NOVA Restaurante surge del sueño de dos cocineros orensanosDaniel Guzmán y Julio Sotomayor de crear un espacio en el que disfrutar de un único protagonista: El producto.

Ordenar por:

relevancia fecha

01/08/2018

Sabe a Orense

2018: mantiene sensaciones , gran precio, gran servicio y nos encanta la bodega.
____
2017:Nos toco en la parte de la sala que es como un pasillo a pesar de reservar con mucho tiempo, no es la parte más agradable pero resulta que nos salvo de tener que aguantar durante 2 horas sin descanso llorar a un niño en nuestras orejas. Servicio de sala muy agradable, muy dispuestos a ayudar con la elección del vino, todos gallegos por cierto, los vinos quiero decir, valiente apuesta que yo personalmente les aplaudo.

Optamos por el menú Cima, el más largo, sin detenernos plato a plato ya que cambian por temporadas, la experiencia fue muy muy buena, con algún plato más corriente como el cus cus de pulpo, y algún otro sobresaliente como la crema con papada. Al final se acercó el chef a explicarnos que en verano hacen lo que pueden por ofrecer un menú de calidad pero que es la temporada, a nivel de producto, más compleja para ellos, a nosotros nos mereció la pena igualmente pero volveremos en otra a probar esta propuesta que sabe a puro Orense.

Con un espectacular godello llamado "sábrego" y 2 copas de orujo "devanceiros" suave y rico, salimos por 172 EUR 2 personas, hay menú desde 30 Euros (el estrella más barato de Europa). Volveremos.

En cuanto al escándalo de la sala, que arruinó claramente la experiencia a los que les toco de cerca, y nos la empeoro a nosotros, decir que no tengo nada en contra de los niños, siempre y cuando no monten un espectáculo y fastidien a 20 personas que han ido allí a disfrutar, nunca había visto nada igual en un estrella, una pena porque el restaurante no tiene la culpa. Volveremos seguro.

13/07/2017

Nova, la estrella de Ourense

Resumen
VISITADO: Mayo de 2017
PRECIO: €€€€ (menos de 50€ por persona sin bebidas)
DISTINCIONES: Relacion satisfacción precio; Guía Michelín; Guía Repsol; Producto Local; Recomendado

El restaurante no ofrece carta y solo ofrece tres menús de degustación de 30, 45 y 60 € respectivamente.  Nosotros  nos decidimos por el menú intermedio de 45 €. La comida fue muy satisfactoria, pero igual un poquito menos que en otros restaurantes que habíamos visitado con anterioridad, en el sentido de platos un poco más irregulares, ya que unos nos parecieron excelentes y otros un poco más “normales”, dentro de un buenisimo nivel.

Precio:
─ La nota de esta comida fue de 61€ por persona todo incluido y de 45€ por persona sin incluir las bebidas (vino, agua, cafés, cervezas, refrescos, copas…).

Platos:
Como suelo hacer estas ocasiones no hago una descripción exhaustiva de los platos para no parecer excesivamente pesado. Remito al lector a las distintas fotografías pero síndico aquellos que más me gustaron o sorprendieron durante la comida. Pido disculpas pues olvide hacer la foto de la carne.

Se puede apreciar hubo bastantes que destacaron, a pesar de que el comentario inicial puede dar otra idea.

Snack nova
Pastel de pescado de roca mejillones y espárragos
Bimi braseado, papada crujiente y mini puerro:*
Salsifis, vieira y consomé de vaca
Foie, huevo cremoso y espuma de champiñones:*
El pescado del día (merluza):*
La carne del dia (lomo de vaca)
Caramelo de miel de brezo, menta y limón:*
Crema de chocolate plátano y crumbel:*
Gourmandises

Bebida
─ Audacia (1 x 24,6€). Pedimos Guitan y no lo tenían así que nos dejamos aconsejar  y fue bastante bien, muy buen  vino que acompaño muy bien prácticamente todos los platos,
─ Copa de tinto (1 x 3€).
─ Gutian vendimia tardía (1 x 3,3€). Lo pedí para el postre dejándome igualmente aconsejar. Muy rico.

04/10/2016

Mucho nivel de cocina.

Septiembre-2016.

Parada técnica en este lugar, del que cuentan, ademas de sus virtudes gastronómicas, el de ser el restaurante estrellado con el menú mas barato.

Situado bastante céntrico en la ciudad de Ourense, ocupa un local de tamaño medio, con decoración funcional; mesas muy bien vestidas; mesa/mostrador de terminación de platos a la vista, integrada en un lateral de la sala.

Servicio de sala, joven, muy atentos al cliente, sin agobiar.

De la carta de vinos, no puedo opinar, al tratarse de una parada técnica, solo tocaba una copa de Albariño, del que no recuerdo referencia.

Ofrecen tres menús, de nombres: Raíces, Nova y Cima, compuestos por 7, 9 y 12 platos, incluidos aperitivos y postres y panes artesanos, y de precios: 30, 45 y 60€ respectivamente. Nos decantamos por el menú Nova.

- Ensalada de cous cous marinado, tomate cherry y salmón micuit marinado. Aperitivo fresco, con un puntito picante. Buen comienzo.

- Pastel de pescado, mejillones al vapor, migas. Un platazo, directamente. Suavidad en boca, textura.

- Arroz meloso y vieira, espuma de bogavante. Perfecto punto de la vieira, intenso sabor de la espuma, arroz algo insulso.

- Brandada de bacalao. Perfecto, otro platazo. Con el punto justo de salinidad.

- Terrina de foie, helado de tomate y brioche. Un brioche excesivamente duro resta puntos a lo que hubiera sido un gran plato.

- Lubina al vapor sobre puré de apionabo, calabacín y caldo de bonito. Tela con el plato. Para repetir y recomendar.

- Carré de cordero, cebolleta y pimiento asado. A priori era, dentro de la lista, el plato que menos nos apetecía, pero al ver su aspecto y presentación, la opinión empieza a cambiar y cuando comenzamos a ingerirlo, la opinión cambia definitivamente. Buena carne en su punto exacto.

- Ensalada de frutas, helado casero de frutos rojos y te de menta. Primer postre que cumple perfectamente su función, refrescar, limpiar y preparar para el postre dulce.

- Bizcochos, espuma de tonka, helado de chocolate. El postre goloso y bastante goloso.

- Petits fours y cafés con hielo ponen punto final a esta visita a un lugar, con una cocina y sala que, justamente, goza de una estrella.

Miss Migas

¡Qué buena pinta! Y fantástica reseña, as usual

4 de octubre de 2016

13/10/2015

Nivelazo en OU

Octubre 2015. Almuerzo Sábado

Reserva surprise por cancelación de un inconsciente y almuerzo memorable, otro, en Nova, en su algo incómoda pero imprescindible barra, viendo como llegaban los boletus en su cesta, recolectados por el padre de uno de los chefs. Toma proximidad, que también cultivan muchas de sus verduras.

El menú cima de Nova, aperitivo, ocho platos más quesos, dos postres y petits por 56€, con la proximidad por bandera, es muy top. Un "imperdible". Buena mesa no, merece desvío sin duda.


Uno de los almuerzos más redondos del año, que no es poco. Recordaré tiempo platazos como el bogavante, la viera y su cuscús de calamar, el guiso de tripas de bacalao, el tataki, el jarrete,...

Y ojo a la selección de vinos.

Tela


-------

Junio 2015. Almuerzo diario


Ourense tiene su atractivo pero yo, hasta ahora, no se lo acababa de encontrar. Le faltaba un "nosequé", un "queseyo" a pesar de sus termas, su catedral, su precioso casco histórico y su arraigo al tapeo. Vamos que me gustaba pero procuraba no pasar noche allí y huir rápidamente en cualquier dirección. Nova y su menú Cima contribuirán a corregir esta disfunción.

Gran almuerzo en la barra de Nova, local recientemente estrellado y regentado por dos jóvenes cocineros con formación, experiencia (Casa Marcelo incluida) y ganas de sobra como para arrancar este exitoso proyecto mientras escuchaban en la radio exabruptos acerca de primas de riesgo estratosféricas, casi tanto como los datos del paro. Y no digo yo que ahora estén las cosas mejor pero estos chicos comparten con Montia, aparte de juventud y ganas, huevos para abrir un proyecto en esos maravillosos años y haber conseguido hacerlo viable en tan poco tiempo y emplear a 10 personas. Gente así nos sacará de la crisis pero es que además, cocinan de lo hoxtia.

Y dije barra sí porque "haila" y a cambio de una pequeña incomodidad disfrutarás no sólo de una vista privilegiada a la cocina sino también de las explicaciones de Julio y Daniel, que empezaron por detalles de los platos y acabaron con una auténtica masterclass de cómo funciona la guía Michelín o cómo nació y evoluciona el negocio en una plaza difícil como es Ourense. Un impagable privilegio y una agradable charla acerca de lo divino y lo mundano.

Sala sencilla, agradable, con el acertado toque de color que dan las exposiciones temporales de fotografía y pintura que constantemente albergan. Servicio profesional y amable.

Tres menús: Raíces (snack + 2 entrantes + pescado + carne + 2 postres por 28€), Nova (Raíces +2 entrantes por 42€) y Cima ( Raíces + 4 entrantes + quesos por 56€). Cocina de mercado, apostando por el producto local, bien tratado, mucha técnica y tremendamente visual. Localismo integrista en el tema vinos, que sólo trabajan de la zona.

Flexibilidad en la comanda, permitiendo pedir diferente menú para cada comensal, al menos en las opciones no-Cima. De hecho nosotros, de paso hacia la Coru y con 175 km por delante, fuimos por lo que ellos llaman semi-nova que no es otra cosa que 2 menús raíces y los dos platos adicionales del nova servidos en un único pase a compartir entre dos. Fácil y brillante. Igual trabajan también el semi-cima.... "Habráque".

Estratosférica la merluza con el toque exótico de la mertensia, hierba de mar con intenso sabor a ostra. Memorable también el foie y no sólo por el producto, también por el sabor de la tosta con pipas de calabaza e impregnada en el jugo del foie y el helado de cebolla que lo acompañaba. Muy destacable también el pilpil de bacalao con vieira asada con un excelente huevo a baja temperatura. Mucho nivel en general y quizás un único pero: Del pulpo esperábamos más.


Y si te dicen que este "semi-nova", con agua y unas copas de vino, interesantes tanto el ribeiro como sobre todo el Viñaredo - barrica de valdeorras, más cafés con sus petit fours de parte de la casa arrojó una minuta final de 78 larries total para dos es que es de coger el teléfono e ir reservando ya, que no hacéis más que tardar. El día de autos, jueves, diario y mediodía, llenos como no puede ser de otra forma.


Resumen: Gran almuerzo. Unos cracks.

Volverible y volverele sin dudarlo.

Re-comiendo. También la barra. No tendrás mantel pero el resto de los achiperres serán de calidad y disfrutarás mucho y mejor. Digo

Avelio

Gran sitio Nova, todo un descubrimiento en Orense. Lo probé antes de la estrella y flipé, por lo que cuentas siguen a un excelente nivel y no se les ha subido a la fama cabeza. Habrá que volver.

9 de junio de 2015

acme

Gran sitio si señor y eso que han quitado el menú del día que hasta hace na jalabas por 15 larries

9 de junio de 2015

Miss Migas

Los acmes creando necesidades =)

11 de octubre de 2015

acme

Necesidades necesarias!

11 de octubre de 2015

Sarah Connor

Me dice la Benita que cuando vamos... Señor cuántos sitios a los que ir y que poco dinero.

15 de marzo de 2016

04/11/2015

Un precio imbatible para un estrella Michelín

27/10/15
Martes de cumpleaños. Siempre lo celebro con una buena cena el fin de semana anterior o posterior, pero por vez primera digo basta, apago el móvil y decido darme un homenaje el día que corresponde. No tengo nada pensado de antemano y me decido por uno cercano y que tengo en la lista de pendientes. Llamo un ahora antes y reservo sin problema mesa para dos.
La sala me causa mejor impresión que lo que imaginaba de su web, los precios me parecen realmente baratos para un MIchelín y, como no pienso trabajar por la tarde, me decido por el menú intermedio llamado NOVA, a 42 eur con todo incluido ( IVA, pan, aperitivo y agua ), más un café a 1,30 eur que incluye un delicioso sorbete.
La carta de vinos tiene unos precios más que contenidos, aunque para mi gusto es un tanto extraña y demasiado profesional, compuesta únicamente por vinos gallegos y muchos de ellos solo conocidos por los muy entendidos. Me parece perfecto, pero hecho de menos algún champán, que tan bien combinan con los menús degustación, y algún vino ( gallego o no ) que podamos conocer también los que somos simplemente aficionados, que digo yo que los expertos en vinos no serán los únicos que se dejan caer por aquí.
Volviendo al menú, el resultado final fue francamente bueno, siendo lo más flojo el ravioli de centollo y el cordero, y destacando el gambón, el arroz y la crema de setas. El plato principal de pescado fue una simple y sorprendente merluza, con un punto y sabor fuera de lo normal, y a la que le sobraba el trozo de remolacha que la acompañaba.
En cuanto a los postres, en contra de lo habitual en los estrellas, estaban ambos magníficos, con la trufa de requeixo, membrillo y miel rayando la perfección.
Llegamos de primeros a las 14:00 hs y salimos de últimos a las 17:00 hs.
116 eur con gintonic y un cumpleaños para recordar.

30/06/2013

Descubrimiento en Ourense

Viaje de trabajo a Ourense. Brujuleando un lugar para cenar, encontré una joya escondida. Se llama NOVA y está en la calle Valle Inclán, en pleno centro. Se trata de un pequeño restaurante gastronómico (10 mesas) que lleva abierto unos diez meses. Decoración moderna, en plan minimalista con colores crudos. Cocina vista y buen mobiliario. Mantelería, vajilla y copas de calidad. Lo llevan unos chicos jóvenes, pero sobradamente preparados y con las ideas claras como demostraron a lo largo de la cena.
Hacen una cocina, con producto autóctono gallego y ecológico, con platos elaborados pero sin exceso de salsas y grasas que enmascaren los sabores. No hay carta, trabajan con 3 menús que renuevan casi todas las semanas, con precios de 15 (menú básico), 28 (menú raíces) y 42 euros (menú Nova). El primero es más menú de día (primero, segundo y postre), mientras que los dos últimos son menús degustación. La carta de vinos se compone exclusivamente de caldos gallegos, riberiro y ribera sacra fundamentalmente, aunque me confesaron que tenían también un Rioja y un Ribera del Duero escondidos, fuera de carta, por si acaso.
Como iba sólo, y era cena, elegí el menú intermedio (el “raíces”, de 28 euros), compuesto por un snack, dos entrantes, un pescado, una carne y dos postres. Con el menú entra una botella de agua mineral de litro. El vino aparte.
Nada más sentarme, para abrir boca, un platito aceitunas verdes machacadas. Pan de hogaza de pueblo, que fue repuesto a medida que fue siendo consumido.
Como snack, pusieron una espuma de maíz, muy ligera, con un sabor muy delicado.
Primer entrante: Ensaladita de pulpo. El pulpo “al dente”, un poco más crudo de lo que se estila en Madrid, pero muy bueno, acompañado de brotes germinados y un concasse de tomate. Buen comienzo.
Segundo entrante: Huevo hecho a 65 grados durante 1 hora, acompañado de un saquito de pasta brick relleno de papada ibérica. Gran acierto la mezcla del huevo con la papada.
Pescado: Merluza de pincho hervida con ajada con pimentón. Pescado fresquísimo, muy bien el punto de cocción y muy logrado el sabor que le aportaba la ajada.
Carne: Estofado de caldelana ecológica con cantarelas. Al parecer la caldelana es una raza de ternera en vías de extinción... extinción a la que no me importó contribuir, pues estaba bien buena. Estofada con una salsa de vino tinto, la carne estaba tiernísima. Las cantarelas de acompañamiento tremendas.
Primer postre: Sorbete de manzana Granny Smith con coulis de frambuesa. Postre refrescante que sirvió para desengrasar y bajar la comida.
Y como broche final, helado de queso de arzua con miel, del que destacaba sobre todo el sabor absolutamente casero de la miel.
Todos los platos a un gran nivel, a cual más bueno. El servicio de sala impecable, atentos a que al cliente no le faltase de nada. El chef pasando por las mesas y preguntando cómo iba la cosa. Al ser día de diario y jugando en la tele la selección tenían sólo tres mesas ocupadas, pero me comentan que en fin de semana es necesario reservar.
Para beber 2 copas de Ribeiro muy rico del que no recuerdo el nombre, y un café con hielo. Invitación a chupito de licor de hierbas casero. El precio… 32,90 euros. RCP excelente, pues por este festín en Madrid se hubiera pagado como mínimo 90 euros. Para volver muchas veces, yo por lo menos no perdonare una visita cuando vuelva por estos lares.

Avelio

Enhorabuena por la estrella chicos, ahora a por la segunda!

19 de noviembre de 2014