió en noviembre de 2016

Apertura en 10 días aprox.